REFUTADA LA MENTIRA DEL PURGATORIO

Por: Tito Martínez

Estos son los argumentos tomados de la Biblia que la iglesia católica romana o papismo siempre esgrime para basar la doctrina del Purgatorio:

1) “En lo cual vosotros os alegráis, aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas,  para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo”. (1 Pedro 1:7).

2) “Pero yo os digo que cualquiera que se enoje contra su hermano,  será culpable de juicio;  y cualquiera que diga:  Necio,  a su hermano,  será culpable ante el concilio;  y cualquiera que le diga:  Fatuo,  quedará expuesto al infierno de fuego.

Por tanto,  si traes tu ofrenda al altar,  y allí te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti, deja allí tu ofrenda delante del altar,  y anda,  reconcíliate primero con tu hermano,  y entonces ven y presenta tu ofrenda.

Ponte de acuerdo con tu adversario pronto,  entre tanto que estás con él en el camino,  no sea que el adversario te entregue al juez,  y el juez al alguacil,  y seas echado en la cárcel.

De cierto te digo que no saldrás de allí,  hasta que pagues el último cuadrante. (Mateo 5:22-26).

3) “Y Cualquiera que hablare contra el Hijo del hombre, le será perdonado: más cualquiera que hablare contra el Espíritu Santo NO LE SERÁ PERDONADO, NI EN ESTE SIGLO, NI EN EL VENIDERO.” (Mateo 12:32).

4) “Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto,  el cual es Jesucristo.

Y si sobre este fundamento alguno edificare oro,  plata,  piedras preciosas,  madera,  heno,  hojarasca, la obra de cada uno se hará manifiesta;  porque el día la declarará,  pues por el fuego será revelada;  y la obra de cada uno cuál sea,  el fuego la probará.

Si permaneciere la obra de alguno que sobreedificó,  recibirá recompensa.

Si la obra de alguno se quemare,  él sufrirá pérdida,  si bien él mismo será salvo,  aunque así como por fuego.” (1Cor 3:11-15).

5) “Exhorto ante todo,  a que se hagan rogativas,  oraciones,  peticiones y acciones de gracias,  por todos los hombres; por los reyes y por todos los que están en eminencia,  para que vivamos quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad.

Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador, el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad..” (1 Timoteo 2:1-4).

6) “Yo os digo, que de toda palabra ociosa que hablaren los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio.” (Mateo 12:36).

7) “No entrará en ella ninguna cosa inmunda,  o que hace abominación y mentira,  sino solamente los que están inscritos en el libro de la vida del Cordero”. (Ap. 21:27).

8) “Pues de no esperar que los soldados caídos resucitarían, habría sido superfluo y necio rogar por los muertos;  mas si consideraba que una magnífica recompensa está reservada a los que duermen piadosamente, era un pensamiento santo y piadoso.  Por eso mandó hacer este sacrificio expiatorio en favor de los muertos, para que quedaran liberados del pecado.” (2ª Macabeos 12:44-46). 

REFUTACIÓN DOCTRINAL 

1- El pasaje de 1ª de Pedro 1:7 no menciona por ninguna parte un purgatorio en el más allá. Lo que dijo Pedro es que los cristianos de esa época estaban sufriendo persecuciones y pasando por diversas pruebas, y de esa manera la fe de ellos estaba siendo sometida a prueba, de la misma manera que el fuego somete a prueba el oro, para que así salga puro quitando toda impureza o escoria. Pablo estaba comparando la persecución y aflicciones de los cristianos con el oro purificado por el fuego, ¡¡pero jamás dijo Pedro que los cristianos muertos estén pasando por un lugar de sufrimiento en un más allá llamado “purgatorio”!!.

2- Mateo 5:22-26 tampoco enseña por ninguna parte la doctrina de un purgatorio en el más allá. Lo que dijo Jesús en ese pasaje es que una persona no saldrá de la cárcel hasta que pague el último cuadrante. Jesús no estaba hablando de ninguna cárcel en un “más allá”, sino de una cárcel en la tierra, donde los presos son encerrados por diferentes delitos.

