LA GRAN MENTIRA SATÁNICA DEL PRETRIBULACIONISMO (ESTUDIO EXTENSO NUEVO)

Famosos “evangelistas” de fama mundial, como Yiye Avila entre otros muchos más llevan décadas enseñando la doctrina del pretribulacionismo, es decir, la doctrina de una venida secreta de Cristo antes de una tribulación de siete años para llevarse al cielo a su iglesia en el llamado Rapto o arrebatamiento. La pregunta que hacemos es la siguiente: ¿un verdadero evangelista o siervo de Dios puede enseñar doctrinas de demonios?, ¡de ninguna manera!, un verdadero siervo de Dios que dice ser evangelista o pastor es IMPOSIBLE que enseñe doctrinas de demonios, ya que las doctrinas de demonios son los APOSTATAS DE LA FE quienes las enseñan (1Tm.4:1). Pues bien, como voy a demostrar en este documento, el pretribulacionismo es una burda doctrina de demonios, ensebada por los apóstatas de la fe, esto significa que quienes predican o enseñan esa doctrina NO SON VERDADEROS EVANGELISTAS NI SIERVOS DE DIOS, sino apostatas de la fe, engañadores y falsos maestros que se hacen pasar por apóstoles de Cristo o por ministros de Dios.

¿Por qué el pretribulacionismo es una mentira satánica o doctrina de demonios?, sencillamente porque es una doctrina diametralmente contraria a lo que enseñaron Jesús y sus apóstoles, pero lo más paradójico y cómico es que aquellos que dicen creer más en la Biblia, son los que más enseñan esa doctrina de demonios. Prácticamente todas las iglesias pentecostales, y casi todas las iglesias evangélicas del mundo, que dicen creer en Jesús y en sus apóstoles, son los que enseñan esa doctrina de demonios, ¿y por qué?, pues porque esas iglesias han sido engañadas por Satanás, el padre de la mentira, el cual engaña al mundo entero (Ap.12:9).

Vamos a ir analizando cada uno de los argumentos falsos que todos los falsos evangelistas y falsos pastores esgrimen para basar esa doctrina de que Cristo vendrá de forma secreta antes de una tribulación de siete años, para arrebatar su Iglesia al cielo.

En primer lugar vamos a ver en qué consisten los cinco cuentos del pretribulacionismo.

LOS CINCO CUENTOS DEL PRETRIBULACIONISMO

Los cinco cuentos inventados por los falsos maestros y falsos evangelistas pretribulacionistas son los siguientes:

1. Cristo vendrá de forma secreta y silenciosa, sin que el mundo se entere, entonces arrebatará su Iglesia al cielo, es decir, millones de cristianos desaparecerán de repente y Jesús se los llevará al cielo.

2. Entonces se manifestará un anticristo, el cual hará un pacto de siete años con Israel, y comenzará una tribulación de siete años.

3. A la mitad de los siete años ese anticristo romperá el pacto con Israel, y se lanzará a la conquista militar del mundo, dando comienzo una persecución mundial contra los judíos y contra los “cristianos carnales” que se quedaron en la tierra y no fueron arrebatados.

4. Al final de esa tribulación de siete años los ejércitos orientales harán la guerra al anticristo, y entonces el anticristo reunirá sus ejércitos en Armagedón para luchar contra esos ejércitos orientales y apoderarse así del mundo.

5. Entonces Jesús regresará del cielo POR TERCERA VEZ acompañado por la Iglesia, dando comienzo un supuesto “reino milenial” de Cristo, es decir, que según ellos Jesús va a reinar solo mil años, y después de esos mil años abdicará del trono y dejará de reinar.

Pues bien, como voy a demostrar, esas cinco doctrinas pretribulacionistas son absolutamente FALSAS, ¡¡ninguna tiene base bíblica!!, sino que son puros inventos o fábulas mentirosas de falsos maestros que se han hecho y se hacen pasar por eruditos en profecía bíblica, o por pastores y evangelistas de fama mundial, pero que no son más que falsos maestros y falsos evangelistas utilizados por Satanás para engañar al mundo entero. Este tipo de engañadores ya lo predijo el apóstol Pablo, cuando escribió lo siguiente:

Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias,y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas. (2Tm.4:3-4).

Observe que esos falsos maestros apartarían sus oídos de la verdad, es decir, de la doctrina de Cristo y de sus apóstoles, y se volverían a los cuentos, las fábulas, y eso es precisamente lo que ha ocurrido con miles de falsos maestros y falsos evangelistas que enseñan el pretribulacionismo.

Vamos a analizar a la luz de la Biblia el primer cuento enseñado por esos falsos pastores y falsos evangelistas:

1. Cristo vendrá de forma secreta y silenciosa, sin que el mundo se entere,
entonces arrebatará su Iglesia al cielo, es decir, millones de cristianos
desaparecerán de repente y Jesús se los llevará al cielo.
 

¡Absolutamente falso!. En la Biblia no hay ni un solo pasaje donde se enseñe que Cristo vendrá de forma secreta y silenciosa para llevarse su Iglesia al cielo. Seguidamente vamos a ver como la venida gloriosa de Cristo, para arrebatar a su Iglesia, será una venida totalmente pública, visible y ruidosa, es decir, ¡todo lo contrario a una venida secreta e invisible!, el pasaje está en 1Tesalonicenses 4:15-17, y es el famoso pasaje del arrebatamiento, pasaje que, por cierto, todos esos falsos maestros pretribulacinistas siempre citan para basar esa mentira satánica del pretribulacionismo. Veamos el pasaje:

Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron.

Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor

Como puede ver, el pasaje claramente está hablando de la venida del Señor, seguida del arrebatamiento de la Iglesia, es decir, serán dos eventos proféticos diferentes, pero que ocurrirán al mismo tiempo. ¿Y como dice ese pasaje que vendrá el Señor?. El texto dice que EL SEÑOR MISMO, es decir, será el mismo Señor Jesús que vivió en la tierra y que luego se fue al cielo quien vendrá del cielo (Hch.1:9-11). Jesús no vivió en la tierra de forma secreta e invisible, sino todo lo contrario, los seres humanos le vieron, y ascendió al cielo de forma visible, pues sus apóstoles le vieron ascender al cielo, y los dos ángeles dijeron seguidamente que el volverá del cielo DE LA MISMA FORMA QUE SE FUE. Por consiguiente, la venida del Señor será totalmente visible, nada de secreta. Pero además el texto dice que Jesús descenderá del cielo con voz de mando, con voz de arcángel y con trompeta de Dios, ¡todo lo contrario a una venida secreta y silenciosa!, ya que el sonido atronador de la trompeta de Dios acompañará el descenso glorioso de Cristo. Y seguidamente ocurrirá el arrebatamiento de la Iglesia, para recibir a Cristo en el aire.

Por consiguiente, el primer cuento iglesiero apostata queda pulverizado, es absolutamente falso, ¡ninguna venida secreta ni silenciosa de Cristo ocurrirá!

2. Entonces se manifestará un anticristo, el cual hará un pacto de siete años conIsrael, y comenzará una tribulación de siete años.

¡Absolutamente falso!, nada de eso es enseñado en la Biblia, es otra fábula mentirosa iglesiera inventada por todos esos falsos pastores y falsos evangelistas.

Esa doctrina de que el anticristo se manifestará en el futuro, después de la venida de Cristo y el arrebatamiento de la Iglesia, y que hará un pacto de siete años con Israel, comenzando entonces una tribulación de siete años, es uno de los cuentos más falsos y peligrosos inventados por los tipos más embusteros, como voy a demostrar.

En primer lugar, enseñar que el anticristo es un tipo que se manifestará en el futuro es mentira, por la sencilla razón de que el apóstol Juan dijo bien claro que EL ANTICRISTO YA ESTABA EN LA TIERRA EN ESOS DÍAS, y es todo aquél que niega que Jesús es el Mesías, leamos el pasaje.

Hijitos, ya es el último tiempo; y según vosotros oísteis que el anticristo viene, así ahora han surgido muchos anticristos; por esto conocemos que es el último tiempo. Salieron de nosotros, pero no eran de nosotros; porque si hubiesen sido de nosotros, habrían permanecido con nosotros; pero salieron para que se manifestase que no todos son de nosotros. ¿Quién es el mentiroso, sino el que niega que Jesús es el Cristo? Este es anticristo, el que niega al Padre y al Hijo. Todo aquel que niega al Hijo, tampoco tiene al Padre. El que confiesa al Hijo, tiene también al Padre. (1Jn.2:18-19, 22-23), y todo espíritu que no confiesa que Jesucristo ha venido en carne, no es de Dios; y este es el espíritu del anticristo, el cual vosotros habéis oído que viene, y que ahora ya está en el mundo. (1Jn.4:3),

Observe bien esos pasajes del apóstol Juan, ya que pulverizan hasta sus cimientos esa fábula mentirosa de que el anticristo será un personaje que aparecerá en el futuro. Los primeros cristianos sabían que el anticristo habría de venir ANTES de la venida gloriosa de Cristo, y dijo bien claro que ya, en esa época, habían surgido muchos anticristos. Seguidamente Juan dijo que EL ANTICRISTO ES TODO AQUEL QUE NIEGA QUE JESÚS ES EL MESÍAS, EL CRISTO, Y POR TANTO NIEGAN LA EXISTENCIA DE LOS DOS DIOSES, EL PADRE Y EL HIJO. Esto es muy importante que lo entienda, aquellos que niegan que Jesús es el Mesías, o que niegan la existencia del Padre y el Hijo, son EL ANTICRISTO. Pero sigamos leyendo. En primera de Juan 4:3 Juan sigue hablando del anticristo, y dijo: “el cual vosotros habéis oído que viene” y QUE AHORA YA ESTÁ EN EL MUNDO”. Ahora bien, ¿Quién es el que habría de venir?, en 1Juan 2:18 se dice bien claro que quien habría de venir es EL ANTICRISTO, pero en 1Juan 4:3 leemos que ese anticristo que habría de venir YA ESTABA EN EL MUNDO, ¿lo entiende?, ¡el anticristo ya existía en el mundo en los días del apóstol Juan!, por lo tanto, el anticristo no es un personaje que ha de venir en el futuro, YA QUE ESTE YA EXISTIA EN EL MUNDO EN LA ÉPOCA DE LOS APOSTOLES. Por tanto, esos falsos maestros están mintiendo.

