¿JESUCRISTO ES DIOS?

Tomado del libro EL CATECISMO DE LOS SANTOS DE DIOS

29- ¿Jesucristo es Dios?, ¡sí!. Jesucristo es Dios, es decir, un ser poderoso, peroJesús no es el Dios supremo, el Padre, porque Jesús dijo que el Padre es su Dios(Jn.20:17, Ap.3:12). Jesús tiene a un Dios sobre él, que es el Padre, él es la cabeza o jefe de Cristo (1Co.11:3). Por lo tanto, el Padre es el Dios supremo, y Jesús es el segundo Dios, y ambos dioses, el Padre y el Hijo, son uno (Jn.10:30).

30- ¿Qué quiso decir Jesús cuando afirmó que él y el Padre son uno? Jesús se estaba refiriendo a una unidad de mente y de parecer (1Co.1:10), ambos dioses, el Padre y el Hijo, piensan igual y tienen un mismo propósito, y por tanto, forman una unidad familiar. De la misma manera Jesús oró al Padre para que todos sus discípulos seamos uno, como él y el Padre son uno (Jn.17:11, 21-22). El ser uno con el Padre de ninguna manera significa ser un solo Dios, sino unafamilia de dioses, unidos todos en una mente y un mismo parecer.

31- ¿Jesucristo ha de ser adorado?. ¡No!. El propio Jesús enseñó que solo hemos de adorar al Padre celestial, en espíritu y en verdad, amándole a él con todo nuestro corazón, con toda nuestra alma, y con toda nuestra mente (Jn.4:23-24, Mt.22:36-38). Este es el primer mandamiento de Dios, el más importante. Jesús jamás se incluyó en ese tipo de adoración y de amor supremo y exclusivo al Padre celestial. Los que adoran a Jesús son por tanto idólatras, pues la idolatría es adorar a alguien que no sea el Dios Padre. Los que adoran a Jesús tampoco son verdaderos cristianos, pues ellos no siguen la enseñanza de Jesús ni obedecen a Jesús.

32- ¿Por qué dice la Biblia que algunas personas adoraron a Jesús?. Hay siete pasajes en el Nuevo Testamento donde algunas versiones biblicas dicen que adoraron a Jesús, los pasajes son estos: Mt.2:11, 14:33, 28:9, 17, Lc.24:52, Jn.9:38,  Heb.1:6. Cada uno de esos pasajes ha sido falsificado y mal traducido en muchas versiones bíblicas. Ninguna de esas personas adoró a Jesús, sino que se postraron para darle reverencia, como señal de respeto y sumisión. Los apóstoles no iban a ser tan idiotas de adorar a Jesús cuando ellos sabían muy bien que Jesús enseñó que solo hemos de adorar al Padre. La palabra griega que en esos pasajes ha sido traducida por “adorar” es proskuneo, y dicha palabra significa postrarse con reverencia, y también se puede traducir por “adorar”, pero cuando se refiere al Dios Padre. Cuando dicha palabra griega se aplica a Jesús y al resto de seres humanos, se ha de traducir siempre por “postrarse con reverencia”, tal como sucede en Apocalipsis 3:9, donde Jesús dijo que la sinagoga de Satanás se postrarán (proskuneo) ante sus discípulos. Los traductores trinitarios falsificaron esos siete pasajes y los tradujeron por “adorar”, porque en la falsa teología trinitaria se enseña que Jesús ha de ser adorado como se adora al Dios Padre.

Recordemos que Jesús jamás dijo que le adoremos, sino que le sigamos y le obedezcamos (Mt.7:22-27).

Para una información más extensa, leer este estudio mío:http://www.las21tesisdetito.com/adorad_al_padre.htm

33- ¿Jesús es el Creador del Universo?. ¡No!. Jesús es el medio que el Padre utilizó para crear el Universo (Jn.1:3, 10, 1Co.8:6, Co.1:16-17, Heb.1:1-2). Fue solamente el Dios Padre quien decidió crear todas las cosas, y luego el Padre le propuso a Jesús crear al hombre a la imagen y semejanza de ellos (Gen.1:26-27). Jesús sencillamente colaboró con el Padre en la creación del Universo, él fue el creador secundario o menor, pero el Creador supremo es solamente el Padre celestial, por eso es que solo el Padre ha de ser adorado, porque todas las cosas proceden del Dios Padre, y por su voluntad existen (1Co.8:6, Ap.4:10-11).

