La noche de San Juan: del origen pagano a la tradición cristiana

Rituales en la noche de San Juan; leyendas, fuego y magia

Fuente: Que!

La festividad de la Noche de San Juan, tradición antiquísima, está ligada al fuego y las hogueras y a la celebración de la llegada del solsticio de verano, pues uno de los motivos por los cuales se celebraba era para dar más fuerza al sol, que a partir de entonces iba a debilitarse (haciéndose los días más cortos hasta el solsticio del invierno). Así, el fuego, como elemento purificador y de fortaleza, y el agua, como representación del devenir, forman parte de esta tradición especialmente arraigada en España pero que también se celebra en otros países.

La tradición de la fiesta de la noche de San Juan se remonta a los ritos pre-cristianos en los que la unión con la naturaleza eran la nota dominante. En realidad la festividad era coincidente con la llegada del solsticio de verano al hemiferio norte y la ceremonia principal de esta celebración consistía en prender una hoguera con objeto de “dar más fuerza al sol”, pues a partir del solsticio de verano se iba a ir haciendo más débil (se acortan los días), aunque también tenía importancia la capacidad “purificadora” de las llamas. También en el ámbito del origen pagano, existe otro antecedente que es la celebración celta de Beltaine (“bello fuego”), que era una festival anual en honor al dios Belenos, en el que se hacía pasar al ganado entre las llamas para purificarlo.

Más adelante la festividad se cristianizaría en honor a San Juan Bautista, celebrando así su nacimiento. Aunque el solsticio de verano se produce en realidad la noche del 21 al 22 de junio lo cierto es que por influencia cristiana se llegaron a unir ambas festividades, la efeméride de San Juan y las tradiciones propias del solsticio dando lugar lo que se conoce como la noche de San Juan. Según la Biblia, Zacarías, padre de San Juan,no creía uqe su mujer estuviera embarazada y cuando dio a luz encendió hogueras para anunciar el nacimiento de su hijo.

En España es una tradición arraigada en Andalucía, Asturias, Galicia, Cantabria, Castilla y León, Comunidad Valenciana y Baleares. Aunque también se conmemora este acontecimiento en Portugal y en países como Dinamarca, Noruega, Suecia, Reino Unido (‘Midsummer’) o Finlandia. En Latinoamérica, son populares las noches de San Juan de Brasil, Chile, Venezuela, Bolivia o Perú.