DESENMASCARADO EL MACEDISMO

En este breve y sencillo estudio bíblico vamos a analizar unos cuantos pasajes del Nuevo Testamento, unos textos que desenmascaran el macedismo y lo identifican sencillamente como una organización absolutamente satánica, cuyo único fin es ROBAR y enriquecer a los falsos pastores de esa apestosa secta pentecostaloide, especialmente la líder de esa secta del diablo, llamado Edir Macedo.

Esa secta como todos sabemos se autodenomina con varios nombres, pero el que mejor le corresponde es el de MACEDISMO, ya que ellos son seguidores fanáticos de ese engendro del diablo, ladrón y avaro llamado Edir Macedo, uno de los mayores falsos pastores y emisarios de Satanás que existen en este podrido mundo que está bajo el poder del maligno, pero que ya está cerca a su destrucción.

1- La doctrina fundamental del macedismo es lo que teológicamente se conoce desde hace siglos como SIMONÍA, es decir, intentar comprar las bendiciones de Dios por medio del dinero. Esto lo vemos en este pasaje bíblico, referente a ese engendro del diablo de la época apostólica llamado Simón el mago. Leamos el pasaje, porque no tiene desperdicio:

Hch 8:18  Cuando vio Simón que por la imposición de las manos de los apóstoles se daba el Espíritu Santo,  les ofreció dinero,
Hch 8:19  diciendo:  Dadme también a mí este poder,  para que cualquiera a quien yo impusiere las manos reciba el Espíritu Santo.
Hch 8:20  Entonces Pedro le dijo:  Tu dinero perezca contigo,  porque has pensado que el don de Dios se obtiene con dinero.
Hch 8:21  No tienes tú parte ni suerte en este asunto,  porque tu corazón no es recto delante de Dios.
Hch 8:22  Arrepiéntete,  pues,  de esta tu maldad,  y ruega a Dios,  si quizás te sea perdonado el pensamiento de tu corazón;
Hch 8:23  porque en hiel de amargura y en prisión de maldad veo que estás.
Hch 8:24  Respondiendo entonces Simón,  dijo:  Rogad vosotros por mí al Señor,  para que nada de esto que habéis dicho venga sobre mí.

Observemos como Simón el mago decía que creyó en Jesús, y hasta fue bautizado en agua (Hch.8:13), pero era un falso cristiano que no había entendido absolutamente nada del Evangelio. El lo que deseaba a toda costa es tener el poder para dar el espíritu santo a otros, y esa bendición o poder de Dios lo quiso comprar con dinero, él daba cierta cantidad de dinero al apóstol Pedro para que él le diera ese poder. Entonces Pedro, hablando en lenguaje vulgar, se puede decir que lo mandó a la mierda, ¡¡le deseó la muerte, junto con su dinero!!, porque el mago Simón creía que el don de Dios se compra con dinero.

Pedro le dijo que él no tenia parte ni suerte en este asunto, y que él estaba en prisión de maldad. Pues exactamente lo mismo ocurre en el macedismo. Los miembros descerebrados de esa apestosa secta creen que las bendiciones de Dios se compran con dinero, o lo que ello llaman, dando “sacrificios de dinero” o de bienes, como casas o tierras, a la secta, creyendo esos pobres idiotas de esa secta que todo ese dinero se lo están dando a Dios, para que así Dios les pueda bendecir a ellos con bienes materiales, es decir, PRETENDEN COMPRAR LAS BENDICIONES DE DIOS CON DINERO,exactamente lo mismo que hizo Simón el mago. Obviamente todo ese dinero que han robado a sus descerebradas ovejas va a parar a las arcas o a los bancos de los falsos pastores de esa secta, y especialmente a las manos del jefe de esa secta, el engendro del diablo Edir Macedo, para que ellos puedan vivir a todo lujo a costa del dinero que han robado. En realidad esos descerebrados miembros de esa secta apestosa del macedismo SE MERECEN QUE LES ROBEN Y LES ARRUINEN, POR QUERER COMPRAR LAS BENDICIONES DE DIOS CON DINERO. Igual que Simón el Mago, los miembros de esa secta del diablo están en hiel de amargura y en prisión de maldad, tal como dijo Pedro.

Por lo tanto, el macedismo es seguidor de Simón el mago, practican la simonía, y lo que les espera es la muerte, pero la muerte segunda en el lago de fuego, si antes no se arrepienten, donde irán a parar todos los ladrones y mentirosos.

2- Estos pasajes de los apóstoles Pablo y Pedro se aplican perfectamente al líder de esa secta del diablo, llamado Edir Macedo, y al resto de falsos pastores de esa y de otras muchas sectas mas del SIA:

1Ti 6:3  Si alguno enseña otra cosa,  y no se conforma a las sanas palabras de nuestro Señor Jesucristo,  y a la doctrina que es conforme a la piedad,
1Ti 6:4  está envanecido,  nada sabe,  y delira acerca de cuestiones y contiendas de palabras,  de las cuales nacen envidias,  pleitos,  blasfemias,  malas sospechas,
1Ti 6:5  disputas necias de hombres corruptos de entendimiento y privados de la verdad,  que toman la piedad como fuente de ganancia;  apártate de los tales.
1Ti 6:6  Pero gran ganancia es la piedad acompañada de contentamiento;
1Ti 6:7  porque nada hemos traído a este mundo,  y sin duda nada podremos sacar.
1Ti 6:8  Así que,  teniendo sustento y abrigo,  estemos contentos con esto.
1Ti 6:9  Porque los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo,  y en muchas codicias necias y dañosas,  que hunden a los hombres en destrucción y perdición;
1Ti 6:10  porque raíz de todos los males es el amor al dinero,  el cual codiciando algunos,  se extraviaron de la fe,  y fueron traspasados de muchos dolores.
1Ti 6:11  Mas tú,  oh hombre de Dios,  huye de estas cosas,  y sigue la justicia,  la piedad,  la fe,  el amor,  la paciencia,  la mansedumbre.
 
