IEVE PROCLAMA EL NOMBRE DE IEVE

http://www.gabitogrupos.com/cristianos/template.php?nm=1315382301

Veamos uno de los pasajes más impresionantes de toda la Biblia, el cual nos revela de forma clara la existencia de estos DOS DIOSES, llamados IEVE:

“Y IEVE descendió en la nube, y estuvo allí con él (con Moisés), proclamando el nombre de IEVE. Y pasando IEVE por delante de él, proclamó: ¡IEVE! ¡IEVE! fuerte, misericordioso y piadoso; tardo para la ira, y grande en misericordia y verdad; que guarda misericordia a millares, que perdona la iniquidad, la rebelión y el pecado, y que de ningún modo tendrá por inocente al malvado; que visita la iniquidad de los padres sobre los hijos y sobre los hijos de los hijos, hasta la tercera y cuarta generación” (Ex.34:5-7).

Vamos a analizar dicho pasaje bíblico con una serie de preguntas sencillas:

1. ¿Quien descendía en esa “nube” para hablar con Moisés?, era IEVE, el texto bíblico lo dice bien claro. Pondré un sencillo ejemplo para que lo entienda: si yo dijo “el rey Juan Carlos ha descendido del avión para hablar con el primer ministro Zapatero”, ¿qué estoy diciendo?, ¿estoy diciendo que un REPRESENTANTE del rey Juan Carlos ha descendido del avión?, ¡de ninguna manera!, lo que estoy diciendo es que el propio REY JUAN CARLOS ha venido en ese avión y a descendido de él para hablar con Zapatero. Pues exactamente lo mismo se enseña en Éxodo 34:5-7, fue el propio Dios IEVE quien descendió a la tierra en esa “nube”, para hablar cara a cara con Moisés.

2. Pero resulta que la Biblia dice bien clarito que al Dios PADRE nadie le vio jamás (Jn.1:18). Por lo tanto, si al Dios Padre nadie le vio jamás, y a ese IEVE de Éxodo 34:5-7 sí que le vieron los seres humanos, ENTONCES ESE IEVE QUE SE APARECÍA A LOS SERES HUMANOS NO ES IEVE PADRE, SINO OTRO SER DIVINO LLAMADO IEVE, y este ser divino era el Hijo, el VERBO DE DIOS, llamado también el ´”Ángel (mensajero) de IEVE “. Era este IEVE el único que se aparecía a los seres humanos (Adán y Eva, Abraham, Moisés, etc.), mientras que el IEVE supremo, el Padre, estaba en el cielo.

3. Observemos ahora como en Éxodo 34:5-7 ese IEVE que descendió de la “nube” para hablar con Moisés COMIENZA A PROCLAMAR Y A GLORIFICAR EL NOMBRE DEL OTRO IEVE, EL PADRE, es decir, el pasaje claramente está hablando de las dos personas divinas que llevan el mismo nombre: IEVE, sin embargo, estos dos dioses, aunque se llamen igual, no son iguales, ya que este segundo IEVE que descendía a la tierra adora y glorifica al otro IEVE MAYOR que está en el cielo, el Dios Padre.

En Éxodo 23:20-21 leemos que el nombre de IEVE está en el Ángel de IEVE, y esto solo puede significa que ese Ángel o Mensajero especial TAMBIÉN SE LLAMA IEVE, esto es como si mi padre dice que su nombre estaría en mi, indicando así que yo me llamaría igual que mi padre, lo cual es cierto, porque mi padre y yo nos llamamos igual. Lo mismo ocurre con el Dios Padre y con su Hijo, ambos se llaman igual, sin embargo, no son el mismo Dios. Ese pasaje de Éxodo 34:5-7 es impresionante, ya que enseña sin ninguna duda la existencia de DOS personas divinas llamadas igual: IEVE. El primer IEVE era el enviado, es decir, el IEVE MENOR, el cual descendía en esa “nube voladora”, y hablaba con Moisés cara a cara, y seguidamente ese IEVE comienza a proclamar y a glorificar el nombre del IEVE supremo o mayor que está en el cielo (el Padre). Por lo tanto, según la Biblia, el nombre de IEVE es un nombre COMPARTIDO por el Padre y el Hijo, los dos se llaman igual, pero esto no significa que ambos sean iguales, pues el Padre es el Dios, la Cabeza, de Jesús (Ap.3:12, etc.).

Así que decir que solo hay una persona divina llamada IEVE es mentira, pues son DOS personas divinas las que llevan ese nombre,

Por consiguiente, la Biblia jamás enseña que IEVE sea una sola persona, sino que es un nombre COMPARTIDO POR DOS PERSONAS DIVINAS, pero siendo el IEVE Padre el Dios supremo, la cabeza de Jesucristo, el Dios del Hijo (Heb.1:8-9, Ap.3:12).

Gracia y paz

Tito Martínez