REFUTADA LA MENTIRA SATÁNICA DE QUE EL ESPÍRITU SANTO ES UNA PERSONA

Este estudio bíblico es una refutación al estudio herético y falso que se encuentra en esta dirección web: https://www.iglesia.net/index.php/estudios-biblicos/leer/por-qu-decimos-que-el-espritu-santo-es-una-persona/

EL ESPÍRITU SANTO ES PERSONIFICADO, PERO NO ES UNA PERSONA

El autor trinitario de ese estudio herético y anticristiano enseña que el espíritu santo es una persona divina literal porque en la Biblia se le aplican características de una persona, como por ejemplo el intelecto, emociones y voluntad.

Ese argumento trinitario es de lo más falso, infantil e idiota, porque siguiendo esa falsa y satánica lógica, entonces los árboles también son personas literales, pues la Biblia dice que los cipreses y los cedros, es decir, dos tipos de árboles, dan PALMAS DE ALEGRÍA yHABLAN (Is.14:8).

La Biblia también dice que la sabiduría CLAMA por las calles (Prov.1:20).

La Biblia también dice que la sangre de Abel CLAMA a Dios desde la tierra, es decir, grita (Gen.4:10). Sin embargo, ni los árboles, ni la sabiduría, ni la sangre son personas literales. Este estilo literario es muy común en la Biblia, y se llama la PERSONIFICACIÓN, es decir, aplicar cualidades personales a cosas que no son personas literales. Esto es exactamente lo mismo que sucede con el espíritu de Dios, se le aplican cualidades personales, se le personifica, pero SIN SER UNA TERCERA PERSONA DIVINA. Por lo tanto, ese argumento iglesiero y trinitario de que el espíritu de Dios es una tercera persona divina literal porque se le aplican cualidades personales es un argumento falso e idiota, por la sencilla razón de que en toda la Biblia al espíritu santo se le llama el espíritu DE Dios, es decir, es algo que Dios TIENE, ¡¡no que el espíritu santo sea Dios!!. Este espíritu de Dios es sencillamente el poder o energía del Dios supremo, el Padre celestial, como veremos a lo largo de este estudio bíblico.

1CORINTIOS 2:10-11

El autor de ese estudio falso y herético cita 1Corintios 2:10-11, donde se dice que Dios el Padre nos reveló el futuro a nosotros por medio del espíritu, y de ahí ese autor saca la doctrina falsa de que el espíritu santo es una tercera persona divina. Ese argumento es falso y satánico. Pablo dijo simplemente que Dios nos lo reveló por su espíritu, es decir, por medio de SU PODER, su energía.

El autor de esa basura de estudio dice lo siguiente:

“una fuerza no revela conocimiento”.

Eso que dice ese autor trinitario es sencillamente mentira. Por supuesto que una fuerza o energía nos puede revelar conocimientos, por ejemplo, la energía eléctrica hace que una computadora u ordenador funcione, y ese ordenador nos da conocimientos. Internet, por ejemplo, nos da conocimientos y nos revela muchas cosas, sin embargo, obviamente Internet no es una persona literal, solo un idiota mental o un embustero desquiciado diría que Internet es una persona literal porque este nos da mucho conocimiento y nos revela muchas cosas. Lo mismo sucede con el espíritu santo, se trata de la energía o poder de Dios, y esta energía o poder de Dios nos da conocimiento, y también nos guía a toda la verdad. El hecho de que el espíritu santo nos guíe o lleve a toda la verdad esto no significa que sea una persona literal. Por ejemplo, la corriente de un río me guía y me lleva por donde el río quiere, sin embargo, la corriente del río no es una persona literal. Por lo tanto, el argumento de que algo es una persona literal porque ese algo nos guía o lleva es un argumento falso, diabólico y estúpido, indigno de alguien que dice llamarse “cristiano”.

El autor de esa basura de estudio cita luego 1 Corintios 2:11 para decir que el espíritu de Dios es una tercera persona divina. Leamos el pasaje completo para desenmascarar esa gran mentira del autor trinitario que ha escrito esa basura de estudio. El apóstol Pablo dijo lo siguiente:

1Co 2:10  Pero Dios nos las reveló a nosotros por el Espíritu;  porque el Espíritu todo lo escudriña,  aun lo profundo de Dios.

1Co 2:11  Porque  ¿quién de los hombres sabe las cosas del hombre,  sino el espíritu del hombre que está en él?  Así tampoco nadie conoció las cosas de Dios,  sino el Espíritu de Dios.

1Co 2:12  Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo,  sino el Espíritu que proviene de Dios,  para que sepamos lo que Dios nos ha concedido,

Observe esas palabras de Pablo. El dijo que el espíritu de Dios todo lo escudriña, ya que se trata de la energía o poder de Dios, y obviamente su energía lo escudriña todo y lo sabe todo.

