¿COMO DIOS CREO ADÁN Y EVA?

PROLOGO

adan-eva-20150730172511

Entre los que creemos en la Biblia hay una división de opinión en cuanto a la creación de Adán y Eva.

A lo largo de los siglos las iglesias han enseñado que Adán y Eva fueron creados por Dios en un estado de inmortalidad, de vida eterna. Sin embargo, otros que también dicen creer en la Biblia enseñan todo lo contrario, según ellos, Adán y Eva fueron creados mortales. Ambas enseñanzas son falsas y diabólicas en extremo, como vamos a ver a lo largo de este estudio bíblico.

Sin embargo, existe otra enseñanza, creída por una minoría de cristianos bíblicos, que consiste en enseñar que Adán y Eva, cuando fueron creados, y antes de que pecaran, fueron creados en un tercer estado, que algunos llamamos “estado neutro”, y que también se puede denominar con diferentes nombres, como “estado de inocencia”, “estado de prueba”, “estado de perfección biológica no garantizada”, etc. Es decir, según esta doctrina, Adán y Eva NO fueron creados inmortales, ni tampoco mortales, sino en ese tercer estado de inocencia que enseña el Génesis, como veremos seguidamente. Quien esto escribe, Tito Martínez, soy uno de los que creemos que Adán y Eva fueron creados en ese tercer estado, pero luego se convirtieron en seres mortales cuando pecaron.

Vamos a irnos al Génesis para ver como fue la creación de Adán.

1- El Dios supremo, el Padre, decidió crear al ser humano. Él habló con su Hijo Jesucristo y le dijo: “hagamos al hombre a NUESTRA IMAGEN, CONFORME A NUESTRA SEMEJANZA” (Gen.1:26).

Observe que era un Dios hablando a otro Dios. Fue el Padre celestial quien decidió crear al hombre, porque de él proceden todas las cosas, y por su voluntad existen y fueron creadas (1Co.8:6, Ap.4:11). Sin embargo, el Padre creó todas las cosas por medio de Jesús (Jn.1:3, 10, 1Co.8:6, Col.1:16-17, Heb.1:1-2).

2- Seguidamente el segundo Dios, Jesucristo, bajó a la tierra, formó el cuerpo de Adán del polvo de la tierra, sopló en su nariz el aliento de vida, y Adán se convirtió en un alma viviente, en un ser viviente (Gen.2:7).

Observe que ese pasaje bíblico no dice que Adán se convirtió en un alma inmortal, ¡Dios no lo creó inmortal!, sino que dice ALMA VIVIENTE, es decir, una persona que vivía, que respiraba y que se movía. El Génesis también llama “almas vivientes” a los animales (Gen.1:20-21). Y el apóstol Pablo también dijo que Adán fue hecho alma viviente (1Co.15:45). Por desgracia, muchos ignorantes bíblicos confunden “alma viviente” con “inmortalidad”. En ninguna parte del Génesis se dice que Adán fuera creado inmortal.La inmortalidad es un regalo o recompensa de Dios que él les habría dado SI HUBIERAN OBEDECIDO EL MANDAMIENTO QUE ÉL LES DIO, pero esto lo veremos después.

3- Las iglesias en general, a lo largo de los siglos, siempre han enseñado que Dios creó inmortal a Adán, pues como el Génesis dice que fue creado a imagen y semejanza de Dios (Gen.1:26-27), entonces sacan la conclusión errónea de que Adán y Eva fueron creados inmortales. Ellos utilizan el siguiente argumento falso:

“como Dios es inmortal y eterno, entonces Dios también creó a Adán inmortal y eterno”.

Ese argumento es de lo más falso, estúpido y diabólico, y vamos a ver el por qué.

Cuando Dios el Padre dijo que haría al hombre a SU IMAGEN, CONFORME A SU SEMEJANZA, esto de ninguna manera significa que Adán y Eva fueran creados inmortales. La expresión “imagen y semejanza” en el Génesis significa PARECIDO FÍSICO, siempre se refiere a algo físico, material, visible, y nunca a algo espiritual. Por ejemplo, en Génesis 5:3 leemos que Adán engendró a su hijo Set  A SU IMAGEN, CONFORME A SU SEMEJANZA, indicando así que Set era parecido FÍSICAMENTE a su padre Adán. De igual manera, Adán era parecido físicamente al Dios Padre, y también a Jesucristo. ¡¡La expresión es exactamente la misma en ambos pasajes del Génesis!!. Una imagen no es algo invisible y espiritual, sino algo totalmente físico, visible. Por lo tanto, esto demuestra de forma irrefutable que Adán tenía un parecido o semejanza FÍSICA, VISIBLE Y PALPABLE al Dios Padre que lo creó por medio de Jesús. Por lo tanto, esto de ninguna manera significa un parecido “espiritual”, ni tiene que ver nada con la inmortalidad o vida eterna.

2. LA MUERTE VINO AL MUNDO POR EL PECADO DE ADÁN

4- A continuación Dios plantó un huerto en el Edén y puso allí al hombre que había formado (Gen.2:8).

5- Seguidamente Dios hizo nacer de la tierra toda clase de árboles bellísimos, que daban unas frutas riquísimas. Había también dos árboles muy especiales en dicho huerto: el árbol de la vida, y el árbol del conocimiento del bien y del mal (Gen.2:9).

6- Luego Dios le dio a Adán el siguiente mandamiento:

“Y IEVE Dios dio al hombre este mandato: De todo árbol del huerto podrás comer; mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás. (Gen.2:16-17).

Observe bien ese pasaje. Dios le dijo a Adán “PODRÁS comer de todo árbol del huerto”. La palabra “podrás” está en tiempo futuro, es decir, Adán podría comer en el futuro de todos los frutos de esos árboles, incluido el árbol de la vida, ¡¡y ese árbol otorgaba la inmortalidad!!. Ahora bien, él podría comer en el futuro de ese árbol de la vida A CONDICIÓN DE QUE ÉL OBEDECIERA EL MANDAMIENTO DE DIOS, el de no comer del árbol de la ciencia del bien y del mal.

Dios sencillamente lo que hizo es ponerle a PRUEBA, ¡¡la inmortalidad o vida eterna (que es lo mismo) es un REGALO de Dios, pero al mismo tiempo es un PREMIO que él da solamente a aquellos que le OBEDECEN, sin obediencia a Dios es imposible recibir la vida eterna, vamos a leerlo:

“Y IEVE Dios dio al hombre este mandato: De todo árbol del huerto podrás comer; mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás. (Gen.2:16-17).

