Carta a un judaizante (Carta y Charla Bíblica)

Te contesto, Félix. Este mensaje es el más extenso e importante de cuantos te he dado en este debate, de modo que lee atentamente:

1- Me acusas de que yo no conozco la ley, pues he de decirte que tu no conoces el Evangelio.

2- Dices la burrada de que la ley de Moisés se fundamenta en el amor, pero vamos a ver, si según tu en la ley dada por medio de Moisés está el amor, ¿entonces por qué Pablo dijo bien claro que eso es un ministerio de MUERTE Y CONDENACIÓN? (2Co.3:7-9), ¿donde está ahí el amor y la gracia?, ¡en ninguna parte!, la muerte y la condenación es lo contrario a la gracia y al amor. La ley solo te puede condenar y maldecir, pues maldito todo aquel que no permaneciere en todas las cosas escritas en el libro de la LEYpara hacerlas (Gal.3:10). De modo que no nos vengas con mentiras y cuentos, que acá somos bien maduritos en la fe para dejarnos engañar.

3- En mi anterior respuesta ya te demostré bien claro que los verdaderos cristianos CUMPLIMOS LA LEY, y la cumplimos cuando amamos al prójimo, tal como dijo Pablo:

Rom 13:8 No debáis a nadie nada, sino el amaros unos a otros; porqueel que ama al prójimo, ha cumplido la ley.
Rom 13:9 Porque: No adulterarás, no matarás, no hurtarás, no dirás falso testimonio, no codiciarás, y cualquier otro mandamiento, en esta sentencia se resume: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. Rom 13:10 El amor no hace mal al prójimo; así que
el cumplimiento de la ley es el amor.

Ahí lo tienes bien claro, el cumplimiento de la ley es el amor, y si yo amo al prójimo, no adulterando, es decir, no acostándome con su esposa, ni asesinándole, ni robándole, ni dando falso testimonio contra él, ni codiciando sus propiedades, entonces estoy cumpliendo la ley.

4- Dices que el amor a Dios se demuestra guardando las fiestas hebreas, y también el sábado, ¿ah si?, a ver, dame un solo pasaje del Nuevo Testamento donde se diga que la Iglesia de Cristo ha de guardar las fiestas hebreas o el sábado. Esas fiestas fueron dadas por Dios solamente al pueblo de Israel, y el sábado fue la señal de un pacto perpetuo entre Dios y la nación de Israel, ¡no entre Cristo y su Iglesia!

Éxo 31:15  Seis días se trabajará, mas el día séptimo es día de reposo consagrado a IEVE; cualquiera que trabaje en el día de reposo, ciertamente morirá.

Éxo 31:16  Guardarán, pues, el día de reposo los hijos de Israel, celebrándolo por sus generaciones por pacto perpetuo.

Éxo 31:17  Señal es para siempre entre mí y los hijos de Israel; porque en seis días hizo IEVE los cielos y la tierra, y en el séptimo día cesó y reposó.

Los hijos de Israel no es la iglesia de Cristo, en el Nuevo testamento se dice bien claro que la Iglesia de Cristo, los vencedores, tendrán autoridad sobre las NACIONES DE LA TIERRA, y las gobernarán con vara de hierro (Ap.2:26-27). La Iglesia de Cristo es la gran muchedumbre de redimidos de toda tribu, pueblo, lengua y nación (Ap.5:9-10, 7:9), sin embargo, Israel es una nación de la tierra, con promesas terrenales, mientras que la Iglesia de Cristo son de TODASlas naciones, con promesas celestiales, los cuales gobernarán a todas las naciones de la tierra en el futuro, incluida a Israel, esto lo veremos más extensamente al final de esta respuesta. Por lo tanto, enseñar que Israel es la iglesia de Cristo es una de las mayores mentiras y burradas que se puedan enseñar. Ahora bien, como el sábado fue la señal del pacto entre Dios e Israel, y como la Iglesia no es Israel, entonces el sábado no es para la Iglesia de Cristo, y es por eso que los primeros cristianos jamás guardaban el sábado ni lo tenían como un día especial de culto. Yo reto a quien sea a que me de un solo pasaje del Nuevo Testamento donde los cristianos guardaran el sábado, o que se reunieran en sábado como un día especial de culto.

