VaronMusic: “Tito, debo confesar que respecto al asunto de La Ley no he encontrado a alguien que explique”

VaronMusic

Tito, debo confesar que respecto al asunto de La Ley no he encontrado a alguien que explique de manera tan explicita como tú a diferencia de otros que hacen un arroz con mango respecto a La Ley y La Gracia y a la final uno queda sin fruto. Por lo tanto me ha sido de gran ayuda comprender muchas cosas que antes no me entraban en la cabezota gracias a tus enseñanzas criticas, sin embargo hay algo que no me queda claro y no me termino de enterar, acudo a ti para que me ayudes a tener mayor conocimiento de la verdad.

1.- La Ley nos da conocimiento del pecado, nos mata, nos guía a Cristo,… ¿Este siclo se cumple una sola vez o se repite durante el resto de nuestras vidas, es decir, La Ley nos sigue dando conocimiento del pecado, nos sigue matando, nos guía a Cristo? ¿Cómo nos puede seguir matando si ya hemos muerto a ella? Realmente disculpa mi ignorancia, es que cada vez que te escucho o te leo no me queda claro esto!
2.- ¿El apóstol Pablo debía guardar La Ley cada vez que estuviese en la nación israelí o solo lo hacia para no inquietar a los judíos? Lo digo por las veces en que aparece Pablo celebrando algunas fiestas y otras cosas,… ¿Que posición y actitud debemos tener frente a los judíos si uno de nosotros visita esa nación?
3.- ¿Por qué la biblia habla del evangelio de la circuncisión y de la incircunsición, qué diferencia hay entre estos?

Tito Martínez

Estimado hermano, gracias por tus palabras, Te contesto:

1- La Escritura es bien clara, los cristianos HEMOS MUERTOS A LA LEY MEDIANTE EL CUERPO DE CRISTO. Y por eso es que el apostol Pablo dijo que ya no estamos bajo la ley, sni bajo la gracia. La ley ya cumplió su misión en nosotros, que fue matarnos, y llevarnos a a Cristo, para recibir la justificación por la fe, y venida la fe, ya no estamos bajo el ayo, es decir, bajo la ley. ¡¡Esto se hizo una sola vez y para siempre!!

2- La ley jamás fue dada para los justos, sino para los pecadores. La ley no es para nosotros los santos de Dios, porque nosotros estamos bajo otra ley superior, que es la ley de Cristo.

3- El apóstol Pablo, como israelita que era, a veces guardaba ciertos ritos y ceremonias de la ley de Moisés, no porque él estuviera sometido a ella, sino que lo hacía POR CAUSA DE LOS JUDÍOS, como por ejemplo cuando circuncidó a Timoteo, esto lo hizo por causa de los judíos, es decir, para taparles la boca y que no pudieran decir que Pablo no guardaba la ley.

4. Nosotros los cristianos debemos hacer sencillamente lo que dijeron los apóstoles en el concilio de Jerusalén (Hechos 15), es decir, que no debemos ni circuncidarnos ni guardar la ley de Moisés, sino solo se les aconseja abstenerse de varias cosas, por ejemplo, no comer sangre, evitar la fornicación, etc. Pero los apóstoles de Jerusalén fueron bien claros cuando dijeron que los cristianos procedentes de la gentilidad no debían guardar la ley de Moisés. Ellos dijeron bien claro que tanto los judíos, como los gentiles, seremos salvos solamente POR LA GRACIA DEL SEÑOR JESUCRISTO (Hch.15;11), no por las obras de la ley. Los judaizantes apostatas y anticristianos, como el perro Camilo Navarro y otros muchos y muchas, lo que han hecho es todo lo contrario, se han separado de Cristo, han caido de la gracia, y se han sometido a la ley de Moisés, creyendo los muy imbéciles descerebrados que dicha ley de Moisés les va a salvar, lo cual es imposible, pues la ley no puede salvar a nadie, es Cristo quien salva, la ley solo nos da el conocimiento del pecado y nos condena, y después nos lleva a Cristo, para recibir la justificación por la fe.