LA BIBLIA NO ES MONOTEISTA, SINO HENOTEISTA

http://www.gabitogrupos.com/cristianos/template.php?nm=1315028617

TOMADO DE MI LIBRO PDF LAS 21 TESIS DE LA VERDADERA DOCTRINA CRISTIANA

Los monoteístas y los trinitarios siempre esgrimen unos cuantos pasajes de la Biblia, para hacernos creer que solo existe un Dios: el Padre. Pero esos mismos pasajes resulta que son utilizados también por los trinitarios, para enseñar que el Padre, el Hijo y el espíritu santo son un solo Dios. Vamos a analizar esos pasajes para conocer la verdad:

1Corintios 8:6. Este pasaje de Pablo está pésimamente traducido en casi todas las versiones bíblicas, ya que la palabra “solo” no se encuentra en el texto griego, lo puede comprobar usted leyendo el Nuevo Testamento Interlineal Griego-Español de Francisco Lacueva, edit, CLIE. El original griego tampoco tenía puntos, ni comas. Añadiendo a ese pasaje los dos puntos y la palabra “solo”, SE DESTROZA TODO EL SENTIDO DE LA FRASE DICHA POR PABLO. Por ejemplo, no es lo mismo decir: “para nosotros hay un SOLO rey: Juan Carlos I”, que decir: “para nosotros hay un rey Juan Carlos I”. La primera frase excluye la existencia de más reyes, sin embargo, la segunda frase no excluye la existencia de más reyes.

Lo que dijo el apóstol Pablo, por tanto, es que los cristianos tenemos un Dios el Padre y un Señor Jesucristo, ¡pero sin negar la existencia de otros muchos dioses y señores!, existencia que Pablo reconoció en el versículo “…como de hecho hay muchos dioses y señores”.

Como podemos ver, el pasaje de 1Co.8:6 tampoco enseña por ninguna parte que Dios sea trino, ya que el texto dice: “un Dios el Padre”, lo cual demuestra que el apóstol Pablo JAMÁS creyó ni enseñó esa falsa doctrina de la trinidad, ya que si Pablo hubiera sido trinitario, entonces habría escrito lo siguiente: “Porque para nosotros hay un solo Dios, que es Padre, Hijo y espíritu santo”.

Repito, los cristianos tenemos un Dios Padre, del cual proceden todas las cosas, y un Señor Jesucristo, por medio del cual el Padre creó todas las cosas (Jn.1:3, 10, Col.1:16-17, Heb.1:1-2), y este Señor Jesús es también Dios verdadero (1Jn.5:20), el Dios unigénito (Jn.1:18), y nuestro gran Dios y Salvador (Tito 2:13).

1Timoteo 2:5. La palabra “solo” tampoco existe en el texto griego de este pasaje de Pablo, sino que fue añadida por los traductores monoteístas para hacernos creer la doctrina antibíblica que solo existe un Dios. Por lo tanto, la traducción literal dice lo siguiente: “Porque hay un Dios, y un mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre”.Lo que enseñó Pablo en ese pasaje es simplemente que hay un Dios Padre, y un mediador entre el Padre y los hombres: Jesucristo hombre, es decir, Jesucristo como hombre es quien intercede o ruega por nosotros ante el Padre.

Pablo no dijo que “solo” exista un Dios, ni tampoco que “solo” exista un mediador, ¡lo que dijo es que tenemos un Dios y un mediador muy especial!, sin embargo, hay muchos más dioses y más mediadores, pues el oficio de mediador o intercesor entre Dios y los hombres NO ES EXCLUSIVO de Jesucristo, por la sencilla razón de que los cristianos que estamos en la tierra también podemos ROGAR o INTERCEDER ante Dios por otros seres humanos. Lo que ocurre es que Jesucristo es un Mediador ÚNICO entre Dios y los hombres, es decir, la mediación celestial efectuada por Jesucristo ante el Padre es única en su género, ¡no hay otra mediación como la de Jesucristo!, la suya es especial, ¡pero de ninguna manera niega Pablo la existencia de otros muchos mediadores entre Dios y los hombres!, si no existieran más mediadores entre Dios y los hombres, ¿entonces por qué la Biblia dice que los hijos de Dios intercedamos orando a Dios por otros seres humanos?, si solo Jesucristo es él único mediador que existe, ¡entonces los cristianos no podríamos orar o interceder ante Dios por otros seres humanos! Algunos falsos teólogos me dirán que esto que enseño es igual que la falsa doctrina papista de la mediación de María y de los santos en el cielo, ¡falso!, la mediación que he mencionado aquí es la de cristianos que VIVEN EN LA TIERRA orando o intercediendo por otros seres humanos que viven en la tierra, ¡de ninguna manera me estoy refiriendo a invocar a los muertos para que intercedan en el cielo por nosotros!,ya que esto es imposible, pues los santos muertos (incluida María) volverán a vivir únicamente cuando Jesucristo venga en gloria y resuciten para estar con él (1Ts.4:15-17).

