¡¡OREMOS FERVIENTEMENTE POR LA ISLA DE PUERTO RICO!!

http://www.gabitogrupos.com/cristianos/template.php?nm=1367708015&rsp=1

Estimados hermanos:

La Palabra de Dios menciona a principados y potestades contra los cuales tenemos una lucha espiritual los verdaderos cristianos:

Efe 6:12 Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes,

Esos poderes maléficos principescos son gobernadores de las tinieblas de este siglo, es decir, de esta presente era mala, los cuales controlan a cada una de las naciones de la tierra, es decir, cada nación tiene un príncipe o potestad maléfica que la domina, tal como enseña el libro de Daniel, que menciona al príncipe o potestad maléfica que gobernaba el antiguo reino de Persia:

Dan 10:13 Mas el príncipe del reino de Persia se me opuso durante veintiún días; pero he aquí Miguel, uno de los principales príncipes, vino para ayudarme, y quedé allí con los reyes de Persia.

Observad como ese pasaje mencionA al árcángel Miguel, el cual también es un príncipe o principal, pero es un príncipe o jefe del Reino de Dios, al servicio de Israel, por lo tanto, ese príncipe de Persia era una entidad o ángel, pero no de Dios, sino de las huestes espirituales de maldad que tienen su morada en los lugares celestiales.

Cada nación o reino tiene su propio principe o potestad maléfica que la domina. La isla de Puerto Rico tiene también el suyo, y es precisamente esa entidad maléfica que controla esa isla la que domina y gobierna sobre las diferentes sectas pentecostales de esa isla. Recordemos que el maldito pentecostalismo diabólico pasó de Estados Unidos a esa isla en el siglo 20, y de esa isla se extendió luego por los diferentes países de América Latina. Por eso es que pido a los hermanos que oremos por Puerto Rico, PARA QUE ESA ENTIDAD MALÉFICA O PRÍNCIPE QUE CONTROLA EL PENTECOSTALISMO EN ESA ISLA SEA DESTRUIDO Y DESENMASCARADO CUANTO ANTES, y esa isla, que es la más importante del Caribe, sea gobernada por verdaderos hijos de Dios que lleven la verdadera luz de Dios a esa tierra, y desde esa tierra, al resto de países de América Latina.

Gracia y paz

Tito Martínez