NO EXISTIRÁ GOBIERNO MUNDIAL DE LA BESTIA O NUEVO ORDEN MUNDIAL

Durante muchos años he creído y enseñado que las dos bestias mencionadas en Apocalipsis 13 implantarán un gobierno mundial, donde todas las naciones de la tierra estarán sometidas a ese gobierno mundial satánico, pero hace dos días descubrí que eso es un gran error, y en este estudio voy a dar a conocer la gran verdad que he conocido, y que es ocultada o deformada en el sistema iglesiero apostata, el SIA.

TODA TRIBU, PUEBLO, LENGUA Y GENTE

Ciertamente el Apocalipsis dice que la bestia tendrá autoridad sobre toda tribu, pueblo, lengua y gente (Ap.13:7), pero esa frase no significa que TODAS las naciones o gentes de la tierra serán gobernadas por la bestia, sino que se refiere a TODAS las naciones que se sometan a él, tal como dice este pasaje:

Apo 13:3  Vi una de sus cabezas como herida de muerte,  pero su herida mortal fue sanada;  y se maravilló toda la tierra en pos de la bestia,

Por ejemplo, cuando Pablo dijo que al final TODO Israel será salvo (Ro.11:26), eso obviamente no significa que todos los israelitas que han vivido y viven en la tierra se van a salvar, sino que se salvarán todos los israelitas que crean, otros muchos israelitas se condenarán porque sencillamente o fueron malvados, o no quisieron creer en Jesús.

En Romanos 5:18 Pablo dijo que por el pecado de Adán vino la condenación a TODOS los hombres, sin embargo, obviamente no todos los seres humanos se condenarán, sino que se condenarán solamente los malvados y los que rehúsen creer en Cristo, y ese pasaje dice también que por la justicia de Cristo vino la justificación a TODOS los hombres, sin embargo, no todos los seres humanos serán justificados por la fe, sino solamente los que crean en Cristo.

En 1Timoteo 4:10 Pablo dijo que el Dios Padre es el Salvador de TODOS los hombres, sin embargo, no todos los hombres serán salvos, ya que muchos se condenarán y serán arrojados al lago de fuego.

En Tito 2:11 Pablo dijo que la gracia de Dios se manifestó para la salvación de TODOS los hombres, pero como ya he dicho, no todos los hombres se salvarán, sino que muchos se condenarán.

En Apocalipsis 13:3 se dice bien claro que TODA la tierra se maravillará de la bestia y le seguirán, sin embargo, obviamente, no todas las naciones o gentes de la tierra seguirán a la bestia, ya que los santos no seguirán a la bestia ni le adorarán, y las naciones misericordiosas de Mateo 25:31 46 tampoco seguirán a la bestia.

Por lo tanto, está bien clarito, la palabra “TODA”, que aparece en Apocalipsis 13:7, no indica algo absoluto, es decir, no se refiere a todas las naciones o gentes de la tierra, sino solamente a todas las naciones o gentes que se someterán al futuro reinado satánico de la bestia. Esto es muy importante que todos los tengamos claro, es muy sencillo de entender, vamos a ver: si ese pasase de Apocalipsis 13:7 significara que la bestia gobernará a todas las gentes o naciones de la tierra ¡¡entonces significaría que la bestia también gobernará sobre los verdaderos cristianos, los santos, ya que los santos también somos seres humanos!!, ¿queda clarito?, por lo tanto, esa doctrina de que la bestia gobernará sobre todas las naciones o gentes de la tierra es absolutamente falsa. Yo reconozco que durante años he creído y enseñado esa gran mentira de que habrá un gobierno mundial de la bestia, pero ahora he conocido mejor la verdad, y he rectificado saliendo de ese gran error, más aun, el propio Jesús dijo bien claro en Mateo 25:31-46 que durante la gran tribulación existirán naciones que ayudarán a los verdaderos cristianos, y esas naciones heredarán la vida eterna en el reino de Dios (Mt.25:34, 46), y si esas NACIONES heredarán la vida eterna, ¡¡ES PORQUE JAMAS ESAS NACIONES ESTUVIERON BAJO EL GOBIERNO SATANICO DE LA BESTIA!!. ¿O es que vamos a creer que los santos y esas naciones salvas estarán bajo el gobierno de la bestia?, ¡por supuesto que no!,  solamente los que no tienen su nombre escrito en el libro de la vida del Cordero son los que se someterán a la bestia y le adorarán, léalo:

Apo 13:8 Y la adoraron todos los moradores de la tierra cuyos nombres no estaban escritos en el libro de la vida del Cordero que fue inmolado desde el principio del mundo.

