¿LA LEY DE MOISÉS ES NUESTRA GUÍA? (RESPUESTA AL PERRO YEHMAEL)

En el foro de los perros judaizantes Yehmael y Félix Jimenez acabo de leer con asombro que ellos dicen que la toráh (la ley de Moisés) ha de ser nuestra guía, por ejemplo, el perro judaizante Yehmael dice estas frases en el siguiente enlace:

http://www.gabitogrupos.com/losdiscipulos/template.php?nm=1328216690

EN LA TORAT ESTA REVELADO COMO DEBEMOS CAMINAR

la torat no salva, solo nos ayuda a caminar sin errar

como debemos caminar en esa Gracia es la Torat

tu quieres LA GRACIA, LA SALVACION sin su Guia(la toarat) y por esos estas errado.

EN LA TORAT HAY SABIDURIA Y CONSEJO, BENDICION Y VIDA

 

Observad lo que dice ese hijo del diablo con apariencia de piedad, él dice que en la ley, en la toráh, este revelado como hemos de caminar los cristianos, dice que la toráh nos ayuda a caminar sin errar, dice que caminar en la gracia significa ¡¡caminar en la ley!!, dice que la ley es nuestra guía, y para remate, ese hijo del diablo dice con todo descaro que en la toráh ¡hay bendición y vida!. Pues veamos como miente ese enviado de Satanás:

1-  ¿Donde dice el Nuevo Testamento que la guía de los cristianos ha de ser la ley de Mosés?, ¡en ninguna parte!, lo que dicen esos dos apostatas judaizantes es una espantosa mentira. Veamos lo que dice el Nuevo Testamento sobre la guía de los cristianos:

Rom 8:14  Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios,  éstos son hijos de Dios.

Gál 5:18  Pero si sois guiados por el Espíritu,  no estáis bajo la ley.

Ahí lo dice bien claro, la guía de los verdaderos discípulos de Jesús no es la ley, la toráh, sino el espíritu de Dios, pero además, Pablo dijo que si somos guiados por el espíritu de Dios, entonces no estamos bajo la ley. ¿Qué sucede con esos perros judaizantes que se hacen pasar por “nazarenos” o por “mesiánicos”?. Estos engañadores e hijos del diablo que han pervertido el Evangelio dicen con todo descaro que la salvación es por gracia, no por la ley, ¡¡pero eso es mentira, eso lo dicen solamente para ENGAÑAR a los ingenuos!!, ya que en la práctica lo que ellos enseñan es que la salvación es por las obras de la ley, no por la gracia de Dios, pues dicen que hemos de ser guiados por la toráh, por la ley, y si quebrantas la ley, entonces -según ellos- te condenarás. Pero fijaos en esas palabras del apóstol Pablo, si él hubiera enseñado que hemos de ser guiados por la toráh, ¡entonces él lo habría dicho en esos pasajes!, es decir, él habría dicho lo siguiente:

“Porque todos los que son guiados por LA TORÁH, éstos son hijos de Dios”, o “Pero si sois guiados por la TORÁH, estais bajo la ley”, eso es lo que habría escrito Pablo si él hubiera sido un perro emiustero y judaizante como Yehmael y Félix Jimenez.

2- El perro judaizante Yehmael dice también que en la ley de Moisés, en la toráh, está la bendición y la vida, ¡que burrada y que burda mentira del diablo!, jamás enseña el Nuevo Testamento que en la ley esté la bendición y la vida, al contrario, Pablo dijo bien claro que la ley produce MALDICIÓN, pues maldice a todo aquel que no permanece en todaslas cosas escritas en el libro de la ley para hacerlas:

Gál 3:10  Porque todos los que dependen de las obras de la ley están bajo maldición,  pues escrito está:  Maldito todo aquel que no permaneciere en todas las cosas escritas en el libro de la ley,  para hacerlas.

Gál 3:11  Y que por la ley ninguno se justifica para con Dios,  es evidente,  porque:  El justo por la fe vivirá;

Gál 3:12  y la ley no es de fe,  sino que dice:  El que hiciere estas cosas vivirá por ellas.

Gál 3:13  Cristo nos redimió de la maldición de la ley,  hecho por nosotros maldición  (porque está escrito:  Maldito todo el que es colgado en un madero),

Gál 3:14  para que en Cristo Jesús la bendición de Abraham alcanzase a los gentiles,  a fin de que por la fe recibiésemos la promesa del Espíritu.

Observad bien esas palabras de Pablo. Él dijo que todos los que dependen de las obras de la ley, están bajo maldición, ¿eso que significa?, pues sencillo, todos aquellos que enseñan que la ley ha de ser nuestra guía, y que en ella está la vida eterna, están bajo la maldición, porque resulta que la ley dice que quien no permanezca en todas las cosas escritas en el libro de la ley, para hacerlas, está maldito. Por eso vino Jesús, para librarnos de esa maldición de la ley, hecho por nosotros maldición, pero ahora vienen estos judaizantes embusteros e hijo del diablo y enseñan todo lo contrario, diciendo que la ley es nuestra guía.

Fijaos en el verso 14, Pablo dijo que la bendición de Abraham alcanza a los gentiles, a fin de que POR LA FE recibamos la promesa del espíritu. Pablo no dijo por ninguna parte que esa bendición de Abraham alcance a los gentiles por la ley, la toráh, sino POR LA FE, pero estos perros  judaizantres dicen que no, que la bendición y la vida es por medio de la ley, la cual -según ellos- ha de ser nuestra guía. Por lo tanto, en la ley no hay bendición, sino condenación y muerte para todo aquel que no la cumpla a la perfección.

Ese hijo del diablo que dice llamarse Yehmael dice también que en la ley hay vida, ¡que burda mentira de Satanás!, jamás se dice eso en el Nuevo Testamento. Jesús dijo bien claro que para tener la vida, hay que ir A ÉL, ¡¡no a la ley!!, leámoslo:

Jua 5:39  Escudriñad las Escrituras;  porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna;  y ellas son las que dan testimonio de mí;

Jua 5:40  y no queréis venir a mí para que tengáis vida.

Jesús es el camino, la verdad, Y LA VIDA(Jn.14:6). Jesús jamás enseñó que la ley o toráh sea la vida, ¡¡sino él!!, y para tener esa vida, hemos de ir a Jesús, el cual nos da el perdón y la vida eterna. Pero ahora vienen estos engendros del padre de la mentira, con sus suaves palabras y lisonjas, y pretender engañar a los ingenuos, con la mentira satánica de que en la ley de Moisés está la vida, y que ella es nuestra guía, pero como podéis ver, esa espantosa mentira de Satanás ha sido desenmascarada.

En fin hermanos de este santo foro, tengamos mucho cuidado con estos santurrones e hijos del diablo que dicen guardar la toráh, y que dicen llamarse “nazarenos”, “israelitas mesiánicos” o como sea,  o que dicen que hemos de ser guiados por la toráh, porque eso es una doctrina de demonios enseñada por los apóstatas de la fe (1Tm.4:1), ya que los cristianos no estamos bajo la ley, sino bajo la gracia, es decir, no somos guiados por la ley de Moisés, sino por el espíritu de Dios, el cual nos lleva o guía a toda la verdad, tal como dijo Jesús (Jn.16:13).

Gracia y paz

Tito Martínez