Después Pablo mencionó el espíritu del hombre QUE ESTÁ EN ÉL, es decir, el espíritu del hombre no es el hombre, sino ALGO QUE ESTÁ EN EL HOMBRE, es la ENERGÍA o aliento de vida que está dentro del hombre y que da vida al hombre (Gen.2:7). Esto es crucial que lo entienda el lector. Cada ser humano tenemos espíritu, es decir, energía, la cual hace que podamos vivir, hablar, pensar, movernos, etc. Esta energía que está dentro de cada uno de nosotros no es una persona humana que viva dentro de nosotros, sino que es la fuerza procedente de Dios que nos hace estar vivos. La persona es el alma viviente, y el espíritu es la energía que da vida a ese alma viviente, esta es la enseñanza bíblica, tal como se dice claramente en Génesis 2:7.

Observe que seguidamente Pablo comparó el espíritu del hombre con el espíritu de Dios, es decir, el espíritu de Dios es algo que Dios tiene dentro de él, es SU ENERGÍA, ¡¡de ninguna manera se trata de una tercera persona divina, sino de la energía o poder que Dios el Padre tiene!!.

En el verso 12 Pablo mencionó el espíritu del mundo, en contraste con el espíritu de Dios, y esto destroza esa doctrina falsa trinitaria de que el espíritu santo es una tercera persona divina, porque EL ESPÍRITU DEL MUNDO NO ES UNA PERSONA LITERAL, sino la fuerza o energía satánica que impera en el mundo. Por lo tanto, el espíritu de Dios tampoco es una persona divina literal, sino la energía o poder procedente del Dios supremo, el Padre celestial.

EFESIOS 4:30

Seguidamente el autor trinitario de esa basura de estudio dice que el espíritu santo es una tercera persona divina porque tiene emociones. El cita Efesios 4:30, donde Pablo dijo que no CONTRISTEMOS al espíritu santo de Dios. Entonces el autor trinitario afirma que el espíritu santo no es una fuerza, sino una tercera persona literal, porque a una fuerza o energía no se la puede contristar o entristecer. Leamos el pasaje:

Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios,  con el cual fuisteis sellados para el día de la redención.

Ahora bien, ese argumento trinitario es falso, porque de igual manera que un árbol se puede gozar y dar palmas de alegría en sentido metafórico (Is.14:8), también al espíritu de Dios se le puede contristar en sentido metafórico, ¡¡pero sin ser una tercera persona divina literal!!. Sencillamente eso se llama PERSONIFICACIÓN, el apóstol Pablo simplemente personificó la energía o poder de Dios.

El apóstol Pablo habló del gozo del espíritu santo:

1Ts 1:6  Y vosotros vinisteis a ser imitadores de nosotros y del Señor,  recibiendo la palabra en medio de gran tribulación,  con gozo del Espíritu Santo, 

Ese pasaje de ninguna manera significa que el espíritu santo sea una tercera persona divina. Lo que significa ese texto es que el espíritu de Dios, su energía, PRODUCE GOZO EN EL CRISTIANO. Es el gozo o alegría procedente de la energía de Dios. La palabra “del” indica PROCEDENCIA. Por ejemplo, si yo digo: “el gozo del cristiano”, no estoy diciendo que el gozo sea una persona, sino que hay gozo procedente de ese cristiano. De la misma manera, cuando Pablo dijo “gozo del espíritu”, no estaba diciendo que el espíritu santo sea una persona, sino que hay gozo procedente del espíritu de Dios, la energía de Dios.

Pablo simplemente estaba PERSONIFICANDO el poder de Dios, y la prueba de que no es una tercera persona divina la tenemos en que en ese mismo texto de Efesios 4:30 Pablo comparó al espíritu santo de Dios con UN SELLO, ¡¡y un sello no es una persona literal, sino una cosa!!, si Pablo hubiera enseñado que el espíritu santo es una tercera persona divina, entonces él jamás le hubiera comparado con un sello. Entristecer al espíritu santo es lo mismo que entristecer al Dios Padre, porque se trata del espíritu o poder del Padre. Además observe que Pablo dijo “el espíritu santo DE DIOS“, es decir, es algo que DIOS EL PADRE TIENE, no se trata de una tercera persona divina, sino de la energía o poder que el Padre celestial tiene.

SANTIAGO 4:5

El autor trinitario de ese estudio también cita Santiago 4:5, donde se dice que el espíritu de Dios nos anhela celosamente, sin embargo, ese pasaje no enseña por ninguna parte que el espíritu santo sea una tercera persona divina, sencillamente lo que dice es que el espíritu o energía de Dios nos anhela.

Cuando el autor trinitario de esa basura de estudio dice que el espíritu santo no es la fuerza o poder de Dios está llamando embustero al propio Jesucristo, pues él enseñó claramente que el espíritu santo es el poder de Dios, el poder del Altísimo, vamos a leerlo:

Luc 24:49  He aquí,  yo enviaré la promesa de mi Padre sobre vosotros;  pero quedaos vosotros en la ciudad de Jerusalén,  hasta que seáis investidos de poder desde lo alto. 

Ese poder desde lo alto se refiere al espíritu santo, con el cual fueron investidos sus discípulos el día de Pentecostés en Jerusalén. Jesús fue bien claro, lo llamó EL PODER DESDE LO ALTO, ¡el poder!, y el poder o energía no es una persona literal. Por lo tanto, los herejes que enseñan que el espíritu de Dios no es la energía o poder de Dios no solo están mintiendo, sino lo que es peor, ¡¡están llamando al Señor Jesucristo embustero!!, y pagarán muy caro en el día del Juicio ese insulto o calumnia que estos herejes trinitarios lanzan contra Jesús.