Los falsos maestros pretribulacionistas suelen decir que 1Juan 4:3 no habla del anticristo, sino del ESPÍRITU del anticristo, es decir, según esos engañadores iglesieros, el espíritu del anticristo ya existía en los días del apóstol Juan, pero no el anticristo. Ese argumento es totalmente falso. El apóstol Juan claramente está identificando el espíritu del anticristo con el anticristo, y además Juan dijo: “vosotros habéis oído que viene”, y en 1Juan 2.18 leemos que quien habría de venir es EL ANTICRISTO. Por consiguiente, el anticristo no se refiere a un personaje que aparecerá en el futuro, sino que es un término genérico y se aplica a todo aquel que niega que Jesús es el Mesías, o que niega la existencia del Padre y del Hijo, o niega que Jesucristo, el Verbo divino, se hizo carne y habitó entre nosotros (Jn.1.1,14), ¡los que niegan esto son el anticristo!, y este anticristo es sencillamente la sinagoga de Satanás, los mismos judíos malvados hijos del diablo que condenaron a muerte a Jesús y persiguieron a sus apóstoles, los cuales niegan que Jesús es el Mesías, el Hijo de Dios, y odian a muerte a la Iglesia de Cristo, los verdaderos cristianos. Este término, el anticristo, también se aplica perfectamente a los mahometanos, llamados falsamente “musulmanes”, los cuales también niegan que Jesús es el Hijo de Dios. Sin embargo, los falsos maestros pretribulacionistas enseñan algo totalmente contrario a la enseñanza del apóstol Juan. Según ellos el anticristo será una especie de Hitler que ha de venir únicamente en el futuro, después del arrebatamiento de la Iglesia, entonces dicen ellos que él hará un pacto de siete años con Israel, y comenzará la famosa tribulación de siete años. Luego dicen esos falsos maestros que a la mitad de esos siete años el anticristo romperá el pacto de siete años con Israel ¿Enseña eso la Biblia?, ¡en ninguna parte! No existe en la Biblia un solo pasaje donde se hable de una futura tribulación de siete años, ni mucho de menos de un anticristo haciendo un pacto de siete años con Israel, ¡es mentira!, sin embargo, esos falsos maestros y falsos evangelistas enseñan esa doctrina como si toda la Biblia hablara de ella. Esa doctrina falsa es muy peligrosa, ¿por qué?, porque como ellos creen que vendrá un anticristo que hará un pacto de siete años con Israel, ¡entonces no podrán reconocer a la bestia cuando venga!, ya que en la Biblia no hay ni un solo pasaje donde se diga que la bestia hará un pacto de siete años con Israel. Por cierto, observe que la expresión “el anticristo” no aparece jamás en el libro del Apocalipsis, solo aparece en las epístolas de Juan, y como ya hemos visto, el anticristo es todo aquel que niega que Jesús es el Mesías, y que niegan al Padre y al Hijo.

¿Entonces de donde sacan los pretribulacionistas la falsa doctrina de una tribulación de siete años?

Ellos pretenden basar esa doctrina en un solo pasaje de la Biblia: Daniel 9:27, y que dice lo siguiente:

“Y por otra semana confirmará el pacto con muchos; a la mitad de la semana hará cesar el sacrificio y la ofrenda. Después con la muchedumbre de las abominaciones vendrá el desolador, hasta que venga la consumación, y lo que está determinado se derrame sobre el desolador.”

Analicemos esa gran profecía de Daniel.

¿Dice esa profecía de Daniel que el anticristo hará un pacto de siete años con Israel?, ¡de ninguna manera!, esa profecía no dice semejante cosa por ninguna parte. Los falsos evangelistas mienten cuando dicen que esa profecía de Daniel habla del anticristo, ya que el anticristo no es mencionado por ninguna parte en dicha profecía de Daniel. Tampoco dice esa profecía que el anticristo hará un pacto de siete años. Esa doctrina de un anticristo haciendo un pacto de siete años es totalmente desconocida en la Biblia, no existe ni un solo pasaje donde se enseñe esa patraña.

¿Qué enseña entonces Daniel 9:27?.

La respuesta la tenemos leyendo los dos versículos anteriores, el 25 y el 26, que dicen lo siguiente:

“Sabe, pues, y entiende, que desde la salida de la orden para restaurar y edificar a Jerusalén hasta el Mesías Príncipe, habrá siete semanas, y sesenta y dos semanas; se volverá a edificar la plaza y el muro en tiempos angustiosos. Y después de las sesenta y dos semanas se quitará la vida al Mesías, mas no por sí; y el pueblo del Príncipe que ha de venir destruirá la ciudad y el santuario; y su fin será con inundación, y hasta el fin de la guerra durarán las devastaciones”.

Como podemos ver, esta impresionante profecía de Daniel predijo la venida del MESÍAS PRÍNCIPE cientos de años antes de que sucediera, y además él vino en la fecha establecida por la profecía, ya que las setenta semanas se refiere a SEMANAS DE AÑOS, es decir, cada semana representa siete años, por lo tanto, setenta semanas son 490 años. El versículo 25 dice que el Mesías que habría de venir sería el Mesías PRINCIPE, y efectivamente, el Mesías Jesús es el PRÍNCIPE de paz (Is.9:6-7).

Si leemos ahora el verso 26 vemos que se sigue hablando del mismo Príncipe que habría de venir, es decir, el Mesías Jesús. La profecía NO HABLA DE DOS PRÍNCIPES DIFERENTES, SINO SOLO DE UNO: JESÚS, él es el Mesías Príncipe que habría de venir. ¡El texto no habla de ningún anticristo por ninguna parte!. Sin embargo, los falsos maestros pretribulacionistas han destrozado el verdadero significado de esta profecía de Daniel, y se han inventado un segundo príncipe, el del versículo 26, al cual llaman “el anticristo”, sin embargo, Daniel 9:24-27 no habla de dos príncipes por ninguna parte, sino solo de uno: EL MESIAS PRÍNCIPE, JESÚS. ¡él es el Príncipe que habría de venir!, él es el protagonista de toda la profecía de las Setenta Semanas, decir que este Príncipe de Daniel 9:26 es el anticristo es una total aberración exegética, pues el texto bíblico EN NINGUNA PARTE dice que este Príncipe que habría de venir sería el anticristo, ¡esa doctrina falsa es un puro invento, una fábula mentirosa!, la profecía de las Setenta Semanas no menciona al anticristo por ninguna parte, ni tampoco menciona una tribulación de siete años.

Veamos lo que dice el erudito bíblico Ralph Woodrow en su magnífico libro Las Grandes Profecías de la Biblia:

Resumiendo. La creencia futurista cree que:

1) Daniel 9:27 se refiere al Anticristo.

2) El Anticristo hará un pacto, permitiéndoles a los judíos hacer sacrificios.

3) El Anticristo quebrantará su pacto.

4) La profecía de la setenta semana es futura.

La verdad es:

1) El Anticristo no aparece en ninguna parte del pasaje.

2) No dice nada que indique que se hará un pacto para restaurar los sacrificios.

3) No dice nada acerca de un pacto quebrantado.

4) La profecía de las setenta semanas no es futura, sino que ya se cumplió.

El pacto había de prevalecer con el pueblo de Daniel por “una semana”: siete años, lo cual se hizo por medio de Cristo. A la mitad de la “semana” Cristo hizo cesar el sacrificio en el programa divino mediante el sacrificio perfecto de sí mismo por los pecados de su pueblo.

Los que creen que las setenta semana es futura, no obstante, argumentan que el pacto de Daniel 9:27 no puede referirse al pacto de Cristo, porque su pacto es un “pacto eterno”, mientras que este pacto tiene solamente siete años de duración, ¡pero Daniel 9:27 no dice que el pacto durará siete años! Lo que sí dice es que se confirmaría o que prevalecería el pacto con muchos del pueblo de Daniel por “una semana”, es decir, por los siete últimos años. ¡Esto no es un asunto de cuanto tiempo durará el pacto, sino de cuanto tiempo estaría confirmado el pacto con Israel!

Es verdad que el pacto de Cristo es eterno, y por siete años fue confirmado a muchos del pueblo de Daniel. Por tres años y medio Cristo personalmente, y por tres años y medio a través de sus apóstoles.”

Recomiendo al lector que lea el estudio bíblico completo que el señor Woodrow ha hecho de la profecía de las Setenta Semanas, este magnífico estudio lo puede descargar de Internet, en formato de libro electrónico pdf, haciendo clic en este enlace: http://www.las21tesisdetito.com/la_profecia_delas_70semanas.zip

3. A la mitad de los siete años ese anticristo romperá el pacto con Israel, y se lanzará a la conquista militar del mundo, dando comienzo una persecución mundial contra los judíos y contra los “cristianos carnales” que se quedaron en la tierra y no fueron arrebatados.

Ese es el tercer cuento o fábula mentirosa enseñada por los falsos maestros pretribulacionistas. Ya hemos visto que la Biblia jamás dice que un anticristo hará un pacto de siete años con Israel, ni que romperá ese pacto a la mitad de los siete años, ¡eso es una fábula!. También es mentira que el anticristo se lanzará a la conquista militar del mundo, eso nunca lo dice la Biblia. Esos falsos maestros pretribulacionistas enseñan que el anticristo es la primera bestia de Apocalipsis 13, lo cual es otra gran falsedad, ya que en el Apocalipsis ni la primera, ni la segunda bestia son llamados “el anticristo”, esa expresión jamás se encuentra en el Apocalipsis, sino solamente en la primera y segunda epístolas de Juan. Observe que la primera bestia de Apocalipsis 13 no hará la guerra a otras naciones de la tierra, sino que él hará la guerra solamente a los SANTOS, y después al propio Jesús y a sus ejércitos celestiales (Ap.13.7, 19:19-20). El Apocalipsis jamás dice que la bestia se lanzará a la conquista militar del mundo, él solamente hará la guerra a los verdaderos cristianos, los santos, y los vencerá, y luego reunirá los ejércitos del mundo en Armagedón para luchar contra Cristo y sus huestes celestiales. Por consiguiente, esa doctrina iglesiera de que la primera bestia del Apocalipsis será un anticristo que hará la guerra contra otros países de la tierra es una burda mentira, es otra fábula mentirosa enseñada por esos falsos maestros que se hacen pasar por eruditos en profecía bíblica o por “evangelistas”.

Ciertamente Apocalipsis 13:7 dice que la bestia hará la guerra a los santos y los vencerá, ¿pero donde dice ese pasaje que esos santos serán los “cristianos carnales” que se quedaron en la tierra en el rapto?, ¡en ninguna parte!, esos santos del Apocalipsis son exactamente los mismos santos mencionados en otras partes del Apocalipsis, como por ejemplo en Apocalipsis 8:3-4, 11:18, 17:6, 13:10, 14:12, 15:3, 16:6, 17:6, 18:20, 24, 19:7-8. Observe bien ese último pasaje, Apocalipsis 19:7-8, en él se dice bien claro que LOS SANTOS SON LA ESPOSA DE CRISTO, ES DECIR, SU IGLESIA. Por consiguiente, cuando Apocalipsis 13:7 dice que la bestia hará la guerra a los SANTOS y los vencerá, lo que está diciendo sin ninguna duda es que ese futuro falso mesías, la bestia, hará la guerra a la IGLESIA DE CRISTO, y los matará, lo cual pulveriza esa doctrina satánica y falsa enseñada por todos esos falsos maestros pretribulacionistas. Esto es tremendamente importante que usted lo tenga claro, ¡los santos mencionados en el libro del Apocalipsis son los santos de la Iglesia de Cristo!, el Apocalipsis jamás enseña esa mentira estúpida iglesiera de que esos santos del Apocalipsis serán “cristianos carnales” que se quedaron en la tierra en el Rapto, al contrario, el Apocalipsis enseña bien claro que esos santos serán los verdaderos cristianos vencedores, la esposa de Cristo, que reinarán con él durante el Milenio (Ap.20:4-6).

4. Al final de esa tribulación de siete años los ejércitos orientales harán la guerra al anticristo, y entonces el anticristo reunirá sus ejércitos en Armagedón para luchar contra esos ejércitos orientales y apoderarse así del mundo.

Esa es la cuarta fábula mentirosa enseñada por esos engañadores iglesieros. Como ya hemos visto, la Biblia jamás habla de una futura tribulación de siete años, y el Apocalipsis jamás dice que la bestia, o la segunda bestia, sean el anticristo.