El texto de 1Tm.2:5 también destroza la doctrina falsa de la trinidad, ya que dicho pasaje no menciona a ningún Dios trino, sino que menciona al Dios Padre y a Cristo.

Si Pablo hubiera sido trinitario, entonces habría escrito lo siguiente: “Porque hay un Dios trino, y un mediador entre el Dios trino y los hombres, Jesucristo hombre”. ¡Ese “dios trino” es un dios FALSO, inventado por los falsos teólogos de la cristiandad apóstata!, ya que en la Biblia no hay ni rastro de ese falso dios trino.

Efesios 4:6. Este pasaje también ha sido falsificado por los traductores monoteístas de la cristiandad, de la misma forma que fue falsificado 1Co.8:6 y 1Tm.2:5 ¡La palabra “solo” tampoco se encuentra en el texto griego de ese pasaje!, y añadir esa palabra destroza todo el sentido de la frase de Pablo. Por lo tanto, la traducción literal de ese pasaje dice así: “Un Señor, una fe, un bautismo, UN DIOS Y PADRE de todos…”,es decir, lo que dijo Pablo simplemente es que los cristianos tenemos un Señor Jesús, y un Dios Padre, ¡pero sin negar la existencia de otros muchos dioses y señores en el cielo y en la tierra!, existencia que Pablo reconoció en 1Co.8:5.

El texto de Efesios 4:6 también destroza la doctrina falsa de la trinidad, ya que si Dios fuera trino, entonces Pablo habría dicho lo siguiente: “Un Señor, una fe, un bautismo, UN SOLO DIOS TRINO…”

Isaías 42: 10-11. “Vosotros sois mis testigos, -oráculo de IEVE – mi siervo a quien elegí, para que me conozcáis y me creáis a mí mismo, y entendáis que yo soy: Antes de mi no fue formado Dios, ni lo será después de mí. Yo, yo soy IEVE, y fuera de mi no hay salvador”.

Ese pasaje no dice por ninguna parte que solo exista un Dios, lo único que dice es que antes de IEVE no fue formado Dios, ni lo será después de él. Sencillamente lo que enseña ese texto es la ETERNIDAD de IEVE, ¡pero no niega la existencia de otros muchos dioses subordinados a IEVE!. Ya vimos como en Dt.10:17, y en otros pasajes más, se dice bien claro que IEVE es el Dios DE DIOSES, lo cual demuestra de forma irrefutable el HENOTEISMO del verdadero Judaísmo, es decir, la existencia de muchos dioses y señores, pero subordinados a un Dios supremo: el IEVE Padre.

IEVE (el Padre) es un Salvador único, ¡pero esto no significa que no existan más salvadores!, por ejemplo, Jesucristo también es un SALVADOR único (Hch.4:12), y no solo eso, Pablo le llamó “NUESTRO GRAN DIOS Y SALVADOR” (Tito 2:13). Por lo tanto, cuando ese pasaje dice que fuera de IEVE no hay Salvador, significa que no existe otro Salvador como IEVE, ¡pero sin negar la existencia de otros salvadores!

Este pasaje tampoco dice por ninguna parte que Dios sea trino.

Isaias 45:21-22. “No hay otro Dios fuera de mí. Dios justo y salvador, no hay otro fuera de mí… porque yo soy Dios, no existe ningún otro”.