Exactamente lo mismo enseñó el ángel:

Luc 1:35  Respondiendo el ángel,  le dijo:  El Espíritu Santo vendrá sobre ti,  y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra;  por lo cual también el Santo Ser que nacerá,  será llamado Hijo de Dios.

Observe que el ángel primero lo llamó “el espíritu santo” y seguidamente lo llamó EL PODER del Altísimo, es decir, lo que él dijo es queel espíritu santo es el poder del Dios supremo, el Padre, el Altísimo. El poder o la energía de Dios el Padre de ninguna manera es una persona divina literal, decir eso es tan falso e idiota como si yo digo que la energía eléctrica o la energía del viento es una persona literal.

HECHOS 16.6

El autor trinitario de esa basura de estudio cita luego este pasaje para decir que el espíritu santo es una persona literal:

Hch 16:6  Y atravesando Frigia y la provincia de Galacia,  les fue prohibido por el Espíritu Santo hablar la palabra en Asia;

El texto dice que el espíritu santo impidió o prohibió que Pablo predicara en Asia. Esto de ninguna manera significa que el espíritu santo sea una tercera persona divina. Sencillamente significa que el poder o energía de Dios impidió que Pablo predicara en Asia. Por ejemplo, si yo digo que la energía eléctrica me impide que yo toque un cable eléctrico, porque me electrocutaría, eso no significa que la energía eléctrica sea una persona literal. Lo mismo sucede con la energía de Dios, el espíritu santo. Dicha energía de Dios le impidió a Pablo predicar en Asia.

HECHOS 13:2

El autor trinitario cita luego Hechos 13:2, que dice lo siguiente:

Ministrando éstos al Señor, y ayunando, dijo el Espíritu Santo: Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra a que los he llamado.

En ese pasaje se dice que el espíritu santo habló, pero esto de ninguna manera significa que sea una tercera persona divina. La Biblia también dice que la sangre de Abel HABLA o clama a Dios desde la tierra (Gen.4:10), pero la sangre no es una persona literal. Jesús dijo que las piedras pueden hablar (Lc.19:40), pero las piedras no son personas literales. Yo puedo decir, por ejemplo: “la radio ha dicho que aparten a Juan y a Pedro para una misión que les tienen encomendada”. Sin embargo, la radio no es una persona literal, quien ha dicho eso es una persona que habla por medio de la radio. Exactamente lo mismo sucede con ese pasaje de Hechos 13:2, era el propio Dios Padre quien estaba hablando POR MEDIO DE SU ESPÍRITU, de su energía, y por eso es que el autor del libro de Hechos dijo que era el espíritu santo quien hablaba, pero en realidad era Dios el Padre quien hablaba por medio de su energía, de su espíritu. Citar ese pasaje para enseñar que el espíritu santo es una tercera persona divina es tan falso e idiota como si yo digo que una radio que habla es una persona humana literal.

JUAN 14:26

Seguidamente el autor trinitario de esa basura de estudio cita Juan 14:26, que dice lo siguiente:

“Mas el Consoladorel Espíritu Santo,  a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho.”.

Ese pasaje tampoco enseña por ninguna parte que el espíritu santo sea una tercera persona divina. Lo que dijo Jesús en ese pasaje es que el espíritu de Dios consuela, y efectivamente, ¡¡el poder o energía de Dios consuela a los cristianos!!. El hecho de que el espíritu santo consuele no significa que sea una tercera persona divina. Por ejemplo, la energía del viento a mi me consuela, me da alegría, paz, me da la vida, sin embargo, eso no significa que el viento sea una persona literal. Lo mismo sucede con el espíritu de Dios, es decir, su energía, esta energía del Padre nos consuela y nos da gozo.

Después dijo Jesús que el espíritu santo nos enseñaría todas las cosas, y esto tampoco significa que el espíritu santo sea una persona literal. Por ejemplo, Internet también nos enseña muchas cosas, pero Internet no es una persona literal. La radio nos enseña muchas cosas, pero la radio no es una persona literal.

Jesús dijo también en ese pasaje que el espíritu santo nos haría recordar todo lo que Jesús dijo, pero esto de ninguna manera significa que el espíritu santo sea una tercera persona divina. Sencillamente lo que dijo Jesús es que el poder de Dios, su energía, nos haría recordar las palabras de Jesús. Por ejemplo, si yo digo que la energía eléctrica me hace recordar lo que dijeron mis padres, eso no significa que la energía eléctrica sea una persona literal, sencillamente la energía eléctrica hace funcionar un aparato grabador donde se oyen las voces de mis padres que están grabadas, y de esta manera me hace recordar lo que ellos dijeron, pero solo un idiota mental al grado sumo diría que esa energía eléctrica que me hace recordar a mis padres es una persona literal. Eso mismo es lo que son los herejes trinitarios, idiotas mentales a grado sumo, o lo que es peor, embusteros y falsos maestros enviados por Satanás para engañar a muchos ignorantes con esa doctrina de demonios del trinitarismo, o de que el espíritu santo es una tercera persona divina. Esto ya lo predijo el apóstol Pablo, cuando dijo que en los postreros tiempos algunos apostatarían de la fe, es decir, se apartarían de la verdadera doctrina, escuchando a espíritus engañadores que enseñarían doctrinas de demonios (1Tm.4:1).