Como ya vimos más arriba, la primera bestia de Apocalipsis13 no hará la guerra a otros países, sino solamente a los santos de la Iglesia de Cristo, y luego al propio Cristo y sus ejércitos celestiales (Ap.13:7, 19:19-20). La batalla de Armagedón tampoco será una guerra mundial entre diferentes países, sino que será una batalla entre los ejércitos del mundo, liderados por la bestia, y los ejércitos celestiales, liderados por el Señor Jesucristo (Ap.16:13-16, 19:19). Los falsos maestros pretribulacionistas enseñan el cuento de que 200 millones de soldados orientales se dirigirán a Armagedón para luchar contra la bestia y sus ejércitos, pero eso es una burda mentira, ya que el Apocalipsis jamás enseña semejante cuento. Lo que dice el Apocalipsis es que TODAS las naciones de la tierra se someterán al gobierno mundial de la bestia, ya que él tendrá autoridad sobre toda tribu, pueblo, lengua y nación (Ap.13:7). Por lo tanto, si la bestia tendrá la autoridad sobre todas las naciones de la tierra, entonces es mentira que las naciones orientales se rebelen contra la bestia y luchen contra él. En realidad esos falsos maestros y falsos evangelistas de fama mundial no tienen ni idea de la verdadera profecía bíblica, ellos en realidad no creen en el Apocalipsis, sino que han sido engañados por Satanás, por medio de todas esas fábulas mentirosas. Y respecto a esos ejércitos de 200 millones de soldados, efectivamente, son mencionados en Apocalipsis 9:16, sin embargo, el pasaje bíblico no dice por ninguna parte que esos ejércitos de 200 millones se reunirán en Armagedón, ni tampoco dice que ellos lucharán contra la bestia. Lo que dice el Apocalipsis es que esos ejércitos de 200 millones de soldados matarán a la tercera parte de la humanidad con fuego, humo y azufre (Ap.9:15-18), es decir, el pasaje está mencionando claramente armas de destrucción masiva: el fuego de las armas nucleares, y el humo y el azufre de las armas químicas, y eso es exactamente lo que ocurriría en una tercera guerra mundial nuclear, donde se utilizarían sin duda ese tipo de armas de destrucción masiva que pueden matar a la tercera parte de la humanidad.

Por consiguiente, todo lo que enseñan esos falsos maestros pretribulacionistas es mentira, es totalmente inexacto, y no se atiene de ninguna manera a lo que enseña el libro del Apocalipsis, sin embargo, esos falsos maestros pretribulacionistas han conseguido engañar con sus fábulas a millones de personas ignorantes de la Biblia, por medio de libros, películas y predicaciones totalmente erradas y contrarias a la verdadera profecía bíblica.

5. Entonces Jesús regresará del cielo POR TERCERA VEZ acompañado por la Iglesia, dando comienzo un supuesto “reino milenial” de Cristo, es decir, que según ellos Jesús va a reinar solo mil años, y después de esos mil años abdicará del trono y dejará de reinar.

Esa es la quinta fábula mentirosa enseñada por esos engañadores pretribulacionistas. Vamos a refutarla con la Biblia.

Ciertamente ellos enseñan esa doctrina de la TERCERA venida de Cristo, la cual jamás es enseñada en la Biblia, porque lo que enseña la Biblia es que Cristo aparecerá POR SEGUNDA VEZ, sin relación con el pecado, para salvar a los que le esperan (Heb.9:28). Esos falsos maestros iglesieros suelen salir con el cuento de que ellos no enseñan una tercera venida de Cristo, sino una segunda venida de Cristo pero dividida en “dos etapas”, pero eso es otra mentira iglesiera totalmente ridícula. Veamos: la primera venida de Cristo fue la que ocurrió hace unos 2000 años, cuando Jesús vino a dar su vida en rescate de muchos. Ahora bien, los pretribulacionistas dicen que la segunda venida de Cristo sucederá cuando la Iglesia sea arrebatada (1Ts.4:15-17), Y SIETE AÑOS DESPUÉS, según ellos, ocurrirá OTRA venida gloriosa de Cristo con su Iglesia, para reinar sobre la tierra. Por lo tanto, es imposible que se trate de una segunda venida de Cristo en dos etapas, sino que son TRES venida de Cristo, ellos sencillamente están mintiendo como bellacos cuando lo llaman una segunda venida de Cristo en dos etapas. Lo que ellos están enseñando claramente es una tercera venida de Cristo, doctrina absolutamente falsa y antibíblica.

Luego esos falsos maestros dicen que cuando Jesús venga por tercera vez comenzará su “reino milenial”, es decir, según ellos Cristo reinará solo mil años, y después ABDICARÁ DEL TRONO y dejará de reinar. Esa doctrina es una de las mentiras satánicas más espantosas que se puedan enseñar. ya que es totalmente lo opuesto de lo que enseña la Biblia. EN LA BIBLIA JAMAS SE HABLA DE UN “REINO MILENARIO DE CRISTO“. Los mil años mencionados en Apocalipsis 20:4-6 serán sencillamente los PRIMEROS mil años del REINADO SIN FIN del Señor Jesús. Observe lo que dijo el ángel en Lucas 1:33:

y reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin.

¿Lo ha leído bien?, el ángel dijo bien claro que el reino o reinado de Cristo JAMÁS TENDRÁ FIN, por lo tanto, si no tendrá fin, entonces es imposible que él reine solo mil años. Esa doctrina del “reino milenial” de Cristo es sencillamente una fábula mentirosa. Repito, el Milenio serán sencillamente los primeros mil años del reinado sin fin de Cristo. Pero vamos ahora al libro del Apocalipsis y veamos lo que dice sobre el reinado o trono de Cristo. En Apocalipsis 22 se describe lo que sucederá DESPUÉS del Milenio, pues bien, en los versos 1 y 3 se menciona bien claro el TRONO DE DIOS Y DE CRISTO, es decir, que el reinado de Dios y de Cristo seguirá existiendo después de esos mil años de Apocalipsis 20, ¡Jesús no dejará de reinar después del Milenio!, ya que su trono seguirá existiendo en la Nueva Jerusalén celestial. Por lo tanto, cuando esos falsos maestros iglesieros enseñan esa doctrina del “reino milenario” de Cristo, como queriendo decir que Jesús reinará solo mil años, y que luego dejará de reinar, están sencillamente mintiendo.

Ya hemos analizado y refutado los cinco cuentos del pretribulacionismo. Ahora vamos a ir analizando todos los argumentos que esos falsos maestros pretribulacionistas siempre esgrimen para basar su doctrina. Primero vamos analizar los argumentos HISTÓRICOS que ellos esgrimen, y luego los argumentos bíblicos.

ARGUMENTOS HISTÓRICOS QUE ELLOS ESGRIMEN PARA BASAR SU DOCTRINA

Dos de estos falsos maestros pretribulacionistas, Antonio Bolainez, así como su compañero de mentiras, el “pastor” español Miguel Rosell, dicen lo siguiente en su estudio sobre el Rapto de la iglesia, que Bolainez ha publicado en esta dirección web: http://www.bolainez.org/temas/temas.php?tema_id=77

“Tal como lo demuestra mi amigo Miguel Rosell en sus artículos, hay evidencia de sobra que demuestra que el tema del arrebatamiento fue un tema, sostenido a lo largo de toda la iglesia primitiva”

Miren, Bolainez y Rosell, pues claro que hay evidencia de sobra que la doctrina del arrebatamiento de la Iglesia ha sido enseñada a lo largo de la Iglesia primitiva.

¿Ustedes creen que somos memos?

Jesús, por ejemplo, habló bien claro del arrebatamiento o reunión de sus escogidos en Mateo 24:31, y el apóstol Pablo también habló del arrebatamiento de la Iglesia en 1Tesalonicenses 4:15-17. Por lo tanto, esa doctrina del arrebatamiento de los santos pues claro que fue enseñada por todos los verdaderos cristianos de los primeros siglos. Ahora bien, los “pastores” evangélicos Bolainez y su amigo de secta, Miguel Rosell, así como muchos más como ellos mienten como bellacos cuando enseñan que un arrebatamiento de la Iglesia PRETRIBULACIONAL fue enseñado por Jesús y por sus apóstoles, como veremos seguidamente.

MORGAN EDWARDS

Bolainez cita a un tal Morgan Edwards, que era un pastor bautista de Filadelfia en el año 1761. Dice el “escatólogo” Bolainez que ese pastor bautista enseñaba que el rapto de la Iglesia sería tres años y medio antes de comenzar el Milenio.

Pero vamos a ver, “escatólogo” Bolainez, ¿en qué basa usted la doctrina del arrebatamiento de la Iglesia, en el Nuevo Testamento, o en lo que dijo un pastorcillo iglesiero bautista del siglo 18?, ¡no sea usted ridículo!. Lo que dijera ese pastorcillo de la cristiandad apóstata no tiene ninguna importancia doctrinal para los verdaderos cristianos, lo que importa para los cristianos verdaderos es lo que enseña EL NUEVO TESTAMENTO sobre este tema del arrebatamiento de la Iglesia, y como demostraré en este estudio, tanto Jesús como sus apóstoles enseñaron la doctrina del arrebatamiento de la iglesia CUANDO JESÚS VENGA EN GLORIA INMEDIATAMENTE DESPUÉS DE LA TRIBULACIÓN DE AQUELLOS DÍAS, ¡¡y jamás antes de una tribulación de siete años!!, como ustedes falsamente pretenden hacernos creer en su literatura basura y en sus predicaciones basura.

JOHN GILL

Seguidamente el autodenominado “escatólogo”, Bolainez, cita a un tal John Gill, el cual era otro predicador bautista del siglo 18. Este predicador de la secta bautista escribió lo siguiente respecto al pasaje de Pablo en 1Tesalonicenses 4:15-17:

«El apóstol (Pablo) tiene algo nuevo y extraordinario que enseñar, concerniente a la venida de Cristo, la primera resurrección o la resurrección de los santos, la transformación de los santos vivos, y el arrebatamiento de ambos, los resucitados y los vivos en las nubes, para encontrarse con Cristo en el aire… aquí Cristo se detendrá y será visible a todos… mas sin embargo no descenderá a la tierra porque no está lista para recibirle…»

Mire, Bolainez, aprenda usted a leer, le recomiendo que empiece en kinder, porque ese pasaje de John Gill no dice por ninguna parte que el arrebatamiento de la Iglesia será antes de una tribulación de siete años, al contrario, el texto dice bien clarito que el arrebatamiento será A LA VENIDA DEL SEÑOR, ¡¡no siete años antes de la venida gloriosa del Señor!!, pero no solo eso, el texto no dice por ninguna parte que esa venida gloriosa del Señor será invisible al mundo, sino todo lo contrario, pues el pasaje dice que SU VENIDA SERÁ VISIBLE A TODOS.

Ahora bien, ¿cuando ocurrirá la venida gloriosa del Señor?, pues el mismo Jesús lo dijo en Mateo 24:29-31, veamos el pasaje:

E inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo, y las potencias de los cielos serán conmovidas. Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria. Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro

Miren ustedes, Bolainez, Miguel Rosell y demás embusteros apostatas e iglesieros que enseñan la mentira diabólica del pretribulacionismo, lean despacito esas palabras de Jesús. Ahí el Señor dijo bien clarito que su venida gloriosa será inmediatamente DESPUÉS de la tribulación de aquellos días, él no dijo que su venida será antes de una tribulación de siete años, ni tampoco a la mitad de una tribulación de siete años, sino INMEDIATAMENTE DESPUÉS DE LA TRIBULACIÓN DE AQUELLOS DÍAS.

