EL ÚNICO DIOS SOBERANO

Leamos el siguiente pasaje del apóstol Pablo:

1Ti 6:13  Te mando delante de Dios,  que da vida a todas las cosas,  y de Jesucristo,  que dio testimonio de la buena profesión delante de Poncio Pilato,

1Ti 6:14  que guardes el mandamiento sin mácula ni reprensión,  hasta la aparición de nuestro Señor Jesucristo,

1Ti 6:15 la cual a su tiempo mostrará el bienaventurado y solo Soberano,  Rey de reyes,  y Señor de señores,

1Ti 6:16  el único que tiene inmortalidad,  que habita en luz inaccesible;  a quien ninguno de los hombres ha visto ni puede ver, al cual sea la honra y el imperio sempiterno.  Amén.

Hagámos una sana exégesis biblica de ese pasaje:

1- Pablo estaba mencionando a dos, el Dios Padre, y Jesucristo. ¿Quien es el Dios que da vida a todas las cosas?, Pablo dijo que es el Dios Padre, siendo Jesucristo el que dio testimonio de la buena profesión delante de Poncio Pilato. Observemos que ese Dios que da vida a todas las cosas NO ES JESÚS, ni tampoco ningún falso dios trino, sino solamente el Padre.

2- Seguidamente Pablo mencionó la futura aparición gloriosa de Cristo, la cual, a su debido tiempo, mostrará el bienaventurado y solo Soberano, Rey de reyes y Señor de señores. Este Dios soberano y único evidentemente no es Jesús, sino únicamente el Padre, porque el pasaje dice bien claro que este Dios es el único que tiene la inmortalidad, que habita en luz inaccesible, y a quien NINGUNO DE LOS HOMBRES HA VISTO NI PUEDE VER. El Señor Jesús murió, por lo tanto, él no tiene la inmortalidad de forma innata, sino que el Padre se la dio, y Jesús fue visto, sin embargo, ese Dios Padre jamás fue visto (Jn.1:18). Por lo tanto, lo que enseña ese pasaje bien claro es que, cuando llegue el momento, el Dios Padre enviará a Jesús, y lo mostrará al mundo, para salvar a todos aquellos que esperamos se segunda aparición (Heb.9:28).

3- Observemos atentamente el verso 15

1Ti 6:15 la cual a su tiempo mostrará el bienaventurado y solo Soberano,  Rey de reyes,  y Señor de señores,

La clave está en la palabra “el”, si el pasaje se refiriera a Jesús como el único Dios soberano, entonces el texto diría la cual a su tiempo mostrará al bienaventurado y solo Soberano,  Rey de reyes,  y Señor de señores, Sin embargo, el texto dice “el”, indicando que es el Dios Padre el único Dios soberano, el Rey de reyes y Señor de señores supremo, y a su tiempo él mostrará a Jesús cuando venga en gloria.

Es cierto que Jesús también tiene el título de Rey de reyes y señor de señores (Ap.19:16), sin embargo, el Dios Padre es el Rey de reyes y señor de señores SUPREMO, él es el Dios de Jesucristo (Ap.3:12), y este Rey de reyes y Señor de señores supremo es el que Pablo mencionó en ese pasaje de 1Timoteo 6:15.

Esto significa que la interpretación que el sistema iglesiero apostata, el SIA, da de ese pasaje es totalmente falsa y diabólica. Ese único Dios soberano e invisible de ninguna manera es Jesús, ni tampoco un falso dios trino, sino solamente el Dios de dioses, el Padre celestial, el único Dios verdadero y el Todopoderoso (Jn.17:3), ¡no hay otro Dios como él!, enseñar que Jesús es igual que este único Dios verdadero es una autentica blasfemia enseñada por los apostatas de la fe.

Gracia y paz.

Tito Martínez