3- Mateo 12:32 tampoco habla por ninguna parte de un purgatorio en un más allá, donde millones de almas estén purgando sus pecados. Lo que Jesús dijo simplemente es que quien blasfeme contra el espíritu de Dios no tendrá perdón en esta era, ni en la siguiente. Sencillamente el papismo satánico lo que hace es falsificar las palabras de Jesús, haciéndole decir lo que no dice, sino lo que el papismo quiere que diga.

4- El pasaje de 1Corintios 3:11-15 tampoco enseña por ninguna parte la doctrina de un purgatorio en un más allá. Lo que dijo el apóstol Pablo en ese pasaje es que Jesús es el fundamento de la Iglesia, y dependiendo de lo que nosotros edifiquemos sobre este fundamento, el fuego lo probará. El cristiano que edifique sobre Cristo cosas importantes y valiosas, como el oro, la plata o las piedras preciosas, entonces recibirá recompensa o premio en el día de la venida gloriosa de Cristo. Pero el cristiano que edifique sobre Cristo cosas sin valor, como la madera, el heno o la hojarasca, entonces el fuego lo quemará y el cristiano no recibirá la recompensa, aunque él mismo será salvo, pero como quien escapa del fuego. El texto bíblico no dice por ninguna parte que en un más allá llamado purgatorio estén sufriendo millones de almas. Tal lugar no existe, es un invento de Satanás introducido en la iglesia católica romana, y que dicha iglesia falsa enseña a millones de personas para poder sacarles dinero, falsificando ciertos pasajes de la Biblia para hacer creer a los ignorantes que tal lugar existe, y de esta manera sacarles todo el dinero que puedan para que paguen misas por las almas de los muertos que están encerradas en ese lugar falso que ellos llaman purgatorio, y de esa manera dichas almas puedan salir de ese lugar de castigo rumbo al cielo. Sencillamente es una manera diabólica de robar y estafar a millones de personas para que esa iglesia falsa reciba dinero y se enriquezca.

5- El pasaje de 1ª de Timoteo 2:1-4 tampoco enseña por ninguna parte la doctrina de un purgatorio en un más allá. Lo que dijo el apóstol Pablo en ese pasaje es que los cristianos hemos de rogar e interceder por todos los hombres, por los reyes y por los que tienen cargos políticos, para que vivamos en paz y con honestidad. El texto no dice por ninguna parte que los cristianos tenemos que orar por las almas de los difuntos que estén sufriendo en un purgatorio en un más allá. El pasaje claramente está hablando de personas vivas que están en la tierra, y que tienen cargos políticos, ¡¡no habla de muertos por ninguna parte!!, y los cristianos hemos de orar a Dios por estas personas, no para que salgan sus almas de un purgatorio inexistente, sino para que en nuestras naciones vivamos en paz.

6- El pasaje de Mateo 12:36 tampoco habla por ninguna parte de ningún purgatorio en ningún más allá. En ese pasaje Jesús dijo simplemente que los seres humanos seremos juzgados por toda palabra ociosa que hablemos, Jesús jamás dijo que exista un lugar en el más allá llamado purgatorio, donde millones de almas estén siendo probadas por fuego para poder limpiar sus pecados. Los pecados de los seres humanos solamente pueden ser limpiados o purgados por la sangre de Cristo, ¡¡no por un fuego de un lugar inexistente llamado purgatorio!!:

“sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir,  la cual recibisteis de vuestros padres,  no con cosas corruptibles,  como oro o plata, sino con la sangre preciosa de Cristo,  como de un cordero sin mancha y sin contaminación” (1Pe.1:18-19).

“pero si andamos en luz,  como él está en luz,  tenemos comunión unos con otros,  y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado.” (1Jn.1:7).

“y cantaban un nuevo cántico,  diciendo:  Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos;  porque tú fuiste inmolado,  y con tu sangre nos has redimido para Dios,  de todo linaje y lengua y pueblo y nación” (Ap.5:9).

