APOCALIPSIS 13 (LAS DOS BESTIAS)

Las dos bestias 

APOCALIPSIS 13

1 Y el dragón se paró sobre la arena del mar, y vi subir del mar una bestia que tenía siete cabezas y diez cuernos; y en sus cuernos diez diademas; y sobre sus cabezas, insultos y calumnias contra el Poderoso.

Los mejores manuscritos griegos dicen que fue el dragón, Satanás, quien se paró sobre la arena del mar, para hacer subir a la bestia. El mar en el Apocalipsis simboliza las muchedumbres, naciones y lenguas (Ap.17:15), y también se refiere al mar Mediterráneo, el cual está cerca de la capital de la gran ramera, Roma (Ap.18:17, 21). Por lo tanto, esto significa que la bestia surgirá de alguna de las naciones que rodean el mar Mediterráneo.

Las siete cabezas simbolizan los siete montes donde tiene su sede la capital de la gran ramera, Roma, y también simbolizan siete reinos (Ap.17:9-10), y los diez cuernos simbolizan los diez reyes aliados de la bestia que se unirán a él para luchar contra Cristo (Ap.17:12-14). Las diez diademas que tienen los diez cuernos significan que serán diez reyes.

Sobre las siete cabezas había insultos y calumnias contra el Poderoso supremo, el Padre celestial. Por lo tanto, esto demuestra que la bestia se refiere a un nuevo imperio romano que surgirá en el futuro, y que estará formado por diez reinos. Estos diez reinos coinciden con los diez dedos de los pies de la imagen que soñó el rey Nabucodonosor (Dn.2:41-43). Observe como el profeta Daniel dijo que en los días de estos diez reyes, Dios levantará un reino que jamás será destruido, y este reino de Dios destruirá a todos los demás reinos de la tierra (Dn.2:44-45), lo cual demuestra que el reino de Dios vendrá con gran poder y gloria del cielo en los días de ese futuro imperio de la bestia compuesto por diez reinos, simbolizados por los diez dedos de los pies de la imagen.

2 Y la bestia que vi era semejante a un leopardo, y sus pies como de oso, y su boca como boca de león. Y el dragón le dio su poder y su trono, y grande autoridad.

La bestia que vio Juan era semejante a un leopardo, sus pies era como los de un oso, y su boca como la de un león. Esto significa que ese futuro imperio de la bestia, compuesto por diez reinos, tendrá las características que tuvieron las tres bestias o imperios que existieron en el pasado, y que fueron el imperio Griego, el Medo Persa y el Babilonio (Dn.7:3-6). Satanás dará el poder, el trono y la autoridad a este nuevo imperio, encabezado por un nuevo emperador. Recuerde que Satanás y sus ángeles habrán descendido a la tierra, él estará disfrazado como ángel de luz, y entonces escogerá a un príncipe para ser el nuevo rey o emperador que gobernará sobre esos diez reinos. Este futuro emperador es llamado también la bestia en el Apocalipsis.

3 Uno procedente de las cabezas de la bestia estaba como herido de muerte, pero su herida mortal fue sanada; y se maravilló toda la tierra en pos de la bestia,

Uno de los siete reyes, simbolizados por las siete cabezas de la bestia, estaba como herido de muerte, pero su herida mortal fue sanada, y toda la tierra se maravilló en pos de la bestia. Este rey herido de muerte se refiere al futuro emperador escogido por Satanás, él sufrirá algún tipo de atentado en la cabeza, pero será sanado. Observe que el pasaje no dice que resucitará, sino que será sanado, su herida será curada, por lo tanto, esto demuestra que él no será muerto ni resucitará, sino que simplemente tendrá una herida mortal, pero esa herida le será sanada, y entonces los seguidores de este emperador quedarán maravillados y le seguirán fanáticamente. Cuando el pasaje dice que toda la tierra seguirá a la bestia, esto no significa que todos los habitantes del mundo le seguirán, ya que los santos de Dios no seguirán a la bestia. Por lo tanto, el pasaje se refiere a todos los habitantes de la tierra que crean en ese falso mesías, la bestia. Recuerde que el imperio de la bestia estará formado por los diez reinos, no por todos los reinos del mundo, él solo tendrá autoridad sobre esos diez reinos (Ap.17:12-14).

