El falso evangelio vs. el verdadero evangelio

Por: Tito Martínez / 6 de enero de 2005 / versión PDF

El falso evangelio de los “teologos” pro-judios, contra el verdadero evangelio del reino

PABLO PREDICABA EL EVANGELIO DE LA GRACIA DE DIOS

El apóstol Pablo dijo que en su época había algunos que querían pervertir el Evangelio, él dijo que si alguno predicaba un Evangelio diferente al que él predicaba, entonces era anatema, que significa maldito, leamos el pasaje: “Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente. No que haya otro, sino que hay algunos que os perturban y quieren pervertir el evangelio de Cristo. Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema. Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema.” (Gal.1:6-8).

Observe que Pablo dijo que si alguno predica un evangelio diferente al que ellos predicaban sea anatema, por lo tanto, ahora tenemos que saber cual era el Evangelio que el apóstol Pablo y sus colaboradores predicaban en el mundo greco-romano de esa época. Si se fija bien en el texto de Gálatas 1:6-8, observará que el problema de las iglesias de Galacia (provincia romana de lo que hoy es Turquía) es que se estaban apartando del VERDADERO EVANGELIO, para seguir un falso evangelio, ¡esos cristianos se estaban apartando de LA GRACIA DEL CRISTO! (Gal.1:6).

Ahora bien, ¿qué significa eso de “la gracia del Cristo?, pues sencillamente significa que esos cristianos de Galacia se estaban apartando de la Buena Noticia de la SALVACIÓN POR GRACIA, NO POR OBRAS, PARA QUE NADIE SE GLORÍE: “Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe.” (Ef.2:8-9). ¡¡Es la JUSTIFICACIÓN POR LA SOLA FE EL EVANGELIO QUE PABLO PREDICABA!! Pablo lo dice claramente en el versículo 6, los Gálatas estaban dejando LA GRACIA DE DIOS, a través del Cristo, para pasarse a otro evangelio, basado en la justificación por las obras de la ley, sin embargo, Pablo les dijo lo siguiente: "Sin embargo, al reconocer que nadie es justificado por las obras que demanda la ley sino por la fe en Yahúshua, el Cristo, también nosotros hemos puesto nuestra fe en el Cristo Yahúshua, para ser justificados por la fe en él y no por las obras de la ley; porque por éstas nadie será justificado…  No desecho la gracia de Dios. Si la justicia se obtuviera mediante la ley, el Cristo habría muerto en vano." (Gal.2:16, 21).

Este Evangelio de la Gracia de Dios predicado por Pablo y por sus colaboradores, era el Mensaje fundamental que esto cristianos valientes estaban llevando a todo el mundo Greco-Romano (el mundo conocido) (Hch.20:24), obedeciendo así al mandamiento del Cristo, de predicar el Evangelio DEL REINO en todo el mundo conocido antes del fin (Mt.24:14), o lo que es lo mismo, este Evangelio del Reino era y es la Buena Noticia de la Gracia de Dios a través del Cristo. Este Evangelio de la Gracia de Dios es exactamente el mismo Evangelio del Reino de Dios (Mt.24:14), Evangelio que el Cristo ordenó que se predicara a todas las naciones, comenzando desde Jerusalén, y que está centrado en la muerte y resurrección del Cristo, el arrepentimiento y el perdón de los pecados en el nombre de Yahúshua, el Cristo (Lc.24:46-48).

Por consiguiente, el Evangelio que Pablo y sus colaboradores predicaban es el Evangelio de la GRACIA DE DIOS: “Pero de ninguna cosa hago caso, ni estimo preciosa mi vida para mí mismo, con tal que acabe mi carrera con gozo, y el ministerio que recibí del Señor Yeshúa, para dar testimonio del evangelio de la gracia de Dios.” (Hch.20:24).

Como podemos ver, el ministerio que el apóstol Pablo recibió del propio Cristo glorificado fue el de dar testimonio de este Evangelio de la GRACIA DE DIOS, y ya hemos visto como esa buena noticia consiste en predicar que somos salvos por GRACIA, por medio de la fe, y esto no es de nosotros, sino que es don de Dios, NO POR OBRAS, para que nadie se gloríe. Por consiguiente, predicar un evangelio DIFERENTE a este Evangelio de la Gracia de Dios predicado por Pablo y sus colaboradores será predicar una perversión del Evangelio, ¡y esto acarrea estar bajo el ANATEMA DE DIOS.! (Gal.1:6-8).

Veamos ahora el pasaje de Pablo que se encuentra en 1ªCorintios 15, en este pasaje se describe el Evangelio que el apóstol Pablo predicaba, leamos:

"Además os declaro, hermanos, EL EVANGELIO QUE OS HE PREDICADO, el cual también recibisteis, en el cual también perseveráis; por el cual asimismo, si retenéis la palabra que os he predicado, sois salvos, si no creísteis en vano. Porque PRIMERAMENTE os he enseñado lo que asimismo recibí: QUE EL CRISTO MURIÓ POR NUESTROS PECADOS, CONFORME A LAS ESCRITURAS; Y QUE FUE SEPULTADO, Y QUE RESUCITÓ AL TERCER DÍA, CONFORME A LAS ESCRITURAS" (1Co.15:1-4).

En esos cuatro versículos está resumido el Evangelio que Pablo predicó a los gentiles. Analicemos dicho pasaje.

El versículo 3 dice Pablo que PRIMERAMENTE les predicó el Evangelio, es decir, que el Cristo murió por nuestros pecados, fue sepultado y resucitó al tercer día. Por lo tanto, esa es la BASE del Evangelio del Reino, es decir, es el CENTRO del Evangelio, y no solo es el centro, sino que es el EVANGELIO COMPLETO. El texto dice que Pablo PRIMERAMENTE les predicó a los corintios este Evangelio, por la sencilla razón de que PRIMERO les predicó el verdadero EVANGELIO, y después de predicarles el Evangelio, les habló de la futura resurrección de los cristianos cuando el Cristo venga en gloria (1Co.15:23, 50-54), pero, repito, lo primero que hizo Pablo es PREDICARLES EL EVANGELIO DE LA GRACIA DE DIOS (Hch.20:24), el cual, como ya hemos visto, consiste en predicar que somos salvos por la gracia de Dios, por medio de la fe, NO POR OBRAS, para que nadie se gloríe (Ef.2:8-9).

Ahora bien, ponga mucha atención: esa palabra de Pablo “primeramente” la han falsificado algunos “teólogos titulados” pro-judíos, para hacernos creer la patraña anticristiana de que el apóstol Pablo predicó algo más que la muerte y resurrección del Cristo. Según esos falsos teólogos titulados el apóstol Pablo les predicó también un futuro “reino milenario” del cristo, y la futura restauración de Israel, y entonces esos falsos teólogos dicen que esto es el Evangelio verdadero, el Evangelio completo, y afirman que los que no predicamos ese futuro “reino milenario” del Cristo, ni la futura restauración de Israel, entonces no estamos predicando el verdadero Evangelio, sino un evangelio falso. En este estudio bíblico voy a pulverizar con la Palabra de Dios esa abominable mentira que esos falsos teólogos de pacotilla pretenden hacernos creer. Veamos:

1- Si usted lee atentamente todo el capítulo 15 de 1ª Corintios observará que en todo ese capítulo NO HAY NI RASTRO DE UN FUTURO “REINO MILENARIO” DEL CRISTO, NI DE LA FUTURA RESTAURACIÓN DE ISRAEL EN SU TIERRA, ¿por qué?, ¡porque eso NO ES EL VERDADERO EVANGELIO DEL REINO!. Si ese futuro y falso “reino milenario” del Cristo, y la futura restauración de Israel en su tierra fueran parte del verdadero Evangelio del Reino, entonces Pablo lo habría mencionado en ese capítulo 15 de 1ª Corintios, sin embargo. ¡el no dijo ni una sola palabra sobre esas doctrinas!, basta con leer las cartas de Pablo, o el libro de los Hechos, para comprobar que ni el apóstol Pablo, ni el resto de los apóstoles, predicaron jamás ese falso “reino milenario” del Cristo, ni tampoco la futura restauración de Israel en su tierra. Por lo tanto, cuando esos “teólogos titulados” pro-judíos enseñan que ese futuro “reino milenario” y la futura restauración de Israel en su tierra es parte del verdadero Evangelio, ¡están mintiendo descaradamente!, y demostrando una espantosa ignorancia del verdadero Evangelio del Reino de Dios expuesto en el Nuevo Testamento.