¿Pero qué más dice el texto bíblico?, dice que el Señor entonces enviará a sus ángeles con gran voz de trompeta, y reunirán a sus escogidos, de los cuatro vientos, es decir, de todo el mundo, y serán reunidos de un extremo del cielo hasta el otro, es decir, esa reunión de los escogidos será en el aire, en la atmósfera. Ahora bien, según el Nuevo Testamento los escogidos o elegidos de Dios son los discípulos de Jesús, es decir, su IGLESIA (Mt. 24:24, Ro.8:33, Col.3:12, Tito 1:1, 1Pe.1:2), Por lo tanto, esa reunión de los escogidos mencionada por Jesús en Mateo 24:31 solo se puede referir a la reunión o arrebatamiento de la Iglesia de Cristo, y Jesús dijo bien claro que esta reunión en el aire de los escogidos sucederá cuando él venga en gloria inmediatamente DESPUÉS de la tribulación de aquellos días. Por consiguiente, todos ustedes mienten como bellacos cuando enseñan que el arrebatamiento de la Iglesia será antes de una tribulación de siete años, o a la mitad de una tribulación de siete años. ¡Esto es tremendamente serio e importante!. Ustedes en realidad están llamando embustero a Jesús, el Hijo de Dios, y rechazando totalmente las palabras de Jesús en Mateo 24:29-31. El consejo que les doy es que cuanto antes se ARREPIENTAN de esa mentira diabólica del pretribulacionismo, y crean en las palabras de Jesús, se lo digo por el bien y la salvación de sus almas. El pretribulacionismo no tiene que ver nada con la verdadera doctrina del arrebatamiento de la Iglesia, sino que dicha herejía monstruosa la introdujo Satanás mismo en las iglesias protestantes y evangélicas con el único fin de que millones de personas se pierdan a causa de esa abominación, para que así no esperemos la venida gloriosa de Cristo después de la tribulación de aquellos días, sino una falsa venida secreta de Cristo antes de una falsa tribulación de siete años. Ustedes pretenden irse al cielo antes de que venga el gobierno mundial de la bestia, sin embargo, cuando vean ustedes, los pretribulacionistas, que el gobierno mundial de la bestia ya ha comenzado, que los cristianos verdaderos son perseguidos a muerte durante ese gobierno mundial, y que el arrebatamiento de la Iglesia no ha sucedido, entonces eso será terrible para ustedes, pues creerán que la Biblia miente, que Dios miente, que Jesús miente, y que los apóstoles mintieron, al no cumplirse ese falso rapto que ustedes esperaron durante tantos años. ¡Por eso es que esa doctrina del pretribulacionismo es tan peligrosa y diabólica para aquellos que la creen!

Recuerden ustedes lo que dice Hebreos 9:28, Jesús aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, PARA SALVAR A LOS QUE LE ESPERAN, es decir, Jesús salvará solamente a aquellos que esperamos su segunda aparición, su venida o manifestación gloriosa, y dicha venida gloriosa de Cristo será únicamente después de la tribulación de aquellos días, tal como enseñó Jesús en Mateo 24:29-

31. Y por eso es que los primeros cristianos esperaban la MANIFESTACIÓN GLORIOSA de Cristo, ¡¡y jamás una venida secreta de Cristo antes de una tribulación de siete años!! (1Co.1:7, Tito 2:13, 2Ts.1:6-7). ¿Lo han leído bien?, es la MANIFESTACIÓN GLORIOSA de Cristo la que esperamos los verdaderos cristianos, y no una falsa venida secreta de Cristo antes de una falsa tribulación de siete años.

Por cierto, decirle también, Bolainez, que en ese pasaje de John Gill que usted ha citado hay un gran error doctrinal, ya que ese predicador iglesiero bautista decía que cuando Jesús venga en gloria no descenderá a la tierra. Ese disparate se lo inventó él, ya que en el Nuevo Testamento jamás se enseña esa patraña, al contario, la Escritura dice bien claro que cuando Jesús venga del cielo en gloria DESCENDERÁ DEL CIELO A LA TIERRA, Y PONDRÁ SUS PIES EN EL MONTE DE LOS OLIVOS, EL CUAL SE PARTIRÁ POR LA MITAD (Zac.14:3-5). Y el apóstol Pablo dijo bien claro en 1Tesalonicenses 4:15-17 que cuando Jesús venga en gloria DESCENDERÁ DEL CIELO, y al único lugar donde descenderá Jesús cuando venga es a la TIERRA, ya que ese será el lugar de destino cuando él venga en gloria, el pasaje no dice por ninguna parte que Jesús dará media vuelta en el aire y se irá al cielo, sino que descenderá del cielo. Lo que ocurre es que mientras Jesús desciende del cielo a la tierra, su iglesia será arrebatada en “nubes” para recibirle en el aire (1Ts.4:17), y desde el aire la Iglesia acompañará a Jesús en su descenso glorioso y triunfal a la tierra. Observe, Bolainez necio, que el texto bíblico dice bien clarito que la Iglesia será arrebatada para RECIBIR a Jesús en el aire cuando él venga, y resulta que cuando alguien sale a recibir a alguien que viene, significa que le acompaña al lugar de destino, por ejemplo, si usted viene a mi casa, acá en Madrid, España, y yo salgo a RECIBIRLE a la puerta, significa que le acompaño al lugar de destino, que es mi casa. La misma enseñanza aparece en ese pasaje de Pablo. Jesús vendrá del cielo con gran poder y gloria, él descenderá del cielo a la tierra, y mientras él desciende del cielo su Iglesia saldrá a recibirle en la atmósfera, en el aire, para acompañarle al lugar de destino, que será la tierra.

¿Lo entiende usted necio predicador de patrañas?. Lo que ocurre es que ustedes, los falsos maestros pretribulaccionistas, han pervertido ese gran pasaje de Pablo en 1Tesalonicenses 4:15-17, para hacernos creer la patraña ridícula y anticristiana de que cuando Jesús venga en gloria dará media vuelta en el aire, y se llevará su Iglesia al cielo, sin embargo, ¡eso no lo dice el pasaje de Pablo por ninguna parte, sino que es un burdo invento de ustedes!.

Por cierto, ustedes siempre citan las bodas del Cordero, las cuales según ustedes se celebrarán en el cielo durante un periodo de siete años, ¿y donde dice eso la Biblia?, ¡en ninguna parte!, eso es otro burdo invento de ustedes, ya que ustedes son especialistas en la mentira y en retorcer la profecía bíblica. Mire usted, Bolainez, una boda es la UNIÓN del esposo con la esposa, y la pregunta es: ¿cuando se unirá o casará Jesús con su Iglesia?, pues sencillamente cuando Jesús venga en gloria y su Iglesia será arrebatada para REUNIRSE CON ÉL EN EL AIRE, tal como dice 1Tesalonicenses 4:17, es decir, que la boda o unión de Cristo con sus santos glorificados será en la ATMOSFERA, en el aire, y jamás en el tercer cielo.

¡Ningunas bodas del Cordero durante siete años en el tercer cielo es enseñada en la Biblia!, ese cuento o fábula mentirosa se lo inventaron ustedes para engañar a millones de ignorantes de la verdadera profecía bíblica, sin embargo, en este sencillo escrito doctrinal se está desenmascarando esa mentira de ustedes.

JOSEPH MEDE

Bolainez seguidamente cita a otro autor, un tal Joseph Mede (1581-1638). Bolainez dice lo siguiente:

Hubo otros autores, incluso anteriores a estos mencionados que creían en el Arrebatamiento, compuesto por los resucitados y los vivos en Cristo. Joseph Mede escribió: «…la resurrección de aquellos que durmieron en Cristo, y el rapto de aquellos que queden vivos junto con ellos en los aires…». Nótese que estamos hablando del siglo XVI, y sólo a pocos años del inicio de la Reforma; 250 años antes de las enseñanzas al respecto de Darby.

Realmente usted, Bolainez, o no sabe leer, o lo que lee lo entiende totalmente al revés. A ver, criatura, ¿y donde dice ese texto de Joseph Mede que el arrebatamiento de la Iglesia será antes de una tribulación de siete años?, ¡en ninguna parte!, ese señor jamás fue un hereje pretribulacionista como usted, pues lo que él hizo sencillamente es mencionar la resurrección de los muertos en Cristo y el arrebatamiento cuando Jesús venga en gloria, ¡ningún rapto pretribulacional es mencionado en ese pasaje!, usted pervierte, no solo la Escritura, sino también citas de otros autores, para hacernos creer una mentira diabólica, como es el pretribulacionismo.

EFRAIN EL SIRIO

Seguidamente Bolainez y Rosell nos llevan hasta el siglo cuarto, y nos citan a un señor llamado Efrain el Sirio, un teólogo de la iglesia oriental Bizantina, el cual, según ellos, enseñaba el pretribulacionismo. Pues veamos la mentira de ustedes, leamos ese pasaje de Efraín el Sirio:

«Porque todos los santos y elegidos de Dios están reunidos antes de la Tribulación que ha de venir, y son llevados al Señor antes que vean la confusión que llenará al mundo…».

En primer lugar, ese pasaje de Efraín el Sirio no dice por ninguna parte que la Iglesia será arrebatada al cielo antes de una tribulación de siete años, lo cual ya demuestra que el tal Efraín no era un pretribulacionista como ustedes.

En segundo lugar, la fe cristiana no se basa en lo que escribieran estas personas llamados los “padres de la Iglesia”, sino que la verdadera fe cristiana se basa solo en el Nuevo Testamento, y como ya hemos visto, el Nuevo Testamento jamás enseña el pretribulacionismo.

En tercer lugar, ese pasaje de Efraín el Sirio dice que los santos serán reunidos con el Señor antes de la tribulación, es decir, Efraín se estaba refiriendo al pasaje de 1Tesalonicenses 4:15-17, cuando Jesús VENGA EN GLORIA y la iglesia sea arrebatada para reunirse con el Señor en el aire.

La pregunta ahora es la siguiente: ¿a que tribulación se estaba refiriendo Efraín el Sirio?, pues él se estaba refiriendo sencillamente a la tribulación o ira que el Señor Jesús traerá contra todos los malvados cuando él venga en gloria con todos sus ángeles, leamos este pasaje de Pablo donde se demuestra esto:

“Porque es justo delante de Dios pagar con tribulación a los que os atribulan, y a vosotros que sois atribulados, daros reposo con nosotros, cuando se manifieste el Señor Jesús desde el cielo con los ángeles de su poder, en llama de fuego, para dar retribución a los que no conocieron a Dios, ni obedecen al evangelio de nuestro Señor Jesucristo; los cuales sufrirán pena de eterna perdición, excluidos de la presencia del Señor y de la gloria de su poder” (2Ts.1:7-9).

Observe bien este tremendo pasaje del apóstol Pablo, el cual destroza totalmente la mentira satánica del pretribulacionismo. Pablo dijo que Dios pagará con TRIBULACIÓN a los malvados, pero Pablo no dijo por ninguna parte que esa tribulación durará siete años, ni tampoco tres años y medio, lo que dijo es que esa tribulación vendrá sobre los malvados CUANDO JESÚS SE MANIFIESTE DESDE EL CIELO EN GLORIA CON TODOS SUS ÁNGELES, en llama de fuego, para pagar a esos malvados que persiguieron a los verdaderos cristianos. ¿Lo ha leído usted bien?, la tribulación y destrucción contra los malvados, y el reposo de los verdaderos cristianos, ocurrirán EL MISMO DIA, es decir, cuando Jesús venga en gloria con todos sus ángeles, ¡no antes de una tribulación de siete años!, y esa venida gloriosa de Cristo sucederá inmediatamente después de la tribulación de aquellos días (Mt.24:29-31). Por consiguiente, cuando Efraín el Sirio dijo que los santos y elegidos serán reunidos con Cristo antes de la tribulación, lo que estaba diciendo él es que la Iglesia se reunirá con Cristo antes de que esa tribulación de ira y fuego caiga sobre todos los malvados, una tribulación que como ya hemos visto vendrá sobre los malvados cuando Jesús venga en gloria con todos sus ángeles. Esto es muy importante que lo entienda bien, para que no sea engañado por esos falsos maestros predicadores de patrañas pretribulacionistas, como Bolainez, Miguel Rosell, etc., todos ellos están mintiendo descaradamente cuando dicen que Efraín el Sirio era un pretribulacionista, ya que eso es totalmente falso, pues como he demostrado, lo que Efraín el Sirio enseñaba es que la Iglesia no sufrirá esa tribulación o ira contra los malvados, sino que se reunirá con Cristo, pero cuando él venga en gloria con todos sus ángeles, ¡no siete años antes de su venida en gloria!, ¿queda claro?

