La mentira antibíblica de que odiar es pecado

Por: Tito Martínez / versión PDF

Audio voz cibernetica

Los más fanáticos papistas, como el papista traidor Vela, dicen que aman mucho a su iglesia católica (la gran ramera). Estos lacayos del papismo anticristiano suelen esgrimir siempre las famosas palabras del Cristo de “Amad a vuestros enemigos”, para enseñar esa abominable doctrina de que los cristianos tenemos que amar a todo el mundo, y no odiar a nada ni a nadie. Sin embargo, veamos lo falsa, perversa y torcida que es esa interpretación papista, ponga mucha atención:Estas palabras del Cristo “amad a vuestros enemigos” han sido pervertidas y deformadas por los siervos de Satanás. En esas palabras de Yeshúa no se dice por ninguna parte que los cristianos tenemos que amar a TODOS nuestros enemigos, ya que si así fuera, entonces los cristianos tendríamos que amar al principal de nuestros enemigos: SATANÁS, ¿es que los papistas aman al padre de la mentira, a Satanás?, ¿están ellos enamorados del Diablo?, yo estoy convencido que así es, pues la iglesia católica romana es la gran ramera predicha en el Apocalipsis, la iglesia de Satanás en la tierra, y la esposa del anticristo, por lo tanto, es lógico que esos papistas enseñen que tenemos que amar a todo el mundo, ¡incluso a Satanás! ¿Qué quiso decir entonces Yeshúa cuando dijo que amemos a nuestros enemigos?, pues sencillamente lo dice el contexto, él se estaba refiriendo a aquellos que nos persigan, entonces hemos de orar por ellos, ¡pero jamás dijo que tuviéramos que amar a todo el mundo, ni mucho menos a todos los malvados!

La doctrina perversa de que odiar es malo y pecado es una de las mayores falsedades e idioteces antibíblicas que se puedan decir, como voy a demostrar seguidamente.

Aborrecer u odiar (que es lo mismo) no es pecado, ¡porque la Biblia dice bien claro que EL PROPIO DIOS ODIA O ABORRECE!. Por lo tanto, si odiar (aborrecer) fuera malo y pecado, ¡entonces Dios sería el primer malvado y pecador!

El apóstol Pablo dijo:  “El amor sea sin fingimiento. Aborreced (odiad) lo malo, seguid lo bueno.” (Ro.12:9). Este pasaje es muy importante para la vida cristiana, porque en él Pablo insta a los cristianos verdaderos a que ODIEMOS (aborrezcamos) lo malo, para poder seguir lo bueno. Por lo tanto, ¡NO SE PUEDE SEGUIR LO BUENO SI PRIMERO NO ODIAMOS LO MALO!, métase esto usted en la mente. Si usted no odia todo lo malo y abominable a los ojos de Dios, entonces es imposible que pueda seguir lo bueno. Esto lo sabe muy bien Satanás, y por eso ha inspirado a sus apóstoles fraudulentos y a sus falsos maestros de la cristiandad apóstata (especialmente del catolicismo papista) para enseñar esa mentira antibíblica y perversa de que los cristianos no podemos odiar, ¡y haciendo esto, entonces conseguirá que los cristianos no podamos seguir lo bueno!

Veamos ahora más textos bíblicos donde se enseña claramente lo correcto que es odiar o aborrecer lo malo y a los malvados e hipócritas:

“Pero tienes esto, que aborreces (odias) las obras de los nicolaítas, las cuales yo también aborrezco.” (Ap.2:6). Este texto es muy importante, porque son palabras del propio Cristo a la Iglesia.

Aborrezco (odio) a los hombres hipócritas; Mas amo tu ley.! (Sal.119:113).

¿No odio, oh IEVE , a los que te aborrecen, Y me enardezco contra tus enemigos? Los aborrezco (odio) por completo; Los tengo por enemigos.” (Sal.139:21-22).

“Seis cosas aborrece (odia) IEVE , Y aun siete abomina su alma: 17 Los ojos altivos, la lengua mentirosa, Las manos derramadoras de sangre inocente, 18 El corazón que maquina pensamientos inicuos, Los pies presurosos para correr al mal, 19 El testigo falso que habla mentiras, Y el que siembra discordia entre hermanos.” (Prov.6:16-19).

El temor de IEVE  es aborrecer (odiar) el mal; La soberbia y la arrogancia, el mal camino, Y la boca perversa, aborrezco (odio)” (Prov.8:13). Este proverbio es tremendamente importante, porque en él se dice bien claro que el temor de IEVE  consiste en ODIAR EL MAL, LA SOBERBIA, LA ARROGANCIA, EL MAL CAMINO Y LA BOCA PERVERSA. Por lo tanto, ¡quien no practica este tipo de ODIO no tiene temor de Dios!, o dicho en otras palabras, no conoce a Dios, es un pagano.

“El justo aborrece (odia) la palabra de mentira; Mas el impío se hace odioso e infame.” (Prov.13:5). Este pasaje es muy interesante, porque dice bien claro que el impío o malvado es ODIOSO, es decir, se le odia. ¡Qué diferente esto a lo que enseñan los perversos y engañadores papistas, los cuales dicen que tenemos que amar a los impíos!

“Y ninguno de vosotros piense mal en su corazón contra su prójimo, ni améis el juramento falso; porque todas estas son cosas que aborrezco (odio) dice IEVE .” (Zac.8:17).

“IEVE  el Señor juró por sí mismo, IEVE  Dios de los ejércitos ha dicho: Abomino (odio) la grandeza de Jacob, y aborrezco (odio) sus palacios; y entregaré al enemigo la ciudad y cuanto hay en ella.” (Amós 6:8).

Si alguno viene a mí, y no aborrece (odia) a su padre, y madre, y mujer, e hijos, y hermanos, y hermanas, y aun también su propia vida, no puede ser mi discípulo.”(Lc.14:26).

La enseñanza de la Palabra de Dios es bien clara: ODIAR NO ES PECADO, al contrario, odiar o aborrecer lo malo, como la mentira, la falsedad, a los hipócritas malvados, etc. es completamente correcto y necesario para el verdadero pueblo de Dios que tiene temor de Dios y sigue su Palabra, e incluso ODIAR (aborrecer) a nuestros parientes carnales, si estos son un obstáculo para seguir al Señor Yeshúa, es completamente correcto, pues Yeshúa lo dijo bien claro, pero no solo eso, ODIARNOS o aborrecernos a nosotros mismos, para poder seguir al Cristo, es fundamental para alcanzar la vida eterna en el Reino de Dios. Por lo tanto, esa doctrina idiota, falsa y papolátrica de que odiar o aborrecer es pecado y antibíblico es una más de las doctrinas de demonios enseñadas por los apóstatas de la fe, como los papistas, los cuales ya fueron predichos por el apóstol Pablo (1Tm.4:1-3).