2- Repito una vez más que lo que hizo el apóstol Pablo es predicar PRIMERAMENTE a los corintios el verdadero Evangelio de la Gracia de Dios, CENTRADO EN LA MUERTE Y RESURRECCIÓN DEL CRISTO, y seguidamente, en segundo lugar, les predicó sobre la futura resurrección de los cristianos (1Co.15:50-54), ¡pero primero les predicó el verdadero Evangelio!, en ese pasaje no hay ni rastro de un futuro “reino milenario”, ni tampoco se menciona la futura restauración de Israel.

EL EVANGELIO DEL REINO PREDICADO POR EL SEÑOR YESHÚA

Esos falsos teólogos titulados que han pervertido el verdadero Evangelio del Reino siempre citan el pasaje de Marcos 1:14-15, para hacernos creer que el Señor Yeshúa comenzó predicando a los judíos el futuro “reino milenario” y la futura restauración de Israel en su tierra. Veamos seguidamente lo falsa y estúpida que es esa interpretación que ofrecen esos falsos teólogos:

En Marcos 1:14-15 leemos lo siguiente:

“Después que Juan fue encarcelado, Yeshúa vino a Galilea predicando el evangelio del reino de Dios, diciendo: El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado; arrepentíos, y creed en el evangelio.”

Estimado lector: ¿dice ese pasaje que el Señor Yeshúa comenzó predicando un futuro “reino milenario” y la futura “restauración de Israel en su tierra”?, ¡por supuesto que no!, esos falsos teólogos titulados están mintiendo descaradamente, y poniendo en boca del propio Cristo un falso evangelio que el Cristo JAMÁS PREDICÓ.

En ese pasaje de Marcos 1:14-15 no hay ni rastro de un futuro y falso “reino milenario” del Cristo, ni de la futura restauración de Israel en su tierra, en realidad el pasaje no está hablando de ningún evento futuro, sino de algo PRESENTE, y que había llegado ya, ¿y qué era eso que había llegado?, el pasaje lo dice bien claro: EL REINO DE DIOS SE HA ACERCADO, dicho reino o nación de Dios ya vino a la tierra en la persona del Hijo de Dios, ¡y esto era lo que el Cristo predicaba!, esto era la buena noticia en ese momento de la Historia, ¡el Reino de Dios había venido a la tierra!, y los judíos se tenían que arrepentir y creer en esta buena noticia de la llegada del reino de Dios, en la persona del Mesías e Hijo de Dios.

Sin embargo, esos falsos teólogos titulados pervierten todo ese pasaje de Marcos 1:14-15, y lo falsifican, saliendo con la fábula mentirosa de que ese texto lo que enseña es un futuro “Reino milenario del Mesías” (un reino que jamás existirá), y la futura restauración de Israel en su tierra, pero como puede ver claramente, ¡el pasaje bíblico no dice ni una sola palabra sobre esas doctrinas!. Por consiguiente, esos falsos teólogos titulados están predicando un falso evangelio del reino, y por tanto, ellos están bajo el anatema de Dios, por pervertir el verdadero Evangelio (Gal.1:6-8).

He de decir también que la frase “Evangelio DEL Reino” lo que significa es que esa buena noticia (Evangelio) PROCEDE del Reino de los cielos, es decir, tiene su origen en Dios, no en los hombres. Por ejemplo, en Juan 18 el Cristo le dijo a Poncio Pilato que su reino no es DE este mundo, queriendo decir que su poder o reinado no PROCEDE de este mundo malo, sino que procede de Dios, por lo tanto, cuando decimos “Evangelio DEL Reino de Dios” no estamos diciendo que dicho Evangelio haga referencia a un futuro y falso “reino milenario” del Cristo, ni tampoco a la futura restauración de Israel, sino que dicha buena noticia PROCEDE del Reino de los cielos, y es así como el Hijo VINO del Cielo, para predicar la llegada de esta familia o Reino de Dios, en la persona del Hijo de Dios, y después en todos aquellos que siguen al Hijo de Dios, los cuales son el REINO DEL CRISTO, como demostraré después.

La muerte y resurrección del Cristo es el centro de este Evangelio del Reino, por eso es que el Cristo predijo muchas veces su muerte y resurrección, sin embargo, en Marcos 1:14-15, obviamente, no se predice la muerte y resurrección del Cristo, porque la buena noticia EN ESE MOMENTO era la llegada del Reino de Dios, en la persona del Hijo de Dios, y fue esta buena noticia la que el Cristo comenzó predicando a los judíos, el Cristo, por ninguna parte, predicó un futuro “reino milenario”, ni tampoco la futura restauración de Israel en su tierra, por la sencilla razón de que ESTO NO ES PARTE DEL VERDADERO EVANGELIO DEL REINO, y aquellos “teólogos titulados” que afirman lo contrario están MINTIENDO descaradamente y pervirtiendo el verdadero Evangelio del Reino predicado por el Cristo y por sus apóstoles. Por ejemplo, si ese falso y futuro reino milenario del Cristo, así como la futura restauración de Israel, fuera parte del verdadero Evangelio, entonces en Lucas 24:46-48 se mencionaría. En este pasaje de Lucas leemos el Evangelio que los discípulos del Cristo tenían que predicar en todas las naciones, comenzando desde Jerusalén, ¿y qué fue lo que el Cristo les dijo que predicaran?, leámoslo:

“…y les dijo: Así está escrito, y así fue necesario que el Cristo padeciese, y resucitase de los muertos al tercer día; y que se predicase en su nombre el arrepentimiento y el perdón de pecados en todas las naciones, comenzando desde Jerusalén. Y vosotros sois testigos de estas cosas.”

¿Lo ha leído bien?, ese pasaje no dice por ninguna parte que los discípulos tenían que predicar un futuro “reino milenario”, ni tampoco la futura restauración de Israel, lo que ellos tenían que predicar a todas las naciones, comenzando desde Jerusalén, es LA MUERTE Y RESURRECCIÓN DEL CRISTO, EL ARREPENTIMIENTO Y EL PERDÓN DE LOS PECADOS EN EL NOMBRE DE YESHÚA, lo cual hicieron fielmente los primeros y verdaderos cristianos, tal como leemos en el libro de los Hechos, sin embargo, ¡ni una sola palabra acerca de ese falso “reino milenario”, ni de la futura gloria de Israel!, ¡todo lo contrario de lo que enseñan esos falsos teólogos titulados pro-judíos, los cuales han engañado a muchos ignorantes con su falso evangelio del reino.

Ahora bien, ¿de qué tenían que ser testigos los apóstoles? Pues leamos: "A este Yahúshua resucitó Dios, de lo cual todos NOSOTROS SOMOS TESTIGOS." (Hch.2:32, comparar con Hch.3:15, 5:30-32, 10:39, 13:31, 1Co.15:15). Por consiguiente, los apóstoles tenían que ser TESTIGOS DEL  CRISTO, es decir, ser testigos de su MUERTE Y RESURRECCIÓN, ya que eso es el centro del Evangelio (Lc.24:46-48, 1Co.15:1-4). Los apóstoles de ninguna manera tenían que predicar la futura restauración de Israel, ¡porque el Cristo en ninguna parte les dijo que predicaran ese mensaje!, al contrario, si leemos Hechos 1:8 veremos que lo que el Cristo les dijo que tenían que hacer, ellos tenían que SER TESTIGOS DE ÉL en Jerusalén, Judea, Samaria y hasta lo ultimo de la tierra, ¿y de qué tenían que ser testigos los apóstoles?, ¡de su MUERTE Y RESURRECCIÓN!. Por  lo tanto, esa doctrina de que los apóstoles, y el resto de cristianos, tenían que ser testigos de la futura restauración de Israel, predicando el "maravilloso mundo del mañana" es una vulgar patraña, ¡es un falso evangelio!