Ahí lo tiene bien clarito, cuando el Apocalipsis dice que TODAS las gentes o moradores de la tierra se someterán a la autoridad de la bestia y le adorarán, se refiere solamente a todos los moradores de la tierra cuyos nombres no están escritos en el libro de la vida del Cordero. ¡¡¡Pero no se refiere a todos los seres humanos que viven en la tierra!! Repito, esa doctrina de un futuro “gobierno mundial de la bestia” es absolutamente falsa, es contraria al Apocalipsis, ya que los ÚNICOS que gobernarán a todas las naciones de la tierra con vara de hierro no será la bestia, sino el Cordero y su Iglesia, ese será el verdadero gobierno mundial que comenzará cuando Cristo venga en gloria a reinar sobre el mundo:

Apo 2:26 Al que venciere y guardare mis obras hasta el fin, yo le daré autoridad sobre las naciones,

Apo 2:27 y las regirá con vara de hierro, y serán quebradas como vaso de alfarero; como yo también la he recibido de mi Padre;

Apo 19:15 De su boca sale una espada aguda, para herir con ella a las naciones, y él las regirá con vara de hierro; y él pisa el lagar del vino del furor y de la ira del Dios Todopoderoso.

La expresión “toda la tierra” o “todo el mundo” no siempre en la Biblia se refiere al planeta entero, y lo voy a demostrar:

Zac 14:10  Toda la tierra se volverá como llanura desde Geba hasta Rimón al sur de Jerusalén;  y ésta será enaltecida,  y habitada en su lugar desde la puerta de Benjamín hasta el lugar de la puerta primera,  hasta la puerta del Angulo,  y desde la torre de Hananeel hasta los lagares del rey.

En esa profecia “toda la tierra” no se refiere a todo el planeta, sino solamente a la tierra de Israel.

Rom 1:8  Primeramente doy gracias a mi Dios mediante Jesucristo con respecto a todos vosotros,  de que vuestra fe se divulga por todo el mundo.

En ese pasaje Pablo elogió la fe que tenían los cristianos de Roma, una fe que era conocida en TODO EL MUNDO, sin embargo, obviamente no se refería a todo el planeta, ya que los apóstoles en esa época no habían viajado por todo el planeta predicando el Evangelio. La expresión “todo el mundo” evidentemente significa EL IMPERIO ROMANO, donde la fe de los cristianos de Roma era conocida.

Por lo tanto, cuando Apocalipsis 13:3 dice que TODA LA TIERRA se maravillará en pos de la bestia, no significa que todos los países del planeta tierra adorarán a la bestia, lo que significa es que solo una serie de países adorarán a la bestia, habrá naciones que no se someterán al gobierno satánico de la bestia, tal como leemos en Mateo 25:31-46, ya que esas naciones son los que ayudarán a los verdaderos cristianos, los santos.

Como ya he demostrado, todas las naciones o gentes se asombrarán y adorarán a la bestia, pero obviamente no se refiere a todos los seres humanos del planeta, sino solamente a los que no tienen su nombre escrito en el libro de la vida del Cordero (Ap.13:8).

No existirá, por tanto, un gobierno mundial de la bestia, sino un gobierno satánico de la bestia que ejercerá su gobierno o dominio solamente en un reino o imperio, es decir, en un grupo de naciones, pero habrá otras naciones que no se someterán a ese gobierno satánico, sino que estarán bajo el Reino de Dios y la autoridad de su Ungido.

El Apocalipsis es bien claro cuando dice que la bestia tendrá su gobierno o dominio sobreun reino, es decir, sobre un imperio o conjunto de países, pero no sobre todos los países de la tierra, vamos a verlo:

Apo 16:10  El quinto ángel derramó su copa sobre el trono de la bestia;  y su reino se cubrió de tinieblas,  y mordían de dolor sus lenguas,

Ahí lo tenemos bien claro, el trono de la bestia se refiere el centro gubernamental desde el cual gobernará, y su reino se refiere al conjunto de naciones sobre las cuales ejercerá su gobierno, y esas naciones se someterán a él, ¡en ninguna parte se dice que todas las naciones se someterán a la bestia y le adorarán!, al contrario, solamente aquellos que no tengan su nombre escrito en el libro de la vida del Cordero son los que le adorarán (Ap.13:8), el resto de naciones no se someterán a él ni le adorarán, sino que esas naciones formarán parte del Reino de Dios, el cual habrá venido a la tierra con poder, como veremos en el siguiente epígrafe.