ROMANOS 8:16

Seguidamente el autor trinitario de esa basura de estudio lleno de falsedades cita el pasaje de Romanos 8:16, que dice lo siguiente:

El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios.

¿Dice ese pasaje de Pablo que el espíritu santo sea una tercera persona divina?, ¡no!. Lo que dice es que el espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu de que somos hijos de Dios.
Ahora bien, veamos lo que dijo el apóstol Juan en este pasaje:

1Jn 5:11 Y este es el testimonio: que Dios nos ha dado vida eterna; y esta vida está en su Hijo.

Como puede ver, el testimonio es que Dios el Padre nos ha dado la vida eterna. Por lo tanto, cuando Pablo dijo que el Espíritu mismo da testimonio de que somos hijos de Dios SE ESTABA REFIRIENDO AL DIOS PADRE, ya que ¡¡Dios el Padre es ESPÍRITU!!, tal como dijo Jesús (Jn.4:23-24). Cuando ese pasaje dice que el espíritu da testimonio de ninguna manera se está refiriendo a una tercera persona divina, sino al propio Dios supremo, el Padre, el cual es espíritu. En ninguna parte de la Biblia se dice que sea una tercera persona divina la que da testimonio a nuestro espíritu, quienes dan testimonio son el Dios Padre, y también Jesús, ¡¡pero nunca se dice en la Biblia que el espíritu santo da testimonio!!.

Cuando en el Nuevo Testamento aparece la expresión “el espíritu” se refiere al Dios Padre, a Jesús, o al poder del Dios Padre, ¡¡pero nunca se refiere a una tercera persona divina!!. Por ejemplo, cuando Pablo dijo: “Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe”, de ninguna manera se refería al espíritu santo, ni mucho menos a una tercera persona divina, sino al propio Dios Padre, el cual es espíritu. Es el Dios Padre quien dijo esas palabras.

En 1Corintios 15:45 a Jesús, el último Adán, también se le llama espíritu que da vida, y en el Apocalipsis a Jesús se le llama también “el espíritu”, sin embargo, cuando en la Biblia se habla del espíritu DE DIOS, jamás se refiere al Dios Padre, ni a Jesús, ni mucho menos a una tercera persona divina, sino que se refiere siempre a la energía o poder de Dios el Padre.

ROMANOS 8:14

Seguidamente el autor trinitario de esa basura de estudio dice que el espíritu santo es una tercera persona divina porque Pablo dijo en Romanos 8:14 que el espíritu santo nos GUIA a todos los verdaderos hijos de Dios. El argumento de ese trinitario es absolutamente falso y ridículo. El hecho de que el espíritu santo nos guíe o lleve a los santos de Dios eso no significa que sea una tercera persona divina. La corriente de un río también nos guía o lleva, pero eso no significa que el río sea una persona literal. El viento también nos guía o lleva cuando estamos en un barco de vela, sin embargo, solo un idiota mental podría decir que el viento es una persona literal. Los herejes trinitarios son precisamente eso, idiotas mentales elevados a la décima potencia, además de embusteros patológicos, pero eso sí, bien disfrazados de cristianos o de ministros de Cristo, pero sus mentiras al final salen a la luz y quedan desenmascarados, como estoy haciendo en este estudio bíblico.

 

Seguidamente el autor trinitario de esa basura de estudio dice lo siguiente:

También la Palabra habla que el Espíritu indica qué hacer, el Espíritu da órdenes específicas, una fuerza no haría eso; en Hechos 8:29 dice: “Y el Espíritu dijo a Felipe: Acércate y júntate a ese carro”. Esto indica cosas que hacer. También en Hechos 13:2,4 y 20:28.

El argumento de ese trinitario es falso y ridículo. El hecho de que el espíritu santo hable eso no significa que sea una persona divina literal. Ya demostré que la sangre, la sabiduría, las piedras, los árboles, etc., también dice la Biblia que hablan, y ninguna se esas cosas son personas literales, se trata simplemente de una personificación. De la misma manera en esos pasajes del libro de los Hechos se personifica al espíritu de Dios, que es el poder de Dios. El espíritu santo habla porque es el Dios Padre quien habla por medio de su espíritu, su energía. Esto es lo mismo que si yo digo: “la radio ha dicho que mañana va a llover”, sin embargo, la radio no es un persona literal, no es la radio quien ha hablado, sino una persona por medio de la radio. Lo mismo sucede con esos pasajes, es el Dios supremo, el Padre celestial, quien habla por medio de su espíritu, es decir, su energía TRANSMITE LAS PALABRAS DE DIOS EL PADRE, pero citar esos pasajes para enseñar que el espíritu santo es una tercera persona divina es una perversión satánica de la verdadera enseñanza de Jesucristo y de sus apóstoles, los cuales enseñan bien claro que el espíritu santo es el poder o energía de Dios.