EL OBISPO VICTORINO

Seguidamente, el “escatólogo” Bolainez cita a un obispo del siglo tercero, llamado Victorino, obispo de Pattan (207-304). Bolainez pretende hacernos creer la patraña de que ese obispo era un pretribulacionista. Veamos la mentira de Bolainez, el obispo Victorino lo que dijo es esto:

«Esto sucederá en los últimos tiempos, cuando la Iglesia haya sido quitada de en medio».

La pregunta es: ¿a que “esto” se estaba refiriendo el obispo Victorino?, pues él estaba hablando de la terrible ira o tribulación que Dios enviará sobre todos los malvados CUANDO JESÚS VENGA EN GLORIA CON TODOS SUS ÁNGELES, y entonces, obviamente, la Iglesia habrá sido quitada de la tierra, porque ellos habrán sido arrebatados en “nubes” para recibir a Jesús en el aire, tal como dijo Pablo en 1Tesalonicenses 4:15-17. Observe que ese obispo no dijo por ninguna parte que la Iglesia será arrebatada al cielo antes de una tribulación de siete años, lo que él dijo es que la Iglesia será quitada de la tierra ANTES DE QUE LA TERRIBLE IRA DE DIOS DESTRUYA A LOS IMPIOS, y ya vimos más arriba que esa tribulación e ira destruirá a todos los malvados cuando Jesús venga en gloria con todos sus ángeles, ¡no siete años antes de su venida gloriosa!. Por consiguiente, ese obispo Victorino tampoco era un hereje pretribulacionista, como lo son Bolainez, Miguel Rosell, y miles y miles más de predicadores de la mentira que enseñan esa patraña del pretribulacionismo.

ARGUMENTOS BIBLICOS QUE ELLOS CITAN PARA APOYAR SU FALSA DOCTRINA PRETRIBULACIONAL

LA PALABRA IGLESIA

Seguidamente el “escatólogo” Bolainez y su amigo de secta, Miguel Rosell, sueltan uno de los argumentos más falsos y estúpidos que los falsos maestros puedan dar. Ellos enseñan que el rapto de la Iglesia sucederá antes de una tribulación de siete años porque la palabra “iglesia” ya no se menciona a partir del capítulo 4 hasta el 18 del Apocalipsis. Según ellos la palabra Iglesia es mencionada solo en los capítulos 2 y 3 del Apocalipsis, y luego la Iglesia aparece en el cielo a partir del capítulo 4. ¡Todo es mentira!, es totalmente falso ese argumento iglesiero, y se refuta de la forma más sencilla. Veamos:

a) Ciertamente la palabra Iglesia ya no se encuentra a partir del capítulo 4 del Apocalipsis, pero esto de ninguna manera significa que la Iglesia haya sido arrebatada al cielo y ya no se encuentre en la tierra. Esos predicadores de la mentira parecen que no se han enterado que la Iglesia de Cristo está compuesta por LOS SANTOS, por eso es que en el Nuevo Testamento la Iglesia de Cristo es llamada LOS SANTOS, Pablo por ejemplo llamó así a la iglesia en todas sus epístolas (Ro.1:7, 1Co.1:2, etc.). Por consiguiente, cuando el Apocalipsis habla de los santos SIEMPRE SE REFIERE A LA IGLESIA DE CRISTO, nunca se refiere a otra clase diferentes de santos. Los santos, es decir, la Iglesia de Cristo, son mencionados en pasajes como Apocalipsis 13:7, 10, 14:12, 17:6, 20:6, etc. Y en cada uno de esos pasajes los santos están siendo perseguidos en la tierra, no en el cielo. Observe que la Iglesia, es decir, los santos, estarán en la tierra sufriendo la persecución de Satanás y de la bestia, por lo tanto, decir que la Iglesia no estará en la tierra durante ese periodo de tiempo es simplemente una burda mentira satánica enseñada por todos esos falsos pastores y falsos evangelistas, los cuales han sido engañados y cegados por Satanás, ¡¡y encima ellos se creen que están en la verdad y que son los verdaderos cristianos!!.

b) En los capítulos 4 y 5 del Apocalipsis la Iglesia no aparece por ninguna parte en el cielo, eso que dice Bolainez es mentira. Lo que menciona ese pasaje es un grupo de 24 ancianos, los cuales están alrededor del trono de Dios en el cielo, pero en ninguna parte se dice que esos 24 ancianos sean la iglesia, o representantes de la Iglesia. La traducción que vierte la versión Reina Valera de Apocalipsis 5:9-10 es muy falsa y perversa, pues el pronombre “nos” no se encuentra en los manuscritos griegos de ese pasaje, es decir, que esos 24 ancianos NO SE INCLUYEN ENTRE EL GRUPO DE LOS REDIMIDOS POR LA SANGRE DE CRISTO, ellos simplemente dicen que Cristo ha redimido o comprado con su sangre para Dios a gentes de toda raza, tribu, pueblo lengua y nación, ¡pero ellos no se incluyen entre ese grupo de redimidos!, lo cual demuestra que los 24 ancianos no son la Iglesia de Cristo. Ellos son sencillamente un grupo de seres celestiales que están alrededor del trono de Dios. Por consiguiente, la Iglesia no estará en el cielo antes de una tribulación de siete años, esa mentira jamás la enseña el Apocalipsis, sino que la Iglesia estará en la tierra SUFRIENDO la ira de Satanás y de la bestia, padeciendo persecución y el martirio hasta la venida gloriosa del Señor Jesús, cuando ellos serán resucitados para reinar con Cristo durante el Milenio (Ap.20:4-6).

Por supuesto que los cristianos verdaderos esperamos la venida gloriosa de Cristo y el arrebatamiento de la Iglesia, pero lo que enseña el Evangelio es que estos dos eventos proféticos sucederán EL MISMO DIA, el día del Señor, es decir, cuando Cristo venga en gloria, tal como he demostrado en este estudio. Esta era la esperanza que tenían los cristianos del primer siglo (1Co.1:7, Tito 2:13, etc), ¡ellos jamás fueron pretribulacionistas!, es decir, jamás creyeron ni esperaron una falsa venida secreta de Cristo antes de una falsa tribulación de siete años! Estos falsos predicadores y falsos pastores JAMÁS podrán demostrar con la Biblia la doctrina del pretribulacionismo. Nosotros, los cristianos bíblicos, les retamos a que nos den un solo texto de la Biblia donde se diga que Jesús vendrá de forma secreta antes de una tribulación de siete años para arrebatar su Iglesia al cielo, ¡jamás lo demostrarán!, sin embargo, ellos seguirán predicando esa mentira satánica, para que millones de ignorantes iglesieros se la crean y sus iglesias apóstatas se llenen de gente, y de esta manera todos esos iglesieros puedan vivir confiando en una falsa esperanza introducida por Satanás, y sosteniendo con sus dineros a todos esos falsos evangelistas y falsos maestros que predican esa mentira abominable y apostata.

Desde acá exhorto a Bolainez, Miguel Rosell, y demás predicadores de esa mentira pretribulacional a que se arrepientan cuando antes, rechacen esa doctrina de demonios, tal como yo y otros muchos la hemos rechazado, y crean en la verdadera doctrina de Jesús y de sus apóstoles, antes de que sea demasiado tarde para ellos.

1TESALONICENSES 4:13-17 Y 1CORINTIOS 15:51-53

Seguidamente el “escatólogo” Bolainez cita dos pasajes del apóstol Pablo para intentar demostrar la doctrina del rapto de la Iglesia antes de una tribulación de siete años. Los dos textos que cita son 1Tesalonicenses 4:13-17 y 1Corintios 15:51-53, ¡en ninguno de esos pasajes se enseña esa doctrina de demonios del pretribulacionismo!, al contrario, esos dos pasajes de Pablo destrozan esa doctrina diabólica del pretribulacionismo enseñada por todos esos falsos maestros. Veamos el primer pasaje de Pablo:

1Tesalonicenses 4:13-17.

En este pasaje el apóstol Pablo habló de la futura venida gloriosa de Cristo y el arrebatamiento de la Iglesia. Observe que este arrebatamiento de los santos sucederá cuando Cristo venga en gloria, tal como dice el verso 15:

“Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron.”

¿Y cuando vendrá en gloria el Señor?, ¡pues inmediatamente DESPUÉS de la tribulación de aquellos días!, tal como enseñó Jesús en Mateo 24:29-31. Por lo tanto, la clara enseñanza de Pablo en ese pasaje es que el arrebatamiento de la Iglesia sucederá cuando el Señor Jesús venga en gloria inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, ¡no antes de una tribulación de siete años!. Por lo tanto, mienten como bellacos todos esos engañadores evangélicos cuando dicen que 1 Tesalonicenses 4:13-17 enseña la doctrina de un rapto de la Iglesia antes de una tribulación de siete años. Pablo enseñó bien claro en ese pasaje que el arrebatamiento de la Iglesia será a la VENIDA del Señor, ¡¡no siete años antes de su venida gloriosa del Señor!!.

Ese pasaje de Pablo dice que Jesús DESCENDERÁ del cielo, ¡no que Jesús dará media vuelta en el aire para llevarse su Iglesia al cielo!, sino que él descenderá del cielo, y al único lugar donde él descenderá es a la tierra, poniendo sus pies sobre el monte de los Olivos, el cual se partirá por la mitad (Zac.14:3-5). Mientras Jesús desciende del cielo, los muertos en Cristo serán resucitados, y los cristianos verdaderos que queden vivos en la tierra serán arrebatados en “nubes” juntamente con los santos resucitados, para recibir al Señor Jesús en el aire.

Ya vimos que salir a recibir a una persona que viene significa acompañarle al lugar de destino, por lo tanto, la Iglesia será arrebatada para recibirle en el aire, y desde el aire le acompañarán en su descenso glorioso y triunfal al lugar de destino, es decir, a la tierra, ¡este será el verdadero arrebatamiento de la Iglesia!, y no la mentira diabólica que todos esos miles de engañadores y falsos maestros evangélicos predican.

1 Corintios 15:51-53.

Este otro pasaje de Pablo tampoco enseña por ninguna parte la doctrina diabólica del pretribulacionismo. Lo único que dice ese texto es que los verdaderos cristianos serán transformados de forma instantánea de mortal a inmortalidad, cuando Jesús venga en gloria (verso 23). Observe que Pablo no dijo por ninguna parte que esa transformación de los santos ocurrirá antes de una tribulación de siete años. Esta doctrina de un rapto de la iglesia antes de una tribulación de siete años es sencillamente una espantosa y peligrosísima doctrina de demonios, totalmente desconocida por los primeros cristianos, jamás enseñada por Jesús y sus apóstoles, sino que el diablo la introdujo en todas esas iglesias apóstatas evangélicas hace aproximadamente 150 años, y que hoy en día es tan popular y predicada por multitud de falsos evangelistas y falsos pastores de fama mundial, los cuales se hacen pasar por ministros de Cristo, ¡pero no lo son!, ya quienes predican esa espantosa doctrina de demonios es IMPOSIBLE que sean verdaderos cristianos y ministros de Dios, ya que están enseñando una doctrina totalmente opuesta a lo que enseñaron Jesús y sus apóstoles.

