La Biblia habla del diezmo, pero de lo que jamás habla la Biblia es del falso diezmo iglesiero avaro practicado por el SIA, el sistema iglesiero apostata, por medio de este falso diezmo miles de falsos pastores y falsos evangelistas ROBAN a sus descerebradas ovejas, es decir, les sacan todo el dinero que pueden, para que así ellos puedan vivir sin trabajar a costa del dinero que sacan a todos aquellos que ignoran la verdadera doctrina.

En este sección voy a demostrar como el verdadero diezmo bíblico no tiene que ver nada con el falso diezmo iglesiero-avaro. En el Nuevo Testamento usted no va a encontrar un solo pasaje donde los cristianos dieran el diezmo, ni mucho menos donde los apóstoles pidieran el diezmo a los cristianos.

En primero lugar vamos a ver el texto fundamental que todos esos falsos pastores y falsos evangelistas siempre citan para ROBARel dinero a sus feligreses. El pasaje es el siguiente:

Mal 3:8   ¿Robará el hombre a Dios?  Pues vosotros me habéis robado.  Y dijisteis:   ¿En qué te hemos robado?  En vuestros diezmos y ofrendas.

Mal 3:9  Malditos sois con maldición,  porque vosotros,  la nación toda,  me habéis robado.

Mal 3:10  Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa;  y probadme ahora en esto,  dice IEVE de los ejércitos,  si no os abriré las ventanas de los cielos,  y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde.

Ese pasaje les encanta citarlo a los falsos pastores y falsos evangelistas del SIA. En sus cultos iglesieros lo suelen citar mucho para coaccionar y amenazar a sus feligreses, diciéndoles que si no dan el diezmo de sus dineros al pastorcillo o pastorcilla de la secta, entonces ¡están robando a Dios!, y son por tanto malditos. Claro, los feligreses de esas sectas del SIA, como son una manada de ignorantes que no tienen ni idea de la verdadera doctrina, entonces cogen miedo, y como no quieren ser malditos ni quieren robar a Dios entonces se dejan fácilmente engañar por esos falsos pastores, y les entregan la décima parte de sus ingresos monetarios, para que así el pastorcillo o pastorcilla de esa secta apostata puedan vivir sin trabajar a costa del dinero que les sacan a sus descerebradas ovejas, dicho en otras palabras, ¡¡esos falsos pastores y falsos evangelistas están ROBANDOa otras personas en todo el significado de la palabra!!, y lo que es peor, ellos utilizan ciertos pasajes de la Biblia, mal interpretados, para justificar su avaricia y el robo que hacen a sus descerebrados y descerebradas feligreses que les creen.

Si usted lee atentamente ese pasaje de Malaquias, lo primero que se dará cuenta es que el texto está hablando bien claro de ALIMENTO, ¡¡no de dinero!!, en la Biblia JAMÁS se enseña a diezmar el dinero, nunca Dios dijo que se diezmara el dinero, sino que el verdadero diezmo biblico era siempre de alimentos, los cuales se guardaban en el alfolí, que era una especie de despensa o almacén donde se guardaban los granos y otros alimentos, con el fin de alimentar a los sacerdotes del templo, y también a los pobres de Israel, pero NUNCA el diezmo era de dinero. Los falsos pastores y falsos evangelistas han falsificado el verdadero diezmo biblico, y se han inventado un falso diezmo iglesiero monetario, con el fin de robar a las personas que desconocen la verdadera doctrina, por lo tanto, es un sistema satánico y avaro, absolutamente antibiblico. Jamás ninguno de esos falsos pastores y falsos evangelistas le van a dar un solo texto biblico donde se enseñe el falso diezmo iglesiero-monetario, y jamás le darán un solo texto del Nuevo Testamento donde se enseñe a los cristianos a dar el diezmo, ¡siempre le citarán el pasaje de Malaquias 3:8-10, con el único propósito de ROBARLE,metiéndole el miedo en el cuerpo, es decir, diciéndole que si usted no le da al pastor la décima parte de su sueldo, entonces usted estará robando a Dios y es un maldito, esa es la forma astuta y diabólica que eso hijos del diablo tienen de robar a miles de personas ignorantes.