Observe bien ese pasaje. Dios le dijo a Adán “PODRÁS comer de todo árbol del huerto”. La palabra “podrás” está en tiempo futuro, es decir, Adán podría comer en el futuro de todos los frutos de esos árboles, incluido el árbol de la vida, ¡¡y ese árbol otorgaba la inmortalidad!!. Ahora bien, él podría comer en el futuro de ese árbol de la vida A CONDICIÓN DE QUE ÉL OBEDECIERA EL MANDAMIENTO DE DIOS, el de no comer del árbol de la ciencia del bien y del mal.

Dios sencillamente lo que hizo es ponerle a PRUEBA, ¡¡la inmortalidad o vida eterna (que es lo mismo) es un REGALO de Dios, pero al mismo tiempo es un PREMIO que él da solamente a aquellos que le OBEDECEN, sin obediencia a Dios es imposible recibir la vida eterna, vamos a leerlo:

“Y nosotros somos testigos suyos de estas cosas, y también el Espíritu Santo, el cual ha dado Dios a los que le obedecen. (Hch.5:32).

“y habiendo sido perfeccionado, vino a ser autor de eterna salvación para todos los que le obedecen (Heb.5:9).

Sin obediencia a Dios es imposible recibir el espíritu de Dios y la salvación, es decir, la inmortalidad, la vida eterna.

Eso es precisamente lo que Dios hizo con Adán, él le puso una prueba de OBEDIENCIA.

El mandamiento que Dios le dio era que no comiera del árbol del conocimiento del bien y del mal, pues el día que lo hiciera, moriría, es decir, comenzaría el proceso de la muerte, y que al final le llevaría al polvo de la tierra.

Observe que la naturaleza mortal de Adán le vino por pecar, ¡¡no cuando fue creado por Dios!!. Aquellos que enseñan que Dios lo creó mortal sencillamente están mintiendo de la forma más diabólica y descarada, y lo que es peor, están llamando a Dios embustero, pues fue el propio Dios quien le aseguró a Adán que el día que él comiera del árbol prohibido, entonces moriría, es decir, en ese momento comenzaría el proceso lento del envejecimiento que acabaría en la muerte. Satanás sencillamente ha engañado, cegado y atrofiado la mente de todos esos falsos cristianos que dicen que Dios lo creó mortal a Adán.

Fíjese bien, si Adán hubiera obedecido ese mandamiento de prueba que Dios le dio, ¡entonces Dios le hubiera premiado con el regalo de la INMORTALIDAD, es decir, le hubiera dado la vida eterna al comer del árbol de la vida. Esto es crucial que lo entienda, el árbol de la vida que otorgaba la inmortalidad era simplemente el PREMIO que Dios le tenía reservado a Adán a condición de que él hubiera obedecido ese mandamiento que Dios le dio. Este mismísimo árbol de la vida es mencionado también en el libro del Apocalipsis. Ahí Jesús dijo bien claro que al cristiano VENCEDOR le dará que coma del árbol de la vida (Ap.2:7), es decir, solo al vencedor le dará la vida eterna, la inmortalidad, comiendo de ese árbol de la vida que actualmente se encuentra en la Nueva Jerusalén celestial, no en la tierra (Ap.22:2, 14). Observe que el Apocalipsis dice bien claro que solo los que laven sus ropas tendrán derecho a comer del árbol de la vida, que da la inmortalidad. Ese lavado de ropas significa estar limpios por la sangre de Cristo.

Por lo tanto, lo que enseña bien claro Jesús en ese pasaje del Apocalipsis es que el cristiano primero ha de pasar la prueba y vencer para poder comer después del árbol de la vida que les otorgará la inmortalidad. Más adelante explicaré que es eso de ser un cristiano vencedor, lo que quiero que entienda el lector ahora simplemente es que el árbol de la vida es solo un regalo o premioque Dios da a aquellos que le obedecen y por tanto pasan la prueba. Por lo tanto, esto significa que ADÁN NO COMÍA DEL ÁRBOL DE LA VIDA, jamás comió de dicho árbol de la vida en el jardín del Edén, él nunca fue inmortal, por la sencilla razón de que él no pasó la prueba de obediencia a Dios, sino que pecó, y por tanto, lo que recibió es la muerte, en lugar de recibir la recompensa de la vida eterna o inmortalidad. Enseñar que Dios lo creó mortal antes de que pecara es una doctrina tan falsa, estúpida, diabólica y demencial, que solo una persona con la mente cegada y atrofiada por Satanás la puede enseñar.

Adán jamás llegó a ser inmortal, repito, porque él nunca comió del árbol de la vida, ya que si él hubiera comido en el jardín del Edén de ese árbol de la vida, entonces él jamás habría muerto. El simple hecho de que él murió a la edad de 930 años es la prueba irrefutable de que él jamás comió del árbol de la vida. (Gen.5:5).

Los herejes cegados por el diablo que enseñan que Adán fue creado mortal sencillamente mienten descaradamente y lo que es peor, están llamando a Dios mentiroso. Adán jamás fue creado mortal por la sencilla razón de que él comenzó a morir CUANDO PECÓ(Gen.2:17), antes de pecar él no era, por tanto, mortal, ¡¡pero tampoco era inmortal, pues él nunca comió del árbol de la vida!!

La Biblia dice bien claro que la muerte entró en el mundo por el pecado de Adán:

“Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron” (Ro.5:12).

Antes de que Adán pecara, no existía, por lo tanto, la muerte en el mundo. La muerte comenzó a existir en el momento que Adán y Eva desobedecieron el mandamiento que Dios les dio. Obviamente esto demuestra de forma irrefutable que Dios no lo creó mortal a Adán, pues si aún él no había pecado, ¿como iba a ser mortal?. Los que enseñan que Adán fue creado en un estado mortal o corruptible sencillamente están mal de la cabeza, son embusteros, y además blasfeman terriblemente contra Dios acusándole falsamente de ser un embustero, pues Dios le dijo bien claro a Adán que MORIRÍA si pecaba, ¡¡lo cual significa que antes de pecar Adán él no era mortal!!

