VARIOS EJERCICIOS EN MARCHA SIMULAN UN ATAQUE NUCLEAR A NUEVA YORK…Y UN GRAN ATAQUE EN WASHINGTON

Fuente: https://elrobotpescador.com/2017/04/25/varios-ejercicios-en-marcha-simulan-un-ataque-nuclear-a-nueva-york-y-un-gran-ataque-en-washington/

Los ejercicios, maniobras y simulaciones para prepararse ante posibles atentados o situaciones de emergencia, son algo habitual en EEUU.

Pero empieza a resultar sospechosa la insistencia con la que el gobierno de EEUU y otras instituciones del país, realizan maniobras, simulacros y estudios sobre las consecuencias de una explosión nuclear en Nueva York. Es posible que algunos de ustedes hayan leído en las últimas horas la existencia de un ejercicio de simulación de ataque nuclear a Nueva York llamado Gotham Shield. Pero resulta que no es el único que se está planeando.

En este artículo se exponen dos casos de estas simulaciones sobre Nueva York y un simulacro de ataque terrorista en Washington.

Es curioso ver como, a pesar de ser realizadas en marcos diferentes, los simulacros de ataque nuclear en Nueva York siempre estudian escenarios bastante similares…


OPERACIÓN GOTHAM SHIELD: EL GOBIERNO DE EEUU “SIMULARÁ UNA EXPLOSIÓN NUCLEAR EN MANHATTAN”

El gobierno federal de EEUU está poniendo en marcha de nuevo maniobras para desastres simulados, que dibujan paralelismos inquietantes con los acontecimientos mundiales actuales.

Entre el 24 y el 26 de abril, comenzará la Operación Gotham Shield, (que a pesar de lo que clamen de forma sensacionalista algunas webs conspirativas, no es más que un ejercicio rutinario).

Se trata de un simulacro conjunto que involucra a FEMA, Homeland Security y una miríada de agencias policiales y militares. Unidades químicas y biológicas también intervienen en el simulacro, en el que se prueba la respuesta y la interacción de todas las agencias implicadas, ante una detonación nuclear “simulada” sobre el centro urbano más importante de los Estados Unidos, en la isla icónica y densamente poblada de Manhattan y las costas cercanas de Nueva Jersey.

Cabe destacar que algunas webs conspirativas ya están hablando del potencial que tiene un ejercicio de este tipo, de convertirse en una falsa bandera, como ha sucedido en otras ocasiones pasadas. Evidentemente, exageran.

Por ejemplo, según SHTFPlan, esto está estrechamente relacionado con el mecanismo que muchos investigadores denunciaron durante los atentados del 11-s, cuando se produjo un ataque de bandera falsa justo cuando se estaban realizando toda una serie de operaciones de entrenamiento a gran escala que implicaban unidades de emergencia y ataques simulados en lugares que realmente fueron afectados por el ataque.

Según Voice of Reason:

Del 18 de abril al 5 de mayo de 2017, organizaciones estatales, locales y federales están planeando la Operación Gotham Shield 2017, un gran ejercicio de detonación nuclear en el área Nueva York-Nueva Jersey, junto con la frontera entre los Estados Unidos y Canadá. Durante este ejercicio, se produce la detonación de un artefacto de 10 kilotones en el área de Nueva York-Nueva Jersey, mientras que otro más pequeño detona en la frontera entre EEUU y Canadá.

Entre las organizaciones involucradas están:

– Departamento de Energía de los EE. UU. (DOE)
– Departamento de Defensa de los Estados Unidos (DOD)
– Oficina Nacional de Detección Nuclear de los Estados Unidos (DNDO)
– El FBI.
– Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA)
– Comando Norte de los Estados Unidos (NORTHCOM)
– Oficina de Manejo de Emergencias del Estado de Nueva Jersey
– Oficina de Manejo de Emergencias del Estado de Nueva York
– Oficina de Manejo de Emergencias de la Ciudad de Nueva York


Por otro lado, sabemos también que científicos llevarán a cabo una simulación computarizada masiva para estudiar cómo los habitantes de Nueva York responderían a un ataque nuclear en el corazón de la ciudad.

El proyecto, que tomará al menos tres años para concluirse, planea simular dos explosiones nucleares y los efectos causados por ellas en 20 millones de neoyorquinos virtuales, a lo largo de 30 días.

Las reacciones de cada uno de estos personajes virtuales, serán programadas con base a los testimonios reales de sobrevivientes de grandes desastres.

Una vez que sus personalidades sean establecidas, los 20 millones de agentes serán puestos en un mapa virtual de Nueva York, para reaccionar a los eventos que ocurrirán en la ciudad virtual.

A medida que progresa la simulación, será posible observar cómo los agentes se mueven por la ciudad, su búsqueda de agua, comida y refugio.

Además, los científicos monitorearán cómo las víctimas del supuesto ataque nuclear se comunican con sus amigos y familiares.

Según detalla William Kennedy, profesor de la Universidad George Mason y uno de los jefes del estudio: “Parte del desafío de la simulación es descubrir si un padre atravesaría un área contaminada para recoger a su hijo de la escuela, poniéndose en riesgo en el proceso”.

El científico aclaró que la simulación, desde la programación de los agentes hasta su ejecución y análisis, puede tardar hasta cinco años para concluirse.

