LA SHEMÁ HEBREA, ¿A QUIEN SE REFIERE?

http://www.gabitogrupos.com/cristianos/template.php?nm=1346149514

La palabra hebrea ejad, que aparece en la Shemá hebrea (Dt.6.4), se puede traducir como una unidad compuesta, o como una unidad simple, DEPENDE DEL CONTEXTO.

Ahora bien, cuando la Semá dice que IEVE es uno (ejad), ¿a quien se refiere?, ¿se refiere a un dios trino?, ¿se refiere a una mezcla entre el Padre y el Hijo?, pues obviamente solo se refiere al PADRE, y lo voy a demostrar de forma bien sencilla:

Rom 3:30  Porque Dios es uno,  y él justificará por la fe a los de la circuncisión,  y por medio de la fe a los de la incircuncisión.

Gál 3:20  Y el mediador no lo es de uno solo;  pero Dios es uno.

1Co 8:4  Acerca,  pues,  de las viandas que se sacrifican a los ídolos,  sabemos que un ídolo nada es en el mundo,  y que hay un Dios.

1Co 8:6  para nosotros,  sin embargo, hay un Dios,  el Padre,  del cual proceden todas las cosas,  y nosotros somos para él;  y un Señor,  Jesucristo,  por medio del cual son todas las cosas,  y nosotros por medio de él.

Está bien clarito, ese Dios uno o único es solamente el PADRE, ¡nadie más!, pero no solo eso, Jesús citó la Shemá hebrea, y se estaba refiriendo al Dios PADRE:

Mar 12:28  Acercándose uno de los escribas,  que los había oído disputar,  y sabía que les había respondido bien,  le preguntó:  ¿Cuál es el primer mandamiento de todos?

Mar 12:29  Jesús le respondió:  El primer mandamiento de todos es:  Oye,  Israel;  el Señor nuestro Dios,  el Señor uno es.

Mar 12:30  Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón,  y con toda tu alma,  y con toda tu mente y con todas tus fuerzas.  Este es el principal mandamiento.

Observemos que Jesús no dijo por ninguna parte que ese Dios único fuera una mezcla de dos, el Padre y el Hijo, sino que es solo uno, el Padre, ¡Jesús no se incluyó en esa unidad de Dios!. Por cierto, seguro que muchos citarán el pasaje de Juan 10:30, cuando dijo Jesús que él y el Padre son uno, sin embargo, este pasaje no tiene que ver nada con la Shemá, también pidió Jesús que todos sus discípulos seamos uno, como él y el Padre son uno (Jn.17), y obviamente los cristianos no seremos IEVE.

Por consiguiente, la Shemá hebrea únicamente se refiere al Dios PADRE, ni se refiere a un falso dios trino, ni se refiere tampoco a una mezcla entre el Padre y el Hijo. Dios el Padre es un Dios único por la sencilla razón de que es el DIOS SUPREMO, no existe otro Dios como él, y es el único Dios que ha de ser adorado en espíritu y en verdad (Jn.4:23-24). La Shemá hebrea destroza las falsas doctrinas del trinitarismo, el biteismo y el unicitarimo.

Gracia y paz

Tito Martínez