TODA LA VERDAD SOBRE LA ALIMENTACIÓN BÍBLICA

Leamos este pasaje:

Gén 9:3  Todo lo que se mueve y vive,  os será para mantenimiento:  así como las legumbres y plantas verdes,  os lo he dado todo.

Gén 9:4  Pero carne con su vida,  que es su sangre,  no comeréis.

Mirad, a partir de la época de Noé, después del diluvio, es cuando el hombre comenzó a comer carne. Dios le dijo a Noé y a su familia que podían comer todo lo que se movía y vivía, solo que no podían ingerir la sangre, sino que los animales debían antes ser desangrados. Observad bien que en ese tiempo de Noé aun Dios no había dado las leyes dietéticas a la nación de Israel, es decir, en la época de Noé PODÍAN COMER CUALQUIER TIPO DE CARNE,así como legumbres y plantas verdes.

Ahora bien, la pregunta que hemos de hacernos es la siguiente: si en la época de Noé podían los seres humanos comer la carne de cualquier animal,¿por qué siglos después Dios prohibió a Israel que comieran la carne de los animales inmundos?

La única explicación que yo encuentro es la siguiente: Durante siglos, después del diluvio, Dios dijo a los seres humanos que podían comer de todas las carnes, no existía ninguna prohibición de parte de Dios, pero con el paso de los siglos Dios observó que la ingesta de las carnes de animales inmundos perjudicaban a la salud humana, creaba enfermedades o incluso la muerte, por lo tanto, cuando Dios dio su santa ley a Israel, por medio de Moisés, una parte de esa ley era sobre la alimentación (levitico 11), y ahí Dios prohibió a Israel que consumiera las carnes de los animales inmundos, sencillamentepara que los israelitas se mantuvieran sanos.Solo las carnes de animales puros las podían consumir. Por eso es que es un mayúsculo error satánico enseñar esa doctrina de que comer carne es pecado, y que por tanto hemos de ser vegetarianos, si comer carne fuera pecado, ¿por qué Dios dice que sí podemos comer carne de animales limpios?. De ahí que son los apostatas de la fe los que enseñan esa doctrina de demonios, la de prohibir alimentos que Dios creó (1Tm.4:1-3).

Yo personalmente NO SOY VEGETARIANO, a veces como carne de ave, como pollo o pavo, pero eso sí, carne de animales limpios que no han sido alimentados con basura antinatural, sino alimentados con hierva o con grano, y luego, eso sí, como muchas frutas, semillas y verduras crudas en batido.

Hay muchos sectarios apostatas y fanáticos que enseñan esa monstruosidad de que el cristiano no ha de comer carne, y que si come carne está pecando y está dañando su salud, ¡eso es mentira!, como ya he demostrado, comer carne es biblico, lo que es peligroso y antibiblico es comer carne de animales inmundos o de animales que han sido alimentados de forma antinatural y los han llenado de hormonas, antibióticos y demás venenos para hacerlos engordar rápidamente, ¡esas carnes sí que son peligrosas y crean enfermedades!, pero comer carnes de animales limpios y criados de forma natural es bueno y sano para el ser humano, sin olvidar claro está las frutas, verduras y semillas.

Tito Martínez