PABLO Y EL EVANGELIO DEL REINO

Los falsos teólogos titulados toman algunos pasajes del libros de los Hechos y los pervierten, para hacernos creer que el apóstol Pablo predicaba ese falso “reino milenario del Cristo” y la futura restauración de Israel. Vamos a analizar esos pasajes, para comprobar la falsedad que enseñan esos malos e ignorantes “teólogos titulados”.

Hechos 19:8

“Y entrando Pablo en la sinagoga, habló con denuedo por espacio de tres meses, discutiendo y persuadiendo acerca del reino de Dios.”

Este pasaje no dice por ninguna parte que Pablo predicara un futuro “reino milenario” el Cristo, ni la futura restauración de Israel, lo único que dice es que Pablo entró en una sinagoga de los judíos, durante tres meses, para discutir con ellos acerca del Reino de Dios, es decir, lo que Pablo les dijo a esos judíos es sencillamente LO MISMO QUE DIJO EL CRISTO varios años antes, es decir, que EL REINO DE DIOS YA VINO EN LA PERSONA DEL HIJO DE DIOS (Mr.1:14.15). Decir que en ese pasaje Pablo les predicó un futuro “reino milenario”, o la futura restauración de Israel, es de locos y de mentirosos, ya que el pasaje no menciona nada de eso.

Hechos 20:25.

“Y ahora, he aquí, yo sé que ninguno de todos vosotros, entre quienes he pasado predicando el reino de Dios, verá más mi rostro.”

Este pasaje de Pablo enseña lo mismo que el anterior. Pablo pasó predicando el Reino de Dios, es decir, el mismo mensaje predicado por el Cristo, y que consistía en la llegada del Reino de Dios, el cual vino a la tierra en la persona del Hijo de Dios (Mr.1:14.15). Como puede ver, ¡este pasaje tampoco dice por ninguna parte que Pablo les predicara un futuro “reino milenario”, ni la futura “restauración de Israel!

Hechos 28:23, 30-31.

“Y habiéndole señalado un día, vinieron a él muchos a la posada, a los cuales les declaraba y les testificaba el reino de Dios desde la mañana hasta la tarde… Y Pablo permaneció dos años enteros en una casa alquilada, y recibía a todos los que a él venían, predicando el reino de Dios y enseñando acerca del Señor Yeshúa, el Cristo, abiertamente y sin impedimento.”

Este pasaje enseña lo mismo que los dos anteriores, es decir, Pablo les testificaba del Reino de Dios, el mismo Reino de Dios que el Cristo anunció como algo que YA HABÍA LLEGADO, en la persona del Hijo de Dios (Mr.1:14-15), por lo tanto, es una aberración y una gran mentira enseñar que esos pasajes enseñan que Pablo les predicaba un futuro “reino milenario” del Cristo, o la futura restauración de Israel, predicar esto NO ES PREDICAR EL VERDADERO EVANGELIO DEL REINO DE DIOS, al contrario, los que predican eso, y dicen que ellos están predicando el verdadero Evangelio del Reino, ¡están mintiendo!, están pervirtiendo el verdadero Evangelio del Reino de Dios, y el anatema de Dios pesa sobre ellos (Gal.1:6-8).

Los apóstoles, en su predicaciones evangelisticas por el mundo greco-romano de la época JAMÁS dijeron que para ser salvos tengamos que creer en el Milenio, ni en el futuro paraíso terrenal, ni en el "maravilloso mundo del mañana". Por ejemplo, observe cuando Pedro le predicó el Evangelio al soldado romano Cornelio (Hechos 10). ¿Qué le predicó Pedro? ¿Le predicó Pedro a Cornelio la futura restauración del reino a Israel, o el maravilloso mundo del mañana"?, ¡¡de ninguna manera!!. Veamos el verdadero Evangelio del Reino que Pedro predicó a Cornelio y a su familia:

En primer lugar Pedro les habló de como el Cristo anduvo haciendo el bien, y sanando a todos los oprimidos por el Diablo (vers.37-38).

En segundo lugar dijo que el Cristo fue muerto colgado de un madero (v.39).

En tercer lugar, les predicó que Dios le resucitó al tercer día, apareciéndose a muchos (v.40).

En cuarto lugar, les predicó que Dios a puesto al Cristo Yahúshua como juez de vivos y muertos (v.42).

En quinto lugar, les predicó que todos los que crean en este Cristo, RECIBIRÁN EL PERDÓN DE PECADOS EN SU NOMBRE (v.43).

Mientras Pedro les estaba predicando este Evangelio o Buena Noticia, el espíritu santo descendió sobre todos los que oían este discurso de Pedro (v.44), y seguidamente Pedro bautizó a los que habían creído este Evangelio, es decir, Cornelio y su familia (vrs.47-48).

¿Se ha dado cuenta? En todo ese pasaje de Hechos 10 NO HAY NI RASTRO DE LA FUTURA RESTAURACIÓN DE ISRAEL EN SU TIERRA, NI DEL "MARAVILLOSO MUNDO DEL MAÑANA". ¡¡Cornelio NO tenía que creer en eso para ser salvo!!, sino que lo que tenía que creer es en LA MUERTE Y RESURRECCIÓN del Cristo, EN QUE ÉL ES EL JUEZ DE VIVOS Y MUERTOS, Y EN QUE POR LA FE EN ÉL TENEMOS EL PERDÓN DE LOS PECADOS, perdón que Cornelio y su familia recibieron cuando obedecieron a Dios descendiendo a las aguas del bautismo (Hch.10:47-48, comparar con Hch.2:38), ¡¡y este es precisamente el mensaje o Evangelio que el Cristo dijo que se predicase en todo el mundo!! (Lc.24:46-48).

El Cristo vino para confirmar las promesas hechas a los padres

Yeshúa vino para confirmar las promesas hechas a los padres (Ro.15:8), ¿y qué promesas eran esas?, pues sencillamente que por medio de Abraham serían bendecidas todas las naciones de la tierra, ¿y cómo serían bendecidas?, por medio de la FE, y por esa fe en el Cristo, judíos y gentiles somos JUSTIFICADOS DELANTE DE DIOS (Ro.5:1), y entonces esos hijos de Abraham por la fe en el Cristo pasamos a ser los herederos del mundo: "Porque no por la Ley fue dada a Abraham o a su descendencia la promesa de que sería HEREDERO DEL MUNDO, sino POR LA JUSTICIA DE LA FE" (Ro.4:13), ¡esa era la promesa que Dios hizo a Abraham, Isaac y Jacob! El Evangelio que Dios le prometió a Abraham era el de la JUSTIFICACIÓN POR LA FE, ¡el mismo Evangelio revelado al apóstol Pablo y predicado por él!, es decir, el Evangelio de la GRACIA de Dios (Hch.20:24), porque es por gracia, y no por obras, como somos salvos (Ef.2:8-9), y quien enseña un evangelio diferente a este, es anatema (Gal.1:6-8).

¿QUÉ ES, POR TANTO, EL REINO DE DIOS?

Llegados a este punto, voy a explicar de forma sencilla y breve lo que es el Reino de Dios.

