El Ojo que todo lo ve, el dios de los Jesuitas