La doctrina de que existe un lugar en el más allá al que llaman purgatorio y que el fuego de ese lugar puede limpiar los pecados de las almas que sufren en ese lugar es una abominable doctrina de demonios y un rechazo total del verdadero Evangelio, además de un desprecio total del sacrificio de Jesucristo en el madero.

7- El pasaje de Apocalipsis 21:27 tampoco habla por ninguna parte de un purgatorio en un más allá. Lo que dice el pasaje es que los que practican el mal no entrarán en la ciudad celestial, la Nueva Jerusalén, sino que solamente entrarán aquellos que tengan escritos sus nombres en el libro de la vida de Cristo.

8- El pasaje de segunda de Macabeos 12:44-46 tampoco enseña por ninguna parte la doctrina satánica y falsa de un purgatorio en un más allá.

Veamos, en primer lugar ese pasaje está tomado de un libro apócrifo pero histórico, que es el libro de los Macabeos, ¡¡el cual jamás formó parte del canon bíblico de los hebreos!!.

Y en segundo lugar, aunque consideráramos ese libro histórico de los Macabeos como inspirado por Dios, en ninguna parte se enseña la doctrina satánica-romana del purgatorio. Observe como ese pasaje del libro de Macabeos está hablando de la RESURRECCIÓN de los muertos, que sucederá en el futuro, es decir, ¡¡el pasaje no habla por ninguna parte de almas que estén encerradas en un purgatorio en el más allá!!, sino de personas que resucitarán en el futuro, ¡¡y es entonces cuando esos muertos recibirán su recompensa de parte de Dios!!.

El pasaje de Macabeos habla de rogar u orar por esos muertos, pero cuidado, ¡¡no para que sus almas salgan de un purgatorio en un más allá!!, sino orar por ellos para que esas personas muertas reciban su recompensa CUANDO RESUCITEN.

Observe como el pasaje de Macabeos dice bien claro que esos muertos están “durmiendo piadosamente“, es decir, ¡¡ellos no están despiertos en un más allá”, sino que están dormidos, inconscientes, esperando el día de la resurrección de los muertos. El texto de Macabeos es bien claro, en él no se habla por ninguna parte de personas vivas en ningún más allá sufriendo en un purgatorio.

Lo que hace la iglesia satánica de Roma es falsificar de forma burda y diabólica ese pasaje de Macabeos, para engañar al mundo haciéndole creer que en un más allá hay millones de almas sufriendo en un purgatorio, a las cuales hay que sacar de ese lugar por medio de oraciones ¡¡y de dinero!!, es decir, se trata de una asquerosa falsificación del pasaje de Macabeos, haciéndole decir lo que no dice por ninguna parte.

Cuando ese pasaje de Macabeos habla de hacer ese sacrificio expiatorio en favor de los muertos para que queden liberados del pecado sencillamente se está refiriendo a orar por esos muertos, para que cuando ellos resuciten reciban la recompensa de Dios y queden, por tanto, liberados totalmente de sus pecados, pero esto es muy diferente a lo que hace la iglesia católica romana, pues esa iglesia falsa ora por los difuntos para que sus almas salgan del supuesto purgatorio, haciendo misas por ellos, las cuales son pagadas por los católicosque han sido engañados, y de esta manera llenar de dinero las arcas de esa iglesia de Satanás en la tierra llamada iglesia católica romana, sencillamente es un burdo comercio con las almas de los muertos para poder enriquecer a esa iglesia falsa romana.

Por lo tanto, si los verdaderos cristianos oramos por los muertos es sencillamente para que cuando ellos resuciten reciban su recompensa y queden ya liberados para siempre del pecado, ¡¡pero jamás oramos a los muertos para que ellos intercedan por nosotros en el cielo, ni oramos a Dios para que sus almas salgan de un lugar falso e inexistente al que llaman purgatorio!!, eso jamás lo enseña la Biblia.

Si usted que ha leído este importante documento es aun católico o católica, le exhorto a que se arrepienta de sus pecados, abandone esa repugnante doctrina de demonios del purgatorio y salga corriendo de esa iglesia falsa que la predica, y entonces acuda humildemente a Jesucristo, el cual perdonará y limpiará todos sus pecados.