Ese predicador de la mentira, Bolainez, dice luego que el pasaje de 1Tesalonicenses 4:13-14 afirma que las almas de los muertos en Cristo ya están con el Señor en el cielo, y que cuando Jesús venga del cielo esas almas vendrán con Jesús. Esa doctrina es totalmente falsa y estúpida, ¿por qué?, porque Pablo dijo bien claro que los santos muertos estarán con Jesús únicamente CUANDO ÉL VENGA EN GLORIA, tal como dice el verso 17, “y así estaremos siempre con el Señor“, ¿lo entiende? Pablo dijo bien claro que los verdaderos cristianos estarán con Jesús únicamente cuando él venga en gloria y sean arrebatados para recibir al Señor en el aire, ¡¡lo cual significa que ahora los santos no están con Jesús en el cielo!!, porque sencillamente Jesús aun no ha venido en gloria.

¿Qué dice entonces 1Tesalonicenses 4:13-14?, pues leamos el pasaje:

Tampoco queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como los otros que no tienen esperanza.

Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en él.

Ese pasaje de Pablo no dice por ninguna parte que Jesús traerá del cielo las almas de los santos muertos. Lo que dijo Pablo es que no ignoremos acerca de los que duermen, es decir, que no estemos en la ignorancia sobre la RESURRECCIÓN de los muertos en Cristo, cuando él venga en gloria. Y seguidamente Pablo dijo que Dios, por medio de Jesús, traerá a los que durmieron en él, es decir, Jesús sencillamente los va a traer a la tierra, PORQUE ESOS SANTOS MUERTOS RESUCITARÁN CUANDO JESÚS VENGA EN GLORIA, tal como dice el verso 16:

Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero.

Jesús, cuando descienda del cielo, sencillamente los va a traer a la tierra, porque esos muertos en Cristo resucitarán y le recibirán a Jesús en el aire, y entonces le acompañarán en su descenso glorioso y triunfal a la tierra. Sin embargo, esos falsos maestros de la cristiandad apóstata e iglesiera pervierten esas sencillas palabras de Pablo para hacernos creer la mentira diabólica de que los muertos ya están vivos con Jesús en el cielo, y que entonces Jesús traerá sus almas del cielo, sin embargo, ¡eso no lo dice el pasaje por ninguna parte!, sino que es un burdo invento. El texto simplemente habla de la venida gloriosa del Señor Jesús y de la RESURRECCION de los muertos en Cristo, para recibirle en el aire. Jesús sencillamente traerá a la tierra a todos esos muertos resucitados, esta es la sencilla enseñanza de este pasaje de Pablo.

LUCAS 21:36

Este pasaje es uno de los más utilizados pos los falsos maestros pretribulacionistas para que creamos que la Iglesia escapará de una tribulación de siete años y se irá al cielo. Leamos esas palabras de Jesús:

Velad, pues, en todo tiempo orando que seáis tenidos por dignos de escapar de todas estas cosas que vendrán, y de estar en pie delante del Hijo del Hombre.

La pregunta es la siguiente: ¿dijo Jesús en esas palabras que su Iglesia escapará al cielo antes de una tribulación de siete años?, ¡de ninguna manera!, Jesús jamás enseñó esa doctrina satánica por ninguna parte. El texto no habla de ningún arrebatamiento de la Iglesia ni de ninguna tribulación de siete años. ¿A qué se refería entonces Jesús?, pues sencillamente tenemos que leer el contexto para saber de qué hablaba Jesús. Leamos los versos 34 y 35

Mirad también por vosotros mismos, que vuestros corazones no se carguen de glotonería y embriaguez y de los afanes de esta vida, y venga de repente sobre vosotros aquel día.

Porque como un lazo vendrá sobre todos los que habitan sobre la faz de toda la tierra.

Como podemos ver, Jesús dijo bien claro de las cosas que escaparán los cristianos que estén velando y orando: de la glotonería, de la embriaguez y de los afanes de esta vida, y al escapar o ser librados de estas cosas podremos estar en pie delante del Hijo del hombre cuando venga en aquel día. Jesús en ninguna parte dijo que escaparemos de una tribulación de siete años, el pasaje ni siquiera está hablando del arrebatamiento de la Iglesia.

APOCALIPSIS 3:10

Este es el otro pasaje que los falsos maestros pretribulacionistas siempre citan para basar su doctrina de un rapto pretribulacional. Leamos ese pasaje:

Ya que has guardado mi mandato de ser constante, yo por mi parte te guardaré de la hora de tentación, que vendrá sobre el mundo entero para poner a prueba a los que viven en la tierra. (Nueva Versión Internacional)

Pregunto: ¿Dice ese pasaje que la Iglesia será librada de una tribulación de siete años?, ¡en ninguna parte!, ese pasaje no menciona ninguna tribulación de siete años, lo que dice es que él guardará a su pueblo de la hora de la TENTACIÓN que vendrá sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra. La palabra griega traducida por prueba o tentación es peirasmós (G3986 de la concordancia de Strong), ¡esta palabra nunca significa tribulación!, ya que la palabra griega para tribulación es dslípsis. Por lo tanto, ese pasaje no dice por ninguna parte que Jesús librará a su Iglesia de la tribulación, sino de la TENTACIÓN. ¿Y como libra Dios de la tentación a su pueblo?, pues sencillamente no cayendo en ella:

Y no nos dejes caer en tentación, mas líbranos del mal; porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por todos los siglos. Amén. (Mt.6:9).

Dios sencillamente libra a sus hijos de la tentación, no permitiendo que caigamos en ella:

“sabe el Señor LIBRAR DE LA TENTACIÓN A LOS PIADOSOS, y reservar a los injustos para ser castigados en el día del juicio” (2ª Pedro 2:9).

Esta frase del apóstol Pedro es la misma que aparece en Apocalipsis 3:10. El Señor libra de la TENTACIÓN a los piadosos, es decir, a los verdaderos cristianos, no permitiendo que ellos caigan en dicha tentación, sino que nos libra del mal. Ahora bien, observe que Apocalipsis 3:10 habla de una tentación que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los moradores de la tierra. ¿Qué tentación será esa?, ¿Como el diablo tentará al mundo entero?, pues sencillamente con la MARCA DE LA BESTIA, mencionada en Apocalipsis 13:11-18. Aquellos que no tengan esa marca impresa en la frente o en la mano derecha no podrán comprar ni vender, por lo tanto, esa será la tentación más grande que vendrá sobre el mundo entero, y que pondrá a prueba la fidelidad del ser humano a Dios, o la fidelidad a Satanás. Los santos serán librados de esta tentación, porque sencillamente rechazarán la marca de la bestia y no se dejarán marcar, a costa de no poder comprar ni vender en ese nuevo orden mundial. Estos santos de la Iglesia guardarán la palabra de la paciencia de Cristo, es decir, estarán aguardando con paciencia y fe la venida gloriosa de Cristo, para salvar a los que le esperan (Heb.9:28). Apocalipsis 3:10 ni menciona el arrebatamiento de la Iglesia, ni menciona una tribulación de siete años.

Los apóstoles y demás cristianos del siglo 1 jamás esperaron una venida secreta de Cristo antes de una tribulación de siete años, lo que ellos es la MANIFESTACIÓN GLORIOSA de Cristo (1Co.1:7, Tito 2:13), una manifestación gloriosa que sucederá únicamente DESPUÉS de la tribulación de aquellos días, no antes de una tribulación de siete años (Mt.24:29-31), esto es muy importante que usted lo tenga claro. Por lo tanto, la Escritura es bien tajante: JESÚS SALVARÁ A AQUELLOS QUE ESPERAMOS ESA SEGUNDA APARICIÓN SUYA DESPUÉS DE LA TRIBULACIÓN, (Heb.9:28), sin embargo, como Satanás, nuestro principal enemigo, no quiere que seamos salvos, entonces él ha enviado desde hace unos 150 años muchos emisarios o apóstoles suyos, disfrazados de “evangelistas” y de “maestros” de la profecía bíblica, como por ejemplo el falso evangelista pentecostal Yiye Avila, que es actualmente uno de los principales apóstoles del pretribulacionismo, o también los farsantes Dawlin Ureña, Benny Hinn, Luis Palau, John Hagee,Tim LaHaye, entre otros muchos falsos maestros más.

1TESALONICENSES 5:2

Los falsos maestros pretribulacionistas también citan esas palabras para enseñar que la venida de Cristo y el arrebatamiento de la Iglesia será algo secreto y silencioso. Leamos el pasaje:

Porque vosotros sabéis perfectamente que el día del Señor vendrá así como ladrón en la noche Un ladrón viene de forma secreta, de modo que según esos falso maestros la venida de Cristo también será secreta, sin que el mundo se entere. El argumento que ellos dan es totalmente falso y diabólico. Ese pasaje no significa que la venida gloriosa de Cristo será secreta y silenciosa, lo que significa es que la HORA de su venida es secreta, vendrá de repente, es decir, el secreto no es la venida de Cristo, sino en la hora de su venida, así lo enseñó Jesús:

“Velad, pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor. Pero sabed esto, que si el padre de familia supiese a qué hora el ladrón habría de venir, velaría, y no dejaría minar su casa. Por tanto, también vosotros estad preparados; porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis.” (Mt.24:42-44).

Por lo tanto, ninguna venida secreta de Cristo es enseñada en la Biblia. El secreto consiste en la HORA de su venida, por eso es que él dijo que vendrá la ha HORA que no pensamos, pero su venida de ninguna manera será secreta y silenciosa, porque en otros pasajes Jesús dijo bien claro que se venida será totalmente visible y espectacular. Él dijo que su venida será vista por todas las tribus de la tierra (Mt.24:30). Comparó su venida gloriosa con la aparición de un relámpago

(Mt.24:27), y los relámpagos no son secretos ni silenciosos, sino totalmente visibles y resplandecientes, y están acompañados por truenos. Por lo tanto, la venida gloriosa del Mesías Jesús será totalmente visible, gloriosa y espectacular, todas las tribus de la tierra se lamentarán al verle llegar del cielo dentro de una “nube” con gran poder y gloria (Mt.24:30).

Observe también que la expresión “como ladrón en la noche” fue dicha por el apóstol Pedro:

“Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas.” (2P.3:10)

Este pasaje de Pedro se está refiriendo al Dia del Señor, es decir, el día de la venida gloriosa del Señor Jesús, el cual vendrá como ladrón en la noche, pero no en el sentido de que su venida será secreta y silenciosa, sino en el sentido de que vendrá de repente, pero esa venida del Señor Jesús no será secreta, silenciosa ni invisible, sino todo lo contrario, ya que Pedro dijo que los cielos pasarán CON GRAN ESTRUENDO. Aquellos falsos maestros que predican una venida secreta, invisible y silenciosa del Señor Jesús para arrebatar a su Iglesia están mintiendo y predicando un falso evangelio. La venida gloriosa del Señor Jesús será inmediatamente DESPUÉS de la tribulación de aquellos días (Mt.24:29-30), y entonces el Señor enviará a sus ángeles, y con gran sonido de trompeta reunirán en el cielo (la atmósfera) a todos sus escogidos (Mt.24:31). Aquellos que enseñan que esos escogidos serán los judíos mienten, ya que el Nuevo Testamento enseña bien claro que los elegidos o escogidos son solamente los miembros de la IGLESIA DE DIOS (Mt.24:22, 24, Lc.18:7, Ro.8:33, Col.3:12, 2Tm.2:10, Tito 1:1).