2Pe 2:1  Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo,  como habrá entre vosotros falsos maestros,  que introducirán encubiertamente herejías destructoras,  y aun negarán al Señor que los rescató,  atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina.
2Pe 2:2  Y muchos seguirán sus disoluciones,  por causa de los cuales el camino de la verdad será blasfemado,
2Pe 2:3  y por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas.  Sobre los tales ya de largo tiempo la condenación no se tarda,  y su perdición no se duerme.

Esos pasajes son bien claros. Pablo los llamó hombres corruptos de entendimiento, y privados de la verdad. Son sujetos corrompidos por el dinero, que lo único que ambicionan es el dinero y las riquezas, como Edir Macedo y otros muchos más. Todos ellos toman la piedad como fuente de ganancia, o dicho en otras palabras, para ellos la religión es el medio para hacerse ellos ricos, a costa de ROBAR a otros diciéndoles que “sacrifiquen a Dios”, pero ellos entienden esa frase de “sacrificar para Dios” como “dar dinero a la secta”, para que así los jefes de esa secta del diablo puedan enriquecerse y vivir a cuerpo de rey en grandes casas y mansiones rodeados de lujos.

3- El verdadero sacrificio que hemos de dar a Dios no tiene que ver absolutamente nada con dar dinero a los líderes de una iglesia o secta,sino que cuando el Nuevo Testamento habla del verdadero sacrificio que los cristianos hemos de dar a Dios se refiere siempre a lo siguiente:

Rom 12:1  (CST-IBS) Así pues, hermanos míos, con el pensamiento puesto en la inagotable misericordia de Dios, os ruego que le presentéis vuestro cuerpo como un sacrificio vivo y santo, entregado por entero a su servicio. Esta será vuestra más auténtica manera de rendirle culto.
Rom 12:2  No os conforméis a este siglo,  sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento,  para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios,  agradable y perfecta.
 
Heb 13:15  Así que,  ofrezcamos siempre a Dios,  por medio de él,  sacrificio de alabanza,  es decir,  fruto de labios que confiesan su nombre.
Heb 13:16  Y de hacer bien y de la ayuda mutua no os olvidéis;  porque de tales sacrificios se agrada Dios.

Como puede ver, los apóstoles JAMAS dijeron que el sacrificio que hemos de dar a Dios sea el de nuestro dinero, para dárselo a los jefes de la iglesia o secta. Lo que dijeron los apóstoles es que el sacrificio que a Dios le agrada es el de nuestro CUERPO, entregado al servicio de Dios. ¡No el sacrificio de nuestro dinero, sino el de nuestro cuerpo!, ese es el verdadero culto que hemos de dar a Dios el Padre.

Y en el pasaje de Hebreos 13:15-16 se dice bien claro que hemos de ofrecer a Dios, por medio de Cristo, sacrificio de ALABANZA, es decir, fruto de labios que confiesan su nombre. ¡¡En ninguna parte dijo que ofrezcamos a Dios sacrificios de dinero!!. Y además el pasaje dice que esos sacrificios consisten también en hacer el bien, y ayudar a otros hermanos que lo necesiten, porque de esos sacrificios se agrada Dios. Sin embargo, los emisarios de Satanás, como los avaros Edir Macedo y otros muchos más lobos rapaces, han falsificado esta clara enseñanza apostólica, y se han inventado lo de los “sacrificios de dinero”, intentando comprar las bendiciones de Dios con dinero, creyendo los muy idiotas que de esta manera están agradando a Dios con sacrificios santos y verdaderos. Sin embargo, los miembros de esas sectas del diablo han sido engañados y cegados por Satanás, el padre de la mentira. La ignorancia bíblica de ellos los ha convertidos en pobres IDIOTAS o descerebrados y descerebradas, que se dejan ROBAR de la forma más descarada a causa de su supina ignorancia bíblica, ellos creen los muy imbéciles que cuanto más dinero “sacrifiquen” para la secta, entonces Dios los va a bendecir más y más, o los va a hacer ricos a ellos, lo cual es una asquerosa mentira satánica. Lo que están haciendo ellos es SIMONÍA, es decir, están intentando comprar las bendiciones y el poder de Dios con dinero, y como dijo el apóstol Pedro, ellos están en hiel de amargura y en prisión de maldad, y hasta que ellos no se arrepientan, despierten y salgan corriendo de esas sectas apostatas y del diablo, ellos seguirán siendo ESCLAVOS de esas apestosas sectas, siendo controlados mentalmente por los falsos pastores de esas organizaciones. Pero ya recibirán en el día del juicio lo que se merecen, pues como dijo el apóstol Pedro:

Sobre los tales ya de largo tiempo la condenación no se tarda,  y su perdición no se duerme. (2Pe.2:3).

Gracia y paz

Tito Martínez