JEREMIAS 31:31-34 FALSIFICADO POR LOS JUDAIZANTES

http://www.gabitogrupos.com/cristianos/template.php?nm=1312583748

Tomado del estudio ampliado LOS CRISTIANOS NO GUARDAMOS LA LEY

Si hay un pasaje pervertido de forma espantosa por los judaizantes malditos, ese pasaje es Jeremías 31:31-34. Ellos siempre citan ese texto para engañar, y para hacernos creer que los cristianos tenemos que guardar la ley de Dios dada por medio de Moisés. El argumento falso de esos analfabetos bíblicos y engañadores es el siguiente: “el primer pacto fue grabado en tablas de piedra, y el segundo pacto es grabado en nuestros corazones, y ahora los cristianos estamos, por tanto, bajo la ley, y hemos de guardarla para no ser condenados”.

Pero como voy a demostrar, ese argumento judaizante es de una falsedad espantosa. Vamos a leer el pasaje entero:

He aquí que vienen días, dice IEVE, en los cuales haré nuevo pacto con la casa de Israel y con la casa de Judá.

No como el pacto que hice con sus padres el día que tomé su mano para sacarlos de la tierra de Egipto; porque ellos invalidaron mi pacto, aunque fui yo un marido para ellos, dice IEVE.

Pero este es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice IEVE: Daré mi ley en su mente, y la escribiré en su corazón; y yo seré a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo.

Y no enseñará más ninguno a su prójimo, ni ninguno a su hermano, diciendo: Conoce a IEVE; porque todos me conocerán, desde el más pequeño de ellos hasta el más grande, dice IEVE; porque perdonaré la maldad de ellos, y no me acordaré más de su pecado. (Jer.31:31-34).

Como puede ver, ese pasaje no dice por ninguna parte que ese nuevo pacto será con la Iglesia de Cristo, sino con la CASA DEISRAEL. Como ya he demostrado en este estudio, la Iglesia de Cristo no es el pueblo de Israel.

El viejo pacto fue con la casa de Israel, y el nuevo pacto en la ley es también con la casa de Israel.

Observe que ese nuevo pacto será realizado con la casa de Israel DESPUÉS DE AQUELLOS DIAS, es decir, esta profecía se cumplirá cuando Israel sea restaurada en su tierra, entonces Dios pondrá su ley en la mente y el corazón de esos israelitas y sus pecados serán perdonados, pero, repito, observe que ese nuevo pacto NO SERÁ CON LAS NACIONES, sino únicamente con la casa de Israel. La Iglesia de Cristo no tiene que ver nada con ese nuevo pacto, sino con OTRO NUEVO PACTO, que está basado en la sangre de Cristo, y no en la letra, no en la ley:

porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada para remisión de los pecados. (Mt.26:28).

Observe que el nuevo pacto mencionado en Jeremias 31:31-34 es EN LA LEY, no en la sangre de Cristo. Nosotros los cristianos pertenecemos al nuevo pacto en la sangre de Cristo, y que no es de la letra o ley:

el cual asimismo nos hizo ministros competentes de un nuevo pacto, no de la letra, sino del espíritu; porque la letra mata, mas el espíritu vivifica. (2Co.3.6).

Esto es fundamental que usted lo entienda bien, para no ser engañado por los malditos judaizantes. Nosotros los cristianos pertenecemos al nuevo pacto en la sangre de Cristo, NO DE LA LEY, es decir, no de la letra, sino del espíritu. Sin embargo, la casa de Israel pertenece a un futuro nuevo pacto en la LEY, entonces esa ley o toráh (enseñanza) será puesta en la mente y en el corazón de la casa de Israel.

Observe bien que son dos nuevos pactos diferentes, uno es el nuevo pacto en la sangre de Cristo, no de letra, y el otro es un nuevo pacto en el cual la ley de Dios será puesta en la mente y el corazón de la casa de Israel. Lo que ha hecho el diablo es engañar a muchos, haciéndoles creer que ese nuevo pacto en la ley es para la iglesia de Cristo, cuando la realidad es que la Iglesia de Cristo no tiene que ver nada con ese nuevo pacto de la ley mencionado en Jeremías 31:31-34, sino con el nuevo pacto no de la letra,del cual nosotros los verdaderos cristianos somos ministros.

Tito Martínez