4 y adoraron al dragón que había dado autoridad a la bestia, y adoraron a la bestia, diciendo: ¿Quién podrá ser como la bestia, y quién podrá hacer la guerra contra ella?

La profecía dice que adorarán a Satanás y a la bestia. Durante el futuro reinado de la bestia la religión imperante será el satanismo. La gente del mundo engañada por Satanás creerán que el reino de Dios ha llegado a la tierra, y que el Mesías ya ha regresado en la persona del nuevo emperador. Creerán que Satanás es el Dios Padre, y que la bestia es Jesucristo, y por tanto, adorarán al diablo y a su escogido, la bestia. Recuerde que Satanás se disfraza como ángel de luz. Jesús dijo que él es el padre de la mentira, y por lo tanto, él se hará pasar por el Dios Padre, y entonces el diablo entregará su poder y autoridad al nuevo emperador, la bestia.

Observe que ese poder, gloria y riquezas mundanas el diablo se lo ofreció a Jesús, a condición de que le adorara y sirviera, pero Jesús rechazó esa tentación de Satanás y le reprendió citando la Sagrada Escritura (Mt.4:8-10). Este mismo ofrecimiento Satanás se lo hará al nuevo emperador, la bestia, y él lo aceptará, sirviendo a Satanás y haciendo la voluntad del diablo, es entonces cuando dará inicio el reinado de la bestia y la gran persecución contra los verdaderos cristianos.

5 También se le dio a la bestia una boca que hablaba espantosos insultos y calumnias contra el Poderoso; y se le dio autoridad para actuar cuarenta y dos meses.

La profecía dice que a partir de entonces la bestia, el falso mesías, proferirá espantosos insultos y calumnias contra el Dios supremo, el Padre celestial, y se le dará autoridad para realizar su labor solamente durante 42 meses. El apóstol Pablo dijo que toda la autoridad que tienen los gobernantes de las naciones procede del Dios Padre, y las que existen, por él han sido establecidas (Ro.13:1). Dios ha establecido que ese reinado de la bestia dure solamente 42 meses, después será destruido cuando Cristo venga en gloria a reinar sobre el mundo entero. Es cierto que será Satanás quien entregará su poder, su trono y su autoridad a la bestia, pero recuerde que es Dios el Padre, el Todopoderoso, quien CONTROLA A SATANÁS, y él solo hace lo que el Padre celestial manda. Dios sencillamente permitirá a Satanás que él entregue su poder y su trono a la bestia, para que así se cumplan los planes establecidos por Dios y se cumpla la profecía del Apocalipsis, y cuando se cumpla lo que esta escrito, el mismo Satanás será destruido por Dios en el lago de fuego, porque el diablo ya habrá cumplido la misión para la cual él fue creado por Dios, que es la de probar la fidelidad del ser humano a Dios.

Los 42 meses mencionados en este pasaje serán totalmente literales, pues todas las cifras que aparecen en el Apocalipsis son siempre literales. Esto significa obviamente que los verdaderos cristianos que vivan en ese tiempo podrán conocer perfectamente y con toda certeza la fecha del regreso de Cristo y del fin del mundo, ya que contando los 42 meses desde el comienzo del reinado de la bestia, entonces se podrá conocer la fecha del regreso de Cristo, pues recuerde que Jesús regresará al final de esos 42 meses para destruir el reinado de la bestia (Ap.19:11-21). Ahora es totalmente imposible que conozcamos la fecha del regreso de Cristo por la sencilla razón de que ese futuro reinado de la bestia todavía no ha comenzado. Todos los que hoy en día están dando alguna fecha para el regreso de Cristo están mintiendo y llevando al error a miles de personas. Y respecto a las palabras de Jesús “más del día y la hora nadie sabe, ni los ángeles del cielo, ni el Hijo, sino solo el Padre” (Mt.24:36), observe que Jesús estaba hablando en tiempo presente, “sabe”, en ese momento nadie conocía la fecha del futuro regreso glorioso de Cristo, sino que solo la conocía el Padre celestial. Jesús jamás dijo que el día y la hora de su venida gloriosa no se podrá conocer en el futuro, sino que simplemente era algo desconocido en ese momento que él dijo esas palabras.

