UN GRAN DESCUBRIMIENTO DEL HERMANO MANUEL: Jesús reconoció que tiene el mismo nombre que su Padre, es decir, IEVE

http://www.gabitogrupos.com/cristianos/template.php?nm=1346866700

Estimado hermano Manuel:

El descubrimiento que has hecho en Juan 17:11 es importantísimo, ¡¡ni yo mismo me había dado cuenta de ese pasaje bíblico!!.

Resulta que me he dado cuenta que ese pasaje está falsificado en la versión Reina Valera, los traductores de esa versión han eliminado la frase “tu nombre que a mi me diste”. Pero resulta que en el texto griego sí que aparece esa frase:

(IntEspWH+) και 2532:CONJ Y ουκετι 3765:ADV-N ya no ειμι 1510:V-PAI-1S estoy εν 1722:PREP en τω 3588:T-DSM el κοσμω 2889:N-DSM mundo και 2532:CONJ y αυτοι 846:P-NPM ellos εν 1722:PREP en τω 3588:T-DSM el κοσμω 2889:N-DSM mundo εισιν 1510:V-PAI-3P están καγω 2504:P-1NS-K yo también προς 4314:PREP hacia σε 4771:P-2ASa tí ερχομαι 2064:V-PNI-1S estoy viniendo πατερ 3962:N-VSM Padre αγιε 40:A-VSM santo τηρησον 5083:V-AAM-2S guarda αυτους 846:P-APM a ellos εν 1722:PREP en τω 3588:T-DSN el ονοματι 3686:N-DSN nombre σου 4771:P-2GS de ω 3739:R-DSN cual δεδωκας 1325:V-RAI-2S has dado μοι 1473:P-1DS a mí ινα 2443:CONJ para que ωσιν 1510:V-PAS-3P sean εν1520:A-NSN uno καθως 2531:ADV según como ημεις 1473:P-1NP nosotros

Es decir, lo que dijo Jesús bien clarito es que él también tiene el nombre de su Padre, IEVE, ¡¡¡el pasaje habla claramente de las dos entidades divinas llamadas IEVE!. En otras versiones bíblicas ese pasaje sí que ha sido correctamente traducido:

(BAD) Ya no voy a estar por más tiempo en el mundo, pero ellos están todavía en el mundo, y yo vuelvo a ti.»Padre santo, protégelos con el poder de tu nombre, el nombre que me diste, para que sean uno, lo mismo que nosotros.
(LBLA) Ya no estoy en el mundo, pero ellos sí están en el mundo, y yo voy a ti. Padre santo, guárdalos en tu nombre, el nombre que me has dado, para que sean uno, así como nosotros.
(Nuevo Mundo (Los TJ)) ”Además, yo ya no estoy en el mundo, pero ellos están en el mundo y yo voy a ti. Padre santo, vigílalos por causa de tu propio nombre que me has dado, para que sean uno así como lo somos nosotros.
(NVI) Ya no voy a estar por más tiempo en el mundo, pero ellos están todavía en el mundo, y yo vuelvo a ti. “Padre santo, protégelos con el poder de tu nombre, el nombre que me diste, para que sean uno, lo mismo que nosotros.

Por consiguiente, Juan 17.11 es una pasaje importantísimo, en ese texto Jesús reconoció que tiene el mismo nombre que su Padre, es decir, IEVE, con lo cual queda confirmada la enseñanza bíblica de los dos dioses llamados IEVE, el Padre y el Hijo, pero siendo el Padre el Dios supremo, el Dios del Hijo (Ap.3:12). ¡¡Esas palabras de Jesús destrozan y pulverizan las doctrinas diabólicas del monoteísmo y del trinitarismo!!.

Tito Martínez