Los falsos teólogos titulados pro-judíos pretenden hacernos creer la patraña de que el Reino de Dios es la nación judía y el futuro “reino milenario” del Cristo, ¡nada más falso!, el Reino de Dios no son los judíos, ni muchos menos los judíos anticristos que odian al Cristo y a los cristianos, ¡estos lo que son es la SINAGOGA DE SATANÁS!, mencionada por el Cristo en Apocalipsis 3:9 como personas que dicen ser judíos, pero no lo son, ya que el verdadero judío es aquel que ha sido circuncidado en el corazón: “Pues no es judío el que lo es exteriormente, ni es la circuncisión la que se hace exteriormente en la carne; sino que es judío el que lo es en lo interior, y la circuncisión es la del corazón, en espíritu, no en letra; la alabanza del cual no viene de los hombres, sino de Dios.” (Ro.2:28-29). Por lo tanto, la sinagoga de Satanás son aquellos falsos judíos que dicen ser judíos, pero no lo son realmente, sino que son anticristos, pues ellos adiaban al Cristo Yeshúa y le condenaron a muerte, y ahora, los descendientes de esos falsos judíos blasfeman de Yeshúa y odian a muerte a los verdaderos cristianos, ¡estos falsos judíos, o sinagoga de Satanás, han sido siempre los principales enemigos de los verdaderos cristianos!, como podemos ver en el libro de los Hechos.

Por consiguiente, el Reino de Dios, o Reino del Cristo, NO SON LOS FALSOS JUDÍOS ANTICRISTIANOS, ni tampoco ese falso “reino milenario” del Mesías” ¿qué es entonces el verdadero Reino de Dios y del Mesías?, pues esto lo vamos a saber leyendo el siguiente pasaje:

“Yo les he dado tu palabra; y el mundo los aborreció, porque no son del mundo, como tampoco yo soy del mundo… Respondió Yeshúa: Mi reino no es de este mundo; si mi reino fuera de este mundo, mis servidores pelearían para que yo no fuera entregado a los judíos; pero mi reino no es de aquí.” (Jn.17:14, 18:36,).

Observe bien esas palabras del Cristo, porque son de una importancia clave y fundamental para entender lo que ahora es el Reino de Dios y del Cristo. En ese pasaje el Cristo oró en primer lugar al Padre, y una de las cosas que dijo es que SUS DISCÍPULOS NO SON DE ESTE MUNDO, como él tampoco es de este mundo.

Más adelante el Señor se entrevistó con el gobernador romano Poncio Pilato, y observe lo que le dijo: le dijo que SU REINO NO ES DE ESTE MUNDO, sin embargo, en Juan 17:14 vimos que quienes no son de este mundo son sus discípulos y él mismo, por lo tanto, lo que el Cristo enseñó bien claro en esos pasajes tan importantes es que tanto él, COMO SUS DISCÍPULOS, son el reino de Dios, pero siendo el propio Cristo el Rey de ese reino, y todos ellos no proceden de este mundo, ya que proceden del reino de los cielos. Y para que quede claro que ese reino del Cristo son sus discípulos, le dijo a Pilato que si su REINO fuera de este mundo, entonces SUS SERVIDORES pelearían, para que no fuera entregado a sus enemigos. Por lo tanto, está bien claro que el reino del Cristo está compuesto por SUS SERVIDORES, y esos servidores del Cristo son SUS DISCÍPULOS, es decir, los VERDADEROS CRISTIANOS, los cuales están en este mundo, pero NO SON DE ESTE MUNDO.

Por lo tanto, el reino de Dios y del Cristo está en la tierra, porque SUS VERDADEROS DISCÍPULOS están en la tierra. Todos estos cristianos verdaderos forman parte del reino de Dios.

Ahora bien, resulta que esos falsos teólogos titulados han pervertido esta clara enseñanza del Evangelio, y vienen ahora con la fábula anticristiana y mentirosa de que el reino de Dios es la nación judía, y que dicho reino de Dios ahora no está en la tierra, sino que vendrá en el futuro, cuando la nación de Israel sea restaurada en la tierra durante el Milenio, y por eso es que esos engañadores tienen que negar que el reino del Cristo está ahora en la tierra, y se tienen que inventar ese falso evangelio sobre un futuro “reino milenario” del Cristo, y la futura restauración de Israel en su tierra.

Esa diabólica y perversa doctrina queda totalmente pulverizada por la propia Palabra de Dios, la cual enseña sin ninguna duda que el reino de Dios y del Cristo ESTÁ EN LA TIERRA, porque los discípulos del Cristo estamos en la tierra, y este reino de Dios se está desarrollando o creciendo en la tierra durante esta era “cristiana”, hasta que llegue el fin del mundo, y sea separado el trigo, de la cizaña, tal como enseñó el Cristo en las famosas parábolas del Reino, de Mateo 13; sin embargo, esos falsos teólogos rechazan estas claras parábolas del Cristo, y se han inventado la fábula mentirosa de que el reino de Dios aun no está en la tierra, sino que se esfumó al cielo cuando el Cristo ser marchó. Si esos falsos teólogos no se arrepienten de ese falso evangelio y de esas mentiras que enseñan, recibirán al final su justo castigo, cuando comparezcan delante del Tribunal del Cristo, el cual pagará a cada uno según sus obras.

Para terminar este estudio bíblico quiero dejar claro una cosa: ya he demostrado que el reino de Dios y del Cristo son los servidores del Cristo, es decir, los verdaderos cristianos, la Iglesia de Dios, y este reino o nación santa está en la tierra creciendo, sin embargo, la HERENCIA de la vida eterna la recibirán los verdaderos cristianos solamente en el futuro, cuando el Cristo venga en gloria para juzgar a las naciones y gobernar sobre ellas, tal como leemos en Mateo 25:31-34, cuando esa venida gloriosa del Cristo ocurra, entonces los santos muertos resucitarán en gloria y recibirán la inmortalidad en el reino de Dios preparado para ellos desde la fundación del mundo.

Por consiguiente, y para terminar, ya sabemos que la Iglesia del Cristo, los verdaderos cristianos, forman PARTE del Reino de Dios, ellos son ahora la nación santa de Dios, el pueblo escogido y el real sacerdocio (1P.2:9), sin embargo, la vida eterna en el reino de Dios la heredaremos solamente en el siglo venidero, cuando el Rey de reyes venga del cielo para gobernar el mundo entero (Mt.25:31-34).

El mensaje o Evangelio verdadero que ahora predican los cristianos es, por tanto, el Evangelio de LA GRACIA DE DIOS (Hch.20:24), el cual ya expliqué al principio de este estudio, y este Evangelio de la gracia de Dios es también el Evangelio DEL REINO DE DIOS, el cual ha de ser predicado en todas las naciones (Mt.24:14, comparar con Lc.24:46-48), es el Evangelio DEL Reino porque su ORIGEN o procedencia es el Reino de los cielos, sin embargo, los falsos teólogos pro-judíos están pervirtiendo este verdadero Evangelio del Reino de Dios, y predicando un evangelio FALSO, pro-judío, y basado en la salvación por obras, y encima están enseñando que dicho evangelio consiste en predicar un futuro y falso “reino milenario del Cristo” y la futura restauración de Israel en su tierra, algo que el Cristo y sus apóstoles JAMÁS PREDICARON, ni él ordenó jamás que se predicara a todas las naciones.

Por lo tanto, ¡no se deje engañar por ese falso evangelio del reino, pro-judío y anticristiano hasta la médula!, y crea en el verdadero Evangelio de salvación expuesto muy claramente en este estudio bíblico.

RESPONDIENDO AL FALSO TEÓLOGO PRO-JUDIO MARIO OLCESE

Por Tito Martínez

Los párrafos escritos por Mario Olcese los he recibido por e-mail.

El engañador y falso teólogo Mario Olcese dice lo siguiente: "Usted, Sr. Martínez, miente descaradamente al decir que los Gálatas se estaban apartando del evangelio de la gracia de Dios. Lo que el texto dice, y esto es lo que usted no logra entender, es que por la gracia o bondad inmerecida de Dios se nos llamó a seguir el evangelio. En ningún momento Pablo afirma en este verso que el evangelio es el evangelio de la gracia de Dios".

