TODA LA VERDAD SOBRE EL NUEVO NACIMIENTO

1- 1Juan 5:1, 4 dice que hemos nacido de Dios, pero resulta que si nos vamos a la concordancia de palabras griegas de Strong leemos lo siguiente:

(IntEspWH+) πας 3956:A-NSM Todo ο 3588:T-NSM el πιστευων 4100:V-PAP-NSM confiando οτι 3754:CONJ que ιησους 2424:N-NSM Jesús εστιν 1510:V-PAI-3S es ο 3588:T-NSM el χριστος 5547:N-NSM Cristo εκ 1537:PREP fuera de του 3588:T-GSM de el θεου 2316:N-GSM Dios γεγεννηται1080:V-RPI-3S ha sido nacido και 

Observad que la palabra griega que ha sido traducida por “nacido” es la 1080 de la concordancia de Strong. Pues bien, veamos en la misma concordancia de Strong que palabrita griega es esa:

G1080

γεννάω gennáo; de una var. de G1085; procrear (prop. del padre. pero por extens. de la madre); fig. regenerar:-engendrar, dar a luz, nacer, nacimiento, concebir.

Es la misma palabra que aparece en Juan 1:13, donde se dice que hemos sido ENGENDRADOS por Dios:

Jua 1:13  los cuales no son engendrados de sangre,  ni de voluntad de carne,  ni de voluntad de varón,  sino de Dios.

Por consiguiente, la palabra griega gennáo puede ser traducida por PROCREAR, REGENERAR, ENGENDRAR, DAR A LUZ, NACER, NACIMIENTO, CONCEBIR. Esto significa que dependiendo del CONTEXTO se ha de traducir de una manera u otra. Por ejemplo, en 1Juan 5:1,4 la palabra griega gennáo se ha de traducir por ENGENDRADO O PROCREADO, pero no por “nacido”, por la sencilla razón de que cuando se produzca el nuevo nacimiento SEREMOS ESPÍRITU (Jn.3:6), es decir, NO TENDREMOS UN CUERPO DE CARNE Y HUESOS, ya que Jesús dijo que un espíritu no tiene carne ni huesos:

Luc 24:39  Mirad mis manos y mis pies,  que yo mismo soy;  palpad,  y ved;  porque un espíritu no tiene carne ni huesos,  como veis que yo tengo.

Los que dicen que han NACIDO de nuevo sencillamente han sido engañados, o son unos mentirosos, ya que ellos todavía no son espíritus, ¡¡pues tienen un cuerpo de carne y huesos!!

Lo que Dios el Padre ha hecho con sus hijos en ENGENDRARLOS, es decir, nos ha REGENERADO Y NOS HA PROCREADO, porque ya somos nuevas criaturas, vamos a verlo:

1Jn 5:1  Todo aquel que cree que Jesús es el Cristo,  es nacido de Dios;  y todo aquel que ama al que engendró,  ama también al que ha sido engendrado por él.

Observad como los traductores han cometido el error de verter en ese pasaje la palabra griega gennáo por NACIDO, pero en ese pasaje la traducción correcta es ENGENDRADO, tal como han hecho en el mismo pasaje, es decir, los cristianos hemos sido engendrados por Dios, pero aun no hemos NACIDO de nuevo en el Reino de Dios, por la sencilla razón de que aun NO SOMOS ESPÍRITUS, pues tenemos un cuerpo de carne y huesos, ¿queda claro?. La traducción correcta de ese pasaje seria por tanto la siguiente: Todo aquel que cree que Jesús es el Cristo,  es ENGENDRADO de Dios;  y todo aquel que ama al que engendró,  ama también al que ha sido engendrado por él.

Lo mismo sucede con el siguiente pasaje:

1Jn 5:18  Sabemos que todo aquel que ha nacido de Dios,  no practica el pecado,  pues Aquel que fue engendrado por Dios le guarda,  y el maligno no le toca.

La palabra “nacido” es una mala traducción, porque, repito, aun no somos espíritus, pero la palabra “engendrado” sí que ha sido traducida correctamente, ya que Dios nos engendró por su espíritu y por tanto ya somos nuevas criaturas REGENERADAS que estamos creciendo dentro de la Iglesia de Dios, la Nueva Jerusalén. Veamoslo:

2Co 5:17  De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es;  las cosas viejas pasaron;  he aquí todas son hechas nuevas.

Ahí está bien claro, los que estamos unidos a Cristo somos NUEVAS CRIATURAS, somos hijos de Dios engendrados, PERO QUE AUN NO HEMOS NACIDO EN EL REINO DE DIOS, ya que el nuevo nacimiento sucederá cuando veamos el glorioso Reino de Dios y entremos en él, tal como dijo Jesús:

Jua 3:3  Respondió Jesús y le dijo:  De cierto,  de cierto te digo,  que el que no naciere de nuevo,  no puede ver el reino de Dios.

Jua 3:4  Nicodemo le dijo:  ¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo?  ¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre,  y nacer?

Jua 3:5  Respondió Jesús:  De cierto,  de cierto te digo,  que el que no naciere de agua y del Espíritu,  no puede entrar en el reino de Dios.