EL REINO DE DIOS VENDRA A LA TIERRA CUANDO EL DIABLO Y SUS ANGELES DESCIENDAN A LA TIERRA

Lo que usted a continuación va a leer jamás se lo han enseñado en el sistema iglesiero apostata, el SIA, sin embargo, es algo que lo enseña el Apocalipsis de forma muy clara.

El Reino de Dios y la autoridad de su Ungido se implantará con poder en la tierra cuando el diablo y sus ángeles sean arrojados del cielo a la tierra, vamos a comprobarlo, lea atentamente:

Apo 12:7  Después hubo una gran batalla en el cielo:  Miguel y sus ángeles luchaban contra el dragón;  y luchaban el dragón y sus ángeles;

Apo 12:8  pero no prevalecieron,  ni se halló ya lugar para ellos en el cielo.

Apo 12:9  Y fue lanzado fuera el gran dragón,  la serpiente antigua,  que se llama diablo y Satanás,  el cual engaña al mundo entero;  fue arrojado a la tierra,  y sus ángeles fueron arrojados con él.

Apo 12:10  Entonces oí una gran voz en el cielo,  que decía:  Ahora ha venido la salvación,  el poder,  y el reino de nuestro Dios,  y la autoridad de su Ungido;  porque ha sido lanzado fuera el acusador de nuestros hermanos,  el que los acusaba delante de nuestro Dios día y noche.

Apo 12:11  Y ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos,  y menospreciaron sus vidas hasta la muerte.

Apo 12:12  Por lo cual alegraos,  cielos,  y los que moráis en ellos.  ¡Ay de los moradores de la tierra y del mar!  porque el diablo ha descendido a vosotros con gran ira,  sabiendo que tiene poco tiempo.

Ahí lo tiene bien claro, Satanás y sus ángeles descenderán a la tierra, y cuando eso suceda entonces llegará la salvación, el poder y el reino de nuestro Dios y la autoridad de su Ungido. ¿Como es eso posible?, si ese pasaje dice que será el diablo y sus ángeles los que descenderán a la tierra, ¿como es posible que sea el Reino de Dios y la autoridad de su Ungido lo que vendrá a la tierra con poder?
Pablo dijo que las huestes espirituales de maldad tienen su morada en las regiones celestes, es decir, en ese segundo cielo, donde están el sol, la luna y las estrellas (Efe.6:12), por lo tanto, cuando el diablo y sus ángeles sean desalojados de esos lugares celestiales, el Reino de Dios vendrá a esos lugares. Pero hay algo más. Ese Reino de Dios no solo vendrá a esos lugares celestiales, sino también a la tierra. Observe que el verso 10 dice “ahora HA LLEGADO (O VENIDO) la salvación… el reino de Dios y la autoridad de su Ungido”. Cuando el Nuevo Testamento habla de la venida o llegada de la salvación y del Reino de Dios siempre se refiere a la venida a la TIERRA, esto es muy importante que lo entienda, la venida o llegada de la salvación y del Reino de Dios siempre se refiere a su venida a la tierra, vamos a comprobarlo:

Luc 19:9  Jesús le dijo:  Hoy ha venido la salvación a esta casa;  por cuanto él también es hijo de Abraham.

Mat 12:28  Pero si yo por el Espíritu de Dios echo fuera los demonios,  ciertamente ha llegado a vosotros el reino de Dios.

Luc 11:20  Mas si por el dedo de Dios echo yo fuera los demonios,  ciertamente el reino de Dios ha llegado a vosotros.