El anterior pasaje tampoco dice por ninguna parte que solo exista un Dios, y tampoco niega la existencia de otros muchos dioses. Observe bien lo que dice el pasaje: “No hay OTRO Dios fuera de mí… no hay OTRO fuera de mí… no existe ningún OTRO”. ¿Lo entiende?, lo que el Padre IEVE niega es que exista OTRO Dios IGUAL A ÉL, la palabra “OTRO” lo explica bien claro, ya que él es un Dios único y supremo, no hay otro Dios como él, sin embargo, ¡el texto no niega por ninguna parte la existencia de otros muchos dioses inferiores a él y subordinados a él! El propio Cristo NO es igual al Dios Padre, ya que Jesucristo dijo que el Padre es SU DIOS (Ap.3:12). ¡Jesucristo no es el Dios Todopoderoso supremo!, sino que está subordinado al Dios supremo: el Padre (Ap.3:12).

Lo que dice la Biblia es que hay un Dios Padre, y un Señor Jesucristo, el cual también es Dios o Señor (que es lo mismo) (1Co.8:6, Jn.1:1, 18, Tito 2:13, Heb.1:8-9).

El Dios Padre es el Dios de Israel, sin embargo, ¡el Hijo (el Ángel de IEVE) también es el Dios de Israel!, como veremos más adelante. Ambas personas divinas (el Padre y el Hijo) son UNO (ejad), Jn.10:30, es decir, forman una unidad familiar compuesta, ya que eso es lo que significa la palabra hebrea “ejad”, el Padre y el Hijo forman una UNIDAD DE DIOSES (un elohim), y fue esta familia o unidad de Dioses quien creó al principio los cielos y la tierra (Gen.1:1, Jn.1:3, 10, 1Co.8:6, Col.1:16-17, Heb.1:1-2).

Isaías 44:6-8. “Así dice IEVE Rey de Israel, y su Redentor, IEVE de los ejércitos: Yo soy el primero, y yo soy el postrero, y fuera de mí no hay Dios… No hay Dios sino yo. No hay Fuerte; no conozco ninguno.”

El anterior texto es IEVE, el Padre, quien está hablando, y dice que no hay otro Dios como él, ya que él es el único Todopoderoso, sin embargo, el texto no niega la existencia de otros dioses inferiores subordinados al IEVE Padre, estos dioses son los hijos de Dios (Sal.82:1, 6), y por eso es que el IEVE Padre es el Dios DE DIOSES y el Señor de señores (Dt.10:17). Este pasaje tampoco dice por ninguna parte que Dios sea trino.

Isaías 45:5-7.“ Yo soy IEVE, y ninguno más hay; no hay Dios fuera de mí. Yo te ceñiré, aunque tú no me conociste, para que se sepa desde el nacimiento del sol, y hasta donde se pone, que no hay más que yo; yo IEVE, y ninguno más que yo, que formo la luz y creo las tinieblas, que hago la paz y creo la adversidad. Yo IEVE soy el que hago todo esto.”

Este pasaje enseña lo mismo que el anterior. No existe otro Dios como el IEVE Padre, ninguno más hay, él es el Creador supremo, sin embargo, el texto no niega la existencia de otros dioses inferiores a IEVE, y estos dioses no son los falsos dioses de los paganos, sino los HIJOS DE DIOS, los cuales son llamados DIOSES (Sal.82:1, 6, Jn.10:34-36). Este pasaje tampoco dice por ninguna parte que Dios sea trino.

Los falsos teólogos me dirán que esos dioses mencionados en ese y en otros pasajes de la Biblia son los dioses falsos de los paganos, sin embargo, esa interpretación es completamente ridícula y BLASFEMA, ¿por qué?, porque si esos dioses fueran dioses falsos, ¡entonces resulta que IEVE sería EL DIOS DE LOS DIOSES FALSOS!, es decir, ¡IEVE sería el Dios más falso de todos los dioses falsos!

Deuteronomio 6:4.El texto hebreo, traducido literalmente, dice así: “Escucha, Israel: IEVE NUESTROS DIOSES, IEVE uno compuesto (ejad) es”, es decir, como ya he dicho, el nombre de IEVE es un nombre COMPARTIDO por DOS entidades divinas, por eso es que Jesucristo dijo que él y el Padre son UNO (ejad), ambos forman una perfecta UNIDAD FAMILIAR. El Padre es una persona divina, y el Hijo es otra persona divina, ¡y estas dos personas divinas o Dioses forman un UNIDAD FAMILIAR!, son uno (ejad), es decir, UN ELOHIM.

Este pasaje tampoco dice por ninguna parte que Dios sea trino.

