EL CATECISMO DE LOS SANTOS DE DIOS (Actualizado: La Salvacion Eterna)

El Catesismo de los Santos de Dios
Por Tito Martínez

INDICE DEL LIBRO

  1. Dios
  2. Jesucristo
  3. El Espíritu Santo
  4. El Hombre.
  5. La Salvación Eterna.
  6. Israel.
  7. La Iglesia de Cristo. 

DIOS

1- ¿Existe Dios?. ¡Sí!, Dios existe, porque toda la creación nos habla de un Creador supremo (Ro.1:19-20). Todo el diseño de la creación nos habla de un Diseñador supremo.

2- ¿Como es ese Dios?. Jesús nos enseñó que Dios es un Padre celestial (Mt.6:9, 7:21, Jn.5:30, etc.). Dios no es por tanto un ser abstracto e impersonal, sino un ser personal, la persona más importante de todo el Universo.

3- ¿Cómo se llama ese Padre celestial?. Su nombre es IEVE en idioma hebreo arcaico (Ex.3:15, etc.). El hebreo arcaico con el que fue escrito la Toráh fue deformado con el paso de los siglos, siendo deformado también el nombre del Padre celestial con diferentes pronunciaciones erróneas.

4- ¿Como nos enseñó Jesús a llamar a este Dios?. Nos enseñó a llamarle solamente Padre, jamás nos enseñó a llamarle por su nombre propio, ya que un hijo jamás llama a su padre por su nombre propio, sino que le llama papá o padre (Mt.6:9, etc.). Jesús sin duda pronunció el nombre de su Padre, IEVE, cuando citó la shemá hebrea (Mr.12:29), pero el jamás enseñó a sus discípulos que le llamemos IEVE, sino solamente Padre.

5- ¿Este Padre celestial es el Dios de Israel?, ¡sí!. Jesús dijo que el Dios de Israel es su Padre celestial (Jn.8:54).

6- ¿Este Padre celestial es solamente el Dios de los judíos?, ¡no!, él es también el Dios de los gentiles, es decir, de todas las naciones (Ro.3:29-30). El Dios de Israel, el Padre, no es por tanto un dios tribal, sino el Dios universal, el Padre de todos.

7- ¿De donde procede la palabra “Dios”?. Procede de la palabra hebrea elohim, y de la palabra griega Theos, y el significado es simplemente “poderoso”. El Dios Padre es el elohim o Dios supremo de Israel (Hch.3:13, 26),

8- ¿Ama Dios a todos los seres humanos?, ¡no!. Dios ama solo a sus hijos, a los malvados del mundo Dios los aborrece u odia (Prov.6:16-19, Zac.8:17, 1Jn.2.15-16, etc.).

9- ¿Qué significa entonces Juan 3:16?. Ese pasaje dice que de tal manera amó Dios al mundo que dio a su Hijo unigénito, PARA QUE TODO AQUEL QUE EN ÉL CREE no se pierda, más tenga la vida eterna. Cuando ese pasaje habla del mundo, se refiere a todos los del mundo que habrían de creer en su Hijo, es a estos a los que Dios ama y dará la vida eterna.

10- ¿Hablaba el Dios Padre por medio de los profetas hebreos?, ¡sí! (Heb.1:1). El Padre celestial hablaba por medio de esos profetas a la nación de Israel.

11- ¿El Dios supremo, el Padre, se aparecía a los seres humanos?, ¡no!. Al Dios Padre ningún ser humano le vio jamás (Jn.1:18, Jn.5:37, 1Jn.4:12).

12- ¿Quien era entonces el Señor IEVE que se aparecía a los sereshumanos?. En la Biblia se dice que algunos seres humanos vieron literalmente a un Dios llamado IEVE, él se apareció a ellos (Gen.18:1-2, 32:30, Ex.24:9-10, 33:11, Num.14:14, Dt.34:10). Obviamente ese Señor IEVE que se apareció de forma física a los seres humanos no era el Dios supremo, el Padre celestial, pues al Padre nadie le vio jamás. Por lo tanto, ese Señor IEVE que se aparecía era UN SEGUNDO DIOS LLAMADO IEVE, y que era el enviado o mensajero (ángel) del IEVE supremo, el Padre celestial. En Exodo 3 ese ángel que se apareció a Moisés en medio de la zarza ardiente es llamado también IEVE, y es llamado Dios, lo cual demuestra que hay dos dioses llamados IEVE. En pasajes como Génesis 19:24 se mencionan claramente a estos dos dioses llamados IEVE, uno es el IEVE supremo que está en el cielo, y el otro es el IEVE menor que se aparecía a los seres humanos.

13- ¿Entonces por qué la shemá hebrea dice que IEVE es uno?. En Deuteronomio 6:4 leemos que IEVE nuestro Dios, IEVE uno es. La respuesta es simple: ese Dios único se refiere solamente al Padre celestial, el Padre supremo es uno, no son dos ni tres padres supremos. El propio Jesús citó la shemá hebrea para referirse al Padre celestial, y dijo que a este Dios supremo es al que tenemos que amar con un amor supremo, con todo nuestro corazón, con toda nuestra alma, y con toda nuestra mente, y además dijo que este es el primer mandamiento de Dios (Mr.12:28-30). Observe que Jesús no se incluyó en ese tipo de adoración y amor supremo, él se estaba refiriendo solamente al Padre celestial, lo cual demuestra sin ninguna duda que la shemá hebrea no se refiere a ningún Dios trino, ni a Jesús, sino solamente al Padre, él es un Dios único, es el Dios supremo.

14- ¿Quien es el Creador de los cielos y de la tierra?. Antes de contestar a esta pregunta hemos de tener claro que hay muchos creadores. El ser humano también crea cosas con sus manos, es decir, también es un creador, pero hay un Creador supremo, máximo, del cual proceden todas las cosas, y este Creador supremo es solamente el Padre celestial (1Co.8:6). Solo el Padre es el Dios que está sentando en el trono, y por cuya voluntad existen todas las cosas (Ap.4:10-11). Jesús fue solamente el mediador, que colaboró con el Padre en la creación de todas las cosas, pero esto lo veremos en el siguiente apartado cuando hablemos de Jesucristo.

15- ¿A quien nos enseñó a adorar Jesús?. Jesús nos enseñó a adorar en espíritu y en verdad solamente a este Dios supremo, el Padre (Jn.23-24). ¡¡El nunca se incluyó en ese tipo de adoración!!.

16- ¿Que significa adorar al Padre en espíritu y en verdad?. Significa amarle con todo nuestro corazón, con toda nuestra alma, y con toda nuestra mente (Mr.12:28-30), dicho en otras palabras, el amor supremo hemos de darlo solo al Padre celestial, a nadie más.

17- ¿Enseñó Jesús que Dios es una trinidad?, ¡jamás!. No existe ni un solo pasaje bíblico donde Jesús o sus apóstoles enseñaran que Dios es un misterioso ser trino. Lo que ellos enseñaban es que Dios es un Padre celestial, y Jesús es el Hijo de Dios y el Mesías. El propio Jesús enseñó que el Padre es el único Dios verdadero (Jn.17:3). Esto de ninguna manera significa que Jesucristo sea un Dios (poderoso) falso, lo que significa es que el Padre es un Dios único, supremo, y también es un Dios verdadero, pero sin negar la existencia de otros muchos dioses verdaderos inferiores al Padre celestial. Por ejemplo, el propio Dios llamó “Dios” a Moisés (Ex.7:1), y a los jueces de Israel Dios los llamó dioses (Sal.82:1, 69). Ni Moisés ni los jueces de Israel eran dioses falsos, sino dioses (poderosos) verdaderos establecidos por Dios, es decir, eran personas poderosas dentro de la nación de Israel. Igualmente a Jesús se le llama Dios (poderoso) en algunos pasajes (Jn.1:1, 18, Ro.9:5, Tito 2:13, Filp.2:6-7, Heb.1:8-9), y Jesús es un poderoso o Dios verdadero, él no es un dios falso. Por lo tanto, cuando Jesús dijo que el Padre es el único Dios verdadero sencillamente estaba diciendo que el Padre es único, no hay otro Dios como él, es un Dios supremo, y además es un Dios verdadero, pero sin negar la existencia de otros muchos dioses verdaderos inferiores al Padre.

18- ¿En 1Corintios 8:6 enseñó el apóstol Pablo que solo existe un Dios?. ¡No!. Ese pasaje está mal traducido en casi todas las versiones biblicas. La palabra “solo” no existe en ningún manuscrito griego de ese pasaje, sino que fue añadida por los traductores. Lo que dijo Pablo sencillamente es que tenemos un Dios Padre y un Señor Jesucristo, no tenemos varios padres supremos, sino solo un Padre supremo, ¡¡pero sin negar la existencia de otros dioses inferiores al Padre!!. En otros pasajes el apóstol Pablo llamó Dios (poderoso) a Jesucristo (Filp.2:6-7, Tito 2:13, Heb.1:8-9), pero Pablo siempre enseñaba que el Dios supremo es solamente el Padre, del cual proceden todas las cosas (1Co.8:6). Esta verdadera teología biblica en lenguaje moderno se llama “henoteismo”, y como la Biblia enseña a adorar a un solo Dios, el Padre, entonces se llama también monolatría. El HENOTEISMO MONÓLATRA es la verdadera teología biblica. Sin embargo, el trinitarismo, el monoteismo, el unicitarismo, y el unitarismo son conceptos teológicos absolutamente falsos y antibiblicos.

JESUCRISTO

19- ¿Quién es Jesucristo? Jesús es el Hijo de Dios y el Mesías de Israel (Mt.16:13-17, Jn.10:34-37),

20- ¿Existía Jesucristo antes de nacer?. ¡Sí!, él mismo dijo que estaba con el Padre desde antes de la fundación del mundo (Jn.17:5), y también dijo que él descendió del cielo, lo cual significa que él estaba en el cielo antes de descender a la tierra (Jn.6:38, 42), Y el apóstol Juan dijo que en el principio ya existía el Verbo, el cual es Jesucristo (Jn.1:1, Ap.19:13),

21- ¿El Antiguo Testamento habla de Jesús?. ¡Sí, el propio Jesús dijo que la ley, los profetas y los salmos hablan de él (Jn.5:39, Lc.24:44).

22- ¿En qué parte de la ley, los profetas y los salmos se habla de Jesús?. En muchos sitios. El era el Señor IEVE que descendía del cielo y se aparecía a los seres humanos, pues el Dios Padre jamás fue visto por los humanos (Jn.1:18), por lo tanto, ese Señor IEVE que se aparecía solo podía ser Jesucristo en su preexistencia divina. El se apareció a Moisés en medio de la zarza ardiente como el ángel (mensajero) de IEVE, y seguidamente a este mismo ángel se le llama IEVE, se le llama Dios, y también se le llama el Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob (Ex.3:2-15). Era Jesús quien hablaba con Moisés cara a cara (Ex.33:11).