Réplica de Tito Martínez:

Lo que dice Mario Olcese es mentira, leamos lo que dijo Pablo al comienzo de su carta a los gálatas: “Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente." Como podemos ver, los gálatas se estaban apartando de LA GRACIA DEL CRISTO, es decir, del Evangelio de LA GRACIA DE DIOS (Hch.20:24), para seguir un evangelio falso diferente, basado en la salvación por obras, todo lo contrario de lo que dice el engañador y falso teólogo Mario Olcese.

1- El apóstol Pablo dijo lo siguiente: "Pero de ninguna cosa hago caso, ni estimo preciosa mi vida para mí mismo, con tal que acabe mi carrera con gozo, y el ministerio que recibí del Señor Yahúshua, para dar testimonio del evangelio de la gracia de Dios. Y ahora, he aquí, yo sé que ninguno de todos vosotros, entre quienes he pasado predicando el reino de Dios, verá más mi rostro."

En este pasaje de Pablo se enseña claramente que dar testimonio del Evangelio de la gracia de Dios es sinónimo de predicar el reino de Dios. Ahora bien, los falsos teólogos caídos en la apostasía, como Mario Olcese, pretenden hacernos creer que ese predicar el reino de Dios consiste en predicar un futuro "reino milenario del Cristo" y la futura restauración de Israel, ¡nada más lejos de la realidad! En realidad Mario Olcese no tiene la menor idea de lo que el apóstol Pablo predicaba

Mario Ol

cese ignora lo que es el verdadero Evangelio.

Cualquiera que lea los escritos del apóstol Pablo verá que el Evangelio que él predicaba jamás consistía en predicar un futuro y falso "reino milenario del Cristo", ni la restauración de Israel. El Evangelio que Pablo predicaba era el Evangelio de la gracia de Dios, o Evangelio del Reino de Dios, ya que dicho Evangelio tiene su origen en el reino de Dios, y este Evangelio que Pablo predicaba está resumido en 1Co.15:1-4, leamos: "Además os declaro, hermanos, el evangelio que os he predicado, el cual también recibisteis, en el cual también perseveráis; por el cual asimismo, si retenéis la palabra que os he predicado, sois salvos, si no creísteis en vano. Porque primeramente os he enseñado lo que asimismo recibí: Que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras; y que fue sepultado, y que resucitó al tercer día, conforme a las Escrituras"

Como puede ver, en ese pasaje leemos el Evangelio que Pablo predicó a los corintios, pues bien, en dicho pasaje no se dice por ninguna parte que Pablo les predicara un futuro reino milenario del Cristo, ni la futura restauración de Israel, lo que dice ese pasaje es que Pablo les predicó la MUERTE Y RESURRECCIÓN DEL CRISTO, ya que era de esto de lo cual los apóstoles tenían que dar testimonio en todas las naciones, comenzando desde Jerusalén (Lc.24:46-48). Por lo tanto, solo un vulgar embustero y un teólogo de pacotilla puede decir que el Evangelio predicado por Pablo consistía en un futuro "reino milenario" del Cristo, o la futura restauración de Israel, ¡eso no era el Evangelio que Pablo predicaba! Repito una vez más que lo que hacía Pablo es dar testimonio del Evangelio de LA GRACIA DE DIOS, es decir, predicar que la salvación es por la gracia de Dios, por medio de la fe (Ef.2:8-9), siendo la muerte y resurrección del Cristo los dos hechos históricos donde se basa ese Evangelio de la gracia de Dios. Es llamado también Evangelio del reino de Dios, ya que el origen de esa buena noticia es el reino de Dios, la familia de Dios.

2- El falso teólogo Mario Olcese sigue sin querer entender lo que significa la palabra "primeramente", que aparece en 1Co.15:2.

En 1Co.15:1-4 lo que dijo Pablo es que PRIMERAMENTE LES PREDICÓ EL EVANGELIO A LOS CORINTIOS, es decir, lo primero que Pablo hizo al llegar a Corinto es predicarles este Evangelio de la gracia de Dios, y que está expuesto en 1Co.15:1-4, sin embargo, el falso teólogo Mario Olcese deforma este pasaje de Pablo, y pretende hacernos creer la fábula mentirosa de que Pablo les predicó también ese futuro y falso"reino milenario" del Cristo y la restauración de Israel, lo cual es más falso que Judas, ya que en todo ese capitulo 15 de 1Corintios no hay ni rastro de un futuro reino milenario, ni de la restauración de Israel. Yo lo reto a ese teólogo de pacotilla a que me de el pasaje donde Pablo mencionara ese futuro "reino milenario" del Cristo.

3- El falso teólogo titulado Mario Olcese sigue citando el texto de Marcos 1:14-15 para hacernos creer en esa patraña de que el Cristo comenzó predicando la futura llegada de un "reino milenario". Este señor no tiene la menor idea de lo que dice, deforma los pasajes bíblicos como pocos engañadores lo hacen. Si usted lee el pasaje de Marcos 1:14-15 verá que en dicho pasaje no se menciona por ninguna parte un futuro reino milenario del Cristo. Lo que dice ese texto es que Yeshúa comenzó predicando la buena noticia (evangelio) de que EL REINO DE DIOS HABÍA LLEGADO, y estaba en medio de los judíos. Este reino de Dios es la NACIÓN de Dios, y también la FAMILIA de Dios, pues bien, esa nación y familia de Dios había llegado a la tierra en la persona del Hijo de Dios, el rey de Israel, y es esta buena noticia lo que tenían que creer los judíos, pero en ninguna parte de la Biblia leemos que el Cristo comenzara anunciando la futura venida de un "reino milenario", esto es una pura paparrucha, ya que la Biblia JAMÁS enseña esa doctrina de un futuro reino milenario del Mesías, sino de un período de mil años (Ap.20:4-6), pero ese pasaje no dice por ninguna parte que el reino del Mesías durará solo mil años, lo que dice ese texto es el período de tiempo durante el cual los santos reinarán con el Cristo sobre esta tierra, ¡pero no dice que el reino del Cristo durará solo mil años!

4- El falso teólogo Mario Olcese seguidamente deforma los pasajes de 1Co.15:24-25, 50, y dice que en esos pasajes se menciona ese falso y futuro "reino milenario" del Cristo. Estimados lectores, veamos lo que dicen esos pasajes, y verá como en ellos no se menciona por ninguna parte lo que el engañador Mario Olcese dice: "Luego el fin, cuando entregue el reino al Dios y Padre, cuando haya suprimido todo dominio, toda autoridad y potencia. Porque preciso es que él reine hasta que haya puesto a todos sus enemigos debajo de sus pies… Pero esto digo, hermanos: que la carne y la sangre no pueden heredar el reino de Dios, ni la corrupción hereda la incorrupción."

¿Dice ese pasaje de Pablo que el reino del Cristo durará mil años?, ¡no!. Lea usted bien ese pasaje. Lo que dice es que el Cristo entregará el reino al Dios Padre al final… porque es preciso QUE ÉL REINE, hasta que haya puesto a todos sus enemigos debajo de sus pies. Observe que ese texto no dice que el Cristo comenzará a reinar en el futuro, ni dice que ese reinado del Cristo durará mil años, lo que dice ese pasaje es que es necesario que él reine hasta que haya puesto a todos sus enemigos por estrado de sus pies, por lo tanto, decir que ese pasaje habla de un futuro reino milenario del Cristo es una pura falsedad, es una patraña espantosa. Y respecto al pasaje de 1Co.15:50, solo un vulgar embustero puede decir que ese pasaje habla de un futuro "reino milenario del Cristo", lo único que dice ese texto es que la carne y la sangre no pueden heredar el reino de Dios, ¿Dónde menciona ese texto un futuro "reino milenario" del Cristo?, ¡en ninguna parte!, ese falso reino milenario solo se encuentra en las mentes de estos engañadores que se hacen pasar por teólogos.