3. DE TODO ÁRBOL DEL HUERTO PODRÁS COMER

Muchos creen que Adán sí que comía del fruto del árbol de la vida, porque como Dios le dijo que de TODO árbol del huerto podría comer, entonces ellos sacan la conclusión falsa y ridícula de que él también comió del árbol de la vida. Sin embargo, ese argumento es tan falso y estúpido, que se cae por su propio peso. En primer lugar el Génesis jamás dice que Adán comía del árbol de la vida, y en segundo lugar, suponiendo que él hubiera comido del árbol de la vida, ¡¡ENTONCES JAMÁS HABRÍA MUERTO!!, pues habría adquirido automáticamente la inmortalidad. El hecho de que Adán murió significa de forma irrefutable que Adán jamás comió del árbol de la vida.

El árbol de la vida era el premio o recompensa que Dios le tenía reservado si él hubiera obedecido al mandamiento de Dios, y como premio a su obediencia, entonces Dios le habría llevado donde estaba ese árbol, y le hubiera permitido comer de él para adquirir la vida eterna o inmortalidad. Es así de sencillo.

Pondré un sencillo ejemplo para que esto se entienda perfectamente: Si yo le digo a mi hijo pequeño: “no comas ese dulce, pues te matará si lo comes”, y entonces el niño me desobedece y lo come, y como resultado de esa desobediencia el niño se enferma gravemente. Si el niño me hubiera obedecido a lo que le mandé, entonces no habría enfermado, y además yo le hubiera premiado o recompensado por obedecerme, con un gran regalo que tenía guardado, reservado, pero obviamente yo ya no le doy al niño ese regalo, por haberme desobedecido. Lo mismo pasó en el jardín del Edén. Dios le dio un mandamiento a Adán, el de no comer del árbol de la ciencia del bien y del mal, y el día que de él comiera, con toda seguridad moriría, es decir, se convertiría en un alma mortal, pero él desobedeció y entonces se convirtió en un hombre mortal, y el regalo que Dios le tenía reservado, el árbol de la vida, le fue negado, y de esta manera jamás llegó a ser inmortal, sino mortal, infeliz, y además expulsado del jardín del Edén, junto con su esposa Eva.

4. ¿EN QUÉ ESTADO CREÓ ENTONCES DIOS A ADÁN?

Ahora viene la pregunta clave: como ya he demostrado, si Dios no creó a Adán mortal, y tampoco lo creó inmortal, ¿en qué estado lo creó entonces?

La respuesta es bien sencilla: los creó en un estado DE INOCENCIA, otros los llaman “estado neutro”, otros lo llaman estado de “perfección biológica no garantizada”, otros “estado de prueba”, otros “estado perfecto provisional”, etc. Se pueden dar muchos nombres a ese estado en el que fueron creados, lo importante es observar que Dios creó a Adán en un TERCER estado, que ni era mortal, ni inmortal, esta es la clara enseñanza del Génesis. Esto es algo que a lo largo de los siglos NO LO HAN ENTENDIDO BIEN EN EL SISTEMA IGLESIERO APOSTATA, EL SIA, pero ahora es dado a conocer por medio de los santos de Dios.

Muchos enemigos de esta verdad biblica siempre salen con el argumento estúpido y falso de que como en la Biblia no aparece escrita esa expresión de “estado neutro”, entonces dicen que es falsa esta enseñanza. Ese argumento falso y satánico se refuta de la forma más sencilla: en la Biblia no aparecen cientos de palabras que enseñan cosas verdaderas, por ejemplo, en la Biblia jamás aparece la frase “reino teocrático”, y sin embargo, la enseñanza es biblica, pues significa el gobierno de Dios. En la Biblia tampoco aparece la palabra “henoteismo”, y sin embargo, su enseñanza es totalmente biblica, significa que hay un Dios supremo, el Padre, el Creador de todas las cosas, y además existen muchos más dioses inferiores al Padre, y que son los hijos de Dios (Sal.82:1, 6, etc.). Por lo tanto, enseñar que una doctrina es falsa porque esa palabra no aparece en la Biblia es un argumento estúpido, diabólico e infantil, inventado por fanáticos descerebrados.

Adán y Eva fueron creados en ese estado de inocencia, o de “perfección biológica no garantizada”, es decir, en un estado que NI ERAN MORTALES, NI ERAN INMORTALES.

Como ya he demostrado, la inmortalidad era un premio que Dios les daría si ellos OBEDECIAN el mandamiento que él les dio.Sin embargo, Adán y Eva no pasaron la prueba que Dios les dio, sino que le desobedecieron y comieron del fruto del árbol de la ciencia del bien y del mal.

5. ¿EN QUÉ ESTADO CREÓ ENTONCES DIOS A ADÁN?

Ahora viene la pregunta clave: como ya he demostrado, si Dios no creó a Adán mortal, y tampoco lo creó inmortal, ¿en qué estado lo creó entonces?

La respuesta es bien sencilla: los creó en un estado DE INOCENCIA, otros los llaman “estado neutro”, otros lo llaman estado de “perfección biológica no garantizada”, otros “estado de prueba”, otros “estado perfecto provisional”, etc. Se pueden dar muchos nombres a ese estado en el que fueron creados, lo importante es observar que Dios creó a Adán en un TERCER estado, que ni era mortal, ni inmortal, esta es la clara enseñanza del Génesis. Esto es algo que a lo largo de los siglos NO LO HAN ENTENDIDO BIEN EN EL SISTEMA IGLESIERO APOSTATA, EL SIA, pero ahora es dado a conocer por medio de los santos de Dios.

Muchos enemigos de esta verdad biblica siempre salen con el argumento estúpido y falso de que como en la Biblia no aparece escrita esa expresión de “estado neutro”, entonces dicen que es falsa esta enseñanza. Ese argumento falso y satánico se refuta de la forma más sencilla: en la Biblia no aparecen cientos de palabras que enseñan cosas verdaderas, por ejemplo, en la Biblia jamás aparece la frase “reino teocrático”, y sin embargo, la enseñanza es biblica, pues significa el gobierno de Dios. En la Biblia tampoco aparece la palabra “henoteismo”, y sin embargo, su enseñanza es totalmente biblica, significa que hay un Dios supremo, el Padre, el Creador de todas las cosas, y además existen muchos más dioses inferiores al Padre, y que son los hijos de Dios (Sal.82:1, 6, etc.). Por lo tanto, enseñar que una doctrina es falsa porque esa palabra no aparece en la Biblia es un argumento estúpido, diabólico e infantil, inventado por fanáticos descerebrados.