23- ¿Cómo sabemos que ese Señor IEVE que se aparecía a los seres humanos era el propio Jesucristo? Lo sabemos comparando Zacarias 14 con Mateo 25:31-46. En la profecía de Zacarias 14 se dice que IEVE Dios vendrá del cielo físicamente a la tierra con todos sus santos, para reinar sobre las naciones de la tierra, y en Mateo 25:31-46 Jesús mismo dijo que él vendrá del cielo visiblemente con todos sus santos, para reinar sobre las naciones de la tierra. Esto significa que en la Biblia hay dos seres divinos llamados igual: IEVE, pero uno es el IEVE supremo, el Padre, el Dios invisible, y el otro IEVE es Jesucristo, el Hijo de Dios subordinado al Padre, y era él quien se apareció a seres humanos como Adán y Eva, Abraham, Moisés, etc., y será él quien venga del cielo con todos sus santos para reinar sobre el mundo entero.

24- ¿Cómo sabemos que Jesús es el verdadero Mesías de Israel?, lo sabemos porque Jesús cumplió perfectamente la profecía de Isaías 52 y 53, referente al siervo de Dios que vendría para morir por los pecados de la nación de Israel.

25- ¿El siervo sufriente de Isaías 52 y 53 es la nación de Israel?, ¡no!, ese siervo sufriente solo puede ser Jesús, porque Israel no murió por los pecados de la nación de Israel, sin embargo, Jesús sí murió por los pecados o maldades de la nación de Israel. El propio apóstol Felipe dijo que esa profecía de Isaías la cumplió Jesús (Hch.8:26-40).

26- ¿Por qué la mayoría de los judíos rechazan a Jesús como el Mesías verdadero?. Ellos le rechazan porque dicen que Jesús no cumplió las profecías hebreas donde se predice la venida del Mesías en gloria para reinar sobre las naciones de la tierra desde la ciudad de Jerusalén. Ellos dicen que el Mesías no puede morir. Sin embargo, ellos ignoran que la venida del Mesías está predicha en la Biblia en dos etapas: primero vendría como el siervo sufriente de Dios, muriendo por los pecados de la nación de Israel (Is.52, 53), y la segunda etapa será en el futuro, cuando venga del cielo con todos sus santos para reinar sobre toda la tierra  (Zac.14: 1-16, Mt.25:31-46).

27- ¿Es Jesús el descendiente del rey David?. ¡Sí!, Jesús era del linaje de David según la carne (Ro.1:3), esto significa que él califica para ser el verdadero Mesías de Israel, pues desciende de David a través de su padre humano José, no de María (Mt.1:16, Lc.3:23). La línea genealógica de los judíos es siempre a través del padre, jamás de la madre.

28- ¿Pero no dice la Biblia que Jesús fue engendrado por el espíritu santo?. Así es, Dios el Padre engendro a su Hijo Jesús por medio de su espíritu o poder en el vientre de María (Mt.1:20, Lc.1:35). Sin embargo, como Jesús es del linaje de David según la carne, y el descendiente de David era José, entonces esto significa que Dios, de forma sobrenatural, engendró a su Hijo en el vientre de María con los espermatozoides de José. Si los médicos humanos pueden trasladar los espermatozoides de un varón a la matriz de una señora, por medios artificiales, ¡cuanto más el Dios todopoderoso!, nada hay imposible para él.

Obviamente Dios el Padre no tiene espermatozoides humanos, porque el Padre no es hombre ni hijo de hombre (Num.23:19). Esta es la razón por la cual Jesús siempre se llamaba a sí mismo el hijo del hombre (Mt.12:8, 25:31, etc.), porque él realmente era hijo de un hombre, que era José, y por tanto, era el descendiente biológico del rey David. Cada vez que en la Biblia aparece la frase “hijo de hombre” siempre se refiere a un ser humano, hijo de un padre y una madre humanos (Eze.2:1, Dn.8:17, etc.). Por lo tanto, Jesús tenía un padre y una madre humanos, que eran José y María, él no era ningún híbrido mitad Dios y mitad hombre, sino que era solamente un hombre, “y estando en la condición de hombre” (Filp.2:8). José era el padre humano de Jesús, y Dios era el Padre celestial de Jesús.

29- ¿Jesucristo es Dios?, ¡sí!. Jesucristo es Dios, es decir, un ser poderoso, pero Jesús no es el Dios supremo, el Padre, porque Jesús dijo que el Padre es su Dios (Jn.20:17, Ap.3:12). Jesús tiene a un Dios sobre él, que es el Padre, él es la cabeza o jefe de Cristo (1Co.11:3). Por lo tanto, el Padre es el Dios supremo, y Jesús es el segundo Dios, y ambos dioses, el Padre y el Hijo, son uno (Jn.10:30).

30- ¿Qué quiso decir Jesús cuando afirmó que él y el Padre son uno? Jesús se estaba refiriendo a una unidad de mente y de parecer (1Co.1:10), ambos dioses, el Padre y el Hijo, piensan igual y tienen un mismo propósito, y por tanto, forman una unidad familiar. De la misma manera Jesús oró al Padre para que todos sus discípulos seamos uno, como él y el Padre son uno (Jn.17:11, 21-22). El ser uno con el Padre de ninguna manera significa ser un solo Dios, sino una familia de dioses, unidos todos en una mente y un mismo parecer.

31- ¿Jesucristo ha de ser adorado?. ¡No!. El propio Jesús enseñó que solo hemos de adorar al Padre celestial, en espíritu y en verdad, amándole a él con todo nuestro corazón, con toda nuestra alma, y con toda nuestra mente (Jn.4:23-24, Mt.22:36-38). Este es el primer mandamiento de Dios, el más importante. Jesús jamás se incluyó en ese tipo de adoración y de amor supremo y exclusivo al Padre celestial. Los que adoran a Jesús son por tanto idólatras, pues la idolatría es adorar a alguien que no sea el Dios Padre. Los que adoran a Jesús tampoco son verdaderos cristianos, pues ellos no siguen la enseñanza de Jesús ni obedecen a Jesús.

32- ¿Por qué dice la Biblia que algunas personas adoraron a Jesús?. Hay siete pasajes en el Nuevo Testamento donde algunas versiones biblicas dicen que adoraron a Jesús, los pasajes son estos: Mt.2:11, 14:33, 28:9, 17, Lc.24:52, Jn.9:38,  Heb.1:6. Cada uno de esos pasajes ha sido falsificado y mal traducido en muchas versiones bíblicas. Ninguna de esas personas adoró a Jesús, sino que se postraron para darle reverencia, como señal de respeto y sumisión. Los apóstoles no iban a ser tan idiotas de adorar a Jesús cuando ellos sabían muy bien que Jesús enseñó que solo hemos de adorar al Padre. La palabra griega que en esos pasajes ha sido traducida por “adorar” es proskuneo, y dicha palabra significa postrarse con reverencia, y también se puede traducir por “adorar”, pero cuando se refiere al Dios Padre. Cuando dicha palabra griega se aplica a Jesús y al resto de seres humanos, se ha de traducir siempre por “postrarse con reverencia”, tal como sucede en Apocalipsis 3:9, donde Jesús dijo que la sinagoga de Satanás se postrarán (proskuneo) ante sus discípulos. Los traductores trinitarios falsificaron esos siete pasajes y los tradujeron por “adorar”, porque en la falsa teología trinitaria se enseña que Jesús ha de ser adorado como se adora al Dios Padre.

Recordemos que Jesús jamás dijo que le adoremos, sino que le sigamos y le obedezcamos (Mt.7:22-27).

Para una información más extensa, leer este estudio mío: http://www.las21tesisdetito.com/adorad_al_padre.htm

33- ¿Jesús es el Creador del Universo?. ¡No!. Jesús es el medio que el Padre utilizó para crear el Universo (Jn.1:3, 10, 1Co.8:6, Co.1:16-17, Heb.1:1-2). Fue solamente el Dios Padre quien decidió crear todas las cosas, y luego el Padre le propuso a Jesús crear al hombre a la imagen y semejanza de ellos (Gen.1:26-27). Jesús sencillamente colaboró con el Padre en la creación del Universo, él fue el creador secundario o menor, pero el Creador supremo es solamente el Padre celestial, por eso es que solo el Padre ha de ser adorado, porque todas las cosas proceden del Dios Padre, y por su voluntad existen (1Co.8:6, Ap.4:10-11).

34- ¿Jesucristo es el Verbo divino encarnado?. ¡Sí!. Jesús es el Verbo de Dios (Jn.1:1, Ap.19:13). Este Dios estaba con el Dios Padre en el principio, antes de que todo fuera creado (Jn.17:5), y este Verbo es Dios, es decir, es un ser poderoso, pues la palabra “Dios” (elohim) significa simplemente “poderoso”.

El Verbo estaba con el Dios, el Padre, y el verbo era Dios.

En Juan 1:1 se mencionan de forma clara los dos dioses: el Padre y el Hijo. El Padre es el Dios supremo, el Dios (ho Theos, con el artículo), y el Verbo es Dios (Theos, sin el artículo). El pasaje de Juan 1:1, traducido literalmente del griego, lo dice así: “En el principio era el Verbo, y el Verbo estaba con EL Dios, y el Verbo era Dios”. Las traducciones falsas eliminaron el artículo “él”, para hacer creer la mentira de que el pasaje menciona a un solo Dios, sin embargo, el texto menciona claramente a los dos dioses, el Padre y el Hijo.

Cuando llegó el momento este Verbo divino se hizo carne, hombre, y habitó entre nosotros (Jn.1:14).

Fue Jesucristo, el Verbo divino, quien vino en carne, y quien no confiesa esto, entonces tiene la doctrina del anticristo (1Jn.4:2-3,  2 Jn.1.7).

Fue este IEVE menor, el Hijo, quien vino a la tierra como hombre, tal como predijo el profeta Isaías:

Isa 35:4  Decid a los de corazón apocado:  Esforzaos,  no temáis;  he aquí que vuestro Dios viene con retribución,  con pago;  Dios mismo vendrá,  y os salvará.

Isa 35:5  Entonces los ojos de los ciegos serán abiertos,  y los oídos de los sordos se abrirán.

Isa 35:6  Entonces el cojo saltará como un ciervo,  y cantará la lengua del mudo;  porque aguas serán cavadas en el desierto,  y torrentes en la soledad.