Pero no solo eso, la Biblia enseña que solo hemos de adorar al Padre celestial (Jn.4:23-24), tanto el Padre como el Hijo reciben gloria, honra y alabanza (Ap.5:13-14), sin embargo, LA BIBLIA JAMÁS ENSEÑA A ADORAR NI A GLORIFICAR AL ESPÍRITU DE DIOS, lo cual es la prueba más clara e irrefutable de que el espíritu santo no es Dios, ni es una tercera persona divina, pues si lo fuera, entonces la Biblia enseñaría a adorarle y a darle gloria. Yo reto a los herejes y falsos maestros trinitarios a que me den un solo pasaje de la Biblia donde se adore o se de gloria al espíritu santo. ¡¡Jamás lo encontrarán!!

ROMANOS 8:26

Seguidamente el autor de esa basura de estudio escribe lo siguiente:

El Espíritu Santo ayuda, nos ayuda como una persona no como una fuerza, no se habla de que nos ayuda como un abre latas eléctrico o algo parecido, es algo más que una fuerza potencial, es una ayuda de consejo, de consolación. La ayuda del Espíritu no es impersonal, de una cosa, es personal. En Romanos 8:26 dice: “Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad, pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles”. Estamos hablando de una persona no de una fuerza impersonal.

Ese argumento es falso y diabólico, ese autor trinitario cita el pasaje de Pablo en Romanos 8:26, pero resulta que en ese pasajePABLO NO SE REFERÍA AL ESPÍRITU SANTO, SINO A JESUCRISTO. Para empezar, el texto no dice “el espíritu santo”, sino que Pablo utiliza la expresión “el espíritu”, y este espíritu nos ayuda en nuestra debilidad, y además INTERCEDE POR LOS CRISTIANOS.

El ignorante hereje trinitario que ha escrito esa basura de estudio pasa por alto que Pablo llamó a Jesús “ESPÍRITU vivificante”, vamos a leerlo:

Así también está escrito:  Fue hecho el primer hombre Adán alma viviente;  el postrer Adán,  espíritu vivificante. (1Co.15:45).

El último Adán es Jesús, él es un espíritu que da vida. Y en el Apocalipsis Jesús también es llamado un montón de veces “el espíritu” (Ap.2:7, 11, 17, 29, 3:6, 13, 22), ya que fue Jesús quien dio esos mensajes a las siete iglesias. El espíritu santo no dio ningún mensaje a las siete iglesias, fue solamente Jesucristo, el espíritu.

Es Jesucristo quien nos ayuda en nuestra debilidad, y nos fortalece (Filp.4:13).

Es Jesucristo quien intercede por nosotros en el cielo, ante el Padre:

¿Quién es el que condenará?  Cristo es el que murió;  más aun,  el que también resucitó,  el que además está a la diestra de Dios,  el que también intercede por nosotros. 

Solo Jesucristo es nuestro abogado en el cielo que intercede por los suyos, por su Iglesia (1Juan 2:1).

Esa doctrina trinitaria de que el espíritu santo es una tercera persona divina que intercede por nosotros en el cielo es una de las mayores mentiras del diablo. En la Biblia jamás se enseña que el espíritu santo interceda por los cristianos, esta labor de intercesión o abogacía la hace solamente el Hijo de Dios, Jesucristo, nunca el espíritu santo.

JUAN 14:16 “EL OTRO CONSOLADOR”

El autor trinitario de esa basura de estudio dice que el espíritu santo es una tercera persona divina porque en Juan 14:16 Jesús llamó al espíritu santo “el otro consolador”. El argumento es falso y diabólico. El hecho de que el espíritu de Dios consuele a los hijos de Dios eso no significa que sea una persona divina. El poder o energía de Dios nos consuela. Por ejemplo, nosotros podemos decir que el aire nos consuela, sin embargo, el aire no es una persona literal.

Los trinitarios suelen decir que el espíritu santo es otra persona igual que Jesucristo, porque Jesús lo llamó “el OTRO consolador”, y entonces ellos afirman que debe ser una persona divina igual que Jesús. Eso es un argumento falso y satánico, porque Jesús jamás dijo que el espíritu santo sería otro IGUAL a él, lo que dijo es que el espíritu santo es OTRO consolador, pero no otra persona igual a él. Lo que hacen los trinitarios es falsificar las palabras de Jesús, para hacerle decir lo que ellos quieren que diga.

Después ese hereje trinitario dice la siguiente majadería:

Al Espíritu Santo no lo podemos tratar como a una fuerza, cometeríamos un error al tratarlo así”.

Pero resulta que Jesús sí que trató al espíritu de Dios como una fuerza, él lo llamó el PODER o fuerza de lo alto (Lc.24:49). Por lo tanto, ¡¡ese embustero y hereje trinitario está enseñando que Jesús mentía y que estaba enseñando el error!!. Y ese hereje también está llamando embustero y errado al ángel, cuando identificó el espíritu santo con el PODER del Altísimo (Lc.1:35).