2 TESALONICENSES 2:1-12

Los falsos maestros pretribulacionistas enseñan que la Iglesia será arrebatada al cielo antes de la manifestación del hombre de pecado mencionado. Uno de los principales apóstoles del Rapto de la Iglesia antes de una tribulación de siete años, el famoso “evangelista” pentecostal de Puerto Rico Yiye Ávila, fundador del Ministerio “Cristo Viene”. En su artículo “Falsos el Mesías”, publicado en su revista “La Fe en Marcha”, edición de febrero-marzo de 1997, págs. 5 al 8, dice lo siguiente:

“La Biblia profetiza que en este tiempo (los siete años de tribulación) se va a manifestar un anticristo… Este hombre es un misterio al momento, pero se manifestará con gran engaño, y el tiempo de su aparición está muy cerca. Sabemos que ese hombre se manifestará en breve y engañará a todas las naciones. Pero, antes de que este hombre aparezca, el pueblo de Dios desaparecerá. El Rapto de la Iglesia es el evento que nos librará de este terrible juicio”.

Observe bien, ese tipo, Yiye Avila, lleva más de 50 años predicando esa mentira del pretribulacionismo. Su ministerio llamado “Cristo viene”, así como su cuenta bancaria, han aumentado de forma tremenda a costa de predicar esa mentira al mundo entero, ¡y millones de ignorantes aun le creen!. Ahora bien, lo que dice Yiye Avila y muchos más como él es una burda mentira. Ya hemos visto como la Biblia

jamás habla de una tribulación de siete años. También he demostrado que el anticristo no es un personaje que aparecerá en el futuro, pues ya existía en los días de los apóstoles.

Yiye Avila y demás falsos evangelistas dicen que ese hombre de pecado predicho en 2Tesalonicenses 2 se manifestará DESPUÉS del arrebatamiento de la Iglesia. Pues bien, Yiye Avila está mintiendo como un bellaco, y demostrando que está al servicio del padre de la mentira, Satanás, ya que ese pasaje de Pablo en 2 Tesalonicenses lo que enseña precisamente es todo lo contrario, como voy a demostrar seguidamente. Leamos atentamente el pasaje de Pablo:

Pero con respecto a la venida de nuestro Señor Jesucristo, y nuestra reunión con él, os rogamos, hermanos, que no os dejéis mover fácilmente de vuestro modo de pensar, ni os conturbéis, ni por espíritu, ni por palabra, ni por carta como si fuera nuestra, en el sentido de que el día del Señor está cerca.

Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición, el cual se opone y se levanta contra todo lo que se llama Dios o es objeto de culto; tanto que se sienta en el templo de Dios como Dios, haciéndose pasar por Dios. ¿No os acordáis que cuando yo estaba todavía con vosotros, os decía esto?

Y ahora vosotros sabéis lo que lo detiene, a fin de que a su debido tiempo se manifieste.

Porque ya está en acción el misterio de la iniquidad; sólo que hay quien al presente lo detiene, hasta que él a su vez sea quitado de en medio.Y entonces se manifestará aquel inicuo, a quien el Señor matará con el espíritu de su boca, y destruirá con el resplandor de su venida; inicuo cuyo advenimiento es por obra de Satanás, con gran poder y señales y prodigios mentirosos, y con todo engaño de iniquidad para los que se pierden, por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos. Por esto Dios les envía un poder engañoso, para que crean la mentira,a fin de que sean condenados todos los que no creyeron a la verdad, sino que se complacieron en la injusticia. (2Ts.2:1-12).

Observe bien esas palabras de Pablo. Él comienza mencionando dos eventos proféticos: LA VENIDA DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO, Y NUESTRA REUNIÓN CON ÉL, esa reunión de los creyentes con Cristo será evidentemente el arrebatamiento de la Iglesia, pues entonces se reunirán con Cristo en el aire (1Ts.4:15-17). Ahora bien, fíjese en la advertencia que nos dio Pablo, él dijo que nadie nos engañe en ninguna manera, PORQUE ESO NO SUCEDERÁ SI ANTES NO VIENE LA APOSTASIA Y LA MANIFESTACIÓN DEL HOMBRE DE PECADO, EL HIJO DE PERDICIÓN. ¿Lo ha leído bien?, ¡esto es todo lo contrario de lo que enseña el falso evangelista Yiye Avila y demás embusteros iglesieros!. Toda esa manada de falsos maestros pretribulacionistas enseñan todo lo contrario de lo que dijo Pablo, ya que ellos dicen que primero sucederá el arrebatamiento de la Iglesia, y luego se manifestará el hombre de pecado, sin embargo, Pablo dijo que PRIMERO tendría que venir la apostasía y la manifestación del hombre de pecado, y al FINAL vendrá Cristo y nuestra reunión con él. ¡Por eso es que Pablo dijo que tengamos cuidado, y que nadie nos engañe!, como si Pablo ya conociera de antemano que vendrían todos estos falsos maestros pretribulacionistas enseñando lo contrario de lo que dijo Pablo.

Por cierto, observe también que Pablo jamás llamó al hombre de pecado “el anticristo”, él simplemente le llamó de tres maneras: el hombre de pecado, el hijo de perdición, y el inicuo, el cual se ensalzaría sobre todo lo que se llama dios o es objeto de culto, instalándose en el templo de Dios haciéndose pasar por Dios.

Ahora bien, observe que Pablo dijo que había un obstáculo en sus días que impedía la manifestación del hombre de pecado, los cristianos de Tesalónica conocían perfectamente cual era ese obstáculo, pues Pablo se lo dijo cuando estuvo con ellos, sin embargo, Pablo no quiso decir por carta cual era la identidad de ese obstáculo que impedía la manifestación del hombre de pecado.

Pues bien, resulta que los falsos maestros pretribulacionistas enseñan que ese obstáculo es el espíritu santo en la iglesia. Según ellos, cuando la Iglesia sea arrebatada al cielo, entonces el espíritu santo será quitado de la tierra y podrá manifestarse el hombre de pecado. Pero preguntamos, ¿dice el pasaje que dicho obstáculo sea el espíritu santo en la Iglesia?; ¡no lo dice por ninguna parte!, sencillamente es otra fábula mentirosa inventada por esos falsos maestros iglesieros. Pero supongamos que ese obstáculo fuera el espíritu santo en la Iglesia, y que esos falsos maestros iglesieros tengan razón. Si esto fuera así, entonces resulta que los santos mencionados en el Apocalipsis ¡no tendrán en espíritu santo!, ya que según esos falsos maestros el espíritu santo habrá sido quitado de la tierra.

Y preguntamos: ¿Cómo se puede ser un santo de Dios sin tener el espíritu santo?, ¡es imposible!. Observe que esos santos mencionados en el Apocalipsis son los que reinarán con Cristo (Ap.20:4-6), son la ESPOSA DE CRISTO (Ap.19:7-8). ¿Y se puede ser miembro de la esposa de Cristo y reinar con Cristo sin tener el espíritu santo?, ¡imposible!. Por lo tanto, esa doctrina iglesiera de que el obstáculo mencionado en 2 Tesalonicenses es el espíritu santo en la Iglesia es una espantosa y burda mentira del diablo propagada por todos esos falsos evangelistas y falsos maestros que se hacen pasar por ministros de Cristo. Y si dicho obstáculo no es el espíritu santo en la Iglesia, ¿qué era entonces?.

Para empezar, observe que Pablo no quiso decir por carta cual era ese obstáculo, ¿por qué no lo quiso decir por carta?, pues sencillamente por PRUDENCIA, porque esa epístola podía ser leída por las autoridades romanas, y eso habría traído problemas graves a los cristianos.

Fíjese también que los cristianos de la iglesia de Tesalónica sí que sabían perfectamente cual era ese obstáculo que impedía en esos días la manifestación del hombre de pecado:

Y ahora vosotros sabéis lo que lo detiene, a fin de que a su debido tiempo se manifieste. (2Ts.2:6).

Por consiguiente, los primeros cristianos conocían cual era ese obstáculo que impedía la manifestación del hombre de pecado, ese conocimiento pasó de una generación a la siguiente de cristianos, y quedó plasmado en los escritos de los llamados “padres de la iglesia”, de los siglos 2, 3, 4 y 5. Pues bien, veamos lo que enseñaron dicho padres de la Iglesia respecto a ese obstáculo que impedía en los días de Pablo la manifestación del hombre de pecado, daré unas cuantas citas importantísimas de algunos padres de la Iglesia referente a la identidad de dicho obstáculo y también daré unas citas de eminentes autores y comentaristas cristianos, así como de la Enciclopedia Británica.

LA ENCICLOPEDIA BRITÁNICA. En la Enciclopedia Británica se dice que la creencia de los primeros cristianos, en lo referente a la identidad del obstáculo que impedía la manifestación del hombre de pecado, era que dicho obstáculo era EL IMPERIO ROMANO CON EL EMPERADOR A LA CABEZA (Volumen 2, página 60. 1961, Articulo “el anticristo”).

COMENTARIO BÍBLICO DE CLARK. Este prestigioso Comentario Bíblico Protestante dice que el testimonio unido de los lideres de la Iglesia de los cuatro primeros siglos era que el obstáculo que tenia que ser quitado de en medio era EL IMPERIO ROMANO (Nota sobre 2ª de tesalonicenses 2).

JERÓNIMO. Jerónimo decía que la enseñanza de Pablo es que dicho obstáculo era el Imperio Romano y el Emperador. El dijo lo siguiente. “Si Pablo hubiese escogido decir esto abiertamente, hubiera provocado una enorme e innecesaria persecución contra los cristianos” (Jerónimo, Comentario, Libro 5, capitulo 25). Esta era precisamente la razón por la cual Pablo OCULTÓ en la epístola la identidad de ese obstáculo.

JUSTINO MÁRTIR. En su libro “Apologías”, escrito por Justino a los gobernadores de la ciudad de Roma, dijo que los cristianos oraban por el Emperador de Roma, y por la continuidad de su imperio, ya que sabían que cuando ESTE desapareciera, se manifestaría el hombre de pecado (Froom, La Fe Profética de nuestros padres, página 19).

TERTULIANO. Tertuliano dijo lo siguiente. “¿Cuál es el poder que detiene la manifestación del hombre de pecado? ¿Quién más sino EL IMPERIO ROMANO, el cual quebrantado y dividido en diez reinos introducirá al anticristo sobre sus propias ruinas?” (Froom, La Fe Profética de nuestros padres, página 563).

AMBROSIO DE MILÁN. Ambrosio también dijo que dicho obstáculo era el Imperio Romano y el Emperador, y que después de que fuera quitado de en medio el CESAR de Roma, se manifestaría el hombre de pecado (Newton, página 463).

CRISÓSTOMO. Este Líder cristiano enseñó lo mismo. Él dijo lo siguiente. “Uno se puede preguntar. ¿Qué es lo que detiene la manifestación del hombre de pecado? ES EL IMPERIO ROMANO. Cuando este desaparezca, entonces vendrá el hombre de pecado, porque mientras dure el temor de la gente hacia el Emperador de Roma, nadie se ensalzará por si solo, pero cuando el Emperador desaparezca, entonces el hombre de pecado se manifestará, e intentará gobernar el reino de Dios y de los hombres” (Crisóstomo, Homilías, páginas 388,389.

COMENTARIO EXEGÉTICO Y EXPLICATIVO DE LA BIBLIA, TOMO II. Este prestigioso Cometario Bíblico dice. “El romanismo, como precursor del anticristo fue restringido de esa manera por EL EMPERADOR ROMANO (entonces representante del poder coecirtivo) hasta el tiempo cuando Constantino transfirió la sede del imperio a Constantinopla, el obispo romano gradualmente se elevo al primado” (página 547).