6 Y abrió su boca en insultos y calumnias contra el Poderoso, para insultar de forma espantosa su nombre, insultar su tabernáculo, e insultar los que habitan en tiendas en el cielo.

La profecía dice que la bestia lanzará espantosos insultos y calumnias contra el Poderoso supremo, el Dios Padre, para insultar su nombre, insultar su tabernáculo, e insultar los que habitan en tiendas en el cielo. La mayor calumnia e insulto que se pueda lanzar contra el Dios Padre, llamado IEVE, es acusarle de que él es Satanás. Hoy en día esa espantosa calumnia y blasfemia satánica la profieren miles de hijos e hijas de Satanás, los cuales enseñan la terrible mentira que el Dios de Israel, el Padre celestial, es el mismísimo Satanás. Pues esta misma calumnia espantosa es la que el falso mesías, la bestia, lanzará contra el Dios Padre. El dirá de forma pública que el Dios de Israel, llamado IEVE, es el mismo Satanás. También hablará insultos contra la morada de Dios en el cielo, e insultará y calumniará también a los ángeles de Dios que moran en el cielo, diciendo que esos ángeles son los ángeles de Satanás. Estas espantosas blasfemias y calumnias contra Dios el Padre serán creídas y repetidas por todos los adoradores de Satanás y de la bestia durante ese tiempo, pero al final todos ellos serán arrojados vivos al lago de fuego, tal como dice el Apocalipsis (Ap.14:9-11, 20:10, 15).

7 Y se le permitió hacer guerra contra los apartados para el Poderoso, y vencerlos. También se le dio autoridad sobre toda tribu, pueblo, lengua y nación.

El pasaje dice que se le permitirá a la bestia hacer la guerra a los santos y los vencerá, y tendrá autoridad sobre toda tribu, pueblo, lengua y nación. Analicemos esta profecía.

Observe que el texto dice que se LE PERMITIRÁ a la bestia hacer la guerra a los santos y vencerlos. ¿Quien le dará a la bestia ese permiso de perseguir a los santos de Dios?, ¡pues obviamente ese permiso se lo dará el Dios supremo, el Padre celestial!, es Dios quien pone y quita a los reyes y emperadores, pues todas las autoridades que hay en el mundo, por él han sido establecidas (Ro.13:1). Por lo tanto, si la bestia o emperador matará a los verdadero cristianos durante ese tiempo, es simplemente porque Dios le dará ese permiso para hacerlo.

Veamos ahora quienes serán esos santos.

Satanás ha engañado a millones de falsos cristianos, y les ha hecho creer la repugnante mentira de que esos santos no serán los santos de la Iglesia de Cristo, sino una clase diferentes de santos que estarán en la tierra durante el reinado de la bestia. Los falsos maestros pretribulacionistas enseñan que esos santos serán los cristianos tibios o carnales que se habrán quedado en la tierra después del “Rapto”. Ahora bien, esa interpretación es tan satánica y falsa, que solo un hijo o hija del diablo sin cerebro se la puede creer.

Observe que el pasaje los llama “los santos”, y si serán santos de Dios, ¿como pueden ser cristianos carnales o tibios?, ¡eso es imposible!. Esos santos serán VERDADEROS CRISTIANOS, pero no solo eso, sino que esos santos SON EXACTAMENTE LOS MISMOS SANTOS DE LA IGLESIA DE CRISTO, pues estos santos de la tribulación son los que resucitarán en gloria y reinarán con Cristo durante el Milenio, como REYES Y SACERDOTES (Ap.20:4-6), ¡¡y resulta que los reyes y sacerdotes son los verdaderos cristianos que forman parte de la IGLESIA DE CRISTO!! (1Pe.2:9, Ap.1:6, 5:9-10).

