Jesucristo tiene un cuerpo glorioso visible

http://www.gabitogrupos.com/cristianos/template.php?nm=1322067227

Estimados hermanos, vamos a ver si este asunto queda claro de una vez por todas, especialmente para el hermano Carlos Osorno, de modo que leed muy atentamente:

1- Dios el Padre es espíritu (Jn.4:23-24), pero esto no significa que el Dios Padre no tenga un cuerpo visible, pero glorioso. Resulta queJesús resucitado también es un espíritu vivificante (1Co.15:45), sin embargo, Jesús tiene un cuerpo glorioso, el cual puede ser visto. Jesús resucitado se apareció a muchos discípulos y le pudieron ver y tocar. Y resulta que los ángeles también son espíritus(Heb.1:7), y los ángeles pueden ser vistos, y muchos de ellos se aparecieron visiblemente como VARONES. Por lo tanto, Dios es espíritu, pero tiene un CUERPO GLORIOSO VISIBLE.

2- Ya he demostrado que Dios el Padre tiene su morada en el cielo, en un templo celestial, ya di los pasajes bíblicos. Sin embargo, por medio de SU ESPIRITU el Padre puede morar también en sus hijos: 

Efe 2:21  en quien todo el edificio,  bien coordinado,  va creciendo para ser un templo santo en el Señor;

Efe 2:22  en quien vosotros también sois juntamente edificados para morada de Dios en el Espíritu.

Observad que Dios mora en su Iglesia, la cual es su edificio o casa en la tierra, y lo hace por medio de su espíritu, de su energía, PERO EN EL CIELO EL PADRE TIENE OTRO EDIFICIO O TEMPLO, que es su propia morada:

Apo 7:15 Por esto están delante del trono de Dios, y le sirven día y noche en su templo; y el que está sentado sobre el trono extenderá su tabernáculo sobre ellos.

Sal 102:19  Porque miró desde lo alto de su santuario; IEVE miró desde los cielos a la tierra,

2Sa 22:7  En mi angustia invoqué a IEVE, Y clamé a mi Dios; El oyó mi voz desde su templo, Y mi clamor llegó a sus oídos.

Isa 33:5 Será exaltado IEVE, el cual mora en las alturas; llenó a Sion de juicio y de justicia.

Por eso es que Jesús dijo: “Padre nuestro que estás EN EL CIELO” (Mt.6:9-10). Jesús no dijo: “Padre nuestro que estás en todas partes”, sino en el cielo, en ese tercer cielo es donde Dios tiene su templo, su morada, y ese lugar es llamado también EL PARAÍSO:

2Co 12:2  Conozco a un hombre en Cristo,  que hace catorce años  (si en el cuerpo,  no lo sé;  si fuera del cuerpo,  no lo sé;  Dios lo sabe)  fue arrebatado hasta el tercer cielo.

2Co 12:3  Y conozco al tal hombre  (si en el cuerpo,  o fuera del cuerpo,  no lo sé;  Dios lo sabe),

2Co 12:4  que fue arrebatado al paraíso,  donde oyó palabras inefables que no le es dado al hombre expresar.

Como podéis ver, Pablo lo llamó primero el tercer cielo, y luego lo llamó el paraíso, por lo tanto, el tercer cielo donde Dios mora es el paraíso celestial. Ahora bien, ¿sabéis lo que significa esa palabra, paraíso?. El paraíso es una especie de jardín literal lleno de placer y belleza, es un lugar TERRENAL, físico, palpable, pero que no pertenece a esta tierra, a este planeta tierra. Esto significa que hayOTRA TIERRA donde hay un hermoso paraíso, y en esa otra tierra o planeta se encuentra la morada celestial de Dios, su templo. ¿Y donde está esa otra tierra?, pues obviamente se encuentra en el tercer cielo, en los confines del Universo. Leamos la impresionante profecía de Isaías donde se dice bien claro:

Isa 13:4  Estruendo de multitud en los montes,  como de mucho pueblo;  estruendo de ruido de reinos,  de naciones reunidas;  IEVE de los ejércitos pasa revista a las tropas para la batalla.

Isa 13:5  Vienen de lejana tierra,  de lo postrero de los cielos,  IEVE y los instrumentos de su ira,  para destruir toda la tierra.

