MENSAJITO A LOS ANTICRISTOS MENAHEM Y BENJAMIN

http://www.gabitogrupos.com/cristianos/template.php?nm=1315202410

Contesto a vuestros argumentos falsos, anticristos Benjamín y Menahem:

1- Jesús, después de resucitar, se apareció solo a sus discípulos, y no al resto del mundo, por la sencilla razón de que eran sus discípulos los que tenían que predicar su resurrección, los sacerdotes judíos, fariseos, saduceos, Pilato, Herodes y demás engendros no eran discípulos de Jesús, no creían en Jesús, y por tanto, aunque Jesús se hubiera aparecido a ellos, ELLOS JAMÁS HABRIAN CREIDO EN JESÚS, tal como dijo el propio Cristo en la parábola del rico y Lázaro, cuando dijo que no se convencerían ni aunque Lázaro resucitase y se presentara ante ellos. Los fariseos que odiaban a Jesús y que decían que expulsaba los demonios por el poder del diablo seguro que habrían dicho que ese no era Jesús resucitado, sino un demonio. Por lo tanto, el argumento que das se cae por su base. es más falso que vosotros dos. Esta es la razón por la cual Jesús se apareció únicamente a los que creían en él, porque solo ellos podrían expandir el Evangelio de salvación a todas las naciones.

2- Respecto a que Jesús se apareció con diferentes apariencias a sus discípulos, y al principio no le reconocieron, no era porque Jesús se escondiera, so burro, sino para demostrar que EL CUERPO GLORIOSO Y RESUCITADO TIENE LA FACULTAD SOBRENATURAL DE CAMBIAR DE APARIENCIA.

3- Jesús ANTES DE RESUCITAR dijo a sus discípulos que debían predicar el Evangelio a los judíos, no a los gentiles, pero DESPUÉS de resucitar les mandó que predicaran el Evangelio a todas la naciones (Lc.24:44-48). ES LA RESURRECCION GLORIOSA DE CRISTO JESUS LO QUE MARCA LA DIFERENCIA DE ESTRATEGIA.

Cristo es el Dios unigénito (Jn.1.18), siendo el Padre el Dios supremo, el Dios de Cristo (Ap.3:12).

En la ley no se manifestó la gracia ni la verdad, sino solamente por medio de Jesucristo (Jn.1:17).

Vosotros estáis bajo la ley y bajo condenación, y nosotros estamos bajo la gracia, y NINGUNA condenación hay para los que están en Cristo Jesús (Ro.8:1).

¡¡Arrepentíos, perros judaizantes anticristianos!!

Tito Martínez