ELLIOT. El historiador eclesiástico Elliot dice. “Tenemos el testimonio unido de los padres antiguos, desde Ireneo (130 al 200 después del Mesías.) el discípulo del discípulo de Juan, hasta Crisóstomo (347 al 407), inclusive a Jerónimo (331 al 420), asegurando todos que la clave estaba en EL PODER IMPERIAL QUE GOBERNABA Y RESIDÍA EN ROMA” (Elliot, Horae Apocalypticae, Libro e, página 92).

Por consiguiente, es obvio que la creencia general de todos los primeros cristianos de los cuatro primeros siglos es que el obstáculo que impedía la manifestación del hombre de pecado era EL IMPERIO ROMANO Y EL CESAR.

Por consiguiente, puesto que ya sabemos perfectamente cual era el obstáculo que impedía en los días de Pablo la manifestación del hombre de pecado ahora tenemos que saber QUIEN ES ESE HOMBRE DE PECADO que se instalaría en el templo de Dios, haciéndose pasar por dios (2ª de tesalonicenses 2.3- 4).

Cuando el antiguo Imperio Romano de Occidente desapareció en el siglo 5º y el último de los emperadores romanos de Occidente fue quitado de en medio, solo hubo un poder en el mundo que ocupó el lugar de los emperadores en Roma. EL PODER PAPAL, ¡el Papa de Roma es el sucesor directo de los antiguos emperadores romanos!, él sucedió o reemplazó en Roma el poder monárquico de los césares, incluso llevando el mismo título pagano que los césares. “Pontifex Máximus”. Como ya hemos visto, era el emperador de Roma quien impedía en los días de Pablo la manifestación del poder hombre de pecado en el mundo, porque era el poder religioso y político de los césares de Roma los que impedían que otro poder, como el Papal, ocuparan su lugar en la ciudad de Roma. Mientras el César de Roma siguiera gobernando el Imperio ¡el Papa no podría ocupar su lugar!, por tanto, EL CESAR TENÍA QUE SER QUITADO DE EN MEDIO. Pero cuando en el siglo 4º el Emperador Constantino trasladó su sede imperial de Roma a Bizancio (Constantinopla), entonces el obispo de Roma tomó el control de Roma, ¡aunque no de toda la cristiandad!, ya que ese control o dominio del Papa sobre toda la Iglesia Católica o Universal comenzó a ocurrir únicamente a partir de la desaparición del César y de la desintegración del Imperio Romano de Occidente en el siglo 5º, entonces el Papa de Roma se vio libre de dicha autoridad imperial, y ocupó en Roma el lugar que ocupaban los emperadores, reclamando para sí mismo el título pagano de “Pontifex Maximus”. De esta manera se cumplió la profecía de Pablo. Por consiguiente, el hombre de pecado, el hijo de perdición, es el PAPA DE ROMA, ¡él se instaló en el templo de Dios, y se hace pasar por Dios! (2ª Ts.2:4). Ahora bien, ¿cuál es ese templo de Dios mencionado por Pablo?

Cuando Pablo habló del templo de Dios siempre se refería al conjunto de cristianos, es decir, la CRISTIANDAD.

“¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros? Si alguno destruyere el templo de Dios, Dios le destruirá a él; porque el templo de Dios, el cual sois vosotros, santo es.” (1ª Corintios 3:16-17, 2ª Corintios 6:16).

Por lo tanto, cuando Pablo dijo que el hombre de pecado se sentaría en el templo de Dios, haciéndose pasar por Dios, lo que estaba diciendo es que ese hombre se instalaría EN LA IGLESIA, como líder supremo, ocupando así el lugar de Cristo en la tierra. Esta profecía de Pablo se cumple al pie de la letra en el PAPADO, el cual dice ser el representante de Dios en la tierra, y el vicario de Cristo en la tierra.

Esa es la razón por la cual Pablo no quiso decir por carta quien era ese obstáculo que impedía la manifestación del hombre de pecado, si Pablo hubiera escrito claramente que el César de Roma tenía que ser quitado de enmedio, entonces esa carta podía ser leído por la autoridades romanas, y Pablo habría sido acusado falsamente de conspirar contra la vida del emperador romano, y habría sido ejecutado, por eso es que Pablo prefirió ocultarlo en la epístola.

El apóstol Pablo dijo que ese hombre de pecado, el hijo de perdición, será paralizado por el resplandor de la venida de Cristo (2Ts.2:8), esto indica que el hombre de pecado no es un solo individuo, sino una SUCESIÓN de individuos religiosos e impostores, el último de los cuales estará vivo cuando Cristo venga en gloria, y entonces quedará paralizado por el resplandor de su venida, lo cual indica que el último de los papas de la iglesia católica romana será ese último hombre de pecado, el mayor falso profeta de toda la Historia.

MATEO 24:37-44

Este es el otro pasaje bíblico que los falsos evangelistas pretribulacionistas esgrimen para enseñan la mentira del pretribulacionismo. Veamos lo que dice el pasaje:

“Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre. Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca, y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre. Entonces estarán dos en el campo; el uno será tomado, y el otro será dejado. Dos mujeres estarán moliendo en un molino; la una será tomada, y la otra será dejada. Velad, pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor. Pero sabed esto, que si el padre de familia supiese a qué hora el ladrón habría de venir, velaría, y no dejaría minar su casa. Por tanto, también vosotros estad preparados; porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis.”

¡En esas palabras de Jesús no hay ni rastro de un rapto de la Iglesia antes de una tribulación de siete años!, pues Jesús lo que estaba enseñando es su futura VENIDA GLORIOSA, la cual dijo bien claro que ocurrirá DESPUÉS de la tribulación, no antes (Mateo 24:29-30). Entonces, cuando él venga en gloria, uno será tomado, y el otro dejado, es decir, uno será arrebatado, y otro será dejado en la tierra, pero observe que el texto no dice por ninguna parte que dicho rapto ocurrirá antes de una tribulación de siete años. Por lo tanto, los cristianos hemos de estar preparados, porque Jesús vendrá a la hora que no sabemos. Observe también que el secreto no será la venida de Cristo, sino la HORA de su venida gloriosa, por lo tanto, los que enseñan que esa venida de Cristo y el arrebatamiento será un evento secreto y silencioso para el mundo ¡están mintiendo descaradamente!, pues la venida gloriosa del CRISTO será completamente visible y audible para el mundo, ya que todas las tribus de la tierra se lamentarán al VERLE llegar del cielo con gran poder y gloria (Mateo 24:30), y el arrebatamiento de los cristianos estará acompañado por el sonido atronador de la trompeta de Dios (1ª Ts.4:16).

1ª TESALONICENSES 5:9

Este es el otro pasaje bíblico que los falsos evangelistas esgrimen para enseñan la mentira del pretribulacionismo. Veamos lo que dice el pasaje:

“Porque no nos ha puesto Dios para ira, sino para alcanzar salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo”.

Como puede observar, en esas palabras de Pablo no se dice por ninguna parte que la Iglesia de Cristo será raptada al cielo antes de un período de siete años de tribulación. Lo único que dice es que los cristianos no estamos destinados a sufrir la futura IRA de Dios, sino destinados a la salvación. El texto lo que dice simplemente es que Dios librará de la IRA a sus hijos, dicho en otras palabras, los verdaderos cristianos no sufrirán la ira de Dios, ya que estamos destinados para alcanzar la salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo, ¡esa ira de Dios no es la tribulación!.

Todos los “evangelistas” falsos y los falsos maestros en profecía bíblica no saben diferenciar entre la ira de Dios, y la tribulación contra los santos, ellos confunden la ira de Dios con la tribulación, ¡cuando resulta que son dos cosas muy diferentes!. Los verdaderos cristianos siempre han pasado por LA TRIBULACIÓN a lo largo de esta era “cristiana” (Mateo 24:9, Juan 16:33, Apocalipsis 1:9), sin embargo, ellos jamás sufrirán la ira o cólera de Dios, ya que hemos sido librados de dicha ira divina, la cual caerá sobre el mundo cuando sean derramadas las siete plagas de la ira de Dios (Apocalipsis 16:1-17), y esas siete terribles plagas de la ira de Dios no afectarán a los verdaderos cristianos, de la misma manera que las diez plagas sobre Egipto tampoco afectaron al pueblo de Israel protegido por la sangre del cordero. Esa ira de Dios culminará con la venida gloriosa de Cristo, cuando él venga en llamada de fuego, con todos sus ángeles, para destruir a todos los impíos y dar reposo a los verdaderos cristianos atribulados:

Porque es justo delante de Dios pagar con tribulación a los que os atribulan, y a vosotros que sois atribulados, daros reposo con nosotros, cuando se manifieste el Señor Jesús desde el cielo con los ángeles de su poder, en llama de fuego, para dar retribución a los que no conocieron a Dios, ni obedecen al evangelio de nuestro Señor Jesucristo; los cuales sufrirán pena de eterna perdición, excluidos de la presencia del Señor y de la gloria de su poder, cuando venga en aquel día para ser glorificado en sus santos y ser admirado en todos los que creyeron (por cuanto nuestro testimonio ha sido creído entre vosotros). (2Ts.1:6-10).

Observe que según ese pasaje de Pablo los verdaderos cristianos entrarán en el reposo CUANDO JESÚS VENGA DESDE EL CIELO EN LLAMA DE FUEGO para destruir a los impíos, ¡no siete años antes de su venida gloriosa!. La tribulación es algo que los verdaderos cristianos siempre han sufrido en el mundo. Por ejemplo, Jesús dijo claramente que sus discípulos tendríamos TRIBULACIÓN en el mundo (Juan 16.33). Él dijo que sus discípulos serían ENTREGADOS A TRIBULACIÓN (Mateo 24:9). El apóstol Pablo dijo que es necesario que a través de muchas TRIBULACIONES entremos en el Reino de Dios (Hechos 14:22). Y en el Apocalipsis leemos bien claro que el apóstol Juan era copartícipe con todos los santos de LA TRIBULACIÓN (Apocalipsis 1:9). Por consiguiente, ¡los verdaderos cristianos SIEMPRE HAN PASADO POR LA TRIBULACIÓN!, sin embargo, ahora vienen miles de falsos maestros y de “evangelistas” de pacotilla, como el famoso “evangelista” Yiye Avila, y otros muchos más, y pretenden hacernos creer la abominable mentira que la Iglesia de Dios será sacada de la tierra antes de una tribulación de siete años. Si Dios nunca libró de la tribulación a los verdaderos cristianos a lo largo de esta era “cristiana”, ¿por qué los iba a librar de la tribulación en el futuro? Repito una vez más que es de la IRA DE DIOS contra los impíos de la cual hemos sido librados los verdaderos cristianos, ¡no de la tribulación o persecución contra los cristianos!, esa persecución mundial contra los verdaderos cristianos se intensificará en el futuro, durante el gobierno mundial de la bestia y del falso profeta, el cual durará 42 meses (Apocalipsis 13.5), entonces la bestia hará la GUERRA A LOS SANTOS y los vencerá (Apocalipsis 13:7), y esos santos de la tribulación no son otros que los miembros de la Iglesia de Dios, la esposa del Cordero (Apocalipsis 1:9, 12:17, 17:6, 19:7-8).

Ya hemos llegado al final del libro, esperamos que este libro sea de ayuda y bendición a todos aquellos que aman la verdad, y si usted aun sigue siendo pretribulacionista, ha de saber que ha sido engañado por el diablo, el cual utiliza a sus emisarios religiosos para predicar esa mentira tan peligrosa. Pero esa mentira doctrinal ya ha quedado desenmascarada y pulverizada en este libro.

Si usted desea contactar conmigo, abajo le doy la dirección de correo electrónico: Tito Martínez:

las21tesis@gmail.com

Tito Martínez
Estudiante de la Biblia