Los santos mencionados en el Apocalipsis son exactamente los mismos santos mencionados en los escritos del resto del Nuevo Testamento. Afirmar que esos santos del Apocalipsis son una clase diferente a los santos de la Iglesia es una aberración perversa y estúpida. Cada vez que el Nuevo Testamento menciona a los santos SIEMPRE se refiere a la única clase de santos: los miembros de la IGLESIA DE CRISTO. Por ejemplo, los santos de Dios son mencionados en pasajes como estos: Hechos 9:13, Romanos 1:7, 8:27, 1Corintios 1:2, Efesios 1:1, Filipenses 1:1, etc. Podría dar decenas de pasajes más, pero con esos son suficientes. En todos y cada uno de esos pasajes los santos siempre se refiere a la Iglesia de Cristo, por lo tanto, los santos mencionados en el libro del Apocalipsis solo pueden ser la Iglesia de Cristo, pues son los mismos santos mencionados en el resto de textos del Nuevo Testamento. Por lo tanto, esa doctrina enseñada por miles de falsos evangelistas y falsos pastores pretribulacionistas, de que la Iglesia de Cristo no aparece en la tierra desde Apocalipsis 4, hasta el capítulo 19, es una espantosa mentira, una total falsedad predicada por emisarios de Satanás que han pervertido el Apocalipsis para su propia condenación.

Observe que el verso 7 dice también que la bestia VENCERÁ a esos santos, es decir, los matará.

Los falsos maestros y falsos pastores pretribulacionistas se basan en esa palabra para decir que esos santos no pueden ser la Iglesia de Cristo, ya que Jesús dijo que las puertas de la muerte no prevalecerán contra su Iglesia, y por tanto, dicen ellos, esos santos no pueden ser la Iglesia de Cristo. Dicho argumento es tan perverso y satánico, que se cae por su propio peso.

Jesús dijo que las PUERTAS DEL HADES no prevalecerán contra su Iglesia, por la sencilla razón de que su Iglesia vencerá a la muerte cuando ellos resuciten en gloria (Mt.16:18). Al final serán los santos de la Iglesia los que vencerán a la muerte, y la bestia y el falso profeta serán arrojados vivos al lago de fuego (Ap.19:19-20).

A lo largo de los siglos millones de verdaderos santos de la Iglesia de Cristo han pasado por la tribulación y han sufrido el martirio, ¿significa eso que Satanás derrotó a la Iglesia de Cristo?, ¡por supuesto que no!, sencillamente esos santos de la Iglesia fueron vencidos aparentemente por el diablo, pero el propio diablo será derrotado al final y arrojado al lago de fuego, mientras que esos santos vencedores y mártires resucitarán en gloria para reinar con Cristo (Ap.20:4-6). Por lo tanto, ese argumento pretribulacionista es absolutamente satánico y perverso. El hecho de que Satanás y la bestia persigan a la Iglesia de Cristo, eso no significa que la muerte prevalezca sobre la Iglesia de Cristo, ya que ellos resucitarán en gloria cuando Cristo regrese a reinar.

El verso 7 también dice que le será dada a la bestia autoridad sobre toda tribu, pueblo, lengua y nación. Obviamente esa autoridad procede del Dios Padre, porque es él quien pone y quita reyes (Ro.13:1), sin embargo, el Dios Padre utilizará a Satanás para entregar esa autoridad a la bestia (Ap.13:2). El diablo es simplemente un instrumento en las manos de Dios, y él solo puede hacer lo que el Dios supremo, el Padre, ordena.

Muchos creen que este verso 7 enseña que el gobierno de la bestia será mundial, ya que dice que tendrá autoridad sobre toda lengua y nación, sin embargo, eso es erróneo. El Apocalipsis dice bien claro que solo DIEZ REINOS entregarán su poder y autoridad a la bestia (Ap.17:12-14). La bestia gobernará, por tanto, únicamente sobre diez reinos, el resto de reinos del mundo no estarán sometidos al gobierno de la bestia, sino que estarán bajo el reinado de Dios y de Cristo, tal como vimos cuando estudiamos Apocalipsis 12:10.