Adán y Eva fueron creados en ese estado de inocencia, o de “perfección biológica no garantizada”, es decir, en un estado que NI ERAN MORTALES, NI ERAN INMORTALES.

Como ya he demostrado, la inmortalidad era un premio que Dios les daría si ellos OBEDECIAN el mandamiento que él les dio.Sin embargo, Adán y Eva no pasaron la prueba que Dios les dio, sino que le desobedecieron y comieron del fruto del árbol de la ciencia del bien y del mal.

La primera en desobedecer a Dios fue Eva, comiendo del árbol prohibido. Observe como Dios utilizó a Satanás para probar a Adán y Eva. Satanás es sencillamente una herramienta en las manos de Dios para probar la fidelidad del ser humano a Dios. Eva habló con Satanás, se dejó seducir por los encantos de la serpiente, el diablo, y comió de ese fruto prohibido por Dios, desobedeciendo así al mandamiento de Dios.

Seguidamente Adán se dejó engañar por Eva y comió también de ese fruto (Gen.3:6).

Es a partir de entonces cuando la muerte entró en el mundo. El proceso de la muerte comenzó a afectar lentamente a los cuerpos de Adán y Eva, y a la edad de 930 años Adán murió y volvió al polvo de la tierra, tal como Dios le dijo (Gen.3:19, 5:5).

Observe lo que dice ahora este pasaje del Génesis:

Y dijo IEVE Dios: He aquí el hombre es como uno de nosotros, sabiendo el bien y el mal; ahora, pues, que no alargue su mano, y tome también del árbol de la vida, y coma, y viva para siempre.

Y lo sacó IEVE del huerto del Edén, para que labrase la tierra de que fue tomado.

Echó, pues, fuera al hombre, y puso al oriente del huerto de Edén querubines, y una espada encendida que se revolvía por todos lados, para guardar el camino del árbol de la vida. (Gen.3:22-24).

Fíjese bien. Cuando Adán pecó se hizo semejante a los dos dioses, el Padre y el Hijo, pero en el sentido de que llegó a conocer el bien y el mal. ¡¡NO EN EL SENTIDO DE INMORTALIDAD!! Adán no era inmortal, porque sencillamente jamás comió del árbol de la vida, al contrario, ¡¡Dios les prohibió el acceso al árbol de la vida después de pecar, para que no comieran de él y vivieran para siempre!!.

El hecho de que Adán murió significa que él jamás fue inmortal. Si Adán hubiera sido creado inmortal, es decir, sin poder morir, ¿para qué era necesario que comiera del árbol de la vida (que otorgaba la inmortalidad), si él ya era inmortal?. Era solamente el fruto del árbol de la vida lo que le hubiera otorgado la inmortalidad, la vida eterna, a condición de que hubiera obedecido el mandamiento que Dios le dio.

Como Adán y Eva no pasaron la prueba de obediencia que Dios les puso, pues sencillamente Dios no les recompensó con la vida eterna, la inmortalidad, pues recuerde que la vida eterna o inmortalidad es solamente para aquellos humanos que OBEDECEN a Dios. Si usted no obedece a Dios haciendo su voluntad, usted jamás será salvo, por mucho que diga que a “aceptado a Jesús”, o por mucho que lea la Biblia, ya que Dios es el autor de la eterna salvación solamente para aquellos que LE OBEDECEN (Heb.5:9).

Adán y Eva, como desobedecieron a Dios, entonces jamás recibieron el premio o recompensa de comer del árbol de la vida que les habría otorgado automáticamente la inmortalidad, lo que vino sobre ellos es el sufrimiento y la muerte a causa del pecado de ellos, y esa muerte (no el pecado de Adán y Eva) pasó a todos los seres humanos que descendemos de ellos, pues todos hemos pecado (Ro.5:12).

Observe como Dios les cortó el acceso al árbol de la vida, para que ellos no comieran de su fruto y recibieran la inmortalidad.

Si Adán y Eva, después de pecar, hubieran comido del árbol de la vida, ¡jamás habrían muerto!, sino que habrían recibido la inmortalidad automáticamente, ¡pero hubieran vivido en un sufrimiento sin fin!, es decir, habrían vivido en la tierra para siempre, siendo inmortales, pero sufriendo para siempre a causa del pecado. ¡¡Por eso es que Dios les cortó el acceso al árbol de la vida!!, fue por pura MISERICORDIA. Dios no quería que ellos vivieran para siempre en ese estado de pecado y sufrimiento sin fin, por eso es que puso dos querubines con rayos que impedían el acceso al árbol de la vida. Y este fue el inicio del sufrimiento de la humanidad. A partir de entonces la maldición causada por el pecado de ellos cayó sobre el mundo, y comenzó a reinar la muerte sobre Adán y sus descendientes, hasta nuestros días.

Por consiguiente, ha quedado perfectamente demostrado con la Biblia la existencia de un tercer estado en la naturaleza humana, llamado “estado de inocencia” o “estado neutro”, o “estado de perfección biológica no garantizada”, o como usted lo quiera llamar. Ese fue el estado en el cual Adán y Eva fueron creados por Dios. Ellos no fueron creados mortales, ni tampoco inmortales, sino en eseestado provisional de inocencia y prueba. La inmortalidad la pudieron haber recibido si hubieran obedecido el mandamiento de Dios, es decir, si hubieran vencido pasando la prueba que Dios les puso, y entonces habrían comido del árbol de la vida el cual les habría otorgado esa vida eterna. Pero como ellos desobedecieron ese mandamiento de Dios, entonces murieron, y esa muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos hemos pecado.

Los que enseñan que Dios los creó inmortales mienten. Y los que enseñan que los creó mortales, también mienten. Ambas doctrinas son diabólicas, perversas y falsas, y ya es hora de dar a conocer la verdad sobre este tema tan importante que ha confundido a millones de personas a lo largo de los siglos. Cuando estudiamos con cuidado las Escrituras, todo se aclara, pero cuando las leemos de forma superficial, y nos dejamos guiar por argumentos falsos y estúpidos enseñados por apostatas de la fe, entonces caeremos en la mentira, en la arrogancia, en la estupidez y en la total apostasía, como por desgracia ha ocurrido a algunos que se hacían pasar por cristianos, pero que se apartaron de la verdadera doctrina para enseñar la mentira, lo cual ya profetizó el apóstol Pablo:

“Pero el espíritu dice claramente que en los últimos tiempos algunos se pondrán en contra de la verdadera doctrina, escuchando a espíritus impostores y engañadores que enseñarán doctrinas de demonios (1Tm.4:1. El Nuevo Testamento de los santos de Dios).