El Centro para la Complejidad Social recibió una subvención de más de 450.000 dólares en mayo de 2016, para desarrollar una simulación por computadora que simulara cómo 20 millones de personas reaccionarían en los primeros 30 días después de un ataque nuclear en la ciudad de Nueva York.

La subvención, que proviene de la agencia Defense Threat Reduction Agency (DTRA), centrada en la defensa contra la amenaza nuclear, financiará el proyecto por tres años.

Más allá de la utilidad del proyecto en sí, lo primero que nos viene a la cabeza es preguntarnos: ¿por qué se financian este tipo de estudios?

Aquí, las respuestas serán múltiples.

Habrá quien piense que la financiación de todos estos estudios, en realidad tiene más que ver con la corruptela que rodea el mundo académico y la asignación de subvenciones a “amiguetes” que el interés inherente de los estudios realizados.

Pero también habrá quien lo vea desde un punto de vista más alarmista.

Llama la atención en este caso, que el estudio se centre en cómo reaccionarían las personas, con tanto nivel de detalle, creando hasta 20 millones de personajes virtuales basados en multitud de perfiles, que incluirán sus características como individuos: si tienen familia, donde la tienen, con quién trabajan, cómo se relacionan con los demás, etc. También se simulará la posible respuesta de la policía, los bomberos, los centros escolares y todas aquellas instituciones que proporcionen comida, agua, ropa o refugio.

Eso convierte el proyecto en una simulación muy realista, que parecería estar destinada a que las autoridades dispusieran de protocolos de actuación concretos en el caso de que realmente se produjera un ataque de este tipo en Nueva York.

También llama la atención, al respecto de este estudio universitario y el simulacro Gotham Shield de las autoridades, el hecho de que ambas simulaciones o estudios se centren en un escenario en el que se produce la detonación de artefactos nucleares de tamaño pequeño-medio en Manhattan.

¿Por qué varias bombas medianas? ¿Por qué no simulan un ataque nuclear convencional con un misil y una sola detonación de varios megatones?

Parece que estén esperando la detonación de un artefacto de tamaño pequeño-medio y no un ataque masivo nuclear. ¿Por qué?

¿Y por qué se centran en estudiar las reacciones de los ciudadanos hasta el nivel de los individuos?

De hecho, en la entrevista realizada al profesor William Kennedy durante una entrevista en The Atlantic, el estudio que hemos destacado en segundo lugar, se centra en la detonación de varias pequeñas cabezas nucleares de entre 5 y 10 kilotones, la mitad de la potencia detonada en Hiroshima, aproximadamente y la excusa para ello es que, por ejemplo, Corea del Norte ha hecho pruebas con cabezas nucleares de aproximadamente 2 kilotones.

Esta institución ya dispone de una amplia experiencia previa modelando situaciones similares con su sistema MASON, pero este caso y el nivel de precisión al que quieren llegar en esta simulación, llama especialmente la atención.

¿Y por qué, de forma insistente, siempre se piensa en un ataque nuclear contra Nueva York y no en uno contra Washington, Los Angeles, Chicago o San Francisco, por poner unos ejemplos?

A pesar de que todo ello no sean más que ejercicios rutinarios (que justifican el gasto público para determinadas agencias) y estudios universitarios (muy bien financiados también), siempre resulta inquietante ver que los realizan y la insistencia con que lo hacen…


Paralelamente, también se realizará el día 26 de abril, un simulacro de ataque terrorista en Washington…en la propia Universidad George Mason, curiosamente…

El 26 de abril será un día muy ajetreado en Washington.

El Senado será informado por Donald Trump y sus cuatro altos oficiales de defensa y militares sobre la situación en Corea del Norte en la Casa Blanca, un evento que la agencia Reuters califica de “inusual”.

El 26 de abril es también cuando se espera que el USS Carl Vinson finalmente llegue de la costa de la península coreana.

Además, según un comunicado del Consejo Metropolitano de Gobiernos de Washington, la asociación regional informa que “los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley y otros organismos de emergencia, participarán en un ejercicio completo centrado en la preparación para un posible ataque terrorista coordinado en Washington y alrededores”.

La declaración agrega que los gerentes de emergencia que trabajan juntos en el Consejo Metropolitano de Washington (COG) planificaron el ejercicio para ayudar a proteger a los residentes ante un posible ataque que involucre múltiples objetivos de ataque y diferentes equipos de perpetradores.

Según el comunicado, el ejercicio regional se llevará a cabo en seis sitios en el Distrito de Columbia, en los suburbios de Maryland y Virginia del Norte, e involucrará a cientos de policías, bomberos y personal de servicios médicos de emergencia y actores voluntarios.

Las localizaciones incluyen vecindarios en los cuadrantes del noreste y del sureste del districto de Columbia, del condado de príncipe George, y de los condados de Arlington y de Fairfax. Los residentes en esos barrios serán notificados anticipadamente del ejercicio.

Según Scott Boggs, Director General de Homeland Security and Public Safety de COG, “los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley practican y ejercitan sus habilidades por sí mismos regularmente, porque esa es la mejor manera de asegurarnos de estar siempre listos para responder rápida y profesionalmente. El 26 de abril vamos a dar un paso más allá y organizamos un evento de emergencia muy realista en el que participan múltiples actores ejerciendo de víctimas”.

Este ejercicio está programado que se produzca en la Universidad George Mason y en sus aledaños.