En esos diez reinos de la bestia habrá gentes de toda tribu, pueblo, lengua y nación, pero eso no significa que la bestia reinará sobre el mundo entero. Por ejemplo, en los Estados Unidos viven gentes de TODAS las razas y lenguas procedentes de todos los países del mundo, se puede decir que en los Estados Unidos habitan todas las naciones del mundo, pero eso no significa que los Estados Unidos sean el mundo entero, ni que el Presidente de los Estados Unidos gobierne sobre el mundo entero. Lo mismo ocurre con el pasaje de Apocalipsis 13:7. La bestia gobernará sobre todas las naciones, porque DENTRO de esos diez reinos o países de la bestia habrá gentes procedentes de todas las naciones del mundo, pero esto de ninguna manera significa que el gobierno de la bestia será mundial o planetario. ¡¡Solo el reino de Dios y de Cristo será mundial!!, el reino de la bestia será solamente regional.

8 Y adorarán a la bestia todos los moradores de la tierra cuyos nombres no estaban escritos en el libro de la vida del Cordero que fue inmolado desde el principio del mundo.

Todos los moradores de la tierra adorarán a la bestia. ¿Significa ese pasaje que el gobierno de la bestia será mundial, y que todos los habitantes del mundo adorarán a la bestia?, ¡por supuesto que no!. El pasaje dice bien claro quienes serán los que adorarán a la bestia: los que no tienen sus nombres escritos en el libro de la vida de Cristo. Solo los que se condenen adorarán a la bestia. Los santos de Dios no adorarán a la bestia, y por eso serán muertos y encarcelados durante esos tres años y medio, y la “mujer” de Apocalipsis 12, que es Israel, tampoco adorarán a la bestia, sino que escaparán a un lugar en el desierto preparado por Dios, donde serán alimentados durante el reinado de la bestia.

Las ovejas misericordiosas de Mateo 25:31-46 tampoco adorarán a la bestia, pues ellos recibirán la vida eterna cuando Jesús venga a reinar. Por lo tanto, esto demuestra que el gobierno de la bestia NO será mundial. Muchas naciones del mundo pasarán a estar bajo el reinado de Dios y de Cristo cuando Satanás y sus ángeles desciendan a la tierra (Ap.12:10), y esas naciones no adorarán a la bestia ni se someterán a su reinado satánico. Solamente los diez reinos aliados de la bestia estarán bajo el gobierno de la bestia.

9 Si alguno tiene oído, oiga.

Jesús dijo “si alguno tiene oído, oiga”. Muchos falsos maestros pretribulacionistas citan estas palabras de Jesús para enseñar que la Iglesia no estará en la tierra durante ese tiempo, porque en ese versículo no aparece la frase “lo que el espíritu dice a las iglesias”.

En los mensajes de Jesús a las siete iglesias aparece la expresión “lo que el espíritu dice A LAS IGLESIAS”, por la sencilla razón de que esos mensajes iban dirigidos a siete iglesias locales, por lo tanto, es lógico que dijera “a las iglesias”, sin embargo, en Apocalipsis 13:9 Jesús no está dando ningún mensaje a ninguna iglesia local, lo que él dijo es que si alguno tiene oído, oiga. Ahora bien, leamos lo que dice el pasaje entero:

Apo 13:9  Si alguno tiene oído,  oiga.

Apo 13:10  Si alguno ha de ser llevado en cautividad,  a cautividad irá;  si alguno ha de ser muerto a espada,  a espada debe ser muerto.  Aquí está la paciencia y la fe de LOS SANTOS.

Observe que esas palabras Jesús se las dijo a LOS SANTOS, a los que tienen PACIENCIA Y FE. Pues bien, veamos quienes son estos santos que tienen paciencia y fe:

2Ts 1:4  tanto,  que nosotros mismos nos gloriamos de vosotros en las iglesias de Dios,  por vuestra PACIENCIA Y FE en todas vuestras persecuciones y tribulaciones que soportáis.