5- Por supuesto que los verdaderos cristianos guardamos los mandamientos de Dios, que son los mandamientos de Cristo, por eso es que Jesús dijo: “si me amáis, guardad MIS mandamientos” (Jn.14:15-21), y guardar sus mandamientos significa guardar SU PALABRA:

Jua 14:21  El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él.

Jua 14:22  Le dijo Judas (no el Iscariote): Señor, ¿cómo es que te manifestarás a nosotros, y no al mundo?

Jua 14:23  Respondió Jesús y le dijo: El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él.

Jua 14:24  El que no me ama, no guarda mis palabras; y la palabra que habéis oído no es mía, sino del Padre que me envió.

En las epístolas de Pablo a los cristianos gentiles no hay NI RASTROdonde él dijera que tenían que guardar el sábado. ¿por qué?, porque sencillamente la ley jamás fue dada a la Iglesia de Cristo, sino solamente a la nación de Israel, el sábado, repito, fue una señal de pacto perpetuo entre Dios e Israel solamente, no entre Cristo y su Iglesia.

6- Seguidamente has escrito una de las mayores tonterías que he leído jamás, has dicho esto:

Sobre Mateo 7:22-23 ya te dije que eran creyentes, nunca dije que estuvieran bien o que fueran verdaderos, pues hay creyentes que aunque no sean verdaderos son creyentes del Mesias,

Observa bien la burrada y el disparate que has escrito. Primero dices que los individuos mencionados en Mateo 7:22-23 eran creyentes, pero luego dices que no eran creyentes verdaderos, y luego dices que hay creyentes falsos que son creyentes en Cristo. Pero vamos a ver, criatura, ¿y como se come semejante idiotez y galimatias?. ¿Desde cuando un creyente es falso?, si uno es creyente en Jesús, solo puede ser verdadero, y si es falso, entonces no es creyente verdadero en Jesús, UN CREYENTE FALSO JAMÁS CREE EN JESUCRISTO. El ejemplo que has puesto de los papistas es falso y ridículo, los papistas NO SON CREYENTES VERDADEROS, pues ellos no siguen la doctrina de Jesucristo, y punto. Los individuos mencionados en ese pasaje de Mateo 7:21-23 eran FALSOS MINISTROS PENTECOSTALOIDES, pues discutirán con Jesús, diciendo que ellos echaron fuera demonios en el nombre de Jesús, que hicieron muchos milagros en el nombre de Jesús, o que dijeron profetizar en el nombre de Jesús, pero era mentira, ellos jamás hicieron esas cosas, sino que quebrantaron la santa ley de Dios ROBANDO a las personas, sacándoles todo el dinero que pudieron, pero eso sí, Biblia en mano. Por lo tanto, no me vengas con esa mentira satánica de que esas ratas iglesieras y santurronas eran creyentes, esos farsantes predicadores de la mentira realmente jamás creyeron en Jesús, simplemente utilizaron el nombre de Jesús y sus espectáculos falsos milagreros para sus propios intereses avaros y diabólicos.

7- Tu dices que esos individuos de Mateo 7:21-23 no serán condenados por robar a otros, sino por quebrantar la ley. Pero hombre, no me seas merluzo, ¡¡si estás robando a otros, estás quebrantando la ley!!, léelo:

Rom 13:8 No debáis a nadie nada, sino el amaros unos a otros; porque el que ama al prójimo, ha cumplido la ley.
Rom 13:9 Porque: No adulterarás, no matarás, no hurtarás, no dirás falso testimonio, no codiciarás, y cualquier otro mandamiento, en esta sentencia se resume: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. Rom 13:10 El amor no hace mal al prójimo; así que
el cumplimiento de la ley es el amor.