5- Seguidamente el falso teólogo Mario Olcese cita el pasaje de Hechos 1:3 para decir que el Cristo les predicó sobre un futuro reino milenario. Realmente hay que ser un engañador descomunal para decir semejante tontería. En Hechos 1:3 no se menciona por ninguna parte un futuro reino milenario del Cristo, lo único que dice ese pasaje es que, durante 40 días, el Cristo resucitado les habló acerca del reino de Dios, ¡pero nada dice el texto de un futuro "reino milenario" del Cristo, solamente dice EL REINO DE DIOS.

Después, este teólogo engañador cita el pasaje de Hechos 1:6, para decir nuevamente esa patraña de que el reino de Dios es la restauración de Israel. Lo único que dice ese pasaje es que los apóstoles le preguntaron si en ese momento él iba a restaurar el reino a Israel, pues bien, leamos ahora cual fue la respuesta del Señor, porque la respuesta del Señor pulveriza hasta los cimientos el falso evangelio que esos engañadores predican. Leamos lo siguiente: "Y les dijo: No os toca a vosotros saber los tiempos o las sazones, que el Padre puso en su sola potestad; pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra." ¿lo ha leído bien?, ¿qué es lo que tenían que predicar los apóstoles hasta lo último de la tierra? Observe que el Señor no les dijo que ellos tenían que dar testimonio de un futuro "reino milenario" del Cristo, y tampoco les dijo que ellos tenían que dar testimonio de la futura restauración de Israel, lo que les dijo es que ellos tenían que ser SUS TESTIGOS en Jerusalén, Judea, Samaria y hasta lo último de la tierra, ¿y de qué tenían que ser testigos?, pues leamos: "A este Yeshúa resucitó Dios, de lo cual todos NOSOTROS SOMOS TESTIGOS." (Hch.2:32, comparar con Hch.3:15, 5:30-32, 10:39, 13:31, 1Co.15:15).

Por consiguiente, los apóstoles tenían que ser TESTIGOS DEL CRISTO, es decir, ser testigos de su MUERTE Y RESURRECCIÓN

, ya que eso es el centro del Evangelio (Lc.24:46-48, 1Co.15:1-4). Sin embargo, los falsos teólogos, como Mario Olcese, han pervertido este Evangelio, y salen con la fábula mentirosa de que los apóstoles tenían que dar testimonio de un futuro reino milenario del Cristo y de la restauración de Israel. Realmente el falso teólogo Mario Olcese está rechazando el verdadero Evangelio, y el anatema de Dios está sobre él y sobre todos aquellos que predican el mismo falso evangelio del reino que él predica.

6- La promesa que Dios le hizo a Abraham. El falso teólogo Mario Olcese ignora totalmente el evangelio que Dios le prometió a Abraham. En Gálatas 3:6-9 leemos lo siguiente: "Así Abraham creyó a Dios, y le fue contado por justicia. Sabed, por tanto, QUE LOS QUE SON DE FE, ÉSTOS SON HIJOS DE ABRAHAM. Y la Escritura, PREVIENDO QUE DIOS HABÍA DE JUSTIFICAR POR LA FE A LOS GENTILES, DIO DE ANTEMANO LA BUENA NUEVA (evangelio) A ABRAHAM, DICIENDO: EN TI SERÁN BENDITAS TODAS LAS NACIONES. De modo que los de la fe son bendecidos con el creyente Abraham."

¿En qué consistía el EVANGELIO (Buena Nueva) que Dios le dio a Abraham?, consistía en que los gentiles (todas las naciones) HABRÍAN DE SER JUSTIFICADOS POR LA FE, no por las obras de la Ley

. Pablo estaba hablando de la JUSTIFICACIÓN POR LA FE, no de ningún "reino milenario del Cristo", ni menos aun de la futura restauración de Israel, el texto es bien claro: a través de Abraham todas las naciones de la tierra son bendecidas, por la sencilla razón de que es por la FE que todos somos JUSTIFICADOS PARA CON DIOS, esta y no otra es la enseñanza de ese pasaje de Gálatas.

Yeshúa vino para confirmar las promesas hechas a los padres (Ro.15:8), ¿y qué promesas eran esas?, pues sencillamente que por medio de Abraham serían bendecidas todas las naciones de la tierra, Gálatas 3:6-9, ¿y cómo serían bendecidas?, por medio de la FE, y por esa fe, judíos y gentiles somos JUSTIFICADOS DELANTE DE DIOS (Ro.5:1), y entonces esos hijos de Abraham por la fe en el Cristo pasamos a ser los herederos del mundo: "Porque no por la Ley fue dada a Abraham o a su descendencia la promesa de que sería HEREDERO DEL MUNDO, sino POR LA JUSTICIA DE LA FE" (Ro.4:13), ¡esa era la promesa que Dios hizo a Abraham, Isaac y Jacob!, es decir, ser herederos del mundo por medio de la fe. El Evangelio que Dios le prometió a Abraham era el de la JUSTIFICACIÓN POR LA FE, por medio de la cual serían bendecidas todas las familias de la tierra, el mismo Evangelio que el apóstol Pablo predicaba, es decir, el Evangelio de la GRACIA de Dios (Hch.20:24), porque es por gracia, y no por obras, como somos salvos (Ef.2:8-9). Sin embargo, los falsos teólogos, como Mario Olcese, han pervertido este Evangelio de la justificación por la fe, enseñando un falso evangelio de obras, y de un futuro y falso reino milenario del Cristo, y después estos engañadores dicen que si no predicamos ese "evangelio" de un futuro reino milenario, entonces no estamos predicando el verdadero Evangelio, sino un evangelio falso y mutilado.

7- Seguidamente el falso teólogo Mario Olcese dice lo siguiente: "Evangelio son Buenas Nuevas o Buenas Noticias, pero, ¿de qué? ¡Del Reino milenario de Dios precisamente!".

En esa frase del engañador Olcese ya podemos saber perfectamente cual es el evangelio para ese falso teólogo. Para Mario Olcese el Evangelio es predicar la buena noticia de un futuro "reino milenario" de Dios. Pero lo más curioso es que ese "evangelio" jamás lo predicaron el Cristo ni sus apóstoles, ya que no hay ni un solo pasaje bíblico donde se diga que ellos predicaron un futuro reino milenario. Por consiguiente, el falso teólogo Mario Olcese está predicando un evangelio falso, pervertido, estando por tanto bajo el anatema de Dios (Gal.1:6-8).

8- Seguidamente ese falso teólogo me hace la siguiente pregunta: "Por tanto le pregunto: ¿Qué es el evangelio de la gracia para usted? ¿Acaso que el evangelio proviene de algún lugar llamado "la gracia"?"

Mire usted, señor Olcese, ya le he contestado extensamente en esta réplica cual es el verdadero Evangelio, pero veo que usted no se entera. El Evangelio de la gracia de Dios (Hch.20:24), es la buena noticia del Reino de Dios, y esa buena noticia, tal como Dios le prometió a Abraham, es que todas las familias de la tierra son bendecidas por medio de la fe, es decir, el verdadero Evangelio de la gracia de Dios es que somos salvos por gracia, no por obras (Ef.2:8-9), y que somos justificados para con Dios por medio de la fe. La muerte y resurrección del Cristo es el hecho histórico que hace posible esa justificación por la fe, por medio de la cual son bendecidas todas las familias de la tierra, tal como Dios le prometió a Abraham, sin embargo, usted ha pervertido todo esto, y enseña un falso evangelio de obras, y además añade ese cuento de un futuro reino milenario del Cristo.

El Evangelio es DE la gracia de Dios, porque su origen es la MISERICORDIA O GRACIA de Dios

, y de la misma manera es el Evangelio DEL reino, porque su origen es el reino de los cielos. Aunque es cierto que la palabra "de" no siempre indica procedencia, es bien cierto también que en otros pasajes sí que indica procedencia, por ejemplo, cuando el Cristo le dijo a Pilato que su reino no es DE este mundo, lo que estaba diciendo es que su reino no procede ni pertenece a este mundo, de igual manera, cuando decimos "Evangelio DEL reino", lo que estamos diciendo es que esa buena noticia no pertenece ni procede de este mundo, sino que procede del reino de Dios.