Elohim no significa “dios”, sino dioses

Estudiemos ahora una de las mayores falsificaciones que los monoteístas del falso judaísmo y del falso cristianismo han realizado, para hacernos creer la mentira de que solo existe un Dios.

En casi todas las versiones bíblicas aparece Génesis 1:1 traducido de la siguiente manera fraudulenta: “En el principio Dios creó los cielos y la tierra”. De esta manera, los traductores monoteístas pretenden hacernos creer que fue un solo Dios solitario quien creó el Universo. Ahora bien, la palabra hebrea utilizada en ese y en otros muchos pasaje más es Elohim, ¡y esa palabra NO significa “Dios”, sino LOS DIOSES, o LOS PODEROSOS!, ya que la palabra hebrea para “Dios” es Eloah, y esta palabra no aparece en Génesis 1:1.

Por lo tanto, la traducción literal de Génesis 1:1 es la siguiente: “En el principio LOS DIOSES creó los cielos y la tierra”.Los traductores de la excelente versión católica de Cantera Iglesias han sido mucho más honrados, ya que, al menos, no han traducido esa palabra, sino que la han dejado tal como viene en el texto hebreo.

El Dios Padre es Eloah, es decir, el Dios, sin embargo, EL PADRE NO ES ELOHIM, y la prueba irrefutable de que el Padre no es elohim es que Jesucristo JAMÁS llamó así al Padre, sino que le llamo ELÍ (mi Dios), que es el arameo de Eloah. Por lo tanto, llamar al Dios Padre “elohim” es una aberración. Por ejemplo, los jueces de Israel eran elohim (dioses), ¡pero no eran eloah! (Dios), si elohim y eloah significaran lo mismo, ¡entonces los jueces de Israel serían Dios! (en singular), lo cual es ridículo, y gramaticalmente falso.

Ahora bien, esos mismos traductores que pusieron la palabra “Dios” en Génesis 1:1, han vertido en muchas traducciones bíblicas el texto de Génesis 3:5 de la siguiente manera: “sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como DIOSES (Elohim), sabiendo el bien y el mal.” Observe bien. En ese texto aparece dos veces la palabra hebrea “Elohim”, pues bien, en la primera ha sido traducido falsamente por “Dios”, sin embargo, en la segunda ha sido traducida correctamente por DIOSES” ¿por qué, si la palabra hebrea es la misma? Si la palabra en ambos casos es ELOHIM, en ambos casos tenía que haber sido traducida por DIOSES, ya que -repito- la palabra hebrea para “Dios” es Eloah.

He de decir que en Génesis 3:5 Satanás dijo parte de verdad, y otra parte de mentira, porque después que pecaron Adán y Eva, ellos llegaron a ser como Elohim, es decir, como la familia de Dioses creadores, conociendo el bien y el mal, porque estos mismos Dioses dijeron después lo siguiente: “Y dijo IEVE Dios: HE AQUÍ EL HOMBRE ES COMO UNO DE NOSOTROS, SABIENDO EL BIEN Y EL MAL; ahora, pues, que no alargue su mano, y tome también del árbol de la vida, coma, y viva para siempre.” (Gen.3:22). Observe que no es un solo Dios quien estaba hablando, ¡¡sino más de uno!!, porque dice: “como uno de NOSOTROS“, es decir, este Dios estaba hablando con otro Dios. Si solo existiera un Dios (monoteísmo) entonces ese pasaje diría: “He aquí el hombre es como yo“.

Los “teólogos” monoteístas no entienden el por qué en Génesis 1:1 aparece el verbo (“creó”) en singular, ellos dicen que la frase “los dioses creó” es gramaticalmente incorrecta, y por eso es que ellos falsificaron el pasaje bíblico, poniendo la palabra “Dios” (en singular), en lugar de la palabra “dioses” (en plural), sin embargo, el error está solamente en la mente de estos “teólogos titulados”, pues la palabra hebrea Elohim indica una unidad o familia de dioses, pues siempre se aplica a conjuntos o grupos de dioses, ¡nunca a un solo dios!, por lo tanto, esa unidad o familia de Dioses creó los cielos y la tierra, ¿y quienes fueron esos Dioses creadores?, el Nuevo Testamento nos da la respuesta: fueron el Dios Padre y su Hijo Jesús, todas las cosas fueron creadas por el Dios Padre, pero POR MEDIO de Jesucristo: “Todas las cosas POR MEDIO de él (Jesús) fueron hechas” (Jn.1:3, 10).