Ahí lo tiene, la paciencia y la fe son las dos características de los santos de LA IGLESIA DE DIOS que pasan por la tribulación. Los santos mencionados en Apocalipsis 13:10 son exactamente los mismos santos de la Iglesia mencionados en el resto de libros del Nuevo Testamento, porque el Apocalipsis jamás habla de dos clases diferentes de santos. Todos los santos del Nuevo Testamento son los miembros de la IGLESIA DE CRISTO (Hch. 26:10, Ro.1:7, 8:27, 1Co.1:2, etc.). Por lo tanto, la Iglesia de Cristo, formada por los santos, sí que está en la tierra en el libro del Apocalipsis.

La Iglesia de Cristo jamás aparece en el cielo en Apocalipsis capítulos 4 al 19, sino en el mundo sufriendo la tribulación. Los falsos maestros y herejes pretribulacionistas sencillamente están MINTIENDO con esa monstruosa doctrina diabólica y anticristiana.

10 Si alguno ha de ser llevado en cautividad, irá en cautividad; si alguno ha de ser muerto a espada, a espada debe ser muerto. Aquí está la paciencia y la verdadera doctrina de los apartados para el Poderoso.

Este pasaje ha sido falsificado en la versión Reina Valera. Lo que dice el texto griego es que si alguno de esos santos está destinado a ir en cautividad, a cautividad irá, es decir, serán encarcelados, y otros santos irán a la muerte, serán decapitados o degollados, esta tribulación o persecución podrá a prueba la paciencia y la verdadera doctrina de los santos de la Iglesia de Cristo. La paciencia y la fe (la doctrina) son las dos características de los verdaderos cristianos pasan por la tribulación (2Tm.1:4). Este pasaje es una prueba irrefutable de que la Iglesia de Cristo estará en la tierra durante la gran tribulación de 42 meses.

11 Después vi otra bestia que subía de la tierra, la cual era parecida a un cordero, y tenía dos cuernos, pero hablaba como el dragón.

 Esta segunda bestia es otro imperio, pero religioso, liderado por el falso profeta.

Muchos enseñan que la primera bestia es el papado, pero eso es mentira. El Apocalipsis muestra claramente que la primera bestia será un emperador que gobernará sobre diez reinos, y la segunda bestia será un líder religioso que el Apocalipsis llama el falso profeta (Ap.16:13, 19:20). Este sí que será el último papa de la iglesia católica romana, ya que encaja perfectamente con la descripción que el Apocalipsis hace de él.

El texto dice que esta segunda bestia, el falso profeta, subirá de la tierra. Cuando la Biblia menciona a los líderes religiosos terrenales, se refiere a los que son diabólicos y carnales (Stg.3:15), ellos solo hablan cosas terrenales, tal como dijo Jesús (Jn.3:31). El apóstol Pablo dijo que los falsos cristianos solo piensan en lo terrenal, y el destino de ellos será la destrucción (Filp.3:19). Por lo tanto, como este pasaje del Apocalipsis dice que el falso profeta, la segunda bestia, subirá de la tierra, significa que será un líder religioso carnal y diabólico, el mundo le oirá y creerán en él, porque solo hablará las cosas carnales que al mundo le agrada. El actual papa jesuita, Francisco I, encaja perfectamente en esta clase de falso profeta. El mundo le oye y le sigue, porque solo habla de cosas terrenales.

Observe como el texto dice que esta segunda bestia era parecida a un cordero, tenía dos cuernos, pero hablaba como el dragón. El cordero en el Apocalipsis es un símbolo de Jesucristo (Ap.5:6, 21:4, etc.). Por lo tanto, si el falso profeta es parecido a un cordero, significa que él se hace pasar por  el representante de Cristo en la tierra, él se disfraza como apóstol de Cristo, con una falsa imagen de mansedumbre y ternura, lo cual encaja perfectamente con el actual papa jesuita Francisco I. Recuerde que el papado dice ser el representante de Cristo en la tierra.