Jesús enseño bien claro en ese pasaje que cuando suceda el nuevo nacimiento veremos el Reino de Dios y también entraremos o heredaremos el Reino de Dios. Y la pregunta es: ¿los cristianos ya hemos visto el Reino glorioso de Dios y hemos heredado ese Reino glorioso de Dios?, ¡por supuesto que no!, ya que la CARNE Y LA SANGRE NO PUEDEN HEREDAR EL REINO DE DIOS (1Co.15:50), Los cristianos verdaderos aun no hemos visto ese glorioso e inmortal Reino de Dios ni aun lo hemos heredado, pues lo heredaremos cuando Cristo venga en gloria, y diga a los suyos: “HEREDAD EL REINO preparado para vosotros desde la fundación del mundo” (Mt.25:34). Aquellos que enseñan que ya han nacido de nuevo están mintiendo, y lo que es peor, están llamando mentiroso a Jesucristo, ya que ellos aun no aun visto el Reino glorioso de Dios ni tampoco han heredado ese Reino. Repito, lo que Dios el Padre hizo es ENGENDRARNOS, hacernos nuevas criaturas, que estamos creciendo dentro de la Iglesia de Dios, la Nueva Jerusalén, la cual es la MADRE de todos nosotros los cristianos:

Gál 4:26  Mas la Jerusalén de arriba,  la cual es madre de todos nosotros,  es libre.

Un niño fue engendrado por el padre dentro del vientre de la madre, el niño crece dentro de su madre, el niño ya es hijo de su madre, es una nueva criatura, pero ese niño aun no ha nacido. Algo semejante ocurre con los verdaderos cristianos, Dios el Padre nos engendró por medio de su espíritu dentro de la madre, que es la Iglesia, la Jerusalén celestial, nosotros ya somos hijos de Dios, somos nuevas criaturas que estamos creciendo dentro de la madre, pero aun no hemos nacido en el Reino glorioso de Dios ni hemos visto ese Reino glorioso e inmortal, y cuando llegue ese momento de nacer en el Reino de Dios entonces SEREMOS ESPIRITUS (Jn.3:6), de la misma manera que Dios el Padre es espíritu, Jesús es espíritu, y los ángeles son también espiritus. Solo un vulgar embustero puede enseñar que los cristianos ya somos espíritus.

2- Muchos apostatas del SIA enseñan que Jesús no es un espíritu, y ellos citan las palabras de Jesús en Lucas 24:39, donde Jesús dijo que un espíritu no tiene carne ni huesos, como Jesús tenía. El argumento de ellos es de lo más falso, por la sencilla razón de que Pablo dijo bien claro que Cristo resucitado es ESPIRITU vivificante:

1Co 15:45  Así también está escrito:  Fue hecho el primer hombre Adán alma viviente;  el postrer Adán,  espíritu vivificante.

Y en el libro del Apocalipsis Jesús es llamado bien claro ESPÍRITU:

Apo 22:17  Y el Espíritu y la Esposa dicen:  Ven.  Y el que oye,  diga:  Ven.  Y el que tiene sed,  venga;  y el que quiera,  tome del agua de la vida gratuitamente.

El espíritu es Jesús, el cual le dice a su esposa, a su iglesia, “ven”, y al mismo tiempo la Iglesia le dice al esposo (Jesús), “ven”.

Fue Jesús quien dio los mensajes a las siete iglesias (Ap.1:11), por eso es que en cada uno de los mensajes a las siete iglesias se dice: El que tiene oído,  oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. ¡¡Es Jesús quien estaba dando esos mensajes a las siete iglesias!!, porque Jesús es espíritu vivificante, enseñar que Jesucristo no es un espíritu es un burda mentira del diablo.

¿Y por qué dijo Jesús esas palabras en Lucas 24:39?, pues muy sencillo: porque Jesús se MATERIALIZÓ con diferentes apariencias de carne y hueso, para poder aparecerse a sus discípulos, y por eso él dijo que no era un espíritu, porque sencillamente tenía en ese momento un cuerpo de carne y huesos. El cuerpo glorioso y espiritual de Jesús sencillamente se materializaba como un ser humano de carne y huesos, para poder aparecerse a sus discípulos y que estos pudieran verle y tocarle. Por lo tanto, Jesucristo es ESPÍRITU vivificante, y él cuando quería se podía materializar y aparecerse a sus discípulos en la tierra con un cuerpo de carne y huesos, para poder relacionarse con ellos como si fuera un ser humano más. Por consiguiente, mientes cuando dices que Jesucristo no es espíritu. 

Por supuesto que el Dios Padre es también espíritu (Jn.4:24), pero Jesús resucitado también es espíritu (1Co.15.45), y los ángeles también son espíritus: 

Heb 1:7  Ciertamente de los ángeles dice:  El que hace a sus ángeles espíritus,  Y a sus ministros llama de fuego.

Y cuando los hijos de Dios nazcamos de nuevo y seamos glorificados, entonces entraremos en el Reino de Dios y también seremos ESPÍRITUS, porque lo que nace de la carne es carne, pero lo que nace del espíritu ES ESPÍRITU:

Jua 3:6  Lo que es nacido de la carne,  carne es;  y lo que es nacido del Espíritu,  espíritu es.

Los cristianos AUN NO SOMOS ESPÍRITUS, pues tenemos un cuerpo de carne y huesos, por lo tanto, aun no hemos nacido de nuevo, esto sucederá en el futuro, cuando venga el glorioso Reino de Dios y entremos en él, y entonces seamos semejantes a Dios, es decir, seremos espíritus. ¡Esta es la verdad clara del verdadero nuevo nacimiento!, la cual los apostatas del SIA (como Carlos y otros) rechazan o deforman.

Tito Martínez

++TODA LA VERDAD SOBRE EL NUEVO NACIMIENTO – CONGREGACION CRISTIANA BIBLICA – Gabito Grupos