34- ¿Jesucristo es el Verbo divino encarnado?. ¡Sí!. Jesús es el Verbo de Dios (Jn.1:1, Ap.19:13). Este Dios estaba con el Dios Padre en el principio, antes de que todo fuera creado (Jn.17:5), y este Verbo es Dios, es decir, es un ser poderoso, pues la palabra “Dios” (elohim) significa simplemente “poderoso”.

El Verbo estaba con el Dios, el Padre, y el verbo era Dios.

En Juan 1:1 se mencionan de forma clara los dos dioses: el Padre y el Hijo. El Padre es el Dios supremo, el Dios (ho Theos, con el artículo), y el Verbo es Dios (Theos, sin el artículo). El pasaje de Juan 1:1, traducido literalmente del griego, lo dice así: “En el principio era el Verbo, y el Verbo estaba con EL Dios, y el Verbo era Dios”. Las traducciones falsas eliminaron el artículo “él”, para hacer creer la mentira de que el pasaje menciona a un solo Dios, sin embargo, el texto menciona claramente a los dos dioses, el Padre y el Hijo.

Cuando llegó el momento este Verbo divino se hizo carne, hombre, y habitó entre nosotros (Jn.1:14).

Fue Jesucristo, el Verbo divino, quien vino en carne, y quien no confiesa esto, entonces tiene la doctrina del anticristo (1Jn.4:2-3,  2 Jn.1.7).

Fue este IEVE menor, el Hijo, quien vino a la tierra como hombre, tal como predijo el profeta Isaías:

Isa 35:4  Decid a los de corazón apocado:  Esforzaos,  no temáis;  he aquí quevuestro Dios viene con retribución,  con pago;  Dios mismo vendrá,  y os salvará.

Isa 35:5  Entonces los ojos de los ciegos serán abiertos,  y los oídos de los sordos se abrirán.

Isa 35:6  Entonces el cojo saltará como un ciervo,  y cantará la lengua del mudo;  porque aguas serán cavadas en el desierto,  y torrentes en la soledad.

Esa profecía dice que Dios mismo vendrá con retribución, para pagar a cada uno según sus obras, pero quien hará esto es solo Jesucristo cuando regrese del cielo con todos sus ángeles:

2Ts 1:7  y a vosotros que sois atribulados,  daros reposo con nosotros,  cuando se manifieste el Señor Jesús desde el cielo con los ángeles de su poder,

2Ts 1:8  en llama de fuego,  para dar retribución a los que no conocieron a Dios,  ni obedecen al evangelio de nuestro Señor Jesucristo;

Apo 22:12  He aquí yo vengo rápido,  y mi galardón conmigo,  para recompensar a cada uno según sea su obra.

Esto demuestra de forma irrefutable que el Dios mencionado en Isaías 35:4 se refiere solo a Jesucristo, cuando regrese del cielo a reinar. Entonces todos los enfermos y lisiados serán sanados, algo que el propio Jesús también hizo cuando vivió en la tierra (Mt.11:3-5). Todo esto demuestra de forma irrefutable que hay dos dioses llamados IEVE, el Padre y el Hijo, sin embargo, el Padre es el Dios supremo, el IEVE mayor, y el Hijo es el IEVE menor que vendrá físicamente a la tierra con retribulación, y para pagar a cada uno según sus obras.

Jesucristo, cuando regrese del cielo a reinar. Entonces todos los enfermos y lisiados serán sanados, algo que el propio Jesús también hizo cuando vivió en la tierra (Mt.11:3-5). Todo esto demuestra de forma irrefutable que hay dos dioses llamados IEVE, el Padre y el Hijo, sin embargo, el Padre es el Dios supremo, el IEVE mayor, y el Hijo es el IEVE menor que vendrá físicamente a la tierra con retribución, y para pagar a cada uno según sus obras.

Tito Martínez