¿Lo ves?, si tu hurtas, es decir, robas, estás quebrantando la santa ley de Dios, y por tanto, no amas al prójimo. Esos farsantes pentecostaloides quebrantaron la ley de Dios, especialmente robando a miles de personas, pues eso es lo que hacen constantemente, por eso es que Jesús les dirá que nunca los conoció, y los apartará de su lado, llamándolos “violadores de la ley” (hacedores de maldad).

8- Seguidamente has soltado una gran calumnia contra mi, has dicho que yo he rechazado obedecer los mandamientos de Dios. Mira, demuestra en este foro cuando he dicho yo que los cristianos no tenemos que guardar los mandamientos de Dios, o demuestra que yo no guardo los mandamientos de Dios, si no lo demuestras, habrás quebrantado la primera regla de este santo foro.

9- Yo no he dicho por ninguna parte que gentiles no se reunieran en sinagogas de los judíos los sábados. Dije bien claro que gentiles PROSÉLITOS por su puesto que se reunían con los judíos en sus sinagogas los sábados, ¡¡¡PERO NO LOS CRISTIANOS!!!, no hay ni un solo pasaje del Nuevo Testamento donde se diga que los cristianos, fueran judíos o gentiles, se reunieran los sábados con los judíos en sus sinagogas. Pablo tenía por costumbre hacer eso, pero lo hacía para DISCUTIR CON ELLOS, y demostrarles con las Escrituras que Jesús es el Mesías. Pero decir que los cristianos se reunían con los judíos anticristianos en sus sinagogas, es algo tan falso y estúpido, como si yo digo que los cristianos verdaderos se reúnen con los mahometanos en sus mezquitas los viernes para adorar a Dios. ¿Pero te has vuelto loco?

Y respecto al pasaje que has citado, Hechos 9:1-2, el texto es bien claro, en la ciudad de Damasco muchos judíos que se reunían en sus sinagogas se estaban haciendo cristianos, y usaban, por tanto, las sinagogas para congregarse (Stg 2:2), pero esto de ninguna manera significa que los cristianos acudieran a las sinagogas de los judíos anticristianos los sábados para reunirse con ellos, ¡utiliza el cerebro criatura!, son dos cosas muy diferentes. Una cosa es que judíos que se reúnen en sus sinagogas se estén haciendo cristianos, y otra muy diferente que los cristianos acudan los sábados a las sinagogas para reunirse con los judíos ¡que no creen en Jesús!, esto es como si yo, que soy cristiano, busco desesperadamente una sinagoga de judíos, que no creen en Jesús, para reunirme con ellos, ¡eso sería de lo más estúpido y ridículo!, de modo que vete a contar cuentos y fábulas mentirosas a otra parte, que acá a nadie podrás engañar.

Y respecto al pasaje de Hechos 13:42, ese texto simplemente habla de gentiles PROSELITOS AL JUDAISMO, los cuales se reunían con los judíos los sábados en sus sinagogas, y esos gentiles, al escuchar el Evangelio de boca de Pablo, le rogaron que el siguiente sábado les siguiera predicando sobre el Evangelio. El pasaje no dice por ninguna parte que esos judíos y gentiles fueran cristianos, sencillamente esos gentiles estaban empezando a creer en el Evangelio… luego, obviamente, los judíos anticristianos los expulsarían a esos gentiles cristianos de sus sinagogas, tal como profetizó Jesús (Jn.16:2). Pero citar ese pasaje, para decir que los cristianos tenemos que reunirnos los sábados en las sinagogas de los judíos, es una de las cosas mas idiotas y falsas que los tipos más mentirosos puedan enseñar.