Esa profecía dice que Dios mismo vendrá con retribución, para pagar a cada uno según sus obras, pero quien hará esto es solo Jesucristo cuando regrese del cielo con todos sus ángeles:

2Ts 1:7  y a vosotros que sois atribulados,  daros reposo con nosotros,  cuando se manifieste el Señor Jesús desde el cielo con los ángeles de su poder,

2Ts 1:8  en llama de fuego,  para dar retribución a los que no conocieron a Dios,  ni obedecen al evangelio de nuestro Señor Jesucristo;

Apo 22:12  He aquí yo vengo rápido,  y mi galardón conmigo,  para recompensar a cada uno según sea su obra.

Esto demuestra de forma irrefutable que el Dios mencionado en Isaías 35:4 se refiere solo a Jesucristo, cuando regrese del cielo a reinar. Entonces todos los enfermos y lisiados serán sanados, algo que el propio Jesús también hizo cuando vivió en la tierra (Mt.11:3-5). Todo esto demuestra de forma irrefutable que hay dos dioses llamados IEVE, el Padre y el Hijo, sin embargo, el Padre es el Dios supremo, el IEVE mayor, y el Hijo es el IEVE menor que vendrá físicamente a la tierra con retribulación, y para pagar a cada uno según sus obras.

35- ¿Murió Jesucristo?. ¡Sí!. Hay muchos que enseñan que Jesús no murió, sin embargo, Jesús murió por los pecados de la nación de Israel, tal como predijo Isaías (Is.53:5, 8). Jesús dijo que era necesario que él muriera, para que se cumpliera la profecía (Mt.16:21, Lc.22:37, 24:44-46).

36- ¿Murió Jesús por los pecados de toda la humanidad?. ¡No!. Jesús murió por los pecados e iniquidades de la nación de Israel (Is.53:5, 8). El apóstol Pablo era israelita, por eso es que él dijo que Jesús murió por “nuestros” pecados, conforme a las Escrituras (1Co.15: 3). No existe ni un solo pasaje biblico donde se diga que Jesús murió por los pecados de toda la humanidad.

37- ¿Murió Jesús por nosotros?. ¡Sí!. Jesús dijo que dio su vida por sus ovejas, es decir, por sus seguidores (Jn.10:11, 15. Ro.5:8, 1Ts.5:10). Dar la vida por sus ovejas significa dar su vida por amor a ellas, de la misma manera que un buen pastor da su vida por sus ovejas, para salvarlas del lobo, de igual manera Jesús, el buen Pastor, dio su vida por sus ovejas, para salvarlas de la muerte eterna. Dar la vida por nosotros no significa que Jesús muriera en nuestro lugar. La muerte de Jesucristo no fue vicaria, sino que fue una muerte redentora, para comprarnos (redimirnos) con su sangre y salvarnos de la muerte eterna (Ap.5:9).

Esa doctrina de que Jesús pagó con su vida el castigo de nuestros pecados es una gran mentira y un tremendo engaño de Satanás, eso jamás lo enseña la Biblia. Jesús murió para redimirnos (comprarnos para Dios), y para que tengamos el perdón de nuestros pecados, él murió como un Cordero sin mancha, perfecto, sin pecado (Heb.7:26, 1Pe.1:19). Jesús jamás murió como un impío en el madero, sino como un Cordero sin pecado, sin mancha. La muerte de Jesús por nosotros fue la mayor muestra del amor de Dios por sus hijos (Ro.5:8, Tito 3:4).

38- ¿Resucitó Jesucristo?. ¡Sí. Jesús predijo varias veces su propia muerte y su resurrección al tercer día (Mt.17:22-23, 20:19, Mr.9:31, 10:34, Lc.18:31-33). Y tal como él predijo, al tercer día resucitó (Mt.28:5-7, Mr.16:6, Lc.24:6, Jn.21:14, Hch.3:15, 1Co.15:3-4).

39- ¿Cuantos días estuvo Jesús muerto y sepultado?. Jesús dijo que estaría sepultado tres días y tres noches (Mt.12:40).

40- ¿Cuantas horas son tres días y tres noches? El día tiene 12 horas, y la noche otras 12 horas (Jn.11:9). Por lo tanto, tres días y tres noches son exactamente 72 horas, es decir, 36 horas de día, y 36 horas de noche. Por lo tanto, es totalmente imposible que Jesús muriera un viernes por la tarde y resucitara un domingo al amanecer, ya que del viernes por la tarde, hasta el domingo al amanecer no hay tres días y tres noches, 72 horas, sino solo un día y medio, pero Jesús dijo que estaría sepultado tres días y tres noches, no un día y medio. La explicación es que Jesús no murió un viernes por la tarde, ni resucitó un domingo al amanecer, sino que murió un miércoles por la tarde, y resucitó un sábado por la tarde, cumpliéndose así la profecía de Jesús. El domingo al amanecer fue cuando Jesús se apareció a sus discípulos, pero no cuando resucitó (Mr.16:9). Para más información, leer este estudio mío: http://www.las21tesisdetito.com/t6.htm

41- ¿Con qué cuerpo resucitó Jesucristo?. Jesús resucitó con un cuerpo glorioso e inmortal y radicalmente diferente al cuerpo que tenía cuando murió. El apóstol Pablo dijo lo siguiente:

1Co 15:36  Necio,  lo que tú siembras no se vivifica,  si no muere antes.

1Co 15:37  Y lo que siembras no es el cuerpo que ha de salir,  sino el grano desnudo,  ya sea de trigo o de otro grano;

Lo que se siembra es el cuerpo muerto, y el cuerpo que saldrá en la resurrección no es el cuerpo que fue sembrado en tierra. Jesús resucitó con un cuerpo totalmente nuevo y celestial.

42- ¿Por qué el cuerpo resucitado de Jesús era de carne y huesos? Jesús, después de resucitar, dijo que él no era un espíritu, sino que tenía un cuerpo de carne y huesos (Lc.24:39). Jesús se apareció a sus discípulos con un cuerpo de carne y huesos para poder vivir con ellos en la tierra durante 40 días (Hch.1:3). Sin embargo, cuando Jesús resucitado está en el cielo su cuerpo resplandece como el sol en toda su fuerza (Ap.1:16). Obviamente Jesús no podía aparecerse a sus discípulos en la tierra con ese cuerpo glorioso, ya que ellos habrían caído al suelo como muertos (Ap.1:17). El se tuvo que aparecer a sus discípulos con un cuerpo de carne y huesos, para que pudieran verle y tocarle.

43- ¿El cuerpo resucitado de Cristo tiene heridas?. ¡No!. Jesús resucitado no conserva las heridas de su muerte en el madero, porque es un nuevo cuerpo glorioso e inmortal.

44- ¿Y por qué Jesús resucitado mostró las heridas de su muerte a Tomás?. Jesús se apareció a sus discípulos, pero uno de ellos, Tomás, no estaba en ese momento con ellos cuando se apareció Jesús, y luego él dijo que tenía que ver y tocar la heridas de Jesús para creer que él resucitó. Después Jesús se volvió a aparecer a ellos, estando Tomás presente, y para que este se convenciera que realmente había resucitado materializó en sus manos y en su costado las heridas de su muerte (Jn.20:24-29). Tomás necesitaba ver y tocar esas heridas, y Jesús se las mostró y le pidió que las tocara. Sin embargo, el cuerpo glorioso resucitado no tiene heridas. Cuando los santos de Dios resuciten, ellos tampoco conservarán en sus nuevos cuerpos gloriosos las heridas de la muerte. Imagínese que a alguien que le cortaron la cabeza resucitara sin cabeza, o que alguien que fue apuñalado en el corazón resucitara con una herida de cuchillo en el pecho, es absurdo, ridículo. Jesús le mostró a Tomás sus heridas de muerte porque este pidió verlas y tocarlas para poder creer, y entonces Jesús hizo materializar en sus manos y en su costado esas heridas de su muerte en el madero para hacer que Tomás se convenciera que era realmente Jesús.

45- ¿Qué hizo Jesús después de resucitar?. Después de resucitar Jesús se apareció durante 40 días a sus discípulos para darles las pruebas palpables e irrefutables de su resurrección, y para hablarles del reino de Dios (Hch.1:3). Jesús se apareció a más de 500 personas a la vez (1Co.15:6).

46- ¿Qué pasó después de esos 40 días?. Después de esos 40 días Jesús se fue al cielo en presencia de un grupo de sus discípulos. Jesús ascendió desde la cima del monte de los Olivos, en Jerusalén, entonces apareció una nave voladora en forma de “nube” que le recibió y le llevó al cielo. Mientras sus discípulos miraban asombrados como Jesús se marchaba al cielo dentro de esa nave voladora, aparecieron dos varones celestiales extraterrestres, los cuales dijeron a los discípulos que Jesús vendrá del cielo de la misma forma que se fue (Hch.1:9-11).

47- ¿Que sucedió con Jesús después de ascender al cielo?. Después de ascender se sentó a la diestra de Dios el Padre (Mr.16:19, Hch.7:55-56, Ro.8:34, Efe.1:20, Col.3:1, Heb.1:3, 8:1 10:12, 1Pe.3:22).

48- ¿Qué labor hace Jesús en el cielo sentado a la diestra de Dios?. El hace una labor de intercesión o abogacía por todos sus discípulos que le siguen (Ro.8:27, 34, 1Jn.2:1).

49- ¿Por qué Jesús es nuestro abogado defensor en el cielo?  Jesús intercede por los suyos en el cielo porque el diablo es nuestro fiscal acusador, el cual nos acusa delante de Dios día y noche (Zac.3.1, Ap.12:10). Leamos atentamente este impresionante pasaje de Zacarías:

Zac 3:1  Me mostró al sumo sacerdote Josué,  el cual estaba delante del ángel de IEVE,  y Satanás estaba a su mano derecha para acusarle.

Zac 3:2  Y dijo IEVE a SatanásIEVE te reprenda,  oh Satanás;  IEVE que ha escogido a Jerusalén te reprenda.   ¿No es éste un tizón arrebatado del incendio?

Zac 3:3  Y Josué estaba vestido de vestiduras viles,  y estaba delante del ángel.

Zac 3:4  Y habló el ángel,  y mandó a los que estaban delante de él,  diciendo:  Quitadle esas vestiduras viles.  Y a él le dijo:  Mira que he quitado de ti tu pecado,  y te he hecho vestir de ropas de gala.

La traducción correcta del verso 2 es: “Y dijo IEVE a Satanás”, tal como aparece también en esta versión hebrea llamada kadosh Israelita Mesiánica:

YAHWEH dijo a ha satán: “¡Qué YAHWEH te reprenda ha satán! ¡Ciertamente, que YAHWEH, quien ha hecho de Yerushalayim su elección, te reprenda! ¿No es este hombre, una rama ardiendo arrebatada al fuego?”