“Para nosotros hay un Dios Padre, de quien PROCEDEN todas las cosas… y un Señor Jesucristo, POR MEDIO de quien son todas las cosas” (1Co.8:6).

“Todo fue creado POR MEDIO DE ÉL (Jesús), y para él” (Col.1:16).

“Pero en estos últimos días, (el Padre) nos habló por medio del Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y POR MEDIO de quien hizo el Universo” (Heb.1:3).

Por lo tanto, el ORIGEN de todas las cosas es el Padre, fue él quien decidió crear todo. Ahora bien, el Padre creó todo POR MEDIO DEL HIJO, es decir, por medio del Verbo. El Padre dijo: “Sea hecho”, y el Verbo lo hizo. Por la PALABRA de Dios fueron creados los mundos (Heb.11:3), porque cuando Dios, el Padre, dijo: “Sea hecho”, fue hecho, sin embargo, FUE EL VERBO QUIEN EJECUTÓ LA CREACIÓN DEL UNIVERSO, es decir, el Padre decidió crear, y el Hijo lo hizo, porque fue el Hijo quien fundó los cielos y la tierra (Heb.1:10-11), pero fue el Dios Padre quien decidió crear todas las cosas.

LA MENTIRA SATÁNICA DE QUE EL PADRE ES EL DIOS DE LOS DEMONIOS

El apologista del papismo, Daniel, que publica sus escritos en mi foro de Teología Bíblica, enseña repetidamente que el Dios Padre es el DIOS DE LOS DEMONIOS, es decir, el Dios de los dioses falsos. En este sencillo estudio bíblico voy a pulverizar de una vez por todas esa mentira diabólica enseñada por ese lacayo del poder papal satánico-romano.

Veamos lo que ocurre si enseñamos (como hace ese papista) que el Dios Padre es el Dios de los demonios:

En Éxodo 7:1 el Señor Yawhéh llama “dios” al propio Moisés: “Mira, yo te he constituido DIOS para faraón”.

Versión blasfema del papista Daniel: “Mira, yo te he constituido DEMONIO para faraón”

En Éxodo 15:11 leemos: “¿Quién como tú, oh IEVE, entre los DIOSES?”.

Versión blasfema del papista Daniel: “¿Quién como tú, oh IEVE, entre los DEMONIOS?”.

En Deuteronomio 10:17 leemos: “Porque IEVE vuestro Dios es Dios de DIOSES y Señor de señores”.

Versión blasfema del papista Daniel: “Porque IEVE vuestro Dios es Dios de LOS DEMONIOS y Señor de señores”.

En Josué 22:22 leemos: “IEVE, Dios de los DIOSES, IEVE, Dios de los DIOSES”.

Versión blasfema del papista Daniel: “IEVE, Dios de LOS DEMONIOS, IEVE, Dios de LOS DEMONIOS”.

En 2 Crónicas 2:5 leemos: “El Dios nuestro es grande sobre todos los DIOSES”.

Versión blasfema del papista Daniel: “El Dios nuestro es grande sobre todos los DEMONIOS”.

En el Salmo 50:1 leemos: “El Dios de DIOSES, IEVE, ha hablado, y convocado la tierra”.

Versión blasfema del papista Daniel: “El Dios de DEMONIOS, IEVE, ha hablado, y convocado la tierra”.

En el Salmo 82:1,6 leemos: “Dios está en la reunión de los DIOSES, en medio de los DIOSES juzga… Yo dije: vosotros sois DIOSES, y todos vosotros hijos del Altísimo”. Jesús citó estas palabras del salmista, para decir que él es el Hijo de Dios: “Jesús les respondió: ¿No está escrito en vuestra Ley: Yo dije, dioses sois? Si llamó diosesa aquellos a quienes vino la palabra de Dios (y la Escritura no puede ser quebrantada), ¿al que el Padre santificó y envió al mundo, vosotros decís: Tú blasfemas, porque dije: HIJO DE DIOS SOY?” (Jn.10:34-36).

Versión blasfema del papista Daniel: “Dios está en la reunión de los DEMONIOS, en medio de los DEMONIOS juzga… Yo dije: vosotros sois DEMONIOS, y todos vosotros hijos del Altísimo”.