Seguidamente has citado Hechos 14:1, pero está visto que no te enteras de nada. Ese pasaje dice simplemente que había griegos reunidos en esa sinagoga de los judíos, pues claro, porque eran GENTILES PROSÉLITOS, es decir, griegos que querían hacerse judíos, por eso se reunían con esos judíos en sus sinagogas, pero entonces llegó Pablo, entró en esa sinagoga de Iconio un sábado, les predicó el Evangelio, y entonces muchos judíos y griegos comenzaron a creer en Jesús. Pero citar ese pasaje para decir que los cristianos tenemos que reunirnos en sábado, o guardar el sábado, es una de las cosas más idiotas y falsas que se puedan enseñar. Esto es como si yo entro en una mezquita mahometana un viernes, predico el Evangelio a los moros, se convierten muchos mahometanos, y digo que los cristianos tenemos que guardar el viernes y reunirnos con ellos los viernes.

Seguidamente citas Hechos 15:19-21. Ese pasaje es bien claro, los apóstoles dijeron que no se inquiete a los gentiles, es decir, que no se les obligue a circuncidar ni a guardar la ley de Moisés, solamente se les recomienda que cumplan unos requisitos, los cuales, obviamente proceden de la ley de Dios, pero no había que inquietarlos diciéndoles que se tenían que circuncidar y guardar toda la ley.

Y respecto al verso 21, sencillamente no lo entiendes. Los cristianos gentiles no estaban obligados a circuncidarse ni a guardar la ley, pero en atención a los hermanos judíos que creían en Jesús, esos gentiles debían abstenerse de ciertas prácticas que eran repudiadas por los hermanos judíos cristianos, como era el comer carne sacrificada a los ídolos, la fornicación, de ahogado y de sangre, por lo tanto, era necesario escribir una carta a los cristianos gentiles, para explicarles esas prohibiciones. Desde hacía mucho tiempo existían sinagogas de los judíos en diferentes ciudades, en las cuales se leía la ley de Moisés los sábados, por lo tanto, los cristianos gentiles debían saber que esas cosas eran abominables para esos judíos que se hacían cristianos, y por tanto, por amor a esos hermanos judíos en la fe, debían abstenerse especialmente de esas cosas, esa es la sencilla enseñanza de ese pasaje.

10- Seguidamente has dicho que “luego que somos salvos, hemos de guardar la ley”, y yo te digo, ¿y donde dice el Nuevo Testamento que nosotros ya somos salvos?, en ninguna parte, el Evangelio dice bien claro que SEREMOS salvos (tiempo futuro), y seremos salvos cuando Cristo aparezca por segunda vez, PARA SALVAR a los que le esperan (Heb.9:28). Por lo tanto, esa frasecita tan manoseada por vosotros, de que guardamos la ley porque ya somos salvos, es una burda mentira. Los cristianos verdaderos CUMPLIMOS LA LEY CUANDO AMAMOS AL PRÓJIMO, tal como dijo Pablo en Romanos 13.

Ahora bien, si tu quieres guardar toda la ley, lo primero que has de hacer es circuncidarte, y entonces es cuando tendrás que guardar TODA la ley, pero resulta que la misma ley dice que MALDITO TODO AQUEL QUE NO PERMANECIERE EN TODAS LAS COSAS ESCRITAS EN EL LIBRO DE LA LEY PARA HACERLAS (busca la cita de Pablo), de modo que ya lo ves, has de guardar toda la ley a la perfección si quieres ser salvo, y si no la guardas toda, entonces eres maldito, esa misma ley te condena, te maldice y te mata, ¡por eso es que Pablo dijo que es un ministerio de CONDENACIÓN Y DE MUERTE!, pero ahora vienes tu y dices que no, que tu ya eres salvo, y que guardas la ley, lo cual es mentira, pues tu ni eres salvo, ni guardas todas las cosas escritas en el libro de la ley para hacerlas, de modo que eres un maldito y estás bajo condenación, sin embargo, nosotros los cristianos hemos sido librados de esa maldición y condenación de la ley, gracias a Cristo, el cual nos dio la justificación y la vida, siendo por tanto muertos a esa ley, mediante el cuerpo de Cristo. Ahora estamos bajo la ley de Cristo, la ley del amor a los hermanos y al prójimo, y por tanto, estamos cumpliendo la ley a la perfección.

