Pregunta por aguilar sobre Isaias 48:16

aguilar:

tito que signica esto:

isaias48:16 “Acercaos a mí, oíd esto: desde el principio no hablé en secreto; desde que eso se hizo, allí estaba yo; y ahora me envió Jehová el Señor, y su Espíritu.”

Respuesta

Aguilar, el pasaje de Isaías 48:16 que has citado es tremendamente importante, porque enseña claramente la existencia de los dos dioses: el Dios Padre supremo, llamado IEVE, y el Verbo de Dios, vamos a verlo:

1- En primer lugar leamos ese pasaje en esta otra traducción israelita mesiánica llamada Kadosh:

(TKIM-DE)

“Ven cerca de mí y escucha esto:[De 30:11; cp 45:19] desde el principio Yo no he hablado en secreto, desde el tiempo que las cosas empezaron a ser, Yo he estado ahí;[Jn 1:1] y ahora YAHWEH, aun YAHWEH [ver 43:11] y Su Ruaj, me ha enviado.” [cp 11:1-5; Jn 3:34]

Como podemos ver, quien está hablando es el Verbo de Dios, pues en el principio él ha estaba ahí cuando el mundo fue creado, lo cual coincide con Juan 1:1 donde se dice que en el principio ya existía el Verbo, y el Verbo estaba con el Dios, y el Verbo era Dios.

2- Ahora bien, si queremos ver más claramente quien es esa persona divina que habla en Isaías 48 tenemos que leer el contexto:

Isa 48:12 Oyeme, Jacob, y tú, Israel, a quien llamé: Yo mismo, yo el primero, yo también el postrero.

Isa 48:13 Mi mano fundó también la tierra, y mi mano derecha midió los cielos con el palmo; al llamarlos yo, comparecieron juntamente.

Isa 48:14 Juntaos todos vosotros, y oíd. ¿Quién hay entre ellos que anuncie estas cosas? Aquel a quien Jehová amó ejecutará su voluntad en Babilonia, y su brazo estará sobre los caldeos.

Isa 48:15 Yo, yo hablé, y le llamé y le traje; por tanto, será prosperado su camino.

Como podemos ver, ese Dios que estaba hablando es llamado el primero y el último, y él fundó la tierra y los cielos. Pues bien, resulta que en el Apocalipsis Jesús también tiene el título de el Primero y el Último (Ap.1:17, 2:8, 22:12-13), y en Hebreos 1:8-11 se dice bien claro que el HIJO fundó la tierra en el principio, y los cielos son obra de sus manos:

Heb 1:8 Mas del Hijo dice: Tu trono, oh Dios, por el siglo del siglo; Cetro de equidad es el cetro de tu reino.

Heb 1:9 Has amado la justicia, y aborrecido la maldad, Por lo cual te ungió Dios, el Dios tuyo,

Con óleo de alegría más que a tus compañeros.

Heb 1:10 Y: Tú, oh Señor, en el principio fundaste la tierra, Y los cielos son obra de tus manos.

Heb 1:11 Ellos perecerán, mas tú permaneces;

3- Por consiguiente, el Dios-Verbo que hablaba en Isaías 48:8-16 era JESUCRISTO, pero en su preexistencia divina. Pero ahora viene lo asombroso, en el verso 16 leemos esto:

y ahora me envió IEVE el Señor, y su Espíritu.

Es decir, este Verbo de Dios que estaba hablando dice que IEVE el Señor le envió, y su espíritu, es decir, fue el Dios Padre, por medio de su santo espíritu, quien envió a este ser divino, lo cual demuestra la existencia de estos dos dioses: el Verbo, y el Dios Padre, siendo el espíritu santo el espíritu de Dios (Ro.8:9), no una tercera persona divina. Esta enseñanza se aclara totalmente en el Nuevo Testamento, donde se enseña que este Verbo divino se hizo carne y habitó entre nosotros, refiriéndose a Jesús (Jn.1:1, 14).

Gracia y Paz

Tito Martínez

www.las21tesisdetito.com