El texto es asombroso, pues enseña lo siguiente:

a) El sumo sacerdote Josué estaba delante del ángel de IEVE (v.1).

b) Satanás estaba al lado derecho de Josué para acusarle, esa es la función de Satanás, acusar a los siervos de Dios, él es el fiscal acusador (Ap.12.10).

c) A ese ángel especial de IEVE se le llama IEVE, y le dijo a Satanás: “IEVE te reprenda” (v.2). ¡¡El texto claramente está mencionando a los dos dioses llamados IEVE!!. Ese ángel especial tiene el nombre de IEVE, y entonces le dijo a Satanás que IEVE le reprenda, es decir, ¡él menciona al IEVE supremo!.

d) Una vez más a ese Dios llamado IEVE se le llama ángel (v.4), lo cual confirma lo que enseña la Biblia de forma irrefutable: la existencia de un Dios supremo en el cielo, llamado IEVE, y que es el Padre celestial, y luego de un mensajero o ángel especial llamado también IEVE, ¡¡y que EJERCE DE ABOGADO DEFENSOR DE NOSOTROS EN EL CIELO!!, y este abogado intercesor ya hemos visto que es Jesucristo, ¡él es el ángel de IEVE mencionado en este pasaje de Zacarías!.

50- ¿Cuando Satanás dejará de acusar a los santos de Dios?. Cuando el diablo y sus ángeles sean arrojados del cielo a la tierra, entonces ya no podrá acusar a los santos de Dios (Ap.12:7, 10). Satanás aun no ha descendido a la tierra con sus ángeles, porque aun sigue acusándonos delante de Dios, y Jesús sigue defendiéndonos a la diestra de Dios.

51- ¿Regresará Jesucristo a la tierra? Sí. Jesús dijo que vendrá del cielo con gran poder y gloria inmediatamente después de la tribulación de aquellos días (Mt. 24:29-30).

52- ¿Qué sucederá cuando Jesús regrese del cielo inmediatamente después de la tribulación?. Jesús enviará a sus ángeles, y con gran sonido de trompeta reunirán a sus escogidos (Mt,24:31).

53- ¿Quiénes son los escogidos de Dios y de Cristo?. Los escogidos son únicamente los verdaderos cristianos que forman la Iglesia de Cristo (Mt.22:14, 24:22, Lc.18:7, Ro.8:33, Col.3:12, 2Tm.2:10).

54- ¿Esos escogidos de Cristo son los judíos?. ¡No!. Ya hemos visto que los escogidos de Dios y de Cristo son los verdaderos cristianos que forman la Iglesia de Cristo, sean de origen judío o gentil. Los judíos que rechazan a Jesucristo de ninguna manera son los escogidos de Dios.

55- ¿Dónde serán reunidos los escogidos de Cristo?. Serán reunidos en el cielo, es decir, en la atmósfera terrestre, el aire (Mt.24:31).

56- ¿Esa reunión de los escogidos será el arrebatamiento de la Iglesia de Cristo?. ¡Sí!. Los escogidos de Cristo, es decir, la Iglesia de Cristo, serán arrebatados en “nubes” voladoras y reunidos con Jesús en el aire cuando él venga en gloria (1Ts.4:15-17).

57- ¿Cuándo sucederá el arrebatamiento de la Iglesia de Cristo?. Ya hemos visto que dicho arrebatamiento o reunión de los escogidos será cuando Jesús venga en gloria inmediatamente DESPUÉS de la tribulación de aquellos días (Mt.24:29-31, 1Ts.4:15-17). Esto significa que todos aquellos que enseñan, creen y esperan el arrebatamiento de la Iglesia antes de una tribulación de siete años han sido engañados por Satanás y no son seguidores de la doctrina de Cristo, es decir, no son verdaderos cristianos.

58- ¿Qué sucederá cuando Jesús venga en gloria y su iglesia sea arrebatada?. La Iglesia de Cristo será arrebatada inmediatamente después de la tribulación para recibir a Cristo en el aire, y desde el aire le acompañarán en su descenso glorioso y triunfal a la tierra para juzgar a todas las naciones (Mt.25:31-46, 1Ts.4:15-17, 3:13).

59- ¿Qué hará Jesús cuando venga en gloria?. El descenderá sobre el Monte de los Olivos con todos sus santos, es decir, con sus santos ángeles y con su Iglesia, y comenzará a reinar desde la ciudad terrenal de Jerusalén (Zac.14:1-16).

60- ¿Cómo es llamado Jesús en Zacarias 14?. El es llamado IEVE, porque él vendrá a reinar sobre el mundo entero con todos sus santos, y quien vendrá del cielo con todos sus santos para reinar es Jesús (Mt:25:31-32). Como ya hemos demostrado en este Catecismo, la Biblia enseña la existencia de dos dioses llamados IEVE, uno es el IEVE supremo, el Padre, y el otro es el IEVE menor, el Hijo, el cual se aparecía a los seres humanos como el ángel de IEVE. Es este IEVE menor, Jesús, quien vendrá del cielo con todos sus santos, para reinar sobre las naciones de la tierra. En aquel día este Señor IEVE será uno, y uno su nombre (Zac.14:9), porque él será el único Señor IEVE que estará reinando en la tierra, mientras que el Padre celestial está en el cielo.

61- ¿Qué hará Jesús en la tierra cuando regrese?. En primer lugar Jesús se sentará en su propio trono glorioso que estará en la tierra, y juzgará a las naciones del mundo, a todos los que queden supervivientes en la tierra. En ese juicio habrá tres grupos: las ovejas, las cabras y los hermanos pequeños de Jesús. Las ovejas serán los seres humanos que ayudaron a los hermanos pequeños de Jesús, les dieron de comer, de beber, les vistieron, les visitaron en las cárceles, etc. Las cabras serán las personas que no quisieron tener misericordia con los hermanos pequeños de Jesús. Y los hermanos pequeños de Jesús serán los verdaderos cristianos atribulados, la Iglesia de Cristo. Los primeros irán a la vida eterna en el reino de Dios, los segundos irán al fuego eterno, por malditos, donde serán atormentados y destruidos en el fuego en cuerpo y alma (Mt.10:28), y los hermanos pequeños de Jesús serán los verdaderos cristianos que pasaron por la tribulación, estos son los únicos que reinarán con Cristo sobre las naciones de la tierra (Mt.25:31-46).

Cuando ese juicio de las naciones termine, dará comienzo el periodo de mil años, durante los cuales Cristo y los santos de Dios que pasaron por la tribulación reinarán con él (Ap.20:4-6). Durante ese tiempo Jesús y sus santos glorificados gobernarán a todas las naciones del mundo con vara de hierro, es decir, con justicia y rectitud (Ap.19:15, 2:27, 27, 5:10).

62- ¿Sobre quienes reinarán Jesús y los santos de Dios?. Reinarán sobre las naciones de la tierra que tuvieron misericordia con los hermanos pequeños de Jesús. Todas esas gentes que vivan en la tierra repoblarán el mundo y subirán todos los años a Jerusalén para celebrar la fiesta de los Tabernáculos y para dar reverencia a Jesucristo, el Rey (Zac.14:16).

63- ¿Seguirá reinando Jesús después del Milenio?. ¡Sí!. El ángel dijo bien claro que el reinado de Cristo jamás tendrá fin (Lc.1:33). El trono de Dios y de Cristo existirá en la Nueva Jerusalén después del Milenio (Ap.22:3), lo cual significa que Jesucristo y sus santos glorificados seguirán gobernando sobre todo el Universo por los siglos de los siglos (Ap.22:5). Por lo tanto, esa doctrina de que el reinado de Cristo durará solo mil años es una gran mentira, Jesús jamás abdicará del trono después del Milenio, sino que seguirá reinando por todos los siglos.

Para más información: http://www.las21tesisdetito.com/mensaje_a_judios.htm

El Espiritu Santo

64- ¿Qué es el espíritu santo?. El espíritu santo es el espíritu de Dios, es decir, está dentro de Dios el Padre (Gen.1:2, Ex.35:31, Eze.11:24, Mt.3:16, Ro.8:9, 1Co.2:11, 1Pe.4:14).

65- ¿El espíritu santo es una tercera persona divina?. ¡No!. Si el espíritu santo está dentro de Dios, entonces no puede ser una tercera persona divina. Jesucristo dijo que el espíritu santo es el poder de lo alto (Lc.24:49). Y el ángel también dijo que el espíritu santo es el poder del Altísimo (Lc.1.35). El poder de Dios no es ninguna persona divina, sino la energía de Dios.

66- ¿Los cristianos tenemos que adorar y glorificar al espíritu santo?. ¡No!. En la Biblia jamás se enseña a adorar ni a glorificar al espíritu santo, porque no es una persona divina. Jesús nos enseñó a adorar solamente al Dios supremo, el Padre celestial (Jn.4.23-24), y el espíritu santo glorificó a Jesucristo (Jn.16:13-14).

67- ¿Como glorificó el espíritu santo a Cristo?. Ya vimos como el espíritu santo es el espíritu de Dios el Padre, es decir, el poder del Altísimo, fue el Dios Padre quien, por su poder, glorificó a Jesús resucitándole al tercer día (Ro.8:11).

68- ¿Por qué dice la Biblia que el espíritu santo habla?. Jesús dijo que el espíritu de Dios habla, oye y nos guía a toda la verdad (Jn.16:13), pero esto de ninguna manera significa que sea una tercera persona divina, sencillamente la Biblia personifica el poder de Dios, de la misma manera que se personifica en la Biblia la sabiduría, la cual clama por las calles (Prov.1:20-21, 8:1), sin embargo, la sabiduría no es una persona literal. También dice la Biblia que la sangre de Abel clama o grita desde la tierra, (Gen.4:10). La sangre rociada habla mejor que la de Abel (Heb.12.24), sin embargo, la sangre no es una persona literal, sencillamente es personificada. de la misma manera en la Biblia se personifica el poder de Dios, pero sin ser una persona literal.

La Biblia también dice que “la luna se avergonzará y el sol se confundirá” (Isa. 24:23), sin embargo, la luna y el sol no son personas literales.

La Biblia también dice que “la piedra clamará desde el muro, y la tabla del enmaderado le responderá” (Hab. 2:11), pero las piedras y las tablas no son personas literales.

Jesús también utilizó la personificación cuando dijo que “…las piedras gritarán” (Lucas 19:40). Lo mismo sucede con la energía de Dios, el espíritu santo, este es personificado en la Biblia, pero no es de ninguna manera una tercera persona divina, sino la energía o poder de Dios.

Jesús dijo una vez que él expulsaba los demonios por el DEDO de Dios, el Padre (Lc.11:20), sin embargo, ese mismo texto es repetido en otra parte del Evangelio, y dice que Jesús expulsaba los demonios por medio del ESPÍRITU de Dios (Mt.12:28). ¿Acaso el espíritu de Dios es el dedo de Dios?, ¡claro que no!, el espíritu de Dios es el PODER del Dios Padre, y Jesús expulsaba los demonios por el PODER o autoridad del Dios Padre, no por el poder de una tercera persona divina.