Así que ya lo ves, tu estás bajo condenación, porque dices que has de guardar toda la ley, sin embargo, no guardas todas las cosas escritas en el libro de la ley para hacerlas, y esa misma ley que dices guardar, te condena. De modo que no nos vengas con ese cuento falso de que tu guardas la ley porque ya eres salvo, que acá la mayoría somos maduros en la fe para no creernos semejante mentira.

Los verdaderos cristianos por supuesto que NO VIOLAMOS LA LEY, al contrario, la estamos cumpliendo a la perfección cuando amamos al prójimo, no robándole, no asesinándole, no dando falso testimonio contra él, etc. todos esos mandamientos tratan de nuestra relación con nuestros semejantes.

Y respecto a los mandamientos que tienen que ver con nuestra relación con Dios, por supuesto que también los cumplimos, pues nosotros, los verdaderos cristianos, los santos, no somos idólatras, no damos culto a las imágenes, no tomamos el nombre de Dios en vano, ¿y el mandamiento del sábado?, sencillamente ese mandamiento fue dado solamente a la nación de Israel, pues fue la señal de pacto perpetuo entre Dios e Israel, no entre Cristo y su Iglesia.

11- Respecto a lo que has dicho de la ley de Cristo, no me vengas con historietas mareando la perdiz, es bien sencillo de entender lo que dijo Pablo, la ley de Cristo es la ley del amor a los hermanos. No se está refiriendo a la ley de Moisés. Los cristianos estamos bajo la ley de Cristo, es decir, bajo la gracia, no estamos bajo la ley de Moisés:

Rom 6:14  Porque el pecado no se enseñoreará de vosotros; pues no estáis bajo la ley, sino bajo la gracia.

12- El Nuevo Pacto mencionado en Jeremías 31:31-34 sería solamente con la casa de Israel y con la casa de Judá, ¡los gentiles no aparecen por ninguna parte en ese pasaje!, obviamente no son mencionados porque la sangre de Cristo aun no había sido derramada para la remisión de los pecados.

Israel y Judá obviamente no son los gentiles. Ese pasaje de Jeremías dice que Dios pondrá sus leyes en los corazones de Israel y de Judá.

Ahora bien, por supuesto los gentiles también son beneficiados por ese Nuevo Pacto anunciado por medio del profeta Jeremías, son beneficiados a través de la sangre de Cristo, por eso es que los miembros de la Iglesia de Cristo, sean de origen judío o gentil, somos ministros de ese Nuevo Pacto no de la letra, sino del espíritu (2Co.3:6). Este Nuevo Pacto es un ministerio de JUSTIFICACION (2Co.3:9), porque sencillamente somos justificados por la fe, no por las obras de la ley (Gal.2:16, 3:24), y una vez que judíos y gentiles somos justificados por la fe, entonces podemos cumplir la ley de Dios, porque estaremos amando al prójimo (Ro.13:8-10). Esto quiero que quede claro, los cristianos verdaderos, sean de origen judío o gentil, cumplimos la ley de Dios cuando amamos al prójimo, ¡nosotros los cristianos verdaderos, los santos, no estamos rechazando la ley de Dios ni quebrantando la ley, sino que la cumplimos!, pues no estamos bajo la ley, sino bajo la gracia, nosotros hemos muerto a la ley mediante el cuerpo de Cristo (Ro.7:4, Gal.2:19), indicando así que esa ley dada por medio de Moisés ya no nos puede condenar, pues hemos muerto a ella, y ahora somos del que resucitó de los muertos, para que demos fruto para Dios.

Aquellos calumniadores que nos acusan falsamente de rechazar la ley de Dios o de quebrantarla porque no guardamos el día sábado están lanzando una de las calumnias y mentiras más grandes contra los hijos de Dios. Todos los mandamientos del Decálogo son guardados por los cristianos verdaderos, excepto el cuarto, el del sábado,ya que ese mandamiento fue la señal de un pacto perpetuo entre Dios e Israel, no entre Cristo y su Iglesia, por eso es que el Nuevo Testamento jamás enseña que los cristianos hemos de guardar el sábado.

