La salvación, lo que cristianos bíblicos creemos

a) Nosotros creemos que la salvación eterna es solamente por la gracia o misericordia de Dios, por medio de la fe, no por nuestras obras (Ef.2:8-9).

b) Nosotros creemos que la salvación eterna es un proceso gradual, que comienza cuando creemos en el Evangelio y recibimos la justificación por la sangre de Cristo, y la reconciliación con Dios (Ro.5:9-11), pero la salvación eterna se manifestará plenamente en el futuro, cuando Jesús aparezca por segunda vez, para salvar a los que le esperan (Heb.9:28).

c) Nosotros creemos que la salvación eterna se conseguirá por medio de la obediencia al Señor Jesucristo (Heb.5:9). Sin obedecer al Señor Jesús no hay salvación posible, por lo tanto, no basta creer que Jesús es nuestro Salvador, sino que hay que OBEDECER las palabras del Señor Jesús para recibir en el futuro la eterna salvación (Mt.7:24-27). Jesús dijo que quien crea y SEA BAUTIZADO será salvo, pero quien no crea será condenado (Mr.16:16). Y los apóstoles bautizaban a los creyentes solamente en el nombre del Señor Jesucristo, para el perdón de los pecados (Hch.2:38, 10:48). Por lo tanto, para tener el perdón de los pecados tenemos que creer en el Señor Jesús y bautizarnos en agua, y por inmersión, en su nombre. Esto significa que el bautismo en el nombre de un falso dios trino, o el bautismo de infantes que no tienen capacidad para creer, son bautismos falsos y no sirven para nada.

d) Nosotros creemos que Dios también, en su misericordia, salvará a todos aquellos que jamás conocieron a Cristo ni el verdadero Evangelio, pero perseveraron en hacer el bien, buscando gloria, honra e inmortalidad(Ro.2:67). Ellos serán juzgados conforme a la ley de sus conciencias, que nos dicta lo que está bien y lo que está mal (Ro.2:14-15). El bien que hicieron todas esas personas que jamás conocieron el verdadero Evangelio será recompensado con la vida eterna (Mt.25:31-46).

e) Nosotros creemos que la salvación eterna será la vida eterna en el reino de Dios, la cual recibiremos en la era venidera, cuando el Señor Jesús regrese del cielo para gobernar a las naciones (Lc.18:29-30, Mt.25:34, 46).

f) Nosotros creemos que los cristianos bíblicos ya tenemos la vida eterna(1Jn.5:13), pero la tenemos solo como promesa de Dios, ya que esta vida eterna o salvación eterna la hemos de alcanzar o heredar en el futuro (Mt.25:34, 2Tim. 1:1, 1Jn.2:25, 1Ts.5:9, 1Pe.1:5), y alcanzaremos esta vida eterna o salvación cuando el Señor Jesucristo aparezca por segunda vez para salvar a los que le esperan (Heb.9:28). Por consiguiente, los cristianos bíblicos estamos seguros de la vida eterna que Dios nos ha prometido, porque Dios siempre cumple lo que promete.

g) Nosotros creemos que todos los condenados serán atormentados en un fuego literal y luego destruidos totalmente en cuerpo y alma (Ap.14:9-11, Mt.10:28, Ap.20:14-15). Las ciudades de Sodoma y Gomorra Dios las destruyó por fuego, sirviendo así de ejemplo de lo que Dios hará con todos los malvados (Jud.1:7), por lo tanto, ese mismo tipo de fuego literal que destruyó esas ciudades es el que destruirá a todos los condenados.