CONFIRMADO EXPERIMENTALMENTE QUE JESÚS MURIÓ EN UN SOLO MADERO

Para los que aun se niegan a creer lo que dice la Biblia, es decir, que Jesús murió clavado en un solo madero, y no en dos maderos en forma de cruz, acá tenéis la prueba científica y experimental.

Primero os inserto la imagen de Jesús grabada en la Sábana Santa o Síndone. Observad los regueros de sangre que corren de sus muñecas, todos esos regueros corren a lo largo de los brazos, en dirección a los codos, ¡indicando que Jesús murió en un solo madero con los brazos extendidos hacia arriba!

brazossindone

Y ahora os inserto estas dos fotos que me acabo de hacer de mi propio brazo, y que confirman de forma experimental lo que acabo de decir. He creado una imitación de sangre, con la misma consistencia que la sangre, y desde la muñeca he dejado correr la “sangre”. En la primera foto el brazo está inclinado como si estuviera clavado en una cruz, ¡pero la “sangre” no corre a lo largo del brazo, sino que cae al suelo a un lado lado de la muñeca!

IF

En la siguiente foto he puesto el brazo en vertical, como si estuviera clavado en un solo madero con los brazos extendidos hacia arriba, ¡¡y la “sangre” corre a lo largo del brazo!!, exactamente igual que en la imagen de Jesús grabada en la Síndone, y esto confirma de forma irrefutable que Jesús murió en un solo madero, con los brazos extendidos hacia arriba, lo cual es la única forma de que la sangre corra a lo largo de los brazos. Y respecto a los que mencionan el dichoso cartel, este podía estar clavado perfectamente encima de la cabeza de Jesús, tal como dice la Biblia, entre los dos brazos, ya que hay espacio suficiente encima de la cabeza y entre los dos brazos para clavar un cartel que diga: “Este es Jesús de Nazaret, el Rey de los judíos”.

IF

Tito Martínez