¿POR QUÉ JESÚS ENROLLÓ EL LIBRO Y DEJÓ DE LEER?

Que una profecía del Antiguo Testamento hable de la primera y de la segunda venida de Cristo, pero como si fuera una sola, lo vemos claramente en este pasaje que Jesús mismo citó:

Luc 4:16  Vino a Nazaret,  donde se había criado;  y en el día de reposo entró en la sinagoga,  conforme a su costumbre,  y se levantó a leer.

Luc 4:17  Y se le dio el libro del profeta Isaías;  y habiendo abierto el libro,  halló el lugar donde estaba escrito:

Luc 4:18  Espíritu del Señor está sobre mí,

Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres;

Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón;

A pregonar libertad a los cautivos,

Y vista a los ciegos;

A poner en libertad a los oprimidos;

Luc 4:19  A predicar el año agradable del Señor.

Luc 4:20  Y enrollando el libro,  lo dio al ministro,  y se sentó;  y los ojos de todos en la sinagoga estaban fijos en él.

Luc 4:21  Y comenzó a decirles:  Hoy se ha cumplido esta Escritura delante de vosotros.

Fijaos como Jesús dejó de leer y enrolló el libro al llegar a una parte de la profecía que él leyó en esa sinagoga, ahora bien, ¿sabéis qué profecía es esa?, ¡es Isaías 61:1-2!, pero Jesús no siguió leyendo la segunda parte de esa profecía de Isaías, pues esa parte AUN NO SE HABÍA CUMPLIDO, sino que se cumplirá en el futuro, y esa segunda parte dice lo siguiente:

y el día de venganza del Dios nuestro;  a consolar a todos los enlutados;

Isa 61:3  a ordenar que a los afligidos de Sion se les dé gloria en lugar de ceniza,  óleo de gozo en lugar de luto,  manto de alegría en lugar del espíritu angustiado;  y serán llamados árboles de justicia,  plantío de IEVE,  para gloria suya.

Isa 61:4  Reedificarán las ruinas antiguas,  y levantarán los asolamientos primeros,  y restaurarán las ciudades arruinadas,  los escombros de muchas generaciones.

Isa 61:5  Y extranjeros apacentarán vuestras ovejas,  y los extraños serán vuestros labradores y vuestros viñadores.

Isa 61:6  Y vosotros seréis llamados sacerdotes de IEVE,  ministros de nuestro Dios seréis llamados;  comeréis las riquezas de las naciones,  y con su gloria seréis sublimes.

Isa 61:7  En lugar de vuestra doble confusión y de vuestra deshonra,  os alabarán en sus heredades;  por lo cual en sus tierras poseerán doble honra,  y tendrán perpetuo gozo.

Isa 61:8  Porque yo IEVE soy amante del derecho,  aborrecedor del latrocinio para holocausto;  por tanto,  afirmaré en verdad su obra,  y haré con ellos pacto perpetuo.

Isa 61:9  Y la descendencia de ellos será conocida entre las naciones,  y sus renuevos en medio de los pueblos;  todos los que los vieren,  reconocerán que son linaje bendito de IEVE.

Como podeis ver, esa segunda parte de la profecía de Isaías, se refiere al futuro día de venganza e ira de Dios, cuando él destruirá a todos sus enemigos y restaurará a la nación de Israel, esa parte de la profecía de Isaías aun no se ha cumplido, por eso es que Jesús cuando leyó esa parte de la profecía enrolló el libro, porque SOLO LA PRIMERA PARTE SE CUMPLIÓ, que es la que se refiere a la predicación de las buenas nuevas (Evangelio) para traer la verdadera libertad para todos los oprimidos por el pecado y dar la vista a los ciegos, ¡todo eso lo hizo Jesús!, por lo tanto, para que veais como en una misma profecía de la Biblia se puede estar hablando tanto de la primera como de la segunda venida de Cristo, simplemente hay que discernir cuando se refiere a su primera venida y cuando se refiere a su futura segunda venida, cuando entonces será derramada la ira de Dios sobre el mundo malvado y la nación de Israel será restaurada en su propia tierra bajo el reinado mundial del Mesías Jesús.

Tito Martínez