69- ¿El “otro consolador” es una persona literal?. ¡No!. Jesús dijo que enviaría a sus discípulos otro consolador, que sería su propio espíritu que estaría en ellos (Jn.14:16-18). El espíritu santo es también el espíritu de Cristo (Ro.8:9). Ese espíritu de Dios el Padre consuela a los cristianos verdaderos cuando pasan por tribulación (2Co.1:4-6, 2Co.7:6).

70- ¿Los cristianos tenemos que tener comunión con el espíritu santo?. ¡No!. Lo que dice la Sagrada Escritura es que tenemos la comunión DEL espíritu santo, que es muy diferente (2Co.13:14). Comunión significa común-unión, y esa comunión es por medio del espíritu o poder de Dios. Nuestra comunión ha de ser con el Padre y con su Hijo Jesucristo, jamás con el espíritu santo, y también los santos de Dios tenemos común-unión los unos con los otros (1Jn.1:3, 7). No tenemos comunión con el espíritu santo por la sencilla razón de que no es una persona divina.

El pasaje de 2Corintios 13:14 es además un pasaje que destroza la doctrina falsa y diabólica del trinitarismo, porque el apóstol Pablo en ese pasaje llamó Dios solamente al Padre. A Jesús le llamó Señor, y al espíritu santo ni le llamó Dios, ni le llamó tampoco Señor. Si el apóstol Pablo hubiera sido un hereje trinitario entonces él jamás habría dicho esas palabras, sino que habría dicho esto: “La gracia del único Dios trino, que es Padre, Hijo y espíritu santo, sea con todos vosotros”.

Los falsos maestros trinitarios del sistema iglesiero apostata, el SIA, sencillamente no son cristianos verdaderos, ellos rechazan la doctrina de Cristo y de sus apóstoles, y son por tanto apóstatas de la fe (1Tm.4:1). Los que enseñan que tenemos que tener comunión con el espíritu santo sencillamente se han apartado de la verdad, y son emisarios o apóstoles del padre de la mentira, Satanás, pero disfrazados de ministros de Cristo, o como dijo el apóstol Pablo:

“Porque éstos son falsos apóstoles,  obreros fraudulentos,  que se disfrazan como apóstoles de Cristo. Y no es maravilla,  porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz. Así que,  no es extraño si también sus ministros se disfrazan como ministros de justicia;  cuyo fin será conforme a sus obras.(2Co.11:13-15).

71- ¿En la Biblia se identifica el espíritu santo con cosas impersonales?. ¡Sí!. Al espíritu de Dios se le compara con el agua y con el fuego (Mt,3:11, Mr.1:8). El agua y el fuego no son personas literales. Se le compara también con el vino, ya que Pablo dijo que los cristianos hemos de ser llenados del espíritu santo, y no de vino (Ef.5:18), ¡el vino no es una persona literal, y por tanto el espíritu de Dios tampoco lo es!.

El apóstol Pablo identificó también al espíritu santo como una cualidad que han de tener los verdaderos cristianos, ¡y no como una tercera persona divina!: “antes bien,  nos recomendamos en todo como ministros de Dios,  en mucha paciencia,  en tribulaciones,  en necesidades,  en angustias; en azotes,  en cárceles,  en tumultos,  en trabajos,  en desvelos,  en ayunos; en pureza,  en ciencia,  en longanimidad,  en bondad,  en el espíritu santo,  en amor sincero, en palabra de verdad,  en poder de Dios,  con armas de justicia a diestra y a siniestra” (2Co.6:4-7).

La pureza, la ciencia, la bondad, el amor, etc. no son personas literales, por lo tanto, el espíritu santo que tenemos los cristianos tampoco es una persona literal.

El espíritu santo se puede dar por medida (Juan 3:34), llena a las personas y cosas (Hechos 2:4), puede ser derramado (Hechos 2:17, 18), está sobre los pueblos (Hechos 19:6), puede ser bebido (1 Cor. 12:13), es como un primer pago (2 Cor. 1:22), es un sello (Efe. 1:13), se le compara con la tinta con la cual se escriben cartas (2 Cor. 3:3), ¡nada de eso sería cierto si el espíritu santo fuera una tercera persona divina!, ya que ninguna de esas cosas son personas literales. Jamás en la Biblia se enseña que una persona se pueda derramar, pueda ser bebida, o que sea un sello, por consiguiente, es absolutamente falso enseñar que el espíritu santo sea una tercera persona divina.

Observe que el apóstol Pablo, en la introducción y en el final de sus epístolas, sólo invocó al Padre y al Hijo, y nunca al espíritu santo (Ro.16:27, 1 Cor. 1:3; 2 Cor. 1:2; Gál 1:3; Efe. 1:2; Fil. 1:2; 2 Tes. 1:2; Tito 1:4; File 3; 1 Tim. 1:2; 2 Tim. 1:2)., ¿por qué?, porque sencillamente el espíritu santo no es una tercera persona divina, Pablo jamás creyó ni enseñó esa patraña iglesiera de que el espíritu santo es la tercera persona divina de una trinidad a la cual se tenga que adorar y glorificar.

El apóstol Pablo contrastó el espíritu santo con el espíritu del mundo:

 “Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo,  sino el espíritu que proviene de Dios,  para que sepamos lo que Dios nos ha concedido” (1 Cor. 2:12).

Fíjese que el espíritu del mundo no es literalmente una persona; por lo tanto ¡¡el espíritu de Dios con el cual es contrastado tampoco es una persona literal!!.

72- ¿Mentir al espíritu santo significa que sea una persona divina?. ¡No!.

El apóstol Pedro dijo a Ananías y Safira que ellos habían mentido al espíritu santo, y seguidamente les dijo que habían mentido a Dios, el Padre (Hch.5:3-4). Obviamente el espíritu santo NO es el Dios Padre, sino el espíritu DEL DIOS PADRE, es decir, el poder que está dentro del Padre, y quien miente al espíritu santo, está mintiendo al propio Dios Padre, porque se trata del espíritu DE DIOS (Ro.8:9).

Observe que Pedro no dijo que Ananías había mentido a la “tercera persona de la santísima trinidad” sino que dijo que había mentido al propio DIOS PADRE, porque el espíritu santo es el propio espíritu del Dios Padre, mora dentro de él (Ro.8:9), ¡no se trata de una tercera persona divina!.

El apóstol Pedro estaba investido de ese poder o energía de Dios, que es el espíritu santo. Ananías había mentido al apóstol Pedro, el cual hablaba en el nombre de Dios, pues tenía su espíritu, por lo tanto, Ananías no solo estaba mintiendo a Pedro, sino también al espíritu santo y a Dios. Pablo dijo algo muy semejante en estas palabras: “Así que, el que desecha esto, no desecha al hombre, sino a Dios, que también nos dio su Espíritu Santo”. (1 Tes. 4:8). Observe que quien desecha la doctrina de los apóstoles está rechazando la doctrina de Dios, ya que los apóstoles tenían el espíritu santo. Por consiguiente, mentir al espíritu santo es como mentir a Dios, no porque el espíritu santo sea Dios, sino porque es el espíritu ENVIADO DE DIOS. Jamás dijo el apóstol Pedro que Ananías había mentido a la tercera persona divina de una trinidad, esto es tremendamente significativo, pues demuestra que los apóstoles jamás fueron trinitarios ni enseñaron que Dios fuera trino, esa doctrina falsa y perversa del trinitarismo se introdujo en la cristiandad apóstata varios siglos después de la muerte de los apóstoles.

73- ¿Enseña Mateo 28:19 que Dios es trino?. ¡No!. En casi todas las traducciones bíblicas leemos estas palabras dichas supuestamente por Jesús: “Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo” (Mt.28:19). Observe que en el mencionado pasaje simplemente se nombra al Padre, al Hijo y al espíritu santo, ¡¡pero NO se dice por ninguna parte que los tres sean UN SOLO DIOS!!, por lo tanto, este pasaje no sirve para apoyar la doctrina de la trinidad, simplemente menciona al Padre, al Hijo y al espíritu santo. El “nombre” indica la autoridad, es igual que cuando decimos “en el NOMBRE de la Ley”, es decir, bajo el poder de la Ley.

Por lo tanto, ese texto solo menciona el PODER o la autoridad de los tres, ¡pero no que los tres sean un solo Dios!

Pero si los trinitarios aun insisten que ese texto enseña la trinidad, han de saber que ese pasaje jamás lo pronunció Jesús, sino que es una burda falsificación añadida en el siglo cuatro.

Tenemos las pruebas irrefutables que demuestran que ese texto de Mateo 28:19 es un pasaje apócrifo, jamás pronunciado por Jesús, sino añadido al Evangelio de Mateo siglos después, concretamente a finales del siglo 4º E.C.

Se sabe a ciencia cierta que el Evangelio de Mateo fue escrito originalmente en hebreo, ¡no en griego!, y resulta que en el texto original hebreo de Mateo no se encontraba esa fórmula bautismal.

El historiador eclesiástico Eusebio de Cesarea, del siglo 4º D.C., dijo que los discípulos del Cristo salieron en el nombre del Cristo a predicar el Evangelio, veamos lo que escribió Eusebio respecto al final del Evangelio de Mateo:

“Todos los demás apóstoles fueron amenazados de muerte con innumerables maquinaciones, y fueron expulsados de Judea y se dirigieron a todas las naciones para la enseñanza del mensaje con el poder del Cristo, que les había dicho: «Id, y haced discípulos a todas las naciones».Historia Eclesiástica, Libro III, capítulo 5:2

Ese interesantísimo párrafo del historiador Eusebio de Cesarea podemos ver varias cosas:

  1. Jesús NO dijo “bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo y del espíritu santo”, sino que dice que sus discípulos prediquen el Evangelio y hagan discípulos en todas las naciones.
  2. Eusebio dijo bien claro en ese párrafo que esos discípulos predicaron el Evangelio con el poder de Cristo, es decir, con la AUTORIDAD O NOMBRE (que es lo mismo) del propio Cristo.
  1. Por consiguiente, es obvio que el gran Historiador de la Iglesia Eusebio de Cesarea NO CONOCÍA EL PASAJE DE “BAUTIZÁNDOLOS EN EL NOMBRE DEL PADRE, Y DEL HIJO Y DEL ESPÍRITU SANTO”, pues él no lo citó en ese párrafo de su libro III, lo cual indica que tal pasaje NO EXISTÍA, sino que FUE AÑADIDO AL EVANGELIO DE MATEO POR ALGUNA MANO FALSARIA MUCHO MÁS TARDE.