Por consiguiente, ahí lo tenemos bien claro, cuando Jesús dijo que la salvación había llegado, o que el Reino de Dios había llegado, ¡¡siempre se refería a su llegada a la tierra!!, esto significa que cuando Apocalipsis 12:10 dice que la salvación y el Reino de Dios HA LLEGADO, se está refiriendo a su llegada a la TIERRA, ¡¡¡pero observe como ese pasaje del Apocalipsis dice que esa llegada de la salvación y del Reino de Dios a la tierra ocurrirá al mismo tiempo que Satanás y sus ángeles desciendan a la tierra!!!, esto es algo tremendamente asombroso que JAMÁS se enseña en ninguna iglesia del sistema apostata, usted jamás oirá a un predicador, evangelista o cura enseñar esta gran verdad que aparece en el Apocalipsis, sin embargo, ahora la está conociendo usted. Esto significa sencillamente que cuando llegue el momento y esa guerra estalle en los cielos, Miguel y sus ángeles vencerán a Satanás y a sus ángeles, los cuales descenderán a la tierra para gobernar sobre UNA PARTE DE LAS NACIONES DE LA TIERRA, en lo que el Apocalipsis llama “el reino de la bestia”, y que será un grupo de naciones de la tierra que se pondrán bajo el gobierno de Satanás y de la bestia, pero al mismo tiempo la salvación y el Reino de Dios y la autoridad de su Ungido vendrá CON PODER a la tierra, pero obviamente no vendrá a las mismas naciones que se sometan a Satanás y a la bestia, sino que dicho Reino de Dios vendrá con poder a esa naciones que no se someterán a Satanás y a la bestia, sino que serán naciones liberadas del poder del diablo, las cuales, cuando Cristo venga en gloria más adelante, heredarán el Reino preparado para ellos desde la fundación del mundo, ya que esas naciones que formarán parte del Reino de Dios ayudaron a los santos que estaban pasando por la tribulación, por eso es que Jesús dirá a esas naciones lo siguiente:

Mat 25:31  Cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria,  y todos los santos ángeles con él,  entonces se sentará en su trono de gloria,

Mat 25:32  y serán reunidas delante de él todas las naciones;  y apartará los unos de los otros,  como aparta el pastor las ovejas de los cabritos.

Mat 25:33  Y pondrá las ovejas a su derecha,  y los cabritos a su izquierda.

Mat 25:34  Entonces el Rey dirá a los de su derecha:  Venid,  benditos de mi Padre,  heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo.

Mat 25:35  Porque tuve hambre,  y me disteis de comer;  tuve sed,  y me disteis de beber;  fui forastero,  y me recogisteis;

Mat 25:36  estuve desnudo,  y me cubristeis;  enfermo,  y me visitasteis;  en la cárcel,  y vinisteis a mí.

Esas naciones ayudaron a los hermanos pequeños de Jesús, es decir, a los verdaderos cristianos, los santos, ya que esos santos que estarán viviendo en todas esas naciones sometidas a Satanás, la bestia y el falso profeta estarán pasando por la gran persecución que la bestia lanzará contra ellos (Ap.13:7). sin embargo, esas naciones que formarán parte del Reino de Dios les ayudarán a esos santos, dándoles de comer, de beber, etc, y por eso es que esas naciones serán benditas por el Padre celestial, y cuando Jesús venga en gloria inmediatamente después de esa tribulación, entonces él se sentará en su trono glorioso, y recompensará a esas naciones otorgándolas el Reino o gobierno que ya fue preparado para ellos desde la fundación del mundo, o dicho en otras palabras, esas naciones son las que heredarán el mundo entero, repoblando la tierra durante ese periodo de mil años que menciona el Apocalipsis.

Observe también que Apocalipsis 12:10 dice lo siguiente:

Entonces oí una gran voz en el cielo,  que decía:  Ahora ha venido la salvación,  el poder,  y el reino de nuestro Dios,  y la autoridad de su Ungido;  porque ha sido lanzado fuera el acusador de nuestros hermanos,  el que los acusaba delante de nuestro Dios día y noche.

Ese pasaje habla del Ungido de Dios, el cual tendrá la autoridad sobre esas naciones de la tierra que no formarán parte del reino de la bestia.

Ungido es lo mismo que Cristo, por eso es que otras versiones lo han traducido por Cristo, y esta es la razón por la que muchos creen que ese Ungido se refiere a Jesús.

Ahora bien, el Apocalipsis enseña bien claro que Jesús, el Cristo (Jesucristo) comenzará a gobernar sobre todas las naciones de la tierra CUANDO ÉL VENGA EN GLORIA CON SUS SANTOS, después de que sea destruido el reinado de la bestia (Ap.19:11-21), es entonces cuando sonará la séptima trompeta, y los reinos DEL MUNDO serán de Dios y de su Cristo (Ap.11:15).

¿Lo entiende?, Apocalipsis 12:10 dice que la autoridad de su Ungido vendrá cuando el diablo y sus ángeles desciendan a la tierra, pero Apocalipsis 19:11-21, 11:15 enseñan que Jesús comenzará a reinar sobre el mundo entero cuando él venga en gloria al toque de la séptima trompeta. Por lo tanto, la pregunta es obvia: ¿quien es el Ungido de Dios mencionado en Apocalipsis 12:10?