En el Salmo 86:8leemos: “Oh Señor, ninguno hay como tú entre los DIOSES”

Versión blasfema del papista Daniel: “Oh Señor, ninguno hay como tú entre los DEMONIOS”

En el Salmo 95:3leemos: “Porque IEVE es Dios grande, y Rey grande sobre todos los DIOSES”.

Versión blasfema del papista Daniel: “Porque IEVE es Dios grande, y Rey grande sobre todos los DEMONIOS”.

En el Salmo 95:3leemos: “Alabad al Dios de los DIOSES, Porque para siempre es su misericordia.”

Versión blasfema del papista Daniel: “Alabad al Dios de los DEMONIOS, Porque para siempre es su misericordia.”

En Daniel 11:36leemos: “Y el rey hará su voluntad, y se ensoberbecerá, y se engrandecerá sobre todo dios; y contra el Dios de los DIOSES hablará maravillas”.

Versión blasfema del papista Daniel:“Y el rey hará su voluntad, y se ensoberbecerá, y se engrandecerá sobre todo dios; y contra el Dios de los DEMONIOS hablará maravillas”

Estos blasfemos y anticristianos papistas aun no se han enterado que lo que el Señor niega en su Palabra es la existencia de dioses AJENOS, es decir, dioses FALSOS, hechos por el hombre, y que no son más que ídolos o demonios. IEVE prohibió a Israel que adorara a esos dioses ajenos o falsos (Ex.20:3, Dt.11:16,Sal.96:5, Is.37:19, Jer.1:162:11, 7:6,18). El Señor dice que esos dioses ajenos no son dioses, y jamás hemos de adorarlos, ¡pero reconoce la existencia de otros MUCHOS DIOSES: los hijos de Dios! (Salm.82:1,6).

Por consiguiente, en todos esos pasajes bíblicos que hemos estudiado, donde se dice DIOSES, ha de leerse HIJOS DE DIOS. ¡El Dios Padre es el DIOS DE SUS HIJOS!, es decir, el Dios de dioses y el Señor de señores (Dt.10:17). Decir que el Padre es el Dios de los demonios, como enseña ese papista blasfemo, lacayo de una religión satánica disfrazada de “cristiana”, es una aberración y una espantosa blasfemia, porque significaría que el Dios Padre sería el principal demonio de todos los demonios, es decir, el jefe de todos los demonios. ¿Es esto lo que creen todos los servidores y lacayos del poder papal?

Todo hijo de Dios es un dios, de la misma manera que un hijo de hombre es un hombre, un hijo de Dios es un dios, porque ha NACIDO DE DIOS,y todo lo que nace de Dios es divino, y los cristianos hemos nacido de Dios, hemos sido engendrados por Dios cuando hemos creído en el nombre de Jesucristo (Jn.1:12-13).

Moisés era un dios para Faraón, porque era un ser poderoso, pues el poder de IEVE, por medio de milagros y portentos, se manifestaba a través de Moisés, pero ese poder no era suyo, sino que era el poder de IEVE, el cual se manifestaba en él por medio de los milagros que hacía, por ejemplo: las diez plagas sobre Egipto, la apertura del Mar Rojo, etc. todo ese poder divino NO PROCEDÍA DE MOISÉS, sino de IEVE, siendo Moisés el medio que IEVE utilizaba para mostrar su poder delante del Faraón. Los jueces de Israel también eran dioses (Sal.82:1, 6), porque ellos representaban a IEVE dentro de Israel, y por lo tanto, eran seres humanos con un gran poder dentro de la nación de Israel, Por consiguiente, TODOS LOS HIJOS DE DIOS SON DIOSES, si usted es un hijo de Dios, entonces usted es un dios, porque el espíritu o poder de Dios mora en usted (Ro.8:9), y todos estos hijos de Dios o dioses estamos subordinados al Dios supremo, que es el Padre IEVE, el Dios de dioses y Señor de señores (Dt.10:17). Esta teología de ninguna manera es monoteísta, sino HENOTEISTA-POLITEISTA, es decir, creemos en un solo Dios supremo: el Padre, pero también creemos en la existencia de millones de hijos de Dios o dioses, los cuales estamos subordinados al Dios Padre y a su Hijo.

Tito Martínez