Los dos cuernos que tiene esta segunda bestia, el falso profeta, simbolizan los dos poderes que tiene el papado: el poder religioso, y el poder político, ya que él se hace pasar por sumo pontífice, y también es el rey o jefe de Estado de un país, el Vaticano.

La profecía dice este falso profeta habla como el dragón, el cual simboliza a Satanás, el diablo (Ap.12:9). Esto significa que el falso profeta es el vocero de Satanás en la tierra, el propio diablo habla por medio de este líder religioso disfrazado de cordero. El propio Jesús dijo que estos falsos profetas vendrían disfrazados de corderos, pero por dentro son lobos rapaces (Mt.7:15). Sin ninguna duda Satanás mismo habla por medio de este falso profeta papal llamado Francisco I. Muchas de las cosas que enseña y dice este emisario de Satanás disfrazado de cordero son autenticas herejías anticristianas, como por ejemplo esa de que el sacrificio de Jesús fue un fracaso, esta doctrina solo procede de Satanás, que es a quien sirve este engendro del mal disfrazado de cordero.

12 Y ejerce toda la autoridad de la primera bestia en presencia de ella, y hace que la tierra y los moradores de ella adoren a la primera bestia, cuya herida mortal fue sanada.

Este falso profeta ejercerá toda la autoridad de la primera bestia. Esto significa que el papa ejecutará la autoridad del futuro falso mesías, la bestia.

El falso profeta papal tendrá la misma autoridad que la bestia. La diferencia es que la bestia gobernará en el ámbito político, y el falso profeta en el ámbito religioso.

La misión de este falso profeta disfrazado de cordero es hacer que la gente adore a la primera bestia, al falso mesías. El engañará a millones de personas diciendo que Jesucristo ya ha regresado a la tierra en la persona del nuevo emperador, y que por tanto el reino de Dios ya ha venido, y todos se han de someter a él.

La bestia será sanado de una herida mortal, y esto será utilizado por el falso profeta para hacer creer a la gente que el mesías ha resucitado, y que por tanto hay que adorarle.

13 También hace grandes señales, de tal manera que aun hace descender fuego del cielo a la tierra delante de los hombres.

El falso profeta será dotado por Satanás con poderes sobrenaturales. El hará grandes señales con las cuales engañará a muchos. Por ejemplo, él hará descender fuego del cielo, de forma semejante como el profeta Elías hizo también descender fuego del cielo (2Re.1:10-12). El falso profeta se hará pasar, por tanto, por el profeta Elías, y dirá que la profecía de Malaquías 4:5-6 se cumple en él.

El apóstol Pablo habló también de este falso profeta, él dijo ue su venida será por el poder de Satanás, con gran señales, milagros y prodigios mentirosos, y con todo engaño de iniquidad para los que se pierden (2Ts.2:9-10). Pablo llamó a este falso profeta “el hombre de pecado, el hijo de perdición y el inicuo”, y dijo que se instalaría en el templo de Dios, que es la Iglesia (2Ts.2:4), lo cual significa que este falso profeta es el jefe de la iglesia falsa católica y apostata.

Observe que la primera bestia será un líder político, y la segunda bestia es el líder religioso, el falso profeta, y será esta segunda bestia quien hará las señales y prodigios mentirosos para engañar al mundo. La primera bestia no hará señales ni prodigios.

14 Y engaña a los moradores de la tierra con las señales que se le ha permitido hacer en presencia de la bestia, mandando a los moradores de la tierra que le hagan imagen a la bestia que tiene la herida de espada, y vivió.

El falso profeta papal engañará a los moradores de la tierra con esas señales prodigiosas que hará. Los falsos milagros serán utilizados por Satanás para engañar fácilmente al mundo. Los seguidores de la bestia creerán que ese falso profeta es un verdadero profeta de Dios, y que la bestia es el verdadero mesías.