Ponga mucha atención, cuando en la Biblia se habla del Ungido o Cristo NO SIEMPRE SE REFIERE AL SEÑOR JESÚS. Sabemos que Jesús es el principal Ungido o Cristo de Dios, él es EL MESÍAS, el Ungido por excelencia, el mayor de los ungidos de Dios, ¡¡pero la Biblia menciona bien clarito a otros muchos ungidos de Dios inferiores a Cristo!!. Por ejemplo, los reyes de Israel eran ungidos de Dios, eran mesias, el propio rey David era el Ungido de Dios en la nación de Israel.

David fue ungido con aceite en su cabeza según ordena la Ley de Dios. Tras este suceso, David regresó a su vida de pastor de ovejas, pero “el Espíritu de IEVE llegó a David desde ese día en adelante” y “el Espíritu de IEVE se alejó de Saúl” (1 Samuel 16:13, 14).

Por consiguiente, el rey David era el ungido por Dios porque él tenía el espíritu de Dios,él era el cristo o mesías de Israel en ese tiempo.

En el Nuevo Testamento también se dice bien claro que los verdaderos cristianos también somos cristos, es decir, ungidos, ya que tenemos la unción del Santo, es decir, el espíritu santo:

1Jn 2:20  Pero vosotros tenéis la unción del Santo,  y conocéis todas las cosas.

1Jn 2:27  Pero la unción que vosotros recibisteis de él permanece en vosotros,  y no tenéis necesidad de que nadie os enseñe;  así como la unción misma os enseña todas las cosas,  y es verdadera,  y no es mentira,  según ella os ha enseñado,  permaneced en él.

Cuando esos pasajes hablan de la unción del Santo se refiere sin ninguna duda al espíritu santo, el cual lo tienen todos los verdaderos cristianos, es decir, aquellos que obedecen a Dios:

Hch 5:32  Y nosotros somos testigos suyos de estas cosas,  y también el Espíritu Santo,  el cual ha dado Dios a los que le obedecen.

Por lo tanto, ahí lo tiene bien claro, los verdaderos cristianos que tienen el espíritu de Dios son ungidos de Dios, es decir, ¡¡son CRISTOS de Dios!!.

Por consiguiente, cuando Apocalipsis 12:10 dice que el Reino de Dios y la autoridad de SU CRISTO (su ungido) vendrá con poder cuando Satanás y sus ángeles desciendan a la tierra, obviamente NO PUEDE REFERIRSE A JESÚS, porque ya hemos visto como Jesús vendrá a reinar sobre todas las naciones del mundo después de la tribulación de aquellos días, cuando suene la séptima trompeta (Ap.11:15).

Esto significa que ese Ungido de Dios mencionado en Apocalipsis 12:10 será un reyCRISTIANO VERDADERO, lleno del espíritu de Dios, es decir, este rey tendrá la unción del Santo, y al cual Dios el Padre escogerá para imponer su autoridad y poder SOBRE ESAS NACIONES SALVAS QUE FORMARÁN PARTE DEL REINO DE DIOS. Mientras que en los países que formarán parte del imperio de la bestia se adorará a Satanás y a la bestia, en esos otros países donde habrá llegado el Reino de Dios se adorará solamente al Padre celestial, y esas naciones estarán sometidas a la autoridad de ese Ungido o elegido por Dios para liderar esas naciones que habrán sido liberadas del poder y de las mentiras de Satanás.

Obviamente, cuando Cristo Jesús venga en gloria después de la tribulación de aquellos días esas naciones salvas que no adoraron al diablo ni a la bestia se unirán al verdadero gobierno mundial que el Señor Jesús traerá a la tierra cuando él regrese con gran poder y gloria con todos sus ángeles, y entonces el Señor Jesús y su Iglesia comenzarán a gobernar sobre todas las naciones con vara de hierro (Ap.2:26-27, 19:15).

La otra pregunta obvia que hemos de hacernos es la siguiente:

¿Qué naciones serán esas que no adorarán al diablo ni a la bestia sino que estarán bajo el reino de Dios y la autoridad de ese rey Ungido?

La respuesta que podamos dar es solo especulativa, porque el Apocalipsis no dice por ninguna parte qué naciones serán esas, por lo tanto, acá solo daré mi opinión personal.

