MENSAJE IMPORTANTE PARA MATUSALEN: Sobre Gen 6:2

Lee atentamente lo que te voy a decir, Matusalén, para que veas la cantidad de disparates e idioteces anti bíblicas que has dicho:

1- Dices que los ángeles mencionados en Génesis 6:2 no eran ángeles, sino seres humanos, los hijos de Set, porque Jesús dijo que los ángeles no se casan. Vamos a ver, pues claro, los ángeles DE DIOS no se casan con humanas, pero esos hijos de Dios de Génesis 6 sí que eran ángeles, pero ángeles malvados, los cuales ABANDONARON SU MORADA CELESTIAL, y decidieron fornicar con las hijas de los hombres, para crear una nueva especie de humanos híbridos gigantes, tal como dijeron los apóstoles Pedro y Judas Tadeo. Esos ángeles eran hijos de Dios, porque en el libro de Job a los ángeles se les llama HIJOS DE DIOS, léelo, merluzo apostata:

Job_1:6 Un día vinieron a presentarse delante de IEVE los hijos de Dios, entre los cuales vino también Satanás.
Job_2:1 Aconteció que otro día vinieron los hijos de Dios para presentarse delante de IEVE, y Satanás vino también entre ellos presentándose delante de IEVE
Job 38:4 ¿Dónde estabas tú cuando yo fundaba la tierra?
Házmelo saber, si tienes inteligencia.
Job 38:5 ¿Quién ordenó sus medidas, si lo sabes?
¿O quién extendió sobre ella cordel?
Job 38:6 ¿Sobre qué están fundadas sus bases?
¿O quién puso su piedra angular,
Job 38:7 Cuando alababan todas las estrellas del alba,
Y se regocijaban todos los hijos de Dios?

¿Quienes eran esos hijos de Dios?, pues obviamente eran los ÁNGELES, los cuales se regocijaron cuando Dios creó la tierra. Por lo tanto, mientes descaradamente cuando dices que los ángeles no son hijos de Dios.

2- Después dices que los ángeles no son hijos de Dios, porque en Hebreos 1:5 solo a Jesús se le llama MI HIJO ERES TU. Tu argumento es falso y diabólico, lo que enseña ese pasaje es que Jesús es el Hijo de Dios ÚNIGÉNITO, es decir, único en su género, Jesús es el Hijo unigénito de Dios porque Dios lo engendró en el vientre de María, pero ese pasaje no niega por ninguna parte que los ángeles sean hijos de Dios, simplemente los ángeles no son el Hijo unigénito de Dios, ellos son hijos de Dios por creación.

3- Tu dices que los hijos de Dios mencionados en Génesis 6 eran los hijos de Set, pero eso es un disparate y una gran mentira, porque el pasaje hace una clara diferencia entre esos hijos de Dios, Y LAS HIJAS DE LOS HOMBRES, es decir, ¡¡esos hijos de Dios de ninguna manera eran humanos, sino ÁNGELES CELESTIALES QUE PECARON!!, y que abandonaron su morada celestial para fornicar con las hijas de los hombres, léelo, merluzo:

2Pe 2:4 Porque si Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que arrojándolos al Tártaro los entregó a prisiones de oscuridad, para ser reservados al juicio;

Jud 1:6 Y a los ángeles que no guardaron su dignidad, sino que abandonaron su propia morada, los ha guardado bajo oscuridad, en prisiones eternas, para el juicio del gran día;

Ahí lo tienes, iglesiero apostata, los apóstoles dijeron bien claro que eran ángeles, los cuales no guardaron su dignidad, es decir, no guardaron su categoría de ángeles celestiales, sino que abandonaron su morada en el cielo, para fornicar con humanas, y entonces Dios los castigó guardándolos en una especie de prisión llamada Tártaro, donde están esperando el día del juicio.

4- Dices, idiota, que el único Hijo de Dios es Jesucristo, nadie más, pero vamos a ver, cerebro de canica, entonces si fuera cierto lo que dices, LOS CRISTIANOS TAMPOCO SERIAMOS HIJOS DE DIOS, pero resulta que lo somos (Jn.1:12-13). Tu no entiendes la frase “Hijo unigénito de Dios”, eso no significa que Jesús sea el único Hijo de Dios, lo que significa es que Jesús es el único Hijo ENGENDRADO POR DIOS EN EL VIENTRE DE MARIA, pero eso de ninguna manera significa que no existan más hijos de Dios. Los ángeles y los santos por supuesto que somos hijos de Dios, como ya he demostrado, pero tu sencillamente no crees en la Biblia, sino solamente en las patrañas y babosadas que otros apostatas te han metido en ese cerebro de lenteja que se ha apartado de la palabra de Dios, para creer en doctrinas de demonios.

Tito Martínez