6. EL ÁRBOL DE LA VIDA EN EL APOCALIPSIS

Es muy importante e interesante saber que el árbol de la vida se menciona en el primero y en el último libro de la Biblia. Se trata obviamente del mismo árbol, que tiene la maravillosa peculiaridad de otorgar automáticamente la inmortalidad o vida eterna a todo aquel que coma de su fruto.

Vamos a ver lo que dice el Apocalipsis sobre este árbol de la vida:

“El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las congregaciones. Al que venciere, le daré a comer del árbol de la vida, el cual está en medio del paraíso de Dios.” (Ap.2:7).

En medio de la calle de la ciudad, y a uno y otro lado del río, estaba el árbol de la vida, que produce doce frutos, dando cada mes su fruto; y las hojas del árbol eran para la sanidad de las naciones.” (Ap.22:2)

“Bienaventurados los que guardan sus mandamientos, para tener derecho al árbol de la vida, y para entrar por las puertas en la ciudad.” (Ap.22:14).

Analicemos con cuidado esos tres pasajes del Apocalipsis:

a) En el primer pasaje Jesús dice que al que VENCIERE él le dará a comer del árbol de la vida, el cual se encuentra en el paraíso de Dios, es decir, en la Nueva Jerusalén celestial.

¿Qué significa la expresión “al que venciere”?.

Como puede ver, Jesús está dando esas palabras a su iglesia, a su congregación. El propio Apocalipsis dice muy clarito qué significa eso de un cristiano vencedor:

“Y ellos le han vencido a Satanás por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos, y menospreciaron sus vidas hasta la muerte.” (Ap.12:11) 

Ahí lo tiene, un cristiano verdadero vencedor es el que ha vencido a Satanás por medio de la sangre de Cristo, es decir, que cree que el sacrificio de Cristo le perdona todos sus pecados.

Le han vencido a Satanás también por la palabra del testimonio de ellos, es decir, por medio del libro del Apocalipsis, el cual es el testimonio de Jesucristo (Ap.22:16, 20).

Y también ellos han vencido a Satanás al menospreciar sus vidas hasta la muerte, es decir, dando sus propias vidas defendiendo la verdadera doctrina de Cristo y de sus apóstoles.

Observe como Jesús dijo que estos cristianos vencedores tendrán el privilegio de comer del árbol de la vida, es decir, ¡¡de recibir la vida eterna, la inmortalidad!!.

¿Se da cuenta?, EL ÁRBOL DE LA VIDA ES EL PREMIO QUE DIOS DA ÚNICAMENTE A SUS HIJOS QUE PASAN LA PRUEBA Y QUE OBEDECEN SUS MANDAMIENTOS.

Esa doctrina de que Adán ya comía del árbol de la vida sin que primero hubiera pasado la prueba que Dios le puso es una doctrina tan diabólica, falsa y perversa, que va a llevar a todos aquellos que la enseñan a la condenación. ¡¡Esa doctrina afecta la salvación eterna!!, pues realmente lo que están enseñando los herejes que la enseñan es que no hace falta obedecer a Dios para poder recibir la salvación o vida eterna. Sin embargo, la Escritura es bien clara cuando dice que Dios salvará solamente a aquellos que leobedecen, por eso es que Jesús dijo que no todo aquél que le llame Señor Señor entrará en el reino de los cielos, SINO EL QUE HACE LA VOLUNTAD DE DIOS, o dicho en otras palabras, el que hace lo que Dios manda (Mt.7:21).

Satanás ha engañado a millones de falsos cristianos, haciéndoles creer en la patraña de que si ellos creen que Jesús es su Salvador, entonces ya creyendo eso se salvarán, pero Jesús enseño algo muy diferente, él dijo que para ser salvos, para alcanzar la vida eterna, hay que OBEDECER AL DIOS PADRE. Adán jamás obedeció el mandamiento que Dios le dio, por lo tanto, él jamás recibió el premio de la vida eterna, sino que se convirtió en un alma MORTAL.

Si usted hace la voluntad de Dios, lo que Dios desea, entonces será un vencedor, sus pecados habrán sido perdonados por Dios, creerá en el testimonio de Jesucristo, el cual es el libro del Apocalipsis, y usted menospreciará su propia vida hasta la muerte por la defensa de esta verdadera doctrina, la cual los hijos de Satanás rechazan y pervierten. Y cuando Jesús venga en gloria a reinar, entonces él le llevará al árbol de la vida para que coma de su fruto por haberle obedecido y recibirá el premio de la inmortalidad, la gloriosa vida eterna en el mundo celestial.

b) El segundo pasaje del Apocalipsis que menciona el árbol de la vida enseña que este maravilloso árbol se encuentra ahora en la nueva Jerusalén celestial. Cuando esa ciudad de Dios descienda a la nueva tierra después del Milenio, entonces ese árbol de la vida estará también en la tierra, como lo estuvo al principio en el jardín del Edén.

El texto dice bien claro que no es un solo árbol de la vida, sino muchos, porque dice que este árbol estará a uno y otro lado del río de vida, es decir, a todo lo largo del río de la vida, a uno y otro lado del río, crecerá el árbol de la vida. Obviamente en el jardín del Edén solo Dios puso un árbol de la vida, con uno era suficiente. Sin embargo, en la Nueva Jerusalén celestial, cuando descienda a la nueva tierra, habrá muchos árboles de la vida creciendo a uno y otro lado del río de la vida.