Yo creo que esas naciones que serán liberadas del poder y de las mentiras de Satanás, para llegar a formar parte del Reino de Dios y de la autoridad de su Ungido serán naciones que ahora dicen llamarse “cristianas”, pero que están siendo engañadas por las mentiras de Satanás, como por ejemplo, las grandes mentiras propagadas por el pentecostalismo, el cual, como sabemos, está al servicio del padre de la mentira, que es el diablo. Esas naciones han de estar alejadas de Europa, ya que sin duda es en Europa donde estará el imperio de la bestia, en lo que antiguamente era el imperio romano. Pues bien, el grupo de naciones que más encajan en estas características son las naciones de AMÉRICA.

Las naciones de América son las que más han sido engañadas por el pentecostalismo y sus doctrinas de demonios. Las naciones de América están alejadas de las naciones de Europa, pues las separan el gran océano Atlántico.

De una de esas naciones o territorios de América ha de salir ese gobernante Ungido por Dios al cual Dios escogerá para imponer el Reino de Dios en esas naciones de América.

Es muy interesante que solo hay una nación o territorio en América y en el mundo en cuyo escudo oficial aparece el Cordero (Jesús) sentado encima del libro sellado con los siete sellos. Esta nación o territorio es la que más ha sufrido las mentiras del pentecostalismo bajo uno de los mayores falsos evangelistas y emisarios de Satanás que han existido, y que se llama Yiye Avila, y desde esta nación el pentecostalismo diabólico se extendió como la pólvora al resto de países de América. Esa nación es Puerto Rico, que desde el año 1898 es un Estado asociado a los Estados Unidos.

pic_escudo[1]Observe el magnifico Escudo de Puerto Rico, que fue llevado por los españoles en el siglo 16.

En el centro del Escudo aparece el Cordero, que simboliza a Jesucristo, sentado encima del libro sellado con los siete sellos mencionado en el Apocalipsis. ¡¡Ninguna otra nación de América o del mundo tiene un escudo como ese dedicado a Jesús!!. Por eso es que la isla de Puerto Rico se la conoce también como la isla del Cordero. Miles de judíos sefarditas procedentes de España, descendientes de la tribu de Judá, llegaron a esa isla en el siglo 16 y tomaron posesión de ella, hasta que fue arrebatada a España por los Estados Unidos en la guerra de 1898.

El pentecostalismo falso y diabólico, que apareció por primera vez en los Estados Unidos a principios del siglo 20, puso su mirada en Puerto Rico y la invadió a partir de 1898 con multitud de falsos evangelistas y falsos pastores pentecostales, el mayor de los cuales fue sin duda alguna Yiye Avila, el cual, durante más de 50 años, ha predicado las mayores doctrinas de demonios en esa isla, llevando su falso evangelio, sus falsas lenguas pentecostaloides, sus falsos milagritos y sus falsas doctrinas al resto de países de América. Hoy en día Yiye Avila es un anciano desquiciado mental, ya que el mismo diablo, al cual él sirvió durante tantos años, le ha destrozado la mente, como cualquiera puede ver si mira algún video reciente de él.

Cuando el Reino de Dios y la autoridad de su Ungido llegue a la tierra, entonces la isla del Cordero se convertirá en el centro de ese Reino que irradiará la luz verdadera al resto de países de América, la justicia y la paz llegará a todas esas naciones americanas tan castigadas hoy por las injusticias, la pobreza, la violencia, la ignorancia y las religiones falsas procedentes de Estados Unidos y también de Europa, y entonces el poder de Dios llenará esas naciones que ahora están bajo el dominio y las mentiras de Satanás, pero quepronto estarán bajo el Reino de Dios y la autoridad de su rey Ungido.

Mientras que en el viejo mundo (las naciones europeas) estarán sometidas al falso mesías, la bestia, y adorarán a Satanás y a la bestia, en el nuevo mundo (las naciones de América) habrá llegado el Reino de Dios con poder, y todas esas naciones habrán sido liberadas del poder de Satanás bajo el liderazgo del Ungido de Dios, y cuando Jesús el gran Ungido (el Mesías) venga del cielo con gran poder y gloria, es entonces cuando todas las naciones de la tierra estarán bajo el gobierno mundial del Cordero, el cual reinará por los siglos de los siglos:

Apo 11:15  El séptimo ángel tocó la trompeta,  y hubo grandes voces en el cielo,  que decían:  Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo;  y él reinará por los siglos de los siglos.

Tito Martínez