Rusia y China reclaman el cese de las “provocaciones” entre Corea del Norte y EE.UU.

LA NACION

Rusia y China hicieron hoy un llamado a la contención para evitar una escalada de las tensiones en la península de Corea por el programa norcoreano para el desarrollo de misiles y armas nucleares.

“Exigimos el fin de las provocaciones y amenazas antes de que sea imposible salvar la situación”, dijo el ministro de Exteriores chino, Wang Yi, en Pekín tras reunirse con su homólogo francés, Jean-Marc Ayrault. Quien cause problemas en la península coreana tendrá que asumir las consecuencias, advirtió Wang.

El conflicto entre Estados Unidos y Corea del Sur por un lado y Corea del Norte por otro ha creado una “atmósfera potencialmente peligrosa” que requiere gran atención, afirmó el jefe de la diplomacia china.

En Moscú, el vocero del Kremlin, Dmitri Peskov, afirmó que Rusia está “muy preocupada por la escalada de las tensiones en la península de Corea” y llama a mostrar contención ante cualquier acto que pudiera ser considerado como una provocación. Citado por la agencia de noticias Tass, Peskov subrayó que Rusia apoya los esfuerzos políticos y diplomáticos para distender la situación.

Previamente había causado revuelo una información difundida en la noche del jueves por la emisora estadounidense NBC citando a fuentes de los servicios secretos según los cuales Estados Unidos está preparado para lanzar un ataque preventivo contra Corea del Norte si tiene pleno convencimiento de un inminente nuevo ensayo nuclear por parte del régimen comunista de Pyongyang.

Según esas fuentes, dos destructores estadounidenses armados con misiles de crucero “Tomahawk” ya se encuentran cerca de la península coreana, uno de ellos a sólo 480 kilómetros de la zona donde Corea del Norte suele llevar a cabo sus pruebas nucleares.

En el caso de una acción militar de Estados Unidos, Corea del Norte ha amenazado con tomar represalias.

Otra demostración de fuerza

Como demostración de fuerza se espera también la llegada este fin de semana de la flota encabezada por el portaaviones “USS Car Vinson” a aguas cercanas a la península coreana. El vicepresidente estadounidense Mike Pence visitará Seúl el domingo.

Recientemente se han multiplicado los indicios que apuntan a que Pyongyang, tras varias pruebas de misiles, está preparando un nuevo ensayo de un arma nuclear, probablemente con motivo del 105 cumpleaños del fundador de la República Popular de Corea del Norte, Kim Il-sung, mañana.

El instituto de la Universidad Johns-Hopkins informó de la existencia de imágenes satelitales que muestran nuevas actividades en el lugar donde se realizan los ensayos nucleares.

Según la investigadora surcoreana Jean Lee, el mayor peligro en este momento es que surjan malentendidos en la comunicación entre el presidente de Estados Unidos,Donald Trump , y el líder norcoreano, Kim Jong-un . “Si una de las dos partes se ve demasiada acorralada, podría producirse un ataque militar”, alertó la experta.