13- Yo jamás he dicho que en el Antiguo Testamento no se mencione gracia o misericordia, por supuesto que se menciona en esos pasajes que has citado. Lo que yo dije es que en la ley dada por medio de Moisés no hay gracia o misericordia, ya que esa ley nos maldice y nos condena, no nos da la vida, la vida solamente se encuentra en Cristo, por eso es que Jesús dijo a los fariseos:

“Y no queréis venir A MI, para tener vida” (Jn.5:40).

Por lo tanto, en la ley dada por medio de Moisés no está la vida, ni la gracia, sino la muerte y la condenación para todo aquél que no la guarde perfectamente:

Gál 3:10  Porque todos los que dependen de las obras de la ley están bajo maldición, pues escrito está: Maldito todo aquel que no permaneciere en todas las cosas escritas en el libro de la ley, para hacerlas.

14- Es cierto que la palabra “pero” no se encuentra en el texto griego de Juan 1:17, es decir, la versión que vierte la Reina Valera está falsificada. Por consiguiente, el verdadero significado de ese pasaje es el siguiente: Por medio de Moisés fue dada la ley, y la gracia y la verdad se hizo una realidad palpable y visible por medio de Jesucristo, es decir, Jesús manifestó a la gente esa misericordia y verdad que en la ley de Moisés no se manifestó, ¿o me vas a decir el cuento que en la ley dada por medio de Moisés hay misericordia?, la ley te dice que si no la cumples a la perfección, estás maldito, y entonces esa misma ley te condena y te mata sin piedad alguna. Sin embargo, la gracia manifestada en Jesús nos justifica por medio de la fe, y entonces nos da la vida, y es entonces cuando esa santa ley de Dios es grabada en nuestros corazones, por el espíritu, y así podemos amar al prójimo, cumpliendo entonces la ley (Ro.13:8-10).

15- Por supuesto que la ley de Dios procede de su misericordia, ¡él dio la ley por medio de Moisés por pura gracia o misericordia hacía el pueblo de Israel!, esto no lo he negado jamás.

La ley nos da el conocimiento del pecado, y luego NOS LLEVA A CRISTO, es el ayo (tutor de niños) que nos lleva a Jesús, para recibir la justificación por la fe, y venida esa fe, ya no estamos bajo el ayo, ¡la ley cumplió su función!:

Gál 3:24  De manera que la ley ha sido nuestro ayo, para llevarnos a Cristo, a fin de que fuésemos justificados por la fe.

Gál 3:25  Pero venida la fe, ya no estamos bajo ayo,

Por lo tanto, ese Dios misericordioso, el Dios de Israel, nos dio su ley PARA PODER LLEVARNOS A SU HIJO JESÚS, la ley nos lleva a Cristo, para justicia a todo aquel que cree, y entonces ¡¡eso es el FIN (telos) de la ley para el cristiano!!, la ley nos llevó a la meta, que es Cristo (Ro.10:4), y una vez que hemos llegado a la meta, entonces la ley ya no tiene razón de ser para el cristiano verdadero, pues ya hemos sido justificados por la fe, y ahora cumplimos la ley perfectamente cuando amamos al prójimo(Ro.13:8-10).