El falso profeta organizará un nuevo culto de adoración al falso mesías, la bestia. El dará la orden para que se fabrique una imagen del falso cristo y sea adorada. Para los católicos este culto a la imagen del falso cristo será algo natural, ya que ellos están acostumbrados desde hace siglo a dar adoración a un falso cristo galleta al cual llaman “eucaristía”, así como a dar culto a las imágenes, por lo tanto, cuando ese engendro del diablo disfrazado de cordero, el falso profeta, ordene que den culto a esa imagen del falso cristo, todos los católicos fanáticos la adorarán sin rechistar.

15 Y se le autorizó infundir energía a la imagen de la bestia, para que la imagen hablase e hiciese matar a todo el que no la adorase.

La imagen del falso cristo recibirá energía, y podrá hablar, ordenando la muerte de todo aquel que no la adore. Esto demuestra que dicha imagen del falso cristo será alguna especie de imagen electrónica en forma de humanoide. La energía eléctrica le dará apariencia de estar viva, pudiendo dar discursos y ordenando el asesinato de todos aquellos que no se postren ante ella para adorarla.

16 Y hacía que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiese una marca sobre la mano derecha, o sobre la frente;

17 y que ninguno pudiese comprar ni vender, sino el que tuviese la marca o el nombre de la bestia, o el número de su nombre.

El falso profeta controlará a todos los que adoren al falso cristo. Una marca impresa en la frente o en la mano derecha servirá para conocer a los adoradores de la bestia, y al mismo tiempo servirá para poder comprar y vender. Esta marca tendrá el nombre del falso cristo, y el número de su nombre, el 666.

La marca de la bestia será totalmente literal. Muchos creen que esa marca de la bestia será el famoso verichip implantado debajo de la piel de la mano, sin embargo, eso es falso. Los verichips están insertados debajo de la piel, y NO SE VEN, sin embargo, Juan VIO esa marca de la bestia impresa en la frente y en la mano derecha, y además, los verichips no tienen el nombre del falso cristo, ni el número 666.

18 Esto es para los que tienen sabiduría. El que tiene entendimiento, cuente el número de la bestia, pues es número de hombre. Y su número es seiscientos sesenta y seis.

La marca de la bestia será, por tanto, una especie de tatuaje o sello que estará de forma visible en la frente o en la mano derecha, y ese sello tendrá el nombre del falso cristo, y el número de su nombre, el 666. Sencillamente el falso profeta engañará al mundo diciendo que el número 666 es sagrado, divino, y que los súbditos del reino de Dios en la tierra deben estar marcados con ese sello en la frente y en la mano derecha para poder disfrutar de las bendiciones del reino de Dios en la tierra. Algo parecido sucedió hace unos años con el falso cristo Jose Luís de Jesús Miranda, el cual proclamó que él era el Mesías, Jesucristo hombre, y engañó a miles de personas descerebradas. Este hijo del diablo les convenció para que se marcaran con el número 666, diciendo que ese número es sagrado. El 16 de noviembre del año 2013 ese falso cristo murió de cáncer. El falso profeta hará exactamente lo mismo, él convencerá a millones de personas que el número 666 es sagrado, el número de los elegidos de Dios, y entonces ordenará que sean marcados los adoradores del falso cristo en la frente y en la mano derecha, y además esa marca servirá para poder comprar y vender. Los que no tengan esa marca de la bestia, no podrán comprar y vender en esos diez reinos que controlará la bestia.

Los 144.000 cristianos israelitas tendrán en sus frentes el sello de Dios (Ap.7:3-8). Este sello o maca de Dios será su nombre propio, IEVE, el cual es también el nombre de Cristo, y este nombre lo tendrán también en sus frentes el resto de siervos de Dios (Ap.22:3-4).

El engaño del falso profeta será decir que Cristo ya ha venido a la tierra, y que el Dios Padre también ha venido a la tierra, y que por tanto, ese nombre del falso cristo debe estar impreso en la frente de sus seguidores. Suponiendo que el nombre del falso cristo sea Nicolás, este es el nombre que tendrán impreso en la frente y en la mano derecha, así como el número de su nombre, el 666.