El libro de Hechos dice que los apóstoles bautizaban a los creyentes únicamente en el nombre de Jesucristo, lo cual demuestra que los apóstoles también desconocían esa fórmula “trinitaria” que hoy aparece en las diversas traducciones bíblicas. Ellos jamás bautizaron “en el nombre del Padre, del Hijo y del espíritu santo”, ¡¡sino que se bautizaran únicamente en el nombre del Señor Jesús!!, he aquí las pruebas:

“Pedro les contestó: Arrepentíos, y bautizaos EN EL NOMBRE DE JESUCRISTO, para perdón de vuestros pecados…” (Hch.2:38).

“…solo habían sido bautizados EN EL NOMBRE DE JESUCRISTO” (Hch.8:16).

“Y mandó bautizarlos EN EL NOMBRE DE JESUCRISTO” (Hch.10:48).

Si Jesús hubiera pronunciado esas palabras registradas en Mateo 28:19, ¡¡entonces resulta que sus apóstoles no le habrían hecho caso, sino que le habrían desobedecido, al bautizar únicamente en el nombre del Señor Jesucristo!!.

Por consiguiente, esa versión de Mateo 28:19 que aparece en casi todas las versiones las bíblicas jamás fue pronunciada por Jesús, sino que fue añadida o insertada mucho tiempo después.

La doctrina de la trinidad es absolutamente falsa y anticristiana, y el espíritu santo tampoco es ninguna tercera persona divina. Por consiguiente, ¡la doctrina fundamental de la cristiandad apostata, el trinitarismo, es totalmente falsa y contraria a la enseñanza de Jesús y de sus apóstoles!.

Para más información: http://www.las21tesisdetito.com/espiritusanto.htm

El Hombre

75- ¿Creó Dios al hombre?. ¡Sí!. Dios el Padre decidió crear al hombre a imagen y semejanza de él y de su Hijo Jesucristo. (Gen.1:26-27). Quien decidió crear al hombre fue solo el Dios Padre, pues de él proceden todas las cosas, y por su voluntad existen (1Co.8:6, Ap.4:10-11). El Padre le habló a su Hijo y le propuso crear a un varón a la imagen y semejanza de ellos, y entonces el Hijo ejecutó esa obra creadora procedente del Padre, Jesús fue únicamente el mediador, el agente que el Creador supremo, el Padre, utilizó para crear todo el Universo, incluido al hombre (Jn.1:3, 10, 1Co.8:6, Col.1:16-17, Heb.1:1-2).

76- ¿Cómo fue la creación del hombre?. Jesucristo descendió del cielo a la tierra en el sexto día de la creación, formó del polvo de la tierra al hombre a la imagen y semejanza de él y del Padre, insufló en su nariz el aliento de vida o espíritu, y Adán se convirtió en un alma viviente, en un ser viviente (Gn.2:7).

77- ¿Cómo hizo Dios a la hembra? Dios vio que no era bueno que Adán estuviera solo, de modo que hizo a una compañera como ayuda idónea para él (Gen.2:18). Entonces Dios, por medio de Cristo, hizo que Adán cayera en un profundo sueño, y de una de sus costillas, hizo a la mujer y se la presentó a Adán, el cual la recibió como parte de su carne y de sus huesos (Gen.2:21-22).

78- ¿Qué significa eso de que el hombre fue creado a imagen y semejanza de los dioses, es decir, del Dios Padre y de Jesucristo?. La frase “a su imagen, conforme a su semejanza” indica solamente un parecido físico. Adán tenía un parecido físico con los dos dioses creadores, el Padre y el Hijo. El cuerpo perfecto de Adán era semejante en su aspecto, fuerza y belleza al cuerpo del Dios Padre y de Jesucristo, porque la misma expresión aparece también en Génesis 5:3, donde se dice que Adán engendró a un hijo a su imagen, conforme a su semejanza, y le llamó Set. Este hijo de Adán obviamente tenía unparecido físico a su padre Adán, y de igual manera Adán tenía un parecido físico a los dos dioses creadores, el Padre y el Hijo.

79- ¿La mujer fue creada también a imagen y semejanza de los dioses creadores?. ¡No!. Solo el varón tenía ese parecido físico con los dos dioses, pero la mujer obviamente no tenía ese parecido físico con el Padre y el Hijo, leamos el pasaje donde eso se dice bien claro:

Gén 1:27 Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.

Observe como el pasaje dice que Dios creó al hombre a su imagen, a su imagen LO creó, ¡el texto no dice que a los dos los creó a su imagen y semejanza, sino que solo el varón tenía un parecido físico al cuerpo de los dos dioses creadores, el Padre y el Hijo. La hembra fue creada por Dios de una costilla de Adán, pero en ninguna parte del Génesis se dice que ella tenía la imagen y semejanza de los dos dioses creadores. Como es evidente, el cuerpo o aspecto físico de las mujeres no se parece al cuerpo varonil y fuerte del Dios Padre y del Hijo. Por lo tanto, esa creencia tan extendida de que todos los seres humanos somos imagen y semejanza de Dios es una gran mentira contraria al relato del Génesis. Solo el varón tiene la imagen y semejanza de los dos dioses creadores.

80- ¿Cuál fue el propósito de la creación del hombre? El Creador supremo, el Padre, y su Hijo Jesús que colaboró en la creación, hicieron al hombre para que este gobernara y cuidara a todos los animales de la Tierra. Esta responsabilidad de cuidar y dominar sobre todas las criaturas de la tierra, del mar y de los cielos no fue dada solo al varón, a Adán, sino también a Eva, su mujer (Gen.1:26, 28). El propósito de los dos dioses es que ellos crecieran y se multiplicaran por toda la tierra y la gobernaran con sabiduría.

81- ¿Cuál era la dieta alimenticia que el Padre Creador y su Hijo les dieron a Adán y Eva? Era una alimentación únicamente de plantas de hojas verdes y de frutas de los árboles (Gen.1:29). Esta alimentación perfecta y sana que Dios dio al ser humano era la que le permitiría vivir sano y fuerte para siempre en la tierra, sin morir jamás.

82- ¿Cuál era la dieta alimenticia que Dios y Cristo dieron a los animales?. Todos los animales comíanplantas de hojas verdes, incluidos los animales que llamamos “carnívoros”, al principio no lo eran, sino que eran todos ellos herbívoros y mansos (Gen.1:30). Obviamente el propósito de Dios es que también los animales vivieran para siempre y no murieran jamás, sirviendo de compañía para el ser humano. El propósito de Dios es que la muerte, la enfermedad y el sufrimiento no existieran en la Tierra.

83- ¿Toda esta historia relatada en el Génesis fue literal y real?. ¡Sí!, fue totalmente verídica y literal, porque el propio Hijo de Dios, Jesucristo, la confirmó, ya que él mencionó la creación de Adán y Eva, tal como se relata en el Génesis (Mt.19:4). Los que niegan este relato del Génesis, o se burlan de él, sencillamente están llamando mentiroso a Jesucristo.

84- ¿El hombre procede del mono?. ¡No!. Los simios son mucho más inteligentes que aquellos mentirosos y descerebrados “evolucionistas” que enseñan la patraña de que hemos evolucionado desde el mono. Ya hemos visto como Adán fue una creación directa de los dos dioses creadores, el Padre y el Hijo, los cuales hicieron al hombre a la imagen y semejanza de ellos, es decir, con un parecido o aspecto físico a ellos, y luego, de una costilla de Adán, Dios creó a Eva para que fuera su compañera y su ayuda idónea. La teoría de que el hombre procede del mono es totalmente falsa, diabólica, y un espantoso insulto contra Dios.

85- ¿Creó Dios al hombre inmortal?. ¡No!. El propósito de Dios es que el hombre llegara a ser inmortal, sin morir jamás, pero Adán y Eva jamás fueron creados inmortales, porque ellos jamás llegaron a comer del árbol de la vida, el cual les hubiera otorgado la inmortalidad de forma inmediata (Gen.3:22-24).

86- ¿Creó Dios al hombre mortal?. ¡No!. Dios no lo creó mortal porque la mortalidad vino sobre el hombre cuando él comió del fruto del árbol que Dios les prohibió (Gen.2:17, 3:17-19).

87- ¿Qué condición tenían Adán y Eva cuando fueron creados?. Dios los creó en un estado neutro, ya que ni eran mortales, ni eran inmortales. La inmortalidad la recibirían ellos si obedecían lo que Dios les mandó, pero la muerte vendría sobre ellos si desobedecían a Dios y comían de ese árbol de la ciencia del bien y del mal que Dios les prohibió. Ellos desobedecieron a Dios, y entonces vino el proceso de la muerte ese mismo día que comieron del árbol prohibido.

88- ¿Por qué Satanás, la serpiente, se fue a engañar a Eva y no a Adán?

El diablo engañó a Eva porque sabía que Eva falsificaría la Palabra de Dios.

Dios le dijo a Adán que podía comer de todos los árboles del huerto, excepto del árbol del conocimiento del bien y del mal, y le advirtió que si comía de él, ciertamente moriría (Gn.2:16-17). Después fue cuando Dios creó a Eva (Gen.2:21-23). Obviamente Adán después le comunicó a Eva esta advertencia que Dios le dio, y en un momento que ella estaba sola el diablo se acercó y la tentó, manteniendo ambos un diálogo, ocurriendo lo siguiente:

Gén 3:1  Pero la serpiente  era astuta,  más que todos los animales del campo que IEVE Dios había hecho;  la cual dijo a la mujer:  ¿Conque Dios os ha dicho:  No comáis de todo árbol del huerto?

Gén 3:2  Y la mujer respondió a la serpiente:  Del fruto de los árboles del huerto podemos comer;

Gén 3:3  pero del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo Dios:  No comeréis de él,  ni le tocaréis,  para que no muráis.

Gén 3:4  Entonces la serpiente dijo a la mujer:  No moriréis;

Gén 3:5  sino que sabe Dios que el día que comáis de él,  serán abiertos vuestros ojos,  y seréis como dioses,  sabiendo el bien y el mal.

Gén 3:6  Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer,  y que era agradable a los ojos,  y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría;  y tomó de su fruto,  y comió;  y dio también a su marido,  el cual comió así como ella.

