UN JUDAIZANTE EMBUSTERO LLAMADO JAVIER PALACIOS

Estimados hermanos del santo foro, el mejor foro cristiano de la Web:

Paseándome por el foro del traidor judaizante Félix Jimenez me encuentro con una serie de archivos de audio que Félix ha pegado en su foro. Esos audios pertenecen a un individuo judaizante que con voz seductora ha engañado a muchas personas ignorantes, entre ellos a Félix. Ese individuo se llama Javier Palacios, un falso maestro judaizante cuyo sitio Web es este: http://www.gozoypaz.mx

Pues bien, Félix ha publicado unos estudios del Apocalipsis en audio, que pertenecen a ese individuo, y que están en este enlace: http://www.gabitogrupos.com/losdiscipulos/template.php?nm=1316316668

Por curiosidad me puse a oír el archivo número 4, que pertenece al capítulo 4 del Apocalipsis, y para asombro mío oigo que ese individuo falsario de gorro judío afirma con todo descaro que el Dios sentado en el trono que aparece en el capítulo 4 del Apocalipsis es Jesús, o como él lo llama Yeshúa Ha Masiaj. Pues bien, en este breve y sencillo estudio voy a demostrar como ese falsario judaizante miente descaradamente. Vamos a ver quien es realmente ese Dios que está sentado en el trono.

Leamos no solo Apocalipsis 4, sino que también leeremos parte de Apocalipsis 5, para que todos puedan ver como ese judaizante falsario, al cual Félix tiene por “maestro”, no es más que un embustero y un analfabeto biblico, el cual, son su atractiva voz, ha podido engañar a muchas personas, como por ejemplo a Félix, el cual, como sabéis, se apartó de nosotros para irse en pos de esos judaizantes malditos.  Voy a demostrar de la forma más clara y sencilla que ese Dios que aparece sentado en el trono no es Jesús, sino solamente el Dios PADRE, el Dios supremo. Vamos al grano:

Apo 4:1  Después de esto miré,  y he aquí una puerta abierta en el cielo;  y la primera voz que oí,  como de trompeta,  hablando conmigo,  dijo:  Sube acá,  y yo te mostraré las cosas que sucederán después de estas.

Apo 4:2  Y al instante yo estaba en el Espíritu;  y he aquí,  un trono establecido en el cielo,  y en el trono,  uno sentado.

Apo 4:3  Y el aspecto del que estaba sentado era semejante a piedra de jaspe y de cornalina;  y había alrededor del trono un arco iris,  semejante en aspecto a la esmeralda.

En todo el capítulo 4 del Apocalipsis no hay ni un solo pasaje donde se diga que ese Dios que está sentado en el trono sea el Cordero, es decir, Jesús. Ya con este simple detalle queda demostrada la mentira de ese judaizante, cuando dice que ese Dios es Jesús. Sencillamente ese embustero hace decir al texto biblico lo que no dice, sino lo que él quiere que diga, y esta es la forma más peligrosa y diabólica de falsificar la palabra de Dios.

Ahora bien. para saber bien clarito quien es ese Dios que está sentado en el trono, tenemos que irnos al capítulo siguiente, el 5, donde leemos lo siguiente, poned mucha atención:

Apo 5:1  Y vi en la mano derecha del que estaba sentado en el trono un libro escrito por dentro y por fuera, sellado con siete sellos.

Apo 5:2  Y vi a un ángel fuerte que pregonaba a gran voz:  ¿Quién es digno de abrir el libro y desatar sus sellos?

Apo 5:3  Y ninguno,  ni en el cielo ni en la tierra ni debajo de la tierra,  podía abrir el libro,  ni aun mirarlo.

Apo 5:4  Y lloraba yo mucho,  porque no se había hallado a ninguno digno de abrir el libro,  ni de leerlo,  ni de mirarlo.

Apo 5:5  Y uno de los ancianos me dijo:  No llores.  He aquí que el León de la tribu de Judá,  la raíz de David,  ha vencido para abrir el libro y desatar sus siete sellos.

Apo 5:6  Y miré,  y vi que en medio del trono y de los cuatro seres vivientes,  y en medio de los ancianos,  estaba en pie un Cordero como inmolado,  que tenía siete cuernos,  y siete ojos,  los cuales son los siete espíritus de Dios enviados por toda la tierra.

Apo 5:7  Y vino,  y tomó el libro de la mano derecha del que estaba sentado en el trono.

Como podéis ver, el pasaje dice bien claro que ese Dios sentado en el trono tenía en su mano derecha un libro sellado con siete sellos. Seguidamente se menciona a Jesús, el Cordero, el cual aparece EN PIE en medio del trono, es decir, ¡¡Jesús no era el Dios que estaba sentado en el trono, sino que era otro Dios, que aparece de pie en medio del trono!!. Pero observad que seguidamente Cristo, el Cordero, se acerca al Dios que está sentado en el trono, y toma de su mano derecha el libro sellado con los siete sellos.

Ahora bien, si el Dios que está sentado en el trono es Jesús, ¿quien es entonces el Cordero que se acerca a Jesús?, ¿acaso es que hay dos Jesús, dos corderos?, ¡pues claro que no!, lo que enseña ese falsario judaizante de voz embaucadora es una burda mentira, además de una gran idiotez elevada al cubo. El Dios que está sentado en el trono es solamente el PADRE, y Jesús es el Cordero que aparece en pie en medio del trono. Entonces Jesús se acerca al Dios Padre, y toma de su mano derecha el libro sellado con los siete sellos.

En fin, hermanos, esta es una de las mas grandes mentiras enseñadas por ese falso maestro judaizante llamado Javier Palacios, ¡y resulta que el traidor Félix se ha hecho un fanático seguidor de ese analfabeto bíblico!… hasta ese punto Satanás puede engañar y cegar a los traidores y apostatas de la fe.

Félix, arrepiéntete, y vuelve al camino verdadero del cual te apartaste.

¿Comentarios?

Gracia y Paz.

Tito Martínez