El pasaje dice que este árbol producirá doce frutos, dando cada mes su fruto, y las hojas de ese árbol servirán para la sanidad de las gentes, de las naciones. Comer cualquiera de esos doce frutos otorgará automáticamente la inmortalidad, la vida eterna, y las hojas de ese árbol servirán para curar  las gentes, por ejemplo, podrán curar a los seres humanos que vivan en la tierra si ellos tienen un accidente y sus cuerpos son dañados, e igualmente esas hojas podrán curar a gentes que vivan en otros planetas del Universo. Observe que el pasaje está hablando de las NACIONES, es decir, personas de carne y hueso que vivirán en la tierra, no se está refiriendo a la congregación de Cristo, los cuales tendrán cuerpos resplandecientes y vivirán en la Nueva Jerusalén celestial. Esas hojas servirán para curar a esas naciones.

c) El tercer pasaje que menciona el árbol de la vida dice que los que comerán del árbol de la vida son los que GUARDAN LOS MANDAMIENTOS DE DIOS, es decir, los que obedecen a Dios. Otros manuscritos griegos dicen “los que lavan sus ropas”. Las dos versiones son correctas.

Ponga atención: este pasaje lo que dice bien clarito es que solo tendrán derecho a comer del árbol de la vida, y a recibir por tanto la inmortalidad o vida eterna, aquellos que han sido lavados de sus pecados por la sangre de Cristo y que guardan los mandamientos de Dios (comparar con Apocalipsis 12:17). Por consiguiente, esta es la prueba irrefutable de que EL ÁRBOL DE LA VIDA ES EL PREMIO O RECOMPENSA QUE DIOS DA A LOS QUE SE LO MERECEN, A LOS QUE LE OBEDECEN. Lo cual demuestra que Adán jamás comió del árbol de la vida, porque él nunca recibió la inmortalidad. Dios le puso a prueba, Adán y Eva desobedecieron a Dios, y por lo tanto, se convirtieron en seres mortales. Enseñar que Dios ya le creó mortal es, por tanto, una monstruosidad, una burda doctrina de demonios enseñada por los apostatas de la fe.

Adán y Eva tampoco comían jamás del árbol de la vida en el Edén, por la sencilla razón de que antes de comer de ese árbolTENDRÍAN QUE HABER PASADO PRIMERO LA PRUEBA QUE DIOS LES PUSO, es decir, tendrían que haber obedecido al mandamiento que Dios les dio, y como ellos no lo hicieron, sino que desobedecieron, entonces perdieron el premio de comer del árbol de la vida eterna que les habría otorgado la inmortalidad y la felicidad total en el paraíso de Dios en la tierra.

7. RESPUESTA AL MENTIROSO Y BLASFEMO CHRISTOPHER LEAL

Uno de los apostatas y falsos cristianos que rechazan esta enseñanza biblica expuesta en este estudio bíblico se llama Christopher Leal, el cual ha escrito una basura diabólica y contraria a la Biblia que usted podrá leer en su blog:http://jovenbiblico.blogspot.com.es/2016/07/adan-fue-creado-mortal-inmortal-o.html

En este apartado voy a contestar a cada uno de los argumentos falsos que ese apostata e ignorante bíblico enseña en su escrito.

1- Ese apostata mentiroso comienza su basura de escrito diciendo que “él cree firmemente que Dios creó MORTAL a Adán”.

La mentira de ese apostata ya la he pulverizado totalmente en este estudio bíblico. Adán jamás fue creado mortal por la sencilla razón de que él se convirtió en un alma mortal CUANDO PECÓ, pues ya lo dijo el propio Dios: “el día que de él comieres, ciertamenteMORIRÁS” (Gen.2:17). El salario del pecado es la muerte (Ro.6:23). Dios dice que el alma que peque, esa MORIRÁ (Eze.18:4, 20). Por lo tanto, el proceso de la muerte comenzó en Adán cuando este pecó, ¡¡no cuando Dios lo creó!!, solo un vulgar hijo del diablo puede decir esa mentira espantosa de que Dios creó a Adán para morir, es decir, en un estado de muerte o corrupción. La mortalidad le vino a Adán solamente cuando él pecó, no en el momento de su creación.

Adán fue hecho del polvo de la tierra un alma viviente, un ser viviente, ¡¡pero no un alma mortal!, él se convirtió en un alma mortal solamente cuando desobedeció a Dios, tenga esto siempre presente, y no se deje engañar por estos hijos del diablo que acusan a Dios de mentiroso, y que dicen todo lo contrario de lo que dice la Biblia.

Ya con esa espantosa mentira con la que comienza su escrito ese apóstata mentiroso queda totalmente desacreditado, y todo su falso “estudio biblico” es para tirarlo directamente a la basura.

2- Este apostata dice que Adán comía del árbol de la vida, porque Dios le dijo que podría comer de TODOS los árboles del huerto. Esa mentira ya la he refutado también en este documento. Adán podría comer de todos los árboles frutales del huerto, pero del árbol de la vida comería A CONDICIÓN DE QUE ÉL OBEDECIERA EL MANDAMIENTO QUE DIOS LE DIO, es decir, a condición de que pasara la prueba que Dios le puso, la de no comer del árbol de la ciencia del bien y del mal. Ya he demostrado que comer del árbol de la vida es solamente para los vencedores, es decir, para los que obedecen a Dios. Adán y Eva no pasaron esa prueba de obediencia, de modo que jamás recibieron el premio de la vida eterna, jamás fueron inmortales, al contrario, lo que recibieron es la mortalidad.

Como ya he dicho en este documento, el árbol de la vida era el premio que Dios les tenía reservado a condición de que ellos le obedecieran. Como ellos no le obedecieron, entonces perdieron la oportunidad de comer de dicho árbol y de adquirir la inmortalidad. Es así de simple.

3- Este apostata mentiroso me acusa de que yo he dicho que el premio se refería a comer de todos los árboles del huerto. Jamás he dicho semejante idiotez. Este sujeto sencillamente me acusa en falso, me calumnia. He dicho una y otra vez, repetidamente, que el premio era solamente COMER DEL ÁRBOL DE LA VIDA, pues era solo ese árbol el que otorgaba la inmortalidad, el resto de árboles del huerto no otorgaban la inmortalidad, pero esa vida eterna la hubieran recibido solamente si ellos hubieran obedecido al mandamiento que Dios les dio, el de no comer del árbol prohibido.

4- Seguidamente este sujeto embustero, arrogante e ignorante a más no poder dice la majadería de que Adán y Eva fueron creados mortales porque ellos eran de carne y hueso (Gen.2:23).