16- Yo jamás he dicho tampoco que la ley dada a Moisés sea falsa, al contrario, siempre he dicho lo que dijo Pablo, que la ley a la verdad es santa, y el mandamiento santo, justo y bueno (Ro.7:12). La ley tiene su función, que es la de darnos el conocimiento del pecado, condenarnos y matarnos por no guardarla perfectamente, y después, esta misma ley, cual ayo, nos lleva a Cristo, para recibir la justificación por la fe, y venida la fe, YA NO ESTAMOS BAJO EL AYO (Gal.3:24-25), es decir, ya no estamos bajo esa ley, pues hemos muerto a ella, pero esto de ninguna manera significa que los cristianos despreciemos la santa ley de Dios, y que la tengamos que quebrantar, ¡por supuesto que los cristianos verdaderos cumplimos la ley de Dios!, porque amamos al prójimo, y quien ama al prójimo, ha cumplido la ley,tal como dijo Pablo. Por lo tanto, cuando los modernos judaizantes nos acusan a los cristianos bíblicos de aborrecer la santa ley de Dios, o de rechazarla, están dando un falso testimonio, y calumniando a los santos de Dios, y eso lo pagarán caro en el día del juicio.

¿Que sucede entonces con los modernos judaizantes santurrones e iglesieros?, pues simple, ellos enseñan que los cristianos no hemos muerto a la ley, sino que hemos de estar bajo ella, guardándola completamente para poder alcanzar la salvación, y especialmente estos modernos judaizantes están obsesionados de forma fanática con el cuarto mandamiento del Decálogo, el del sábado, llegando a decir la burrada diabólica de que para ser salvos hemos de guardar ese mandamiento del sábado, y si lo quebrantas trabajando ese día, entonces te condenarás, ¡esto lo enseña, por ejemplo, la iglesia adventista del séptimo día”!

17- Seguidamente dices que yo me he inventado eso de que la Iglesia de Cristo gobernará a Israel en el futuro. Ya te lo expliqué y te lo demostré, pero como no te has enterado, lo explicaré más claramente:

En Apocalipsis 2:26-27 leemos que los vencedores, es decir, los verdaderos cristianos, gobernarán a LAS NACIONEScon vara de hierro, es decir, con justicia y rectitud, este reinado de Cristo y su Iglesia sobre la tierra comenzará obviamente cuando Cristo venga en gloria y comience el Mileno (Ap.20:4-6).

Ahora bien, las naciones están en la tierra, no en el cielo. Yo te pregunto ahora: ¿Israel es una nación en la tierra?, ¡pues claro!, Israel es una nación formada por 12 tribus que viven en la tierra, por lo tanto, como la Iglesia de Cristo gobernará a las naciones, entonces significa que gobernarán también sobre la nación de Israel, y el resto de naciones de la tierra. ¿Lo entiendes ya?.

Eso que has dicho tu, de que los redimidos de toda nación son las 10 tribus perdidas de la casa de Israel que fueron esparcidas en toda nación, es un cuento falso inventado por algunos engañadores judaizantes. Los redimidos de toda tribu, pueblo, lengua y nación no es Israel, sino que son la Iglesia de Cristo, los cuales reinarán sobre la tierra(Ap.5:9-10).

Ahora bien, piensa un poco, si esos redimidos de todas las naciones reinarán sobre la tierra, e Israel es una nación en la tierra, pues entonces esos redimidos reinarán también sobre Israel. ¡La iglesia de Cristo es mayor que Israel!,las promesas de Dios a la Iglesia son celestiales, y las promesas de Dios a Israel son totalmente terrenales y circunscritas a un territorio: Oriente Medio.

Israel, cuando sea restaurado, será una gran nación que tendrá su propio territorio en Oriente Medio, ¡¡con las fronteras definidas en la profecía biblica, desde el río Eufrates hasta el río Nilo!!

Gén 15:18  En aquel día hizo IEVE un pacto con Abram, diciendo: A tu descendencia daré esta tierra, desde el río de Egipto hasta el río grande, el río Eufrates;

Gén 15:19  la tierra de los ceneos, los cenezeos, los cadmoneos,

Gén 15:20  los heteos, los ferezeos, los refaítas,

Gén 15:21  los amorreos, los cananeos, los gergeseos y los jebuseos.

Esa fue la promesa que Dios le dio a la descendencia terrenal de Abraham, que es ISRAEL.