HECHOS 10:18-19

Seguidamente ese hereje trinitario autor de esa basura de estudio cita el pasaje de Hechos 10:18-19 para enseñar que el espíritu santo es una tercera persona divina. Leamos lo que dice ese pasaje:

Y mientras Pedro pensaba en la visión,  le dijo el Espíritu:  He aquí,  tres hombres te buscan.

Levántate,  pues,  y desciende y no dudes de ir con ellos,  porque yo los he enviado. 

¿Habla ese pasaje del espíritu santo?, ¡de ninguna manera!, el texto dice EL ESPÍRITU, ¡y resulta que el Dios Padre es ESPÍRITU! (Jn.4:24). Por lo tanto, fue el Dios Padre quien habló a Pedro y envió a esos hombres. Y aun suponiendo que ese espíritu se refiriera al espíritu santo, esto tampoco demuestra que sea una tercera persona divina, porque sencillamente el Dios Padre estaba hablando por medio de su energía, su espíritu. Es lo mismo que si yo digo que la radio ha dicho tal o cual cosa, sin embargo, la radio no es una persona, sino que ha hablado una persona por medio de la radio. La radio es el medio que el locutor utiliza para comunicar mensajes. De la misma manera, el Dios Padre utiliza su poder o energía para transmitir sus palabras. Citar ese pasaje para decir que el espíritu santo es una tercera persona divina es demencial y una total falsificación del pasaje bíblico, además de un rechazo de la verdadera doctrina enseñada por Jesucristo.

HECHOS 5:3, 4, 9

Seguidamente el autor trinitario de esa basura de estudio cita el pasaje de Hechos 5:3, 4, 9, donde se dice que Ananías había mentido al espíritu santo, y después dice que había mentido a Dios, y de ahí saca la conclusión de que el espíritu santo es Dios o una tercera persona divina.

Veamos al falsedad de ese argumento trinitario:

Observe que el texto no dice por ninguna parte que Ananías había mentido a la “tercera persona divina de la trinidad”, sino que había mentido a Dios, es decir, al Padre celestial, pues cada vez que el libro de los Hechos habla de Dios SIEMPRE SE REFIERE AL PADRE CELESTIAL, ¡¡nunca a un dios trino!! (Hch.2:22-24, 36, 3:13, 15, 18, etc.). Esto es crucial que lo entienda, siempre en el libro de los Hechos al Padre se le llama DIOS, por lo tanto, cuando Hechos 5 dice que Ananías había mentido a Dios, se está refiriendo solamente al Dios Padre, y no a un falso dios trino inventado por el catolicismo apostata romano. Ananías jamás mintió a una falsa tercera persona divina, sino solamente al Padre celestial. El texto dice que Ananías mintió al espíritu santo, o dicho en otras palabras, quiso engañar al poder de Dios, lo cual es sinónimo de engañar a Dios mismo, el Padre, porque el espíritu santo es el poder o energía de Dios, por lo tanto, mentir al espíritu santo es como mentir al Padre celestial. Pero, repito, Pedro JAMÁS dijo que Ananías había mentido a una tercera persona divina de una trinidad. Por lo tanto, ese pasaje de los Hechos no sirve para enseñar la doctrina diabólica del trinitarismo, ni para enseñar que el espíritu santo es una tercera persona divina, quien hace eso es un pervertidor de la Escritura y un embustero.

HECHOS 7:51

Seguidamente el autor hereje trinitario cita el pasaje de Hechos 7:51 para decir que el espíritu santo es una tercera persona divina. Leamos el pasaje:

Duros de cerviz, e incircuncisos de corazón y de oídos, vosotros resistís siempre al Espíritu Santo; como vuestros padres, así también vosotros.

Ese pasaje no enseña por ninguna parte que el espíritu santo sea una tercera persona divina, lo único que dice es que esos judíos incrédulos RESISTIAN al espíritu santo, es decir, se oponían o resistían al poder de Dios. Resistir u oponerse a algo no significa que ese algo sea una persona literal, por ejemplo, yo puedo resistir una corriente eléctrica, pero eso no significa que la corriente eléctrica sea una persona literal. Yo puedo resistir u oponerme a la corriente de un río, nadando en contra de ella, pero eso no significa que la corriente del río sea una persona literal. Por lo tanto, el argumento de ese hereje trinitario es estúpido, falso y diabólico.

 

Seguidamente el hereje trinitario que ha escrito esa basura de estudio cita el pasaje de Jesús en Mateo 12:31, donde Jesús habló de la blasfemia contra el espíritu santo, y de ahí el hereje trinitario saca la conclusión estúpida y falsa de que el espíritu santo es una tercera persona divina, y entonces quien niega que el espíritu santo es una tercera persona divina, dicen ellos que está blasfemando contra el espíritu santo y se condenará sin remedio.

Vamos a desenmascarar esa interpretación falsa y diabólica dada por esos santurrones iglesieros hipócritas y embusteros, y para ello vamos a leer el pasaje completo dicho por Jesús:

Mat 12:24  Mas los fariseos,  al oírlo,  decían:  Este no echa fuera los demonios sino por Beelzebú,  príncipe de los demonios.

Mat 12:25  Sabiendo Jesús los pensamientos de ellos,  les dijo:  Todo reino dividido contra sí mismo,  es asolado,  y toda ciudad o casa dividida contra sí misma,  no permanecerá.