9- Seguidamente el falso maestro Mario Olcese escribe lo siguiente: "Señor Martínez, qué descarado es usted para mentir y para torcer los versículos. Realmente es patético su proceder exegético. Mire usted que nada se dice en Lucas 24:46-48 que Cristo mandara a los suyos a predicar su muerte, sepultura y resurrección al tercer día. Más bien usted leerá en el verso 47 que Jesús mandó que se predicase en su nombre "el ARREPENTIMIENTO y el PERDON DE PECADOS en todas las naciones, comenzando desde Jerusalén". De modo que usted miente al decir que estos versos son prueba de que a los discípulos se les mandó a predicar exclusivamente la muerte, sepultura y resurrección de Cristo. Estos versos nada ordenan al respecto. Esa es una idea preconcebida suya, Sr. Martínez"

Mire usted, engañador Olcese, en Lucas 24:46-48 leemos lo siguiente: "y les dijo: Así está escrito, y así fue necesario que el Cristo padeciese, y resucitase de los muertos al tercer día; y que se predicase en su nombre el arrepentimiento y el perdón de pecados en todas las naciones, comenzando desde Jerusalén. Y vosotros sois testigos de estas cosas."

¿Se entera usted, engañador Olcese?, ¿de qué tenían que dar testimonio los apóstoles?, ¿de qué tenían que ser testigos? Obviamente ellos tenían que predicar el arrepentimiento y el perdón de los pecados en el nombre de Yeshúa (de futuro "reino milenario" nada de nada), sin embargo, ellos también tenían que ser TESTIGOS de esas cosas, pero ahora veamos de qué tenían que dar testimonio los apóstoles: "A este Yeshúa resucitó Dios, de lo cual todos NOSOTROS SOMOS TESTIGOS." (Hch.2:32, comparar con Hch.3:15, 5:30-32, 10:39, 13:31, 1Co.15:15). Por consiguiente, los apóstoles tenían que ser TESTIGOS DEL CRISTO, es decir, testigos de su MUERTE Y RESURRECCIÓN, ya que eso es el centro del Evangelio (Lc.24:46-48, 1Co.15:1-4). Y esto es precisamente lo que ellos predicaron o testificaron a judíos y gentiles (Hch.2:14-38, 10:37-38, etc).

Como puede ver, engañador Olcese, el Cristo JAMÁS les dijo a sus apóstoles que ellos tenían que dar testimonio de un futuro "reino milenario" del Cristo, ni tampoco de la futura restauración de Israel, pues lo que ellos predicaron es LA MUERTE Y RESURRECCIÓN DEL CRISTO, EL ARREPENTIMIENTO Y EL PERDÓN DE LOS PECADOS EN EL NOMBRE DE YESHÚA.

Para terminar, he de decirle, engañador Olcese, que yo jamás he predicado un "reino eclesiástico", jamás he dicho que la Iglesia sea el reino de Dios EN SU TOTALIDAD, lo que enseño es que la Iglesia de Dios, los verdaderos cristianos, FORMAN PARTE DEL REINO DE DIOS, es decir, ellos no son el reino en su totalidad, sino solamente una parte de ese reino, pero dicho reino de Dios ESTÁ EN LA TIERRA, y se está desarrollando en el mundo, tal como enseñó el Cristo en las famosas parábolas del reino (Mateo 13), lo cual pulveriza su falsa enseñanza, ya que -según usted- dicho reino de Dios no está en la tierra, sino que vendrá solamente en el futuro, lo cual es totalmente falso, como he demostrado. Y le pondré un sencillo ejemplo para que su mente cegada lo pueda entender: el gobierno socialista del reino de España no es España en su totalidad, sino que forma parte del reino de España, pues lo mismo ocurre con la Iglesia de Dios, los verdaderos cristianos, ellos forman parte del reino de Dios, pues ellos serán el gobierno de Dios en el mundo venidero, sin embargo, la Iglesia no es el reino de Dios en su totalidad, la Iglesia es PARTE del reino de Dios, pero no el reino o nación de Dios en su totalidad, ¿lo entiende usted ya? De modo que no venga usted con esa patraña anticristiana de que los cristianos (la Iglesia) no son parte del reino de Dios, si ellos son parte del reino de Dios, ENTONCES SIGNIFICA QUE LA IGLESIA ESTÁ DENTRO DEL REINO DE DIOS. La cocina de mi casa, por ejemplo, no es mi casa, sin embargo, la cocina de mi casa forma parte de mi casa, de modo que cuando yo estoy hablando de la cocina de mi casa, en realidad estoy hablando de mi casa, porque la cocina es UNA PARTE de mi casa, exactamente lo mismo ocurre con la Iglesia y el reino de Dios, son dos cosas diferentes, sin embargo, la Iglesia es una parte fundamental del reino de Dios, sin embargo, usted, en su necedad, desliga completamente la Iglesia, del reino de Dios, para hacernos creer en esa patraña de que el reino de Dios es algo solamente del futuro.

Yo jamás he dicho que el reino de Dios fuera totalmente establecido en el siglo uno, a ver si usted se entera de una vez por todas: lo que enseño es que el reino de Dios vino a la tierra con el Cristo (Mr.1:14-15), y que dicho reino es la nación de Dios, la familia de Dios, la cual se desarrolla o crece en este mundo durante esta era mala, y será en el siglo venidero cuando este reino de Dios se MANIFESTARÁ AL MUNDO CON GRAN PODER Y GLORIA, y es entonces cuando lo justos HEREDARÁN la vida eterna y la inmortalidad (Mt.25:31-46), ¡pero ese reino de sacerdotes ya está en la tierra! (1P.2:9), y será en el futuro cuando reinarán sobre la tierra (Ap.5:9-10), sin embargo, su doctrina es totalmente falsa y aberrante, ya que además de predicar usted un falso evangelio, encima viene con la fábula mentirosa de que el reino de Dios no está en la tierra, sino que vendrá solamente en el futuro, con ese falso "reino milenario" del Cristo.

En fin, lo que usted ha de hacer es cambiar su forma de pensar y creer en el verdadero Evangelio, lo cual dudo mucho que haga, ya que su arrogancia y vanagloria titulada, y su necedad, llega a cotas insospechadas.

4 comentarios en “El falso evangelio vs. el verdadero evangelio

  1. HIJO AMADO

    CUANDO HABLAS DEL EVANGELIO, DE QUE EVANGELIO, TE REFIERES

    EL SEÑOR JESUS PREDICO EL EVANGELIO DEL REINO

    PERO LOS DISCIPULOS PREDICARON EL EVANGELIO DE LA GRACIA, PERO TAMBIEN EL EVANGELIO DEL REINO.

    EL SEÑOR JESUS MAS ENFATIZO EL EVANGELIO DEL REINO

    Hechos 1

    La promesa del Espíritu Santo

    1 En el primer tratado, oh Teófilo, hablé acerca de todas las cosas que Jesús comenzó a hacer y a enseñar,

    2 hasta el día en que fue recibido arriba, después de haber dado mandamientos por el Espíritu Santo a los apóstoles que había escogido;

    3 a quienes también, después de haber padecido, se presentó vivo con muchas pruebas indubitables, apareciéndoseles durante cuarenta días y hablándoles acerca del reino de Dios.

    PORQUE PARA EL SEÑOR JESUS ERA MAS IMPORTANTE EL EVANGELIO DEL REINO

  2. LA VISION DE LA IGLESIA Y LA APARICION DE LA DIVISION

    LA IGLESIA ES EL REINO DE DIOS

    ESTE MENSAJE NO ES PARA MOLESTARSE SINO PARA EDIFICARNOS, YA QUE TODO ESTA EN LAPALABRA DE DIOS

    TU CREES EN TODO LO QUE ESTA ESCRITO EN LA PALABRA DE DIOS

    TE PREGUNTO

    PARA QUE ME DES UNAS RESPUESTAS

    CREES EN LO QUE LA PALABRA DE DIOS DICE

    LA BIBLIA HABLA

    EN HECHOS 1
    8 pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.