Observe que el propio Jesús también habló del diezmo, ¡y también dijo que el verdadero diezmo era solo de alimentos!:

Luc 11:42  Mas  ¡ay de vosotros,  fariseos!  que diezmáis la menta,  y la ruda,  y toda hortaliza,  y pasáis por alto la justicia y el amor de Dios.  Esto os era necesario hacer,  sin dejar aquello.

¿Lo ve usted?, el verdadero diezmo biblico era de ALIMENTOS, como la menta, la ruda y toda hortaliza, ¡pero nunca de dinero!. El dinero existía en Israel en esa época, ¡pero nunca se diezmaba el dinero!, sino solamente los productos del campo, o también se diezmaba el ganado. Pedir el diezmo de los dineros, como hacen en el SIA, es sencillamente una ROBOy una mentira de Satanás, que esos falsos pastores utilizan para enriquecerse ellos mismos, o para que ellos puedan vivir sin trabajar a costa del dinero que sacan de sus ignorantes feligreses. En todos estos pasajes se habla del diezmo, y en todos ellos se refiere a los diezmos de alimentos tomados dentro de la nación Israel: Lev. 27:30, 32; Núm. 18:27, 28; Deut. 12:17; 14:22, 23; 26:12; 2 Cró. 31:5, 6; Neh. 10:37; 13:5; Mal. 3:10; Mat. 23:23; Luc. 11: 42).

Los falsos pastores y falsos evangelistas del SIA siempre citan también el siguiente pasaje para obligar a sus feligreses a que les den la décima parte de sus dineros:

Heb 7:1  Porque este Melquisedec,  rey de Salem,  sacerdote del Dios Altísimo,  que salió a recibir a Abraham que volvía de la derrota de los reyes,  y le bendijo,

Heb 7:2  a quien asimismo dio Abraham los diezmos de todo;  cuyo nombre significa primeramente Rey de justicia,  y también Rey de Salem,  esto es,  Rey de paz;

El argumento de los falsos pastores y falsos evangelistas es de lo más falso y diabólico, ellos dicen que como Abraham le dio a Melquisedec los diezmos de todo, entonces ellos (los falsos pastores) también han de recibir los diezmos de los dineros. Realmente solo un hijo del diablo avaro puede esgrimir semejante disparate. En primer lugar esos falsos pastores no son Melquisedec, y en segundo lugar, los apóstoles jamás citaron ese pasaje bíblico para obligar a los cristianos a que dieran el diezmo de sus dineros.

Observe que el diezmo que Abraham dio a Melquisedec fue solamente del botín de la guerra, lo cual era la costumbre en esa época. El diezmo que Abraham dio  a Melquisedec fue un suceso que se registró un sola vez en la historia, es decir, es ridículo y falso citar esa historia para pedir dinero a los cristianos. Observe también que el diezmo que dio Abraham no fue de sus bienes personales, sino solamente del botín de guerra. Por lo tanto, citar esa historia de Abraham para pedir la décima parte de los dineros es una forma satánica de falsificar la palabra de Dios, con el fin de robar a otros, algo que ya profetizó el apóstol Pedro:

2Pe 2:1  Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo,  como habrá entre vosotros falsos maestros,  que introducirán encubiertamente herejías destructoras,  y aun negarán al Señor que los rescató,  atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina.

2Pe 2:2  Y muchos seguirán sus disoluciones,  por causa de los cuales el camino de la verdad será blasfemado,

2Pe 2:3  y por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas.  Sobre los tales ya de largo tiempo la condenación no se tarda,  y su perdición no se duerme.

Estos falsos maestros o falsos pastores serían unos AVAROS, es decir, ambicionarían el dinero, y por eso harían mercadería de otros, indicando que les sacarían todo el dinero que pudieran, ¡y el falso diezmo iglesiero es el sistema más falso y satánico para sacarles el dinero!

Tito Martínez

las21tesis@gmail.com