Mira que hay que ser burro para decir semejante imbecilidad fruto de una mente enferma. Hasta un nene de 6 años derriba ese estúpido y satánico argumento. Adán y Eva por supuesto que eran de carne y hueso cuando Dios los creó, pero NO ERAN DE CARNE Y HUESO MORTALES, PUES TODAVIA NO HABÍAN PECADO. Fue el pecado lo que les acarreó la mortalidad (Gen.2:17). Antes de pecar eran de carne y hueso no corruptibles, hechos del polvo de la tierra, pero eran de una naturaleza que no morían aun, no se corrompía, porque aun no habían desobedecido a Dios. La mortalidad vino solamente cuando ellos pecaron, ¡no antes! 

5- Ese sujeto embustero afirma luego que cuando Adán y Eva pecaron sus cuerpos no sufrieron ninguna transformación, sino que siguieron siendo iguales: mortales.

El argumento es de lo más diabólico y falso. Por supuesto que la naturaleza de Adán y Eva cambió radicalmente cuando ellos pecaron.Ellos pasaron de ese estado de inocencia, estado neutro o como lo quiera llamar, a un estado de CORRUPCIÓN, pues es a partir de ese momento cuando la muerte entró en ellos, comenzando su proceso de deterioro y envejecimiento. Por lo tanto, claro que hubo un cambio en los cuerpos de ellos, sus células comenzaron a morir poco a poco a causa del pecado de ellos, porque la paga del pecado es LA MUERTE.

6- Este sujeto afirma que Adán y Eva tenían libre disposición del árbol de la vida, es decir, que según este mentiroso y analfabeto bíblico, ellos ya comían todos los días del árbol de la vida.

La mentira de este individuo es espantosa, porque en NINGUNA parte del Génesis se dice que Adán y Eva comían del árbol de la vida, eso se lo inventa él. Lo que dice el Génesis es precisamente lo contrario, que Dios les prohibió comer del árbol de la vida después de pecar (Gen.3: 22-24).

Pero no solo eso, resulta que esa doctrina de ese sujeto es de una estupidez tan grande, que solo un subnormal la podría ensañar. Mire usted, si Adán y Eva ya comían todos los días del árbol de la vida, ¡¡entonces ellos no habrían muerto jamás!!, PORQUE ES PRECISAMENTE EL FRUTO DE ESE ÁRBOL LO QUE LES OTORGABA LA INMORTALIDAD. El hecho de que ellos murieron es la prueba irrefutable de que ellos jamás comieron del árbol de la vida.

7- Seguidamente este embustero y demente escribe la siguiente majadería, pego una foto de lo que ha escrito:

¿Lo ha leído bien?, él dice que “Ellos desobedecen y comen del árbol de la vida Génesis 3:3 “Entonces fueron abiertos los ojos de ambos, y conocieron que estaban desnudos; entonces cosieron hojas de higuera, y se hicieron delantales.”

Este podré embustero y demente lo que hace es confundir el árbol de la vida, con el árbol del conocimiento del bien y del mal. El dice bien clarito que ellos desobedecieron Y COMIERON DEL ÁRBOL DE LA VIDA, ¡¡cuando resulta que el Génesis dice todo lo contrario!!, que cuando ellos desobedecieron a Dios es cuando comieron del ÁRBOL DE LA CIENCIA DEL BIEN Y DEL MAL (no el árbol de la vida), y luego Dios los expulsó del Edén para que NO comieran del árbol de la vida. Este sujeto está tan desquiciado, que se atreve a falsificar el mismo Génesis.

8- Y acá no terminan las majaderías y demencias de este sujeto mentiroso. Observe lo que dice seguidamente, pego una foto:

Este pobre apostata descerebrado dice bien clarito que cuando Adán y Eva pecaron, SE CONVIRTIERON EN SERES MORTALES, lo cual es cierto, pues eso es lo que dice el Génesis, que ellos comenzaron a morir cuando pecaron.

Ahora bien, este pobre apostata sin cerebro no se da cuenta que al decir eso, él mismo se pone la soga al cuello y se suicida, ¡¡porqueÉL ENSEÑA QUE ADÁN Y EVA FUERON CREADOS MORTALES!!, pero si ellos ya fueron creados mortales, ¿cómo se iban a convertir en mortales cuando pecaron, si ya eran mortales al ser creados?. Hay que ser idiota para decir semejante imbecilidad, Adán y Eva jamás fueron creados mortales, como ya he demostrado en este estudio, sino que se convirtieron en almas mortales en el momento de desobedecer a Dios, es a partir de entonces cuando sus cuerpos comenzaron a morir poco a poco. La mortalidad no vino al crear Dios a Adán y Eva, sino solamente vino la muerte cuando ellos pecaron, porque el salario del pecado es la muerte.

9- Después dice ese apostata embustero que Adán fue creado mortal, porque Dios lo creó del polvo de la tierra. Este argumento es tan falso e idiota, que solo un demente lo puede enseñar. Adán fue creado del polvo de la tierra, pero jamás dice el Génesis que fuera creado mortal, ya que la mortalidad vino solamente CUANDO ÉL PECÓ, no cuando él fue creado. Adán fue creado en un estado de prueba o inocencia, que ni era mortal, ni inmortal, tal como he demostrado en este documento. Por supuesto que Adán siguió siendo polvo después de pecar, pero POLVO MORTAL, él se convirtió en un alma mortal cuando pecó, es decir, hubo un cambio de naturaleza en Adán, pasando de estado de inocencia, a estado mortal, pero antes de pecar es imposible que fuera mortal, porque es el pecado lo que causa la muerte.

10- Después dice este sujeto blasfemo y embustero que la Biblia nunca habla del “estado neutro” y que por tanto, esa doctrina es falsa. Este argumento es tan idiota e infantil, que hasta un nene de 7 años lo refuta. La Biblia tampoco habla del henoteísmo, sin embargo, esa doctrina es biblica. La Biblia tampoco habla del reino teocrático, pero esa doctrina es biblica, y así podría dar cientos de ejemplos. Es decir, el hecho de que una palabra no aparezca en la Biblia, eso no significa que esa doctrina sea falsa. El llamado estado neutro es una forma de denominar el tercer estado, en el cual estaban Adán y Eva cuando fueron creados, y que se conoce también desde hace siglos como el estado de “inocencia”, y que no es mortal, ni inmortal. Lo que jamás de los jamases enseña la Biblia es esa monstruosa doctrina diabólica de que Dios creó a Adán y Eva mortales, cuando resulta que ellos llegaron a ser mortales cuando pecaron, no antes. Solo un demente e hijo del diablo podría enseñar esa doctrina de demonios.