Isa 13:6  Aullad,  porque cerca está el día de IEVE;  vendrá como asolamiento del Todopoderoso.

Isa 13:7  Por tanto,  toda mano se debilitará,  y desfallecerá todo corazón de hombre,

Isa 13:8  y se llenarán de terror;  angustias y dolores se apoderarán de ellos;  tendrán dolores como mujer de parto;  se asombrará cada cual al mirar a su compañero;  sus rostros,  rostros de llamas.

Isa 13:9  He aquí el día de IEVE viene,  terrible,  y de indignación y ardor de ira,  para convertir la tierra en soledad,  y raer de ella a sus pecadores.

Esa profecía de Isaías es una de las más impresionantes e importantes de toda la Biblia, en ella se dice bien claro que el Señor IEVE, es decir, Jesucristo, el segundo IEVE, vendrá desde el cielo, pero dice bien clarito que vendrá desde una LEJANA TIERRA QUE SE ENCUENTRA EN LO POSTRERO DE LOS CIELOS, es decir, se trata de un planeta o tierra que está en los confines del Universo. Observad que dice “lejana tierra”, lo cual indica que es un planeta lejano, de la misma manera que la Biblia llama “tierra” a nuestro planeta, a ese otro planeta donde moran Dios y Cristo también se le llama “tierra”, y dice que se encuentra en los confines de los cielos. Esto indica sin ninguna duda que Jesús y sus ángeles vendrán desde ese lejano planeta en los confines del Universo, y si Jesús vendrá desde ese planeta lejano, significa que el Dios Padre también vive en ese lejano planeta, donde está su templo o santuario, ¡ya que Cristo está morando donde mora el Dios Padre!, EL TEMPLO CELESTIAL DE DIOS, SU MORADA. ESTÁ EN ESE LEJANO PLANETA!, esta es la clara enseñanza biblica, la cual todo el sistema iglesiero apostata rechaza, y se han inventado esa mentira satánica y estúpida de que Dios mora en todas partes, y que Dios no tiene ningún templo celestial como su propia morada, lo cual es un claro rechazo de todos esos pasajes biblicos donde se dice que Dios mora en el cielo, en su propio templo o santuario.

3- El tremendo error de Carlos Osorno y de muchos como él es que como la Biblia dice que Dios es espíritu, entonces ellos rechazan que Dios y Cristo puedan tener su morada celestial en otro planeta en los confines del Universo. Pero ese argumento es falso, pues ya hemos visto que el hecho de que Dios sea espíritu, eso no significa que no pueda tener un cuerpo visible y palpable, igual que su Hijo o que los ángeles, ¡todos ellos tienen cuerpos visibles y gloriosos!. Precisamente los que no son espirituales son los que rechazan esta clara e irrefutable verdad bíblica que estoy exponiendo, y que pulveriza la mentira iglesiera-apostata que durante tantos siglos se ha inculcado al mundo.

4- Carlos Osorno dice que Dios no es extraterrestre, lo cual es más falso que Judas, porque Dios el Padre no es de este mundo, él vive en su templo celestial, en el tercer cielo, en los confines del Universo, por lo tanto por supuesto que es un extraterrestre, ya que no es de esta tierra.

Repito: por supuesto que Dios el Padre puede estar en muchos sitios al mismo tiempo, pero lo hace POR MEDIO DE SU ESPIRITU, SU ENERGIA, sin embargo, su morada o templo celestial está en el tercer cielo, en el paraíso, en otra lejana tierra, en los confines del Universo, en ese lugar celestial y paradisíaco el Dios Padre reside, con su cuerpo visible y glorioso, juntamente con su Hijo Jesús, y en la tierra el Padre tiene también otro templo, que es su Iglesia, en la cual mora en espíritu, tal como dijo Pablo en ese pasaje de Efesios 2:22 o Jesús en Juan 14:23, donde Jesús dijo que el Padre y el Hijo vienen a morar en los suyos, pero obviamente lo hacen por medio de su espíritu, pero repito, la MORADA celestial de Dios y de Cristo se encuentra en el tercer cielo, es un TEMPLO literal, glorioso, desde el cual Dios controla todo y ve todo. 

En fin, Carlos Osorno, lo que enseñas es falso. Rectifica.

Tito Martínez

.