EEUU amenaza con volver a atacar Siria y Rusia le acusa de “violar la ley internacional”

elmundo.es

  • “Estados Unidos tomó anoche un paso muy calculado. Estamos preparados para hacer más, pero esperamos que no sea necesario”, dijo la embajadora estadounidense ante la ONU, Nikki Haley
  • “Se trata de una flagrante violación de la ley internacional”, afirmó el representante ruso ante el Consejo de Seguridad, Vladimir Safronkov

Estados Unidos ha asegurado este viernes que está preparado para “hacer más” en Siria tras su primer ataque contra el régimen de Damasco, pero confió en que no sea necesario.

“Estados Unidos tomó anoche un paso muy calculado. Estamos preparados para hacer más, pero esperamos que no sea necesario“, dijo la embajadora estadounidense ante la ONU, Nikki Haley, en un discurso ante el Consejo de Seguridad.

La embajadora estadounidense ante la ONU, Nikki Haley. REUTERS

Haley defendió la acción militar de su país y aseguró que Washington no puede mantenerse al margen cuando se utilizan armas químicas, pues considera “un interés vital de seguridad nacional” impedir su uso y expansión. “Nuestro Ejército destruyó la base aérea desde la que se llevó a cabo el ataque químico de esta semana. Estábamos totalmente justificados para hacerlo“, subrayó.

Según Haley, “la mancha moral del régimen de Bashar al-Asad ya no podía seguir sin respuesta” y sus “crímenes contra la Humanidad ya no podían encontrarse con palabras vacías”. “Era el momento de decir basta. Pero no sólo decirlo. Era hora de actuar”, insistió la embajadora estadounidense, que dejó claro que Al Asad “no debe usar armas químicas nunca más”.

Haley aseguró además que tanto Irán como Rusia tienen responsabilidad en el ataque químico del pasado martes por su defensa del régimen de Damasco. “Cada vez que Al Asad ha pasado la raya de la decencia humana, Rusia le ha respaldado”, dijo la diplomática.

En este último episodio, aseguró, Moscú había mostrado su disposición a bloquear una resolución del Consejo de Seguridad utilizando su capacidad de veto, algo que ya ha hecho en el pasado. “Un mayor retraso, para lograr un compromiso con Rusia sobre una resolución diluida, sólo habría fortalecido a Al Asad”, dijo Haley en justificación de la decisión de su país de actuar al margen de la ONU.

Además, recordó que Rusia tiene una responsabilidad especial como garante del acuerdo por el que Siria accedió a eliminar todo su arsenal químico. Haley opinó que sólo hay tres opciones para explicar el “fracaso” ruso en esa tarea: o Moscú permitió conscientemente que Siria mantuviese armas químicas, o fue “incompetente” en su trabajo o el régimen de Al Asad está “tomándoles por tontos”.

“El mundo esta esperando a que el Gobierno ruso actúe responsablemente en Siria. El mundo está esperando a que Rusia reconsidere su alianza equivocada con Bachar al Asad”, apuntó. Haley confió en que los últimos acontecimientos permitan avanzar a una “nueva fase” del proceso político en Siria, en la que el Gobierno y sus aliados se comprometan “seriamente” con las negociaciones.

“Acto de agresión ilegítimo”

Por su parte, Rusia denunció ayer en la ONU que el reciente ataque de EEUU en Siria es un “acto de agresión ilegítimo” y advirtió de las consecuencias “extremadamente graves” para la estabilidad internacional que pueden tener esas acciones.

“Se trata de una flagrante violación de la ley internacional”, afirmó hoy el representante ruso ante el Consejo de Seguridad, Vladimir Safronkov, en una reunión de urgencia convocada para analizar el conflicto sirio. La acción de Estados Unidos, agregó, “sólo puede facilitar el fortalecimiento del extremismo”.

Estados Unidos lanzó en las últimas horas un ataque con decenas de misiles Tomahawk contra la base siria de Shayrat para castigar al régimen de Bachar al Asad, aliado del Gobierno ruso. Esa acción fue justificada por la Casa Blanca como respuesta a las denuncias sobre un supuesto ataque con armas químicas registrado el pasado martes en la localidad de Jan Shijún, del que Washington responsabiliza al régimen sirio.

Safronkov, en una intensa intervención ante el Consejo, expresó la “fuerte condena de su país por estas ilegítimas acciones” en contra de “la soberanía territorial” de un país. “Las consecuencias para la estabilidad regional e internacional pueden ser extremadamente graves“, agregó el diplomático, a tono con las reacciones que ha habido en Moscú en las últimas horas.

El representante ruso aprovechó para criticar a los gobiernos de Estados Unidos, Reino Unido y Francia por tener “una paranoica idea” para derrocar “al Gobierno soberano de Siria”, y echó en cara a esos tres países sus “acciones no diplomáticas”