Dios jamás creó a Adán indefinido, lo creó como alma viviente, pero en un estado de INOCENCIA, es decir, sin ser mortal ni inmortal, porque él aun no había pecado, ni tampoco había comido del árbol de la vida. Eso de “estado indefinido” se lo ha inventado ese embustero ignorante bíblico. El llamado estado neutro no es indefinido, es simplemente un estado de inocencia previo al estado de muerte que les vino en el momento de pecar.

11- Seguidamente este sujeto embustero y arrogante niega que el árbol de la vida sea un premio que Dios les daría si ellos obedecían el mandamiento que les dio. Más arriba ya he demostrado que el árbol de la vida sí que es un premio de Dios PARA LOS VENCEDORES, es decir, para lo que pasan la prueba. El árbol de la vida del Génesis es el mismo árbol de la vida mencionado en el Apocalipsis. Solo aquellos que guardan los mandamientos de Dios tendrán derecho a comer del árbol de la vida. Adán y Eva no guardaron el mandamiento de Dios, y por lo tanto, no tuvieron derecho a comer del árbol de la vida que les habría otorgado la inmortalidad.

12- Seguidamente este sujeto mentiroso cita el pasaje de Pablo en 1Corintios 15, cuando habla de la resurrección de los muertos, y dice que ahí Pablo no habla del “estado neutro”, pues claro, ahí Pablo está hablando de la resurrección de los santos, cuando Cristo venga, y es entonces cuando serán transformados de mortal a inmortalidad. En ninguna parte de ese pasaje se dice que Adán fuera creado mortal, lo que dijo Pablo es que Adán fue creado como ALMA VIVIENTE (1Co.15:45), es decir, como un ser vivo, que respiraba, pero no mortal, pues él aun no había pecado. Citar ese pasaje de Pablo para decir que Adán era mortal cuando fue creado es de enfermos mentales. Adán era un alma viviente, pero ese alma o persona comenzó a morir CUANDO PECÓ, no cuando fue creado. Decir que Dios creó a Adán mortal, es decir, pecador, es una blasfemia espantosa. Dios jamás creó a Adán para que muriera, sino para que viviera eternamente ¡¡¡A CONDICIÓN QUE LE OBEDECIERA!!!, si él no hubiera pecado, entonces es cuando Dios le hubiera premiado con la vida eterna, comiendo del árbol de la vida.

13- Otro de los argumentos falsos, diabólicos y estúpidos que el hereje Christopher Leal esgrime para enseñar su monstruosa herejía es el siguiente:

Él afirma que el llamado “estado neutro” es una cosa satánica, del diablo, porque, según él, Dios detesta las cosas neutras. Eso que él dice es una burda mentira inventada por él, una estupidez mayúscula digna de un tarado mental.

¡¡En la Biblia Dios jamás dice que odia las cosas neutras!!.

Veamos en el Diccionario lo que significa la palabra “neutro”:

neutro, neutra
adjetivo

  1. Que no presenta ninguna característica de las dos opuestas que podría presentar.

“un aceite neutro de calidad y aplicable a todos los usos”

  1. Que no se inclina a favor de ninguna de las partes enfrentadas en una lucha o una competición.

“un texto ideológicamente neutro; las Naciones Unidas tomaron una postura neutra en el conflicto”

https://www.google.es/?gws_rd=ssl#q=neutro+definicion.

Como puede ver, lo neutro no significa algo malo, sino algo que es diferente a dos características opuestas. Por eso es que los cristianos bíblicos llamamos “neutro” al estado en el cual Adán fue creado, el cual ni era mortal, ni era inmortal, sino que era un estado biológico perfecto y probatorio, exactamente el mismo estado neutro en el cual estaba Jesús cuando vivió en la tierra, ya que él no era mortal (pues nunca pecó), pero tampoco era inmortal, ya que él entregó su vida por los suyos.

Luego este supino ignorante y embustero llamado Christopher Leal cita el pasaje de Apocalipsis 3:15-17, donde se habla de la iglesia de Laodicea, y Jesús les dice que ellos son tibios, ni fríos ni calientes, y entonces Jesús dice que los vomitará de su boca, los rechazará, porque esos falsos cristianos dicen que se han enriquecido y dicen que no tienen necesidad de nada. Entonces este ceporro ignorante de Christopher Leal confunde el estado neutro, con la tibieza espiritual, algo que solo un verdadero subnormal puede hacer.

El estado neutro en el cual fue creado Adán no tiene que ver absolutamente NADA con la tibieza espiritual mencionada por Jesús en ese pasaje del Apocalipsis. Un tibio espiritual es simplemente un falso cristiano que enseña doctrinas de demonios, y al mismo tiempo enseña algunas doctrinas verdaderas, es decir, mezcla la verdad con la mentira, ¡¡exactamente lo mismo que hace ese farsante y apostata llamado Christopher Leal!!, él mezcla doctrinas verdaderas, con doctrinas falsas, y es por tanto un tibio, al cual Cristo vomitará de su boca, es decir, será rechazado por Cristo. Repito, esta repugnante tibieza espiritual no tiene que ver absolutamente nada con el estado neutro en el cual fue creado Adán.

En fin, ya para terminar, he de decir que esa doctrina de que Dios creó a Adán mortal, y que luego Adán estaba comiendo todos los días del árbol de la vida, es una de las doctrinas más diabólicas y estúpidas que se puedan enseñar, y es un ataque frontal contra el verdadero Evangelio, por la sencilla razón de que la vida eterna o inmortalidad es un regalo o premio que Dios dará SOLAMENTE A LOS QUE LE OBEDECEN. ¡¡Adán es imposible que tuviera vida eterna sin antes obedecer al mandamiento que Dios le dio!!, e igualmente es totalmente falso decir que Adán fue creado mortal, ¡¡si todavía no había pecado, ya que la muerte viene como consecuencia del pecado!!. Los que creen y enseñan esa doctrina perversa y diabólica sencillamente son unos mentirosos descomunales que han apostatado de la verdadera doctrina, han renegado del verdadero Evangelio, y si no se arrepienten, irán a parar al terrible lugar donde irán todos los mentirosos:

“Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosostendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda.” (Ap.21:8).

Tito Martínez