    Y SERA TESTIGOS EN TODA JERUSALEN, JUDEA, SAMARIA Y HASTA LO ULTIMO DE LA TIERRA

    AHORA EN EL CAPITULO 2

    EL VERSICULO 4 DICE QUE FUERON TODOS LLENOS DEL ESPIRITU SANTO

    Y HABLABAN SEGUN EL ESPIRITU LES EXPRESASE

    EL VERSICULO 14 HABLA QUE PEDRO DA UN MENSAJE PERO LLENO DEL ESPIRITU

    ESTE DISCURSO DURO BASTANTE HASTA EL VERSICULO 41

    ALLI DICE QUE SE CONVIRTIERON 3 MIL

    HECHOS 2
    41 Así que, los que recibieron su palabra fueron bautizados; y se añadieron aquel día como tres mil personas.

    QUE NOMBRE LE PUSO A ESA CANTIDAD DE HERMANOS

    LA RESPUESTA ESTA EN LA PALABRA DE DIOS PERO A NOSOTROS NOS HAN ENGAÑADO

    SABEN COMO LOS LLAMO PEDRO

    NO SABES

    EN HECHOS 4
    4 Pero muchos de los que habían oído la palabra, creyeron; y el número de los varones era como cinco mil.

    ALLI SE CONVIRTIERON 5 MIL

    ] COMO LLAMO A ESE GRUPO DE PERSONAS

    YA ERAN DOS GRUPOS

    CREES QUE FORMO DOS GRUPOS O COMO LOS LLAMO A CADA GRUPO.

    QUIZAS TU DIGAS LOS LLAMO CRISTIANOS, EVANGELICOS, PENTCOSTALES, ADVENTISTAS, LUZ DEL MUNDO, CATOLICOS, G12, ETC., PERO TU CREES QUE ESTAS PALABRAS ESTEN EN LA PALABRA DE DIOS

    MIRA NOSOTROS NO PODEMOS INVENTAR ALGO QUE LA PALABRA DE DIOS NO HABLA

    LEAMOS HECHOS 8

    1 En aquel día hubo una gran persecución contra la iglesia que estaba en Jerusalén;

    DICE EN AQUEL DIA HUBO UNA GRAN PERSECUCION

    PERO DICE QUE ESTA PERSECUCION FUE A LA IGLESIA

    OSEA QUE PEDRO LOS LLAMO LA IGLESIA A ESOS DOS GRUPOS GRUPO DE HERMANOS, LOS UNIO.

    LEE BIEN ESTE PASAJE HECHOS 1: 8-9

    PERO LOS MAS IMPORTANTE ES QUE LA PALABRA DE DIOS LA LLAMA LA IGLESIA EN JERUSALEN

    AQUI SE CUMPLE TAMBIEN UNA PROFECIA Y ME SEREIS TESTIGOS EN TODA JERUSALEN, JUDEA, SAMARIA Y HASTA LO ULTIMO DE LA TIERRA

    LOS DISCIPULOS FUERON ESPARCIDOS

    EL APOSTOL PABLO ESCRIBE UNA CARTA EN :

    1 CORINTIOS 1
    1Pablo, llamado a ser apóstol de Jesucristo por la voluntad de Dios, y el hermano Sóstenes,

    2 a la iglesia de Dios que está en Corinto,

    ACA SE MENCIONA QUE HAY UNA IGLESIA EN UNA CIUDAD

    Y QUE ESA IGLESIA ES DE DIOS

    AMENNNNNNNNNNN

    OSEA EL ESPIRITU QUE HABLO A PEDRO TAMBIEN HABLO A PABLO

    PORQUE ESE ES EL SENTIR DE DIOS, QUE TODOS HABLEMOS UNA MISMA COSA

    PERO LEAMOS 1CORINTIOS 1

    11 Porque he sido informado acerca de vosotros, hermanos míos, por los de Cloé, que hay entre vosotros contiendas.

    12 Quiero decir, que cada uno de vosotros dice: Yo soy de Pablo; y yo de Apolos; y yo de Cefas; y yo de Cristo.

    13 ¿Acaso está dividido Cristo? ¿Fue crucificado Pablo por vosotros? ¿O fuisteis bautizados en el nombre de Pablo?

    ACA ELLOS HABIAN FORMADO LA IGLESIA DE PABLO, LA IGLESIA DE APOLOS, LA IGLESIA DE CEFAS, LA IGLESIA DE CRISTO

    QUE PASA HOY

    HAY MUCHOS QUE HAN ABIERTO SUS IGLESIAS QUE ESTAN EN CONTRA DE LA PALABRA DE DIOS

    Y LAS LLAMAN LA IGLESIA PENTECOSTAL BUENAS NUEVAS, LA IGLESIA PENTECOSTAL LUZ DEL MUNDO, LA IGLESIA PENTECOSTAL ASAMBLEAS DE DIOS ETC.

    SABES ACA TE DARA MAS LUCIDEZ

    1 CORINTIOS 2

    4 Porque diciendo el uno: Yo ciertamente soy de Pablo; y el otro: Yo soy de Apolos, ¿no sois carnales?

    CARNALES

    ASI LOS LLAMA PABLO A TODO EL QUE HACE DIVISION

    A TODO EL QUE LEVANTA UNA IGLESIA CONFORME A SU VOLUNTAD Y LE PONE EL NOMBRE QUE MAS LE GUSTA ES CARNAL

    EL NOMBRE DONDE TE CONGREGAS TIENE UN NOMBRE BIEN BONITO PERO ES CARNAL

    Y EL QUE LA FUNDO ES MAS CARNAL

    QUIZAS DIGA QUE SE ESTA GANANDO ALMAS PARA CRISTO.

    LEE ESTE PASAJE MI HERMANO

    MATEO 16: 26 Porque ¿qué aprovechará al hombre, si ganare todo el mundo, y perdiere su alma? ¿O qué recompensa dará el hombre por su alma?

    HAGAS LO QUE HAGAS SI TRABAJAS DE ACUERDO A TU VOLUNTAD ES UNA RELIGION CARNAL. Y NO ES LA VOLUNTAD DE DIOS SINO TU VOLUNTAD.

    LA DIVISION ES CARNALIDAD.

    2 CORINTIOS 10
    3 Pues aunque andamos en la carne, no militamos según la carne;

    4 porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas,

    5 derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo,

    6 y estando prontos para castigar toda desobediencia, cuando vuestra obediencia sea perfecta.

    COMO PUEDO EDIFICAR A UN HERMANO SI MIS ARMAS SON CARNALES, LOS ARGUMENTOS SALEN Y UNO NO CRECE PORQUE HAY FORTALEZAS, LA ALTIVEZ ES CREERSE SUPERIOR A LOS DEMAS.

    TAMBIEN MI PENSAMIENTO NO ESTA CAUTIVO A CRISTO SI A MI VOLUNTAD.

    COMO PUEDO CORREGIR A UN HERMANO SI SOY CARNAL Y MI VIVIR ES CARNAL.

    GRACIA Y PAZ

  3. AMADO HERMANO:

    CUANDO HABLAMOS DEL REINO DE DIOS, HABLAMOS DE ALGO ELEVADO, YA QUE ALLI HAY UN REY ELEVADO, VENCIO LA MUERTE.

    CUANDO LEEAMOS MATEO 5 LEEMOS LAS BIENAVENTURANZAS, Y A QUE ESTABAN ENFOCADOS ESTOS VERSICULOS; ACA HABLA DE UN VIVIR.

    SOLO EL HOMBRE PODRA CUMPLIR TODAS ESAS BIENAVENTURANZAS ES LA IGLESIA DE DIOS, COMO DICE PABLO EN 1 CORINTIOS 1:2

    ESO QUIERE DECIR QUE EL REINO DE DIOS ES LA IGLESIA.

Los comentarios están cerrados.