Ahora bien, resulta que Abraham tiene otra descendencia, que es la celestial y mucho más numerosa, y esta descendencia celestial de Abraham es la Iglesia de Cristo, la cual, agárrate, ¡¡tiene la promesa de heredar EL MUNDO ENTERO!!:

Rom_4:13  Porque no por la ley fue dada a Abraham o a su descendencia la promesa de que sería heredero del mundo, sino por la justicia de la fe.

Los vencedores, los verdaderos cristianos, heredaremos TODAS LAS COSAS, y no solamente un pequeño territorio en Oriente Medio:

Apo_21:7  El que venciere heredará todas las cosas, y yo seré su Dios, y él será mi hijo.

¿Lo has entendido bien?, esto es crucial que todos lo lleguen a entender: la promesa de Dios a Israel es heredar la tierra prometida, que será un pedazo de tierra del planeta, teniendo por fronteras los rios Eufrates y el Nilo, ¿queda clarito?, pero la promesa de Dios a la Iglesia de Cristo es heredar el mundo entero, todas las cosas. Por consiguiente, es imposible que Israel sea la Iglesia de Cristo, ¡son dos descendencias de Abraham muy diferentes!, esto es lo que no llegan a entender los judaizantes ni el sistema iglesiero apostata, el SIA. Es mentira enseñar que Israel es la Iglesia de Cristo, ¡la Iglesia de Cristo es mucho más grande que Israel!, y la promesa de Dios a la Iglesia de Cristo es mucho más grande y gloriosa que la que fue dada a Israel, ya que las promesas para la Iglesia son de gobierno mundial y celestial, mientras que la promesa de Dios a Israel es terrenal, ¡¡consiste solo en un pedazo de tierra en Oriente Medio!!.

El engaño tremendo que Satanás os ha metido en la cabeza es que, según tu, para ser salvos, tenemos que hacernos parte de la nación de Israel y guardar toda la ley. Sin embargo, según el Evangelio, para ser salvos hemos de arrepentirnos, creer en Jesucristo y obedecerle, y de esta manera seremos parte de su Iglesia formada por los redimidos o santos de toda tribu, pueblo, lengua y nación, los cuales gobernarán a todas las naciones de la tierra con vara de hierro (incluido a Israel). Estos reyes y sacerdotes son los herederos del mundo entero y de todas las cosas. Tu quédate con un pedacito de tierra en Oriente Medio, que yo prefiero heredar el mundo entero y todas las cosas del Universo gracias al Evangelio.

Por cierto Félix, en uno de tus videos, el último, dices que la ley es el camino que lleva a la vida.

Mira, hijo del diablo, simplemente con esa burrada que has dicho demuestras hasta que punto Satanás ha cegado tu mente. Jesús dijo bien claro que el camino que lleva a la vida es ÉL MISMO, ¡NO LA LEY!, léelo:

Jua 5:39 Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí;
Jua 5:40 y no queréis venir a mí para que tengáis vida.

Jua 14:6 Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.

1Jn 5:11 Y este es el testimonio: que Dios nos ha dado vida eterna; y esta vida está en su Hijo.
1Jn 5:12 El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida.

Jesús jamás enseñó que la vida esté en la ley, en la toráh, sino en ÉL. Por eso es que Jesús NUNCA dijo a sus apóstoles que fueran por el mundo predicando la ley, sino el Evangelio, el cual está centrado en la muerte y resurrección de Cristo, en el arrepentimiento y en el perdón de los pecados en el nombre de Jesús(Lc.24:44-48). Los apóstoles jamás fueron predicando a las naciones la ley, sino el Evangelio. Por lo tanto, eso que tu dices en esos asquerosos y satánicos videos, de que el Evangelio consiste en predicar la ley para darnos vida, y la futura restauración de las dos casas, Israel y Judá, es algo tan falso y satánico, que solo alguien cegado por Satanás como tu lo podría enseñar.

Arrepientete cuanto antes de esas mentiras y de ese falso evangelio que está bajo el anatema o maldición de Dios (Gal.1:6-8).

Tito Martínez