Lo que hizo Eva es adulterar la palabra de Dios. Ese no fue el mandamiento que Dios le dio a Adán, ya que Dios le dijo que no comieran de ese árbol, pero Eva falsificó el mandamiento de Dios añadiendo la frase “ni le tocaréis”, una frase que Dios nunca dijo. Y ahora fíjese bien, en el momento que el diablo se dio cuenta de esa falsificación de la palabra de Dios cometida por Eva, entonces es cuando la dijo que no morirían, el diablo sabía que sería muy fácil engañarla a causa de su ignorancia de la palabra de Dios. Y es entonces cuando Eva se dejó guiar solamente por las apariencias externas y por su ambición egoista. Ella vio el aspecto de ese árbol, que era agradable a la vista, y que era codiciable para alcanzar la sabiduría, y entonces comió de su fruto, y seguidamente sedujo a Adán para que también comiera. Ambos desobedecieron al mandato que Dios le dio a Adán y comieron de dicho fruto.

El diablo no engañó a Adán, sino a Eva (1Tm.2:14), sin embargo, Adán se dejó engañar por la mujer, y así es como vino la muerte sobre ellos, dando comienzo el proceso lento del envejecimiento y la muerte. La desobediencia humana al mandamiento de Dios tuvo como consecuencia el sufrimiento y la muerte. Veamos lo que Dios le dijo a Eva:

A la mujer le dijo:

 “Multiplicaré tus dolores en el parto, y darás a luz a tus hijos con dolor. 

 Desearás a tu marido, y él te dominará.” (Gen.3:16, versión NVI).

Observe bien, el propósito de Dios para la especie humana es que fuéramos inmortales, sin dolor ni sufrimiento alguno, y viviendo en un maravilloso mundo con condiciones perfectas y paradisíacas. En esas condiciones idílicas la mujer daría a luz a sus hijos sin nada de dolor, a ella tampoco no le haría falta tener un marido para poder estar segura y protegida, y no haría falta que el marido dominara a la mujer, ambos serían totalmente libres, teniendo entre ellos las mejores relaciones sexuales y multiplicándose y llenando la tierra de muchos hijos. Sin embargo, al desobedecer ellos al mandato de Dios, entonces Dios haría que conocieran el dolor y el sufrimiento. Ella comenzaría a desear un esposo para poder estar segura y protegida, y el esposo comenzaría a dominar sobre la esposa, lo cual era contrario al propósito que Dios tenía para el ser humano, y todo ese sufrimiento desembocaría en la muerte, el fin de la vida.

Luego Dios le habló a Adán, y le dijo lo siguiente:

Gén 3:17  Y al hombre dijo:  Por cuanto obedeciste a la voz de tu mujer,  y comiste del árbol de que te mandé diciendo:  No comerás de él;  maldita será la tierra por tu causa;  con dolor comerás de ella todos los días de tu vida.

Gén 3:18  Espinos y cardos te producirá,  y comerás plantas del campo.

Gén 3:19  Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra,  porque de ella fuiste tomado;  pues polvo eres,  y al polvo volverás.

Como puede ver, Dios reprochó a Adán por obedecer a su mujer y comer de ese fruto prohibido por Dios. Como consecuencia, la tierra comenzó a estar maldita, es decir, costaría dolor trabajar en ella para poder comer, pues produciria toda clase de hierbas malas y espinos, lo cual significa que el propósito de Dios original es que el mundo fuera perfecto en un ambiente asombrosamente paradisíaco. Adán comenzaría a trabajar la tierra con esfuerzo para poder comer, y al final, moriría y volvería al polvo de la tierra de donde fue formado, es decir, dejaría de vivir y de existir completamente.

89- ¿El ser humano tiene un alma inmortal?. ¡No!. Adán era un alma viviente (Gen.2:7). Dios le dijo a Adán que era polvo, y que al polvo volvería. Jamás dijo Dios que su alma sobreviviría a la muerte, Dios le habló a Adán, es decir, quien volvería al polvo de la tierra es Adán, no solamente su cuerpo. Fue Satanás quien introdujo la mentira de que el alma es inmortal, cuando engañó a Eva diciéndola que serían inmortales si desobedecían a Dios (Gen.3:4).

90- ¿El espíritu del hombre es inmortal?. ¡Sí!. El espíritu del hombre no muere por la sencilla razón de que es una energía que nos da la vida (Jn.6:63), y la energía es incorruptible, no muere.

91- ¿Es lo mismo el alma y el espíritu?. ¡No!. El alma es el ser viviente, la persona, y el espíritu es la energía que da la vida a la persona. Esto lo podemos ver en el siguiente pasaje:

Gén 2:7  Entonces IEVE Dios formó al hombre del polvo de la tierra,  y sopló en su nariz aliento de vida (en hebreo “ruaj”, o espíritu, viento) y fue el hombre un alma viviente (en hebreo nefesh)”.

El aliento o viento es una energía, y que se traduce también por espíritu. Ese aliento que da la vida es el que Jesús introdujo por la nariz de Adán, y cuando entró en su cuerpo, entonces Adán comenzó a vivir y a existir, se convirtió en un ser viviente, en un alma. En el momento que el ser humano muere ocurre el proceso inverso, esa energía de vida o espíritu sale del cuerpo, y regresa a Dios que la dio, y el cuerpo vuelve al polvo de la tierra (Ecle.12:7), y es entonces cuando el ser humano, el alma viviente, deja completamente de existir, pues vuelve al mismo estado de inexistencia total que Adán tenía antes de ser creado del polvo de la tierra.

92 ¿Salir el alma del cuerpo significa que el alma es inmortal?. ¡No!. En pasajes como Génesis 35:18 se habla de salir el alma del cuerpo cuando alguien muere. Cuando el alma sale del cuerpo significa que la vida sale del cuerpo, se extingue, y por tanto la persona, el alma, no sigue viva en ningún más allá, pues su vida se terminó.

93- ¿Enseñó Jesús que el alma es inmortal?. ¡No!. Jesús enseñó la resurrección de los muertos, pero jamás la doctrina satánica de la inmortalidad del alma:

Mat 22:29  Entonces respondiendo Jesús,  les dijo:  Erráis,  ignorando las Escrituras y el poder de Dios.

Mat 22:30  Porque en la resurrección ni se casarán ni se darán en casamiento,  sino serán como los ángeles de Dios en el cielo.

Mat 22:31  Pero respecto a la resurrección de los muertos,  ¿no habéis leído lo que os fue dicho por Dios,  cuando dijo:

Mat 22:32  Yo soy el Dios de Abraham,  el Dios de Isaac y el Dios de Jacob?  Dios no es Dios de muertos,  sino de vivos.

El dijo que los muertos volverán a vivir cuando resuciten (Jn.5:28-29), lo cual significa que ellos no están vivos en ningún mas allá. Fue Satanás quien introdujo la doctrina de la inmortalidad del alma a la especie humana cuando engañó a Eva diciéndola que serían inmortales si pecaban. Esa primera mentira de Satanás a la especie humana se extendió después a todas las religiones falsas del mundo.

94- ¿La parábola del rico y Lázaro enseña que el alma es inmortal?. ¡No! En esa parábola de Jesús que aparece en Lucas 16:19-31 jamás enseñó que el alma sea inmortal, él sencillamente utilizó una figura literaria bíblica llamada prosopopeya, en la cual hizo hablar a tres personas muertas como si estuvieran vivas; la enseñanza de esa parábola es que los justos, como Lázaro, estarán con Abraham en el Reino de Dios, y los malvados como el rico serán arrojados al fuego y destruidos.

95- ¿El relato del ladrón arrepentido enseña que el alma es inmortal?. ¡No!. Ese relato aparece en Lucas 23:39-43. Jesús le prometió a ese ladrón arrepentido que estará con él en el paraíso. Casi  todas las versiones bíblicas de ese pasaje están mal traducidas, ya que han colocado la coma en el lugar erróneo. Jesús de ninguna manera le dijo que ese mismo día estaría con él en el paraíso, sino que le prometió que en el futuro estará con él en el paraíso.Es decir la correcta traducción es la siguiente: “de cierto te digo hoy, estarás conmigo en el paraíso”. Jesús de ninguna manera fue al paraíso cuando murió, porque cuando él resucitó al tercer día se apareció a María Magdalena y la dijo que él aún no había subido al Padre (Jn.20:17), es decir, Jesús no fue al paraíso celestial cuando murió.

96- ¿Apocalipsis 6:9-10 enseña la doctrina de la inmortalidad del alma?. ¡No!. Juan vio las almas de los mártires cristianos debajo del altar, en ninguna parte dice que las vio en el cielo. Estar debajo del altar no es estar en el cielo.  Juan vio a esos cristianos mártires debajo del altar porque ellos habían sido muertos y la sangre de ellos clamaba a Dios pidiendo justicia, de la misma manera que la sangre de Abel derramada en tierra clamaba a Dios pidiendo justicia (Gen.4:10), es decir, el pasaje se trata de una figura literaria muy utilizada en la Biblia llamada prosopopeya, en la cuál se hace hablar a personas muertas como si estuvieran vivas.

97- ¿La doctrina de la inmortalidad del alma es un falso evangelio?. ¡Si!. El Evangelio dice que Jesús murió,si el alma humana fuera inmortal entonces Jesús no habría muerto, por lo tanto, la doctrina de que el alma no muere es un rechazo total del Evangelio.

La Salvacion Eterna

 98- ¿Que es la salvación eterna? La salvación eterna consiste en alcanzar la vida eterna en el futuro reino de Dios en la tierra. La vida eterna la tenemos solamente como promesa de Dios (1Jn.2:25), y la heredaremos  cuando Cristo venga en gloria para gobernar a todas las naciones de la tierra (Mt.25:34, 46).

99- ¿Por qué todos los seres humanos necesitamos la salvación eterna?. Todos necesitamos la salvación porque todos hemos pecado y estamos destituidos de la gloria de Dios (Ro.3:23).

100- ¿Que es el pecado? El pecado es infracción de la ley de Dios (1Jn.3:4). El pecado y la muerte entraron en el mundo cuando Eva y Adán desobedecieron al mandamiento que Dios les dio de no comer del árbol prohibido (Gen.2:17).

101- ¿Cual es la consecuencia del pecado? La paga del pecado es la muerte (Ro.6:23).

102- ¿Qué es la muerte?. La muerte es lo contrario de la vida.

Hay tres clases de muerte: la muerte física. La muerte espiritual, y la muerte segunda o eterna. La muerte física es cuando damos nuestro último suspiro y volvemos al polvo de la tierra, dejando entonces de existir (Gen.3:18-19), mientas que la energía o espíritu de vida regresa a Dios que la dio (Ecle.12:7). La muerte espiritual es la que tienen los seres humanos que están muertos en sus delitos y pecados (Ef.2:1, 1Pe.2:24). Los santos de Dios ya no tenemos esa muerte espiritual, sino que hemos resucitado con Cristo para una nueva vida (Ro.6:4, Ef.2:6, Col.2:13, 3:1). Y la muerte segunda es la muerte eterna, la que tendrán los malvados cuando sean arrojados al lago de fuego (Ap.20:14-15). Esa segunda muerte será la extinción total de la vida, todos los malvados serán quemados y destruidos totalmente en cuerpo y alma (Mt.10:28), y dejarán de existir, serán reducidos a cenizas (Mal.4:1-3). Esa doctrina del sistema iglesiero apostata, el SIA, de que los malvados seguirán viviendo eternamente en el lago de fuego, sin que jamás sean destruidos, es una de las mayores mentiras de Satanás y una espantosa blasfemia contra Dios.

103- ¿Qué hizo Dios para poder salvarnos?. Él estableció un plan de salvación por etapas. En primer lugarenvió a su Hijo a la tierra para dar su vida en rescate de muchos (Mt.20:28, 1Tm.2:6). Esa fue la mayor prueba de amor del Padre celestial por sus hijos (Jn.15:13, 3:16). Y al final Dios el Padre volverá a enviar a su Hijo a la tierra, con gran poder y gloria, pero no para dar su vida, sino para salvar a los que le esperan (Mt.24:29-31, Heb.9:28).

104- ¿Qué ha de hacer el ser humano para salvarse?. En primer lugar arrepentirse de sus pecados (Mt.4:17, Mr.1:15, Hch.2:38, 17:30-31). El arrepentimiento es compungirse de corazón y reconocer que hemos quebrantado la santas y perfectas leyes o normas de Dios.

En segundo lugar el ser humano ha de creer en Jesucristo, para no ser destruido, sino que tenga la vida eterna (Jn.3:16). Y en tercer lugar ha de bautizarse por inmersión en agua, en el nombre de Jesucristo, para el perdón de los pecados (Hch.2:38).

105- ¿Qué significa creer en Jesucristo?. Creer en Jesús es creer lo que él dijo y obedecerle, es decir, creer que él es el Mesías y el Hijo de Dios y luego obedecer lo que él mandó a sus discípulos (Mt.16:13-18, Lc.6:46-49, Heb.5:9). Sin obediencia a Jesucristo no hay salvación posible.

106- ¿Somos salvos en el momento que nos arrepentimos y creemos en Jesucristo?. ¡No!. Cuando nos arrepentimos y creemos en Jesús recibimos el perdón de los pecados y la justificación por la fe (Ro.5:1, 9, 1Co.6:11, Tito 3:7). Sin embargo, la salvación o vida eterna es algo que tenemos solamente por la fe, como una promesa de Dios (1Jn.2:25), y que recibiremos en la era venidera, cuando Jesucristo venga en gloria, parasalvar a los que le esperan (Lc.18:29-30, Heb.9:28). Es entonces cuando los redimidos heredarán la vida eterna en el reino de Dios (Mt.25:31-34).

Todos aquellos que dicen que ya son salvos porque han “aceptado a Jesús” mienten, o sencillamente están engañados por Satanás. La vida eterna ya la tenemos los santos de Dios, pero solo como promesa de Dios(1Jn.5:13, comparar con 1Jn.2:25).

107- ¿Se consigue la salvación cuando una persona “recibe o acepta a Jesús” repitiendo una oración?.¡No!. Eso es un falso y pervertido evangelio que está bajo el anatema de Dios (Gal.1:6-9). Los apóstoles cuando predicaban el Evangelio jamás decían a la gente que recibieran a Jesús repitiendo una oración, tampoco les decían que levantaran la mano los que querían “aceptar a Jesús”. Ellos simplemente predicaban el verdadero Evangelio, centrado en la muerte y resurrección de Jesucristo, el arrepentimiento y el perdón de los pecados, y luego les exhortaban a que se arrepintieran, y cuando ellos se arrepentían y creían en Jesús, se bautizaban en agua en el nombre de Jesucristo, para el perdón de los pecados (Hch.2:38, 10:34-48).

108- ¿Cual es el verdadero Evangelio de salvación?. El verdadero Evangelio es el que Jesús predicó, y queconsistía en la llegada del Reino de Dios a la tierra, en la persona de Jesús, este Reino de Dios ya vino, y estaba en medio de los judíos, pues Jesús estaba en medio de ellos (Mr.1:14-15, Lc.11:20, 17:21), y para entrar en ese reino de Dios hay que arrepentirse y creer en Jesucristo, es decir, creer que él es el Mesías y el Hijo de Dios. Este Evangelio es llamado también “Evangelio del Reino”, el cual ha de ser predicado en todo el mundo (Mt.24:14).

109- ¿Por qué se le llama Evangelio del Reino?. Porque este mensaje de salvación tiene su origen o procedencia en el reino de Dios. La palabra “del” indica procedencia. Esa expresión de ninguna manera significa que tengamos que predicar a la gente la futura tierra paradisíaca. Jesús ordenó a sus discípulos que fueran a todas las naciones de la tierra predicando este mensaje de salvación o Evangelio del Reino, y que está centrado en la muerte y resurrección de Jesús, el arrepentimiento y el perdón de los pecados (Lc.24:46-48).

110- ¿Predicaron los apóstoles ese mensaje de salvación que Jesús les ordenó predicar?. ¡Sí!. Pedro predicó ese mismo mensaje en Jerusalén, el día de Pentecostés (Hch.2:22-38). Pedro también predicó ese mismo mensaje en casa del soldado romano Cornelio (Hch.10:34-48). Y el apóstol Pablo también predicaba este mismo Evangelio de salvación, tanto a judíos, como a gentiles (Hch.13:26-39, 17:30-31, 1Co.15:1-4).

111- ¿Predicaron los apóstoles un evangelio centrado en la futura tierra paradisíaca?. ¡No!. Los apóstoles jamás predicaron a la gente la futura tierra paradisíaca, ni el maravilloso mundo del mañana. Lo que ellos predicaban es el mensaje que Jesús les ordenó predicaran a todas las naciones, y que está centrado en la muerte y resurrección de Jesucristo, el arrepentimiento y el perdón de los pecados (Lc.24:46-48). Aquellos que dicen que el Evangelio o buenas nuevas trata sobre la futura tierra paradisíaca mienten totalmente, y están falsificando el Evangelio, y por tanto están bajo la maldición o anatema de Dios (Gal.1:6-9).

112- ¿Se salvarán todas esas personas que jamás oyeron hablar de Jesucristo?. A lo largo de los siglos han existido y aun existen millones de personas que jamás conocieron el verdadero Evangelio de salvación. Obviamente ellos jamás creyeron en Cristo pues nunca oyeron de él, por lo tanto, la salvación o condenación de esas personas no dependerá de si creyeron o no creyeron en Cristo, sino que dependerá de sus obras. Jesús dijo que todos los que hicieron lo bueno resucitarán para vida, pero los que hicieron lo malo resucitarán para condenación (Jn.5:28-29). Observe que Jesús en ese pasaje habló de “hacer”, es decir, de hacer buenas o malas obras. Y el apóstol Pablo dijo lo mismo. El dijo que todos los que perseveraron en hacer el bien, buscando honra, gloria e inmortalidad, recibirán de Dios la vida eterna, la salvación (Ro.2:7, 10). Todas esas personas que hicieron lo bueno serán juzgados por la ley de sus conciencias, la cual nos dicta lo que es bueno y malo (Ro.2:14-15).

El propio Jesucristo dijo que las ovejas de Mateo 25:31-46 serán salvos por sus buenas obras que ellos hicieron a los hermanos pequeños de Jesús, es decir, a sus discípulos. Ellos les dieron de comer, les dieron de beber, les vistieron, etc., y la recompensa de Cristo será la vida eterna en el reino de Dios, sus buenas obras de misericordia les salvarán.

113- ¿Pero no dice el Evangelio que somos salvos por gracia, y no por obras?

En Efesios 2:8-9 leemos que nosotros los santos de Dios somos salvos por la gracia de Dios, por medio de la fe,no por obras, para que nadie se gloríe. Sin embargo, observe que Pablo estaba hablando a los cristianos, los que hemos conocido el Evangelio. Pablo no estaba hablando de todos los seres humanos. Somos nosotros los santos de Dios que hemos conocido y creído en el Evangelio los que seremos salvos por la fe, no por obras. Sin embargo, millones de personas que jamás conocieron el Evangelio ni oyeron hablar de Cristo serán salvos por el bien que hicieron, cuando ellos resuciten Dios tendrá misericordia de ellos y recibirán la vida eterna.

Israel

114- ¿Es lo mismo Israel que la Iglesia de Cristo?. ¡No!. Israel está formada por 12 tribus (Gen.49:28). Y la Iglesia de Cristo está formada por los santos de toda tribu, pueblo, lengua y nación (Ap.5:9-10, 7:9), por lo tanto, la Iglesia de Cristo es mucho mayor que Israel.

115- ¿Entonces por qué Israel es llamada “la Iglesia (congregación) en el desierto” en Hechos 7:38?.Porque Israel cuando estaban en el desierto eran una congregación (iglesia) de personas, pero esto de ninguna manera significa que Israel sea la Iglesia (congregación) de Cristo. Por ejemplo: una congregación (iglesia) de musulmanes no significa que ellos sean la Iglesia de Cristo, de igual manera, una congregación de israelitas no son la Iglesia de Cristo.

116- ¿Cuántas descendencias tiene Abraham?. Tiene dos: Israel, y la iglesia de Cristo.

Dios prometió a Abraham y a su descendencia que serán herederos del mundo (Ro.4:13), y esa descendencia de Abraham son los santos de Dios que forman la Iglesia de Cristo (Ro.4:16, Gal.3:7), estos hijos o descendientes de Abraham son los que heredarán el mundo entero, Jesús dice que ellos heredarán todas las cosas, todo el Universo (Ap.21:7). Sin embargo, hay otra descendencia de Abraham a la cual Dios le prometió un pedazo de tierra en oriente medio, entre los ríos Nilo y el Eufrates (Gen.15:18). Esto es muy importante, una descendencia de Abraham heredará el mundo entero, y otra descendencia de Abraham heredará ese territorio de Oriente Medio entre los ríos Nilo y Eufrates, lo cual demuestra que hay dos descendencias de Abraham. La primera es la Iglesia de Cristo, la cual heredará el mundo, y la otra descendencia es la nación de Israel, la cual heredará ese territorio de Oriente Medio prometido por Dios a Abraham, Isaac y Jacob. Por lo tanto, no se puede confundir Israel con la Iglesia de Cristo, son dos pueblos muy diferentes. Todos descendemos de Abraham, pero las promesas de Dios son diferentes a unos y a otros.

117- ¿La ley fue dada por Dios a Israel y a la Iglesia de Cristo?. ¡No!. La ley de Dios fue dada por medio de Moisés solamente a la nación de Israel, la Iglesia de Cristo ni siquiera existía en ese momento (Lev.26:46, Ro.9:4). Por lo tanto, la Iglesia de Cristo no está bajo esa ley.

Continuara …