LOS CIELOS Y LA TIERRA SERÁN DESTRUIDOS POR FUEGO

http://www.gabitogrupos.com/cristianos/template.php?nm=1354917008

Por supuesto que los actuales cielos y la actual tierra serán totalmente destruidos por el fuego, la Palabra Dios lo dice bien claro, veamos lo que dijo Jesús:

Mat 24:35 El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.

Y el Apocalipsis también dice bien clarito que esta tierra desaparecerá, será totalmente quemada y fundida, y Dios hará un nuevo cielo y una nueva tierra:

Apo 20:11 Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado en él, de delante del cual huyeron la tierra y el cielo, y ningún lugar se encontró para ellos.

Apo 21:1 Vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya no existía más.

Y el apóstol Pedro, como representante de los 12 apóstoles, enseñó lo mismo:

2Pe 3:10 Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas.

2Pe 3:11 Puesto que todas estas cosas han de ser deshechas, ¡cómo no debéis vosotros andar en santa y piadosa manera de vivir,

2Pe 3:12 esperando y apresurándoos para la venida del día de Dios, en el cual los cielos, encendiéndose, serán deshechos, y los elementos, siendo quemados, se fundirán!

2Pe 3:13 Pero nosotros esperamos, según sus promesas, cielos nuevos y tierra nueva, en los cuales mora la justicia.

Ahí lo tenemos bien claro, la Sagrada Escritura enseña con toda claridad que la tierra y los cielos serán quemados, fundidos, y seguidamente Dios el Padre hará un nuevo cielo y una nueva tierra, por lo tanto, cuando los jehovinos atalayados enseñan en su literatura basura y apostata que la tierra jamás será destruida por fuego sencillamente están MINTIENDO y diciendo TODO LO CONTRARIO de lo que dijeron Jesús y sus apóstoles, y por tanto son unos apostatas de la fe… pido a los hermanos de este santo foro que aun creen en esa mentira jehovina a que recapaciten y crean en la palabra de Dios.

Tito Martínez