Para el falso reverendo Julio Rivas de Puerto Rico

El obstaculo que impedía la manifestación del hombre de pacado no es la Iglesia, fue EL IMPERIO ROMANO Y EL EMPERADOR. Jamás los cristianos de los primeros siglos enseñaron que ese obstáculo fuera la Iglesia de Cristo.

1- Mire usted, señor Rivas, usted MIENTE cuando dice que el obstáculo que impedía la manifestación del hombre de pecado, mencionado por Pablo en 2Tesalonicenses 2, es la Iglesia de Cristo, ESO NO LO DIJO PABLO POR NINGUNA PARTE, sino que una burda mentira y un invento. Usted lo que hace es falsificar la Palabra de Dios, haciéndola decir lo que no dice, sino lo que usted quiere que diga, mejor dicho, usted simplemente repite como un loro esa babosada y mentira que otros falsos maestros le han enseñado.

2- Si ese obstáculo que impedía la manifestación del hombre de pecado fuera la Iglesia de Cristo, como dice usted, ENTONCES PABLO LO HABRÍA DICHO CLARAMENTE EN ESA CARTA, ya que no había ningún motivo para ocultarlo, sin embargo, Pablo ocultó la identidad de ese obstáculo, él no lo quiso escribir en esa carta, sin embargo, los cristianos de la iglesia de Tesalónica sabían perfectamente cual era ese obstáculo que impedía en esa época la manifestación del hombre de pecado, pues Pablo se lo dijo a esos hermanos cuando estuvo con ellos (2Ts.2:6). Por lo tanto, los cristianos de los primeros siglos sabían perfectamente cual era la identidad de ese obstáculo que impedía la manifestación del hombre de pecado. Pues bien, según cuenta la Historia y los testimonios de los llamados padres de la iglesia de los primeros siglos, ese obstáculo que impedía la manifestación del hombre de pecado era EL IMPERIO ROMANO Y EL EMPERADORJamás los cristianos de los primeros siglos enseñaron que ese obstáculo fuera la Iglesia de Cristo. ¡¡Por eso es que Pablo ocultó en esa carta la identidad de ese obstáculo!!, sencillamente por prudencia, ya que si Pablo hubiera dicho por escrito que ese obstáculo, el emperador de Roma, tenía que serquitado de en medio, entonces esa carta podría ser leída por las autoridades romanas, y Pablo habría sido acusado falsamente de conspirar contra la vida del emperador de Roma, y le habrían ejecutado por ello, y por eso es que Pablo lo ocultó en esa epístola.

3- En ninguna parte dijo Pablo que el hombre de pecado fuera la primera bestia de Apocalipsis 13, eso se lo ha inventado usted. El hombre de pecado predicho por Pablo era y es EL PAPA DE ROMA, el cual se manifestó con poder al mundo justo después de que el imperio romano y el emperador fueran quitados de en medio en el siglo 5, entonces ese hijo del diablo, el pontifice romano, ocupó en Roma el lugar de los emperadores romanos, y se sentó en el templo de Dios (la Iglesia) haciéndose pasar por dios. El ultimo de esos papotes de Roma será destruido cuando Cristo venga en gloria (2Ts.2:8-12). El hombre de pecado predicho por Pablo coincide perfectamente con el falso profeta, la segunda bestia, mencionado en el Apocalipsis, pero no con la primera bestia, ya que es la SEGUNDA bestia quien realizará las señales y prodigios satánicos para engañar al mundo, y es precisamente el hombre de pecado predicho por Pablo quien realizará esas señales y prodigios mentirosos por el poder de Satanás, tal como dijo el apóstol Pablo.

4- Para un estudio mucho más amplio de este tema, le invito a que lea el material que escribí, y que está publicado en mi sitio Web: http://www.las21tesisdetito.com, y también en mi libro pdf Las 21 tesis de la verdadera doctrina cristiana, el cual puede descargar gratis desde mi sitio Web.

Si usted Julio Rivas se atreve, respondame al siguiente correo: las21tesis@gmail.com

Tito Martínez