Mat 12:26  Y si Satanás echa fuera a Satanás,  contra sí mismo está dividido;  ¿cómo,  pues,  permanecerá su reino?

Mat 12:27  Y si yo echo fuera los demonios por Beelzebú,  ¿por quién los echan vuestros hijos?  Por tanto,  ellos serán vuestros jueces.

Mat 12:28  Pero si yo por el Espíritu de Dios echo fuera los demonios,  ciertamente ha llegado a vosotros el reino de Dios.

Mat 12:29  Porque  ¿cómo puede alguno entrar en la casa del hombre fuerte,  y saquear sus bienes,  si primero no le ata?  Y entonces podrá saquear su casa.

Mat 12:30  El que no es conmigo,  contra mí es;  y el que conmigo no recoge,  desparrama.

Mat 12:31  Por tanto os digo:  Todo pecado y blasfemia será perdonado a los hombres;  mas la blasfemia contra el Espíritu no les será perdonada.

Mat 12:32  A cualquiera que dijere alguna palabra contra el Hijo del Hombre,  le será perdonado;  pero al que hable contra el Espíritu Santo,  no le será perdonado,  ni en este siglo ni en el venidero.

Observe bien ese pasaje. Los fariseos acusaban falsamente a Jesús de expulsar los demonios por Beelzebú, el príncipe de los demonios.

Luego Jesús dijo que él expulsaba los demonios por el ESPÍRITU DE DIOS, en la otra versión paralela se dice que Jesús expulsaba los demonios por el DEDO de Dios (Lc.11:20). Cuando dice “el dedo de Dios” se refiere a un hebraísmo, indicando el PODER de Dios, la autoridad de Dios. Observe que en la versión de Mateo dice que los expulsaba por el espíritu de Dios, y en la versión de Lucas se dice por el DEDO de Dios, lo cual demuestra de forma irrefutable que el espíritu de Dios no es una tercera persona divina, sino el poder de Dios el Padre. Jesús no expulsaba los demonios por el poder de una tercera persona divina, sino por el poder del Padre celestial. Por lo tanto, mienten descaradamente todos los apostatas iglesieros cuando enseñan la patraña de que el espíritu santo es una tercera persona divina.

Seguidamente Jesús acusó a esos fariseos de que estaban blasfemando contra el espíritu santo, es decir, ellos estaban hablando en contra del poder de Dios, por acusar a Jesús de que él expulsaba los demonios por el poder de Beelzebú, y por lo tanto, ellos no tendrán perdón en este siglo, ni en el venidero.

Por consiguiente, el texto es más claro que el agua pura, la blasfemia contra el espíritu santo consiste en enseñar que Jesús expulsaba los demonios por el poder de Beelzebú, y no por el poder de Dios. Decir que la blasfemia contra el espíritu santo es negar que él sea una tercera persona divina es una de las doctrinas más falsas, estúpidas y satánicas que los apostatas de la fe puedan enseñar. En realidad la raíz del satánico y maldito pentecostalismo, que ha engañado y cegado las mentes de millones de personas ignorantes, es la doctrina de que el espíritu santo es una tercera persona divina, por eso es que esos engañadores y apostatas están obsesionados siempre con el espíritu santo, al cual adoran, ya que dicen que es Dios mismo, y enseñan que hemos de tener comunión con esta tercera persona divina de una trinidad, algo que es totalmente falso y contrario a la Escritura, como demostraré después, ya que la comunión del cristiano es con el Padre, el Hijo y con otros cristianos, pero jamás con el espíritu santo.

JUAN 16:13-14

El autor trinitario de esa basura de estudio cita el pasaje de Juan 16:13-14 para enseñar que el espíritu santo es una tercera persona divina porque Jesús en ese pasaje utilizó el pronombre masculino “el” para referirse al espíritu santo. Vamos a refutar esa estúpida, falsa y diabólica interpretación trinitaria, leamos el pasaje:

Pero cuando venga el Espíritu de verdad,  él os guiará a toda la verdad;  porque no hablará por su propia cuenta,  sino que hablará todo lo que oyere,  y os hará saber las cosas que habrán de venir.

El me glorificará;  porque tomará de lo mío,  y os lo hará saber.

Varios versículos atrás Jesús llamó al espíritu santo “el consolador”, es decir, el que da consuelo (Jn.16:7). Sin embargo, dar consuelo no significa que sea una persona literal. El aire puro nos consuela y nos da paz, pero el aire no es una persona literal. De igual manera, el poder de Dios el Padre nos trae consuelo. Jesús simplemente PERSONIFICÓ el poder de Dios en ese pasaje, es decir, utilizó un lenguaje figurado muy común en la Biblia.

El espíritu santo es la energía verdadera de Dios el Padre, por eso Jesús le llamó el “espíritu de verdad”.

El espíritu santo nos guía o lleva a toda la verdad, pero esto no significa que sea una tercera persona divina. Un río también nos lleva cuando corre por el cauce, pero eso no significa que el río sea una persona literal. El viento también nos guía o lleva cuando estamos en un barco de vela, pero el viento no es una persona literal. De igual manera el poder de Dios nos guía o lleva a toda la verdad.

Jesús dijo en ese pasaje que el espíritu santo habla, pero también dijo que las piedras pueden hablar (Lc.19:40), por lo tanto, el hecho de que alguien hable no significa forzosamente que sea una persona literal.

Jesús dijo que el espíritu santo nos haría recordar lo que vendrá en el futuro, pero esto de ninguna manera significa que sea una tercera persona divina. Un día bello y soleado me puede hacer recordar algo del pasado, pero eso no significa que ese bello día soleado sea una persona literal. Decir que el espíritu santo es una persona literal porque nos hace recordar cosas que vendrán en el futuro es una interpretación estúpida y falsa, sencillamente es el poder de Dios lo que nos hace recordar lo que sucederá en el futuro. Cuando el espíritu de Dios está en la mente de los verdaderos cristianos, esta energía procedente del Padre celestial nos lleva a recordar las profecías de la Biblia que se cumplirán en el futuro.

Jesús dijo en ese pasaje que el espíritu santo le glorificaría a él. Este pasaje destroza la mentira satánica del trinitarismo, porque Jesús no dijo por ninguna parte que el espíritu santo sería glorificado, sino que él glorificaría a Jesús. Si el espíritu santo fuera Dios, o una tercera persona divina, entonces él sería glorificado igual que el Padre y el Hijo, sin embargo, jamás se glorifica en la Biblia al espíritu santo, prueba irrefutable de que no es una tercera persona divina que forme parte de una trinidad.

LUCAS 4:14

El autor trinitario de esa basura de estudio dice que el espíritu santo es una

tercera persona divina, y él cita Lucas 4:14. Leamos ese pasaje:

Y Jesús volvió en el poder del Espíritu a Galilea,  y se difundió su fama por toda la tierra de alrededor.

Como puede ver, el trinitario miente, pues ese pasaje no dice por ninguna parte que el espíritu santo sea una tercera persona divina. Lo que dice es que Jesús volvió en el poder del espíritu a Galilea, es decir, Jesús tenía el poder de la energía de Dios el Padre, eso es lo que dice simplemente el texto. El poder de Dios, su energía, nos da poder a nosotros, nos llena de poder de lo alto.

Citar ese pasaje para decir que el espíritu santo es una tercera persona divina es demencial y diabólico, es una forma perversa de pervertir el texto bíblico.

HECHOS 10:38

El autor trinitario de esa basura de estudio dice los siguiente:

En Hechos 10:38 también se hace la distinción entre el Espíritu Santo y una simple fuerza, dice: “cómo Dios ungió con el Espíritu Santo y con poder a Jesús de Nazaret”.

La interpretación que hace ese hereje trinitario es falsa y perversa. Lo que dice el texto simplemente es que Dios el Padre ungió con espíritu santo y poder a Jesús. La segunda palabra, “con”, no se encuentra en los manuscritos griegos de ese pasaje, lo que dice el texto es “espíritu santo y poder”, indicando así que el espíritu santo es el poder de Dios, y este poder o energía del Padre llenó de energía o poder a Jesús. Pondré un sencillo ejemplo para que se entienda, una central de energía eléctrica es la que da energía a una ciudad. La central de energía es la que da el poder o energía a las casas de la ciudad. El espíritu santo es algo así como esa central de energía eléctrica que da energía o poder a quien lo recibe. Jesús recibió este poder o energía procedente del Dios Padre. Jesús no recibió ninguna tercera persona divina, sino que recibió el poder de Dios. El expulsaba los demonios por el espíritu santo, es decir, por el poder de Dios el Padre, no por el poder de una tercera persona divina.

Por eso es que Jesús dijo estás palabras a sus discípulos:

pero recibiréis poder,  cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo,  y me seréis testigos en Jerusalén,  en toda Judea,  en Samaria,  y hasta lo último de la tierra. (Hch.1:8).

Observe como Jesús identificó el poder de Dios con el espíritu santo. Los discípulos de Jesús recibieron el poder de Dios cuando el espíritu de Dios vino sobre ellos el día de Pentecostés. Recibir el poder de Dios es lo mismo que recibir el espíritu de Dios. Ese pasaje no dice por ninguna parte que el espíritu santo sea una tercera persona divina.

1 CORINTIOS 2:4

El autor trinitario de esa basura de estudio cita luego el pasaje de 1Corintios 2:4 para enseñar que el espíritu santo no es el poder de Dios, sino una tercera persona divina. Veamos la falacia de ese engañador, leamos el pasaje de Pablo:

“Y ni mi palabra ni mi predicación fue con palabras persuasivas de humana sabiduría, sino con demostración del Espíritu y de poder“.

La palabra “de” que aparece antes de “poder” no se encuentra en los manuscritos griegos de ese pasaje. Lo que dice el texto verdadero es “de espíritu y poder”, es decir, lo que dijo el apóstol Pablo es que el espíritu santo es el poder de Dios, el espíritu y el poder están unidos porque son la misma cosa. El espíritu santo es sencillamente el poder de Dios el Padre y este